espada

Espada del Amanecer — Capítulo 97


Capítulo 97 – Los de la Capital Real son Todos Invitados

 

EZ: 4/6


Cuando la mujer sin nombre apareció junto a Verónica, Gawain se dio cuenta de que la situación no era correcta… Había estado viviendo en este mundo como un humano durante unos meses. También estuvo observando este continente como un espíritu satelital durante eones. Podía decir que había visto todo tipo de razas extrañas y bizarras en este continente, pero nunca había visto a alguien que tuviera tal aspecto: tenía los rasgos faciales de un humano y llevaba ropa humana, pero todo su cuerpo era translúcido y brillante. En lugar de decir que esta criatura era humana, debería ser vista como un cierto tipo de ser elemental…

 

¡Pero se suponía que los seres elementales tampoco debían verse así!

 

La primera reacción de Gawain fue que había presenciado un ser raro, e incluso podría ser un SSR[1]. Pero inmediatamente se dio cuenta de que las personas que lo rodeaban estaban muy tranquilas. Era como si no se dieran cuenta de la apariencia anormal de la mujer de pelo corto. Estaba bien que Heidi estuviera tranquila porque había visto todo tipo de fenómenos extraños y mágicos, pero incluso Amber, que estaría muy emocionada de ver un huevo un poco más grande, también estaba compuesta. Incluso tuvo tiempo de analizar la estética de la persona… Significaría que esto era un gran problema.

 

Sólo había una explicación para esto. Aparte de él, todos pensaban que esta mujer de pelo corto era normal.

 

Por ende, Gawain decidió suprimir el asombro masivo y la curiosidad en su corazón por ahora y enderezó su expresión con fuerza. Luego dirigió su atención al rostro de Verónica. Tuvo que admitir que aparte del brillante holograma con parálisis de nervio facial, Verónica era la siguiente existencia más deslumbrante aquí. Puede que no sea demasiado destacada comparada con Heidi en términos de apariencia, pero tenía un aura extraordinaria que pocos poseían.

 

Se rumoreaba que la ‘Princesa Santa’ había exhibido un talento asombroso desde una edad temprana. En términos de magia y habilidades marciales, ella era superior a las personas normales, mientras que también poseía un increíble talento espiritual que se inclinaba hacia la Luz Sagrada. Cuando entró por primera vez en la Iglesia de la Luz Sagrada, incluso la campana de bronce del campanario principal sonó tres veces después de ser golpeada por la luz sagrada. Esta fue también la razón por la que finalmente renunció a su herencia real y se convirtió a la Iglesia de la Luz Sagrada.

 

Aunque el 90% de todos estos eran rumores, Gawain creía que debía haber una razón para que tales rumores aparecieran.

 

Miembros de ambos lados intercambiaban saludos convencionales en los muelles. El contenido de la conversación era básicamente ‘El Duque ha trabajado duro en el desarrollo de la tierra’, ‘Recordaremos su espíritu heroico’, ‘El Rey está sano’, ‘Es un honor conocerlo por fin’, ‘Cuando es la hora de comer’, y todo tipo de charlas inútiles (la última declaración fue hecha por Amber[EZ: lo imagine XD]). Durante los saludos convencionales, ambas partes también hicieron una breve introducción.

 

Gawain se enteró por Verónica que la sacerdotisa que estaba a su lado tenía un nombre muy simple, Sandy, pero tenía un estatus extraordinario. Era la sacerdotisa de alto rango de la Iglesia de la Luz Sagrada, y en términos de rango, estaba en igualdad de condiciones con Verónica. Como Sandy aún no había recibido ningún puesto de la Iglesia y como fue ascendida muy rápidamente, se le asignó la tarea de ayudar a Verónica en su grupo, nominalmente.

 

En cuanto al hombre vestido de civil con el emblema de los caballeros reales, era el subordinado directo de Francis II, el vicecomandante de la 1ª Orden de Caballeros. Se llamaba Cohen Loland, y tenía el rango de Conde. Sólo por su apellido, uno podría saber que estaba estrechamente relacionado con el Duque del Este, Silas Loland. De hecho, este vicecomandante era un miembro del Clan Loland. Era el primo lejano más joven de Silas Loland, y hace muchos años, había renunciado voluntariamente a su estatus en el clan. Aceptó el título especial conferido por Francis II y se convirtió en un noble del clan real.

 

En este viaje, este vicecomandante de los caballeros tenía la responsabilidad de velar por la seguridad de Verónica.

 

Después de intercambiar los saludos convencionales, Gawain pidió a Heidi que se encargara de que los 100 trabajadores cualificados desembarcaran del barco y descansaran. Llevó a Amber y Rebecca a acompañar a Verónica y a los demás a la tienda principal central con dos caballeros a los lados.

 

Los soldados del barco también los siguieron, y Verónica se detuvo rápidamente antes de instruir al hombre de mediana edad que estaba a su lado, “Sir Cohen, por favor pida a los soldados que descansen”.

 

El hombre de mediana edad vaciló al mirar a Verónica e inmediatamente meneó la cabeza ligeramente “Estamos en el territorio del Duque pionero. No creo que deba preocuparme por mi seguridad… Además, ¿no cree que también sería muy grosero que tantos soldados siguieran al Duque Cecil?”

 

El hombre de mediana edad finalmente asintió y agitó la mano para despachar a los soldados, pero este continuó siguiendo a la princesa.

 

A lo largo del camino, Gawain dio una simple explicación de la situación del campamento. Posteriormente, como era de esperarse, Verónica tomó la iniciativa y preguntó sobre los esqueletos de color sangre en la orilla sur del Río Blanco.

 

“Esos esqueletos gigantes… ¿son los que menciono? ¿Esos monstruos las aberraciones que sólo aparecen durante la Ola Oscura?” Verónica miró a los ojos de Gawain y preguntó con un tono serio.

 

“Así es. Son los productos del gran desastre que ocurrió hace setecientos años. Ya le informé en la capital real hace unos meses”. Gawain dijo entonces: “Llegaron hace unos días, pero esta vez logramos detenerlos. Lo que quiero decir es que este grupo de monstruos salió del páramo de Gondor… En estos monstruos, encontramos fragmentos de armas que pertenecían a la época del Imperio Gondor”.

 

Verónica se detuvo un momento y preguntó con un tono ligeramente distinto: “¿el páramo de Gondor? ¿Está seguro?”

 

“Absolutamente seguro”.

 

“¡Eso es imposible!” El vicecomandante de la 1ª Orden de Caballeros, Cohen, inmediatamente frunció el ceño y exclamó: “Para llegar a este lugar desde el páramo de Gondor, tendrían que atravesar las llanuras y la Cordillera Oscura. Además, antes de viajar a través de esos lugares, esta la Gran Barrera. ¿Cómo es que esos monstruos… ¡¿Podría ser que haya un problema con la Gran Barrera?!”

 

Mientras hablaba, Cohen involuntariamente miró hacia la Cordillera Oscura. Se sintió como si fuera incapaz de contenerse y quiso ir a la montaña para verificar el funcionamiento de la Gran Barrera. Gawain meneó la cabeza en respuesta y dijo: “La barrera sigue intacta y podrás verla una vez que pases por la montaña. Pero estoy muy seguro de que la barrera ha empezado a deteriorarse… Está envejeciendo a una velocidad mayor de la que predijimos en aquel entonces”.

 

La respiración de Cohen se hizo pesada ya que la gravedad de la situación había superado de nuevo su imaginación. Tomó dos respiraciones profundas para componerse. “Las torres centinela de la Gran Barrera siempre han sido monitoreadas por el Imperio Plateado. Los elfos nunca han mencionado el problema del deterioro de la barrera durante los últimos cientos de años…”

 

“Los elfos… son una raza en la que se puede confiar. Por lo menos, el mismo grupo que trabajó con nosotros en aquel entonces podría serlo”, habló Gawain y rápidamente echó un vistazo a Amber que estaba soñando despierta, excluyendo rápidamente a esta desgracia de los elfos. “Han pasado sólo setecientos años, y para los elfos, no es ni siquiera una generación. Por lo tanto, creo que no habría problema en que engañaran al continente y a las distintas naciones. Pero hay algo que hay que saber… Este es el extremo norte del continente, mientras que el Imperio Plateado está en el extremo sur del continente. Hay un vasto yermo de Gondor en el medio. Incluso con el poder del Imperio Plateado, si monitorean las torres centinela de aquí, debería haber un serio retraso en la información”.

 

Las cejas de Cohen se tensaron con fuerza. Naturalmente sabía que esto era un hecho, y no había otra opción que permitir a los elfos del Imperio Plateado tener plena autoridad en la vigilancia de toda la Gran Barrera. Después de que el Imperio Gondor se derrumbó, sólo la magia ancestral de los elfos podía construir esta barrera que podría ser considerada como un milagro. Las otras naciones y razas habían ofrecido todo lo que podían y sólo podían suministrar algunos recursos y mano de obra. La ‘parte de tecnología mágica superior’ de la Gran Barrera fue operada completamente por el antiguo sistema de magia de los elfos. Además, tal tecnología mágica… sólo podía ser controlada por ellos.

 

No era porque el Imperio Plateado hubiera monopolizado esta tecnología. Aparte de los elfos, la composición del cerebro de las otras razas era incapaz de manejar el modelo mágico de los elfos. Esas personas arrogantes de orejas puntiagudas nacieron con una conciencia y capacidad de pensamiento especiales. Su proceso de casteo era complejo pero preciso, haciendo parecer que la magia humana era una versión falsa de la magia de los elfos…

 

Por supuesto, la magia humana también tenía su propia ventaja: la abundancia. El costo era bajo, y el poder era enorme. Aparte de la aparición ocasional de personas ente como Heidi que no podía apuntar o Rebecca que sólo podía usar Bolas de Fuego, los otros aspectos estaban bien.

 

En resumen, debido a las restricciones durante la construcción de la Gran Barrera, las torres centinela fueron todas monitoreadas por el Imperio Plateado durante los últimos 700 años. Como Gawain había mencionado, las limitaciones eran inevitables: era difícil para los elfos, que se encontraban en el lado sur del continente, recibir información oportuna sobre los problemas con las torres centinela situadas muy al norte.

 

“Puede que me haya convertido a la Luz Sagrada y que nunca me meta en los asuntos de la nación, pero la Iglesia de la Luz Sagrada nos enseñó a tener un corazón misericordioso y benevolente”, dijo Verónica, rompiendo de repente el silencio. “Cuando regrese, informaré a mi padre de la situación en este lugar y le sugeriré que envíe emisarios para contactar con los elfos.”

 

Inmediatamente después, miró a su alrededor con preocupación. “Si la Gran Barrera va a caer realmente, este lugar será el primero en soportar el peso. ¿Cómo es posible que estas personas débiles y frágiles sobrevivan…? Duque Cecil, no cuestiono su valentía, pero por el bien de los ciudadanos de aquí, ¿reconsideraría cambiar a otro lugar…”

 

“Muchas gracias por la preocupación, pero no tengo tales pensamientos por ahora.” Gawain sonrió y miró a Verónica. “Ya he verificado la situación de la Gran Barrera, y no debería haber otro percance en un corto período de tiempo. El riesgo real de que la Gran Barrera se derrumbe por completo es casi cero. Además, si la Gran Barrera realmente se derrumba… ¿hay alguna diferencia en esconderse en otros lugares del continente?”

 

“Tengo mucha curiosidad. ¿Cómo se las arreglaron para detener a estos monstruos?” Cohen no pudo evitar preguntar con curiosidad. “Por el aura de estos esqueletos, puedo sentir lo poderosos que debieron ser cuando estaban vivos. Pero el poder militar de este territorio…”

 

Gawain se rió antes de responder: “Fue más que nada suerte. Los monstruos tuvieron la desgracia de encontrarse con el derrumbe de un acantilado, y como los descubrimos unos días antes de que se acercaran al campamento, pudimos hacer los preparativos. En cuanto al resto… sólo trátenlo como la sabiduría y la fuerza de un anciano”.

 

Verónica y Cohen se quedaron sin palabras.

 

Parada detrás de Gawain, Amber comenzó a susurrarle algo a Rebecca, “Ves, siempre dije que tu ancestro tenía la habilidad de hacer enojar a alguien hasta la muerte con sus palabras”.

 

Rebecca tenía una cara pura mientras comentaba, “¿Está mal decir la verdad?”

 

“…Ese estilo desvergonzado debe ser una tradición del clan.”

 

Rebecca: “¡Eres una maleducada!”

 

Gawain se sintió un poco incómodo al escuchar la pequeña conmoción que había detrás de él… Las dos jóvenes pensaron que suprimieron sus voces correctamente, pero de hecho, todos los presentes pudieron escuchar la conmoción claramente. Estaba bien para Rebecca ya que siempre fue una persona honesta con un bajo cociente emocional, pero la astuta Amber obviamente buscaba una paliza. Pero si Gawain lo hiciera en tal ocasión, sería bastante inapropiado…

 

Fue una suerte que a Verónica no le importara el parloteo de las dos jóvenes que estaban a su lado. Después de escuchar la decisión de Gawain de permanecer en este lugar, reveló una expresión como si ya lo hubiera esperado y respondió: “Respeto su decisión, pero hay algo que deseo que sepa… Si la situación en el sur empeora, me temo que el reino no podrá ofrecer ayuda adicional”.

 

Gawain podría saber desde el principio que no podría obtener más apoyo del clan real después de ver el sistema actual del Reino de Anzu, y esto era más bien adecuado para sus aspiraciones. Pero, también podía escuchar otro significado oculto detrás del tono de Verónica y no pudo evitar preguntar: “¿Hay algo malo?”

 

“Las fronteras orientales/del este”. Cohen habló con un tono grave, “Nuestro reino y el Imperio Typhon … Probablemente no hay ningún método para aliviar la tensión entre nosotros.”

 

Notas

[1]Como un juego de gacha en el que sacas un personaje SSR (Specially Super Rare)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s