Arifureta — Capítulo 137


Creo que hasta que termine el encierro el horario de subida será algo irregular, tratare de que sea a la misma hora de publicación que Magiex, pero en ocasiones es probable que lo suba dos horas después

Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Campo de Nieve Schnee

Deslizándose a través de las nubes y brillando con la luz del sol, la aeronave {Ferner} se podía ver sin oposición en el cielo.

“Hasta donde alcanza la vista, es un mar de nubes”. Shia murmuró mientras miraba por la ventana del puente.

“… El Campo de Nieve Schnee siempre está cubierto por un cielo nublado. El exterior es gélido”. Yue explicó mientras asentía.

El Campo de Nieve Schnee y el Gran Cañón Raisen dividieron el sur del continente por la mitad. En el lado este se encontraba el campo de nieve, que estaba cubierto de un clima nublado durante todo el año, por lo que incluso durante los períodos en que no nieva, la tierra permanece cubierta de nieve y hielo.

Al este del Mar de Árboles, atrapado entre el país demoníaco de Garland y el sur del continente está este misterioso lugar de nieve y hielo. Curiosamente, ni el Mar de Árboles ni la nación Garland son tocados por la nieve o el hielo, como si su límite hubiera sido designado por un muro impasible.

(Ex: Este es el mapa del continente mostrado en el anime, lo pongo por si les ayuda mejor a ubicar las cosas)

El interior del campo de nieve alberga un desfiladero considerablemente grande, probablemente formado por el hielo y la nieve. El último de los Grandes Laberintos debería estar en la punta del desfiladero, la Cueva de Nieve Schnee. Normalmente, un aventurero se desgastaría por el frío en su camino hacia la punta, por lo que es un lugar perfecto para el laberinto.

Hajime había sabido la ubicación de la cueva de nieve desde su conversación con Miledi. No se equivoquen, él entendió que era un Gran Laberinto. Sin embargo, una herramienta súper conveniente llamada aeronave le permitió pasar por encima de las nubes con relativa comodidad.

“Maestro, ¿la brújula funciona correctamente?” Tio preguntó.

Hajime sostenía una brújula del tamaño de su palma en una mano.

Lo había recibido de Luluo Haltina, una brújula diseñada con [Magia Conceptual] para mostrarle “el lugar que deseaba”. Por tanto, apuntó directamente a la Cueva de Nieve Schnee con precisión milimétrica.

“Ah. Está bien. Esto es maravilloso. La aguja no solo apunta en la dirección que quiero, también tengo una idea de su ubicación exacta y la distancia hasta esta, de alguna manera”.

“¿Es así? Entonces parece entender dónde está el lugar específicamente. Debe ser difícil describir cómo funciona eso”.

Kaori estuvo de acuerdo con las palabras de admiración de Hajime. Cuando estuvieron en Faea Belgaen, intentó un experimento marcando coordenadas específicas usando la brújula. La ubicación geográfica exacta se determinó de una manera complicada. El poder de esta [Magia Conceptual] fue impactante; Se regocijó de que incluso podía sentir la existencia de su ciudad natal en Japón.

Por supuesto, las coordenadas desaparecieron a medida que la demanda de energía mágica aumentó exponencialmente. El consumo de magia incrementaba proporcionalmente a la distancia de lo que estás buscando. Para ubicar una coordenada en la Tierra, todo el poder mágico de Hajime se usó de una vez. Afortunadamente, apenas evitó desmayarse al reponer su energía mágica justo antes de que se agotara.

Shia regresó de la ventana, acercándose al sofá donde Hajime estaba sentado. A la derecha de Hajime, Yue siempre estaba aferrada. El lado izquierdo era el lugar donde Shia se habían sentado originalmente.

Mientras Hajime la miraba con sospecha desde el rabillo de sus ojos, Shia parecía nerviosa e inquieta. Parecía sentirse nerviosa ahora que Hajime había comenzado formalmente a tratarla como su amante, por lo que cada vez estaba más avergonzada de aferrarse sin reservas a él.

La expresión de Hajime se suavizó ante la apariencia de la hermosa figura de Shia, agarro su mano y tiro de ella para que se sentara junto a él.

“Ah…”

“No te avergüences ahora, ya nos han visto”.

“… Shia es linda”.

Hajime se ríe mientras muestra una expresión de asombro, mientras Yue habla cálidamente con los ojos entrecerrados. Aunque Kaori está dándole una mirada envidiosa, también asiente con la cabeza ante las palabras de Yue.

Tio dio una sonrisa pervertida mientras se movía para sentarse junto a Shia en el sofá.

“Kuku… ciertamente Shia se ha vuelto más linda. ¿Cómo estuvo tu primera noche?, ¿Fue doloroso… o se sintió bien?, ¿Por qué no nos lo dices? Ora… ora… dínoslo…”

“¿Qué estás diciendo?, ¡Es imposible responder!”

“¿Qué es? Entonces, ¿el rendimiento del Maestro es tan pobre que no puedes decirlo?, ¿Es eso?”

“¡Eso no es verdad! En cambio, fue increíble… muchas veces… espera, ¿¡qué estás haciendo que diga!?” (Ex: ( ͡° ͜ʖ ͡°))

Como Shia estaba sugiriendo, durante su última noche en Faea Belgaen, Shia y Hajime pasaron la noche juntos. Yue había evitado cualquier mirón, incluida una cierta princesa del Mar de Árboles que necesitaba azotar, lo que dejó a la princesa retorciéndose de éxtasis en el suelo.

Shia se cubrió la cara con las manos, ocultando su vergüenza. Parecía tener varios significados después de su impactante primera noche. Era inevitable por que se podría decir que Hajime era un guerrero con un largo servicio militar. No hace falta decir que fue Yue quien lo convirtió en el súper soldado que es hoy. (Ex:… Vale)

Mientras se lamía los labios, Yue esbozó una hechizante sonrisa que sugería que “con los tres”, la erótica princesa vampiro sería “incluida la próxima vez”, sus ojos mostraban sus deseos mundanos. Mientras sostenía a Shia, miró a su compañera y le dio a golpe demoniaco a Tio en la frente.

¡Pow! Golpeó causando un sonido terrible, y todos prosiguieron a ignorar a Tio mientras se retorcía en el suelo con una expresión de éxtasis.

“Sería bueno si pudiéramos terminar los Grandes Laberintos. Quiero encontrarme con Myuu de nuevo pronto”.

Para evitar el vergonzoso estado de ánimo, Shia cambió de tema con una expresión brillante y riendo en desesperación, pero Hajime rápidamente regreso las cosas de nuevo al tema.

“Además, deberíamos hacer tiempo para Kam”.

“Hajime…”

Hajime acarició suavemente la cabeza de Shia, sus ojos parecían preocupados. Shia negó con la cabeza con una sonrisa suave para tranquilizarlo.

De hecho, Hajime se había ofrecido a llevar a Kam con ellos cuando se fuera a la Tierra poco después de que lucharon contra el imperio, pero recibió una breve respuesta. Como había predicho, Kam y el resto de la tribu respondieron que no, decididos a proteger el nombre de la tribu Haulia y luchar hasta el final.

Se decidió entonces que Shia se separaría de su familia. Hajime suspiró. No pudo refutar a Kam, quien sonrió felizmente mientras decía “Es suficiente si mantienes a Shia feliz”, lo que demostró su determinación como padre. Puede que al final sea posible ir y venir entre mundos; sin embargo, aún no conocían los límites de la [Magia Conceptual], y también era posible que los dioses locos pudieran interferir, lo que lo hacía extremadamente difícil. Es más, quería pasar sus últimos días en este mundo con la familia.

Shia simpatizaba con sus sentimientos, mostrándole una sonrisa brillante.

“Me despedí de papa, y aunque me rompe el corazón, estoy feliz y lo seré aún más en el futuro”.

“¿Es así?”

“¡Sí!, Fufu… Me di cuenta de esto cuando te vi con Myuu, eres sobreprotector cuando se trata de la familia, ¿sabes?”

Shia soltó una risa divertida en voz baja, igualando la brillante mirada de Yue mientras abrazaba traviesamente el brazo de Hajime.

“… Nn, no debemos depender demasiado de la gentileza de Hajime”.

“Ajaja, ciertamente, no será bueno si dependemos demasiado de Hajime”.

Para Kaori, que tenía una expresión malhumorada mientras miraba incómoda a su alrededor, Hajime no pudo decir nada mientras se parecía más a un mujeriego.

La puerta lateral se abrió y el grupo de Kouki entró. Kouki y compañía habían estado entrenando usando los artefactos que Hajime les había proporcionado, y parecía que estaban tomando un descanso. Tomaron asiento en otro sofá, mientras ignoraban a Tio, quien tenía la frente hinchada y una expresión desagradable en su rostro.

“Entonces, ¿cómo están los artefactos?, ¿se están acostumbrando a ellos?”

“Ah, es sorprendente. La potencia de salida se ha duplicado y los efectos adicionales son muy útiles”.

A la pregunta de Hajime, Kouki tenía una expresión complicada mientras acariciaba la espada sagrada que se encontraba en su cintura, reconociendo su aumento de fuerza.

“Si bien poder caminar por el aire es extraño, es realmente sorprendente. Será realmente útil una vez que nos acostumbremos, sin mencionar la capacidad de aumentar y disminuir de peso”.

“Suzu también está extremadamente satisfecha con ello. Parece mucho más fácil de usar ahora. ¡Gracias, Hajime-kun!”

“Tampoco tengo problemas. En todo caso, me temo que es demasiado fuerte. Sin embargo, no sabremos nada hasta que hayamos logrado tener una experiencia de combate real”.

Todos parecían estar satisfechos con los artefactos modificados que Hajime había preparado. Todos tenían un espíritu de lucha adecuado para desafiar el último laberinto, especialmente Suzu, cuyo deseo de encontrarse con Eri se demostró una vez más.

“Su fuerza de combate debería aumentar varias veces si pueden dominar sus nuevas habilidades, hagan cualquier esfuerzo antes de que se encuentren aplastados en el territorio demoníaco”.

Aunque Hajime tomo una actitud cortante, el poder que les había dado era real. Con él ayudando a Suzu a alcanzar su objetivo, la opinión del grupo de Suzu y el resto sobre Hajime era “Tsundere”, pero no dijeron nada porque todavía daba un poco de miedo.

En ese momento, la mirada de Hajime inesperadamente se dirigió hacia su objetivo. El estado de ánimo cambió de relajado a serio.

“… ¿Llegamos?” Preguntó Yue.

“Ah, es hora de descender”.

Por orden de Hajime, Ferner se precipita hacia el mar de nubes, las miradas de todos se vuelven serias al mirar por las ventanas.

Después de solo unos segundos de descender a través de nubes blancas, {Ferner} se vio envuelto instantáneamente por una tormenta de nieve lo suficientemente fría como para congelar su casco en un instante.

“Eso es ciertamente muy frío como dijiste, ese no es el fuerte de esta”.

Tio gruñó mientras temblaba y miraba el paisaje plateado envuelto en ventiscas con ojos desagradables.

“Todos, aférrense al artefacto que les estoy entregando, les protegerá contra el frío, lo que ayudará enormemente a sobrevivir a este laberinto”.

“… Nn, todo lo hecho a mano por Hajime, maravilloso”.

“Eso es cierto, la parte con el diseño de cristal de nieve es hermosa”.

“Este es mi tercer regalo de Hajime… ehehe”.

“… Maestro, ¿por qué solo un pequeño muñeco de nieve? Aunque es lindo en sí mismo, esperaba un accesorio con un diseño más elaborado”.

Cada artefacto colgante que Hajime entregó ofrecía protección contra el frío. Había un cristal de nieve hecho de una piedra azul claro translúcida incrustada en un elaborado diseño que parecía absorber la luz.

Solo Tio recibió un colgante que tenía un muñeco de nieve, con una sonrisa americana con rasgos alegres. Ella dio una expresión melancólica al comparar su colgante con el de los demás.

“Cuando hagas algo sobre tus inclinaciones, te presentaré algo mejor”.

“¿Eso quiere decir que esta humilde… no merece un regalo femenino…? Es demasiado cruel, Maestro. La brecha, el disgusto es demasiado doloroso. ¡Por favor, dele a esta un regalo más bonito!”

“… ¿Entonces esta decidió que no arreglarías tu comportamiento…?”

Suzu y Shizuku se miran con asombro ante la vista de Tio abrazando a Hajime mientras luce como si estuviera a punto de llorar.

“… Shizu, Shizu, ¿no son solo rocas? En ese caso, ¿no sería mucho mejor un muñeco de nieve?”

“Suzu, por favor no señales tal diferencia en el tratamiento, porque es demasiado triste…”

“¿Es así? Si es efectivo, ¿cuál es el problema?”

“… Ryutaro, no creo que se trate de eso”.

En la mano de Shizuku no había nada más que una roca común que se podía recoger en cualquier lugar, aparte de su capacidad de proteger contra el frío. La abatida Suzu y Shizuku se les había desplomado los hombros después de comparar sus colgantes con los que las otras chicas habían recibido. Por una vez, Kouki pudo leer el estado de ánimo, a diferencia de lo normal. (TI: En otras palabras, Hajime le dio a Shia, Yue y Kaori hermosas gemas, mientras que a Tio le dio un muñeco de nieve nada romántico, y Shizuku y Suzu recibieron unas rocas, jajaja)

Mientras tanto, {Ferner} llegó al Desfiladero de Hielo y Nieve, donde estaba la entrada a la cueva de hielo y nieve que probablemente conducía al gran laberinto.

Mientras operaba {Ferner}, Hajime navegó por la tormenta de nieve utilizando [Vista Lejana], y aunque normalmente le habría llevado un tiempo localizarlo, con la ayuda de {Ferner} ese tiempo se redujo significativamente. Sin embargo, al llegar al final del desfiladero, la entrada de la cueva aún no estaba a la vista.

“… ¿Nn?, ¿Termina aquí?, La brújula dice que aún es más adelante”.

“… Hajime, mira”.

“¿A qué?”

Yue señaló la pantalla de cristal que mostraba los alrededores, activando la función de zoom. Hajime miró hacia donde indicaba, descubriendo que el ancho del desfiladero aparentemente se estrechaba más adelante. El hielo y la nieve se habían acumulado, creando así un enorme pasaje abovedado que conducía hacia el interior.

“No hay otra manera. Se trata de un kilómetro hasta la cueva. Parece que estamos caminando desde aquí”.

“Esta es la primera vez que veo la nieve, parece que puede ser divertido”.

De todos los que comenzaron a moverse por orden de Hajime, solo Shia parecía estar emocionada. Era como una niña en un tren que se subía a su asiento para mirar afuera al pasar por el paisaje plateado.

Aunque esto fue similar al momento en que Shia había visto el océano por primera vez, la forma en que Hajime la miraba era diferente. Una Shia con sus orejas de conejo agitándose exageradamente mientras jugueteaba con una inocencia infantil era demasiado adorable. Parecía querer abrazarla con fuerza, y le fue necesario contenerse para no hacerlo.

Mientras se rascaba la cabeza, Hajime se concentró en guiar a Ferner a las profundidades del desfiladero que rápidamente se estaba volviendo demasiado estrecho como para aterrizar adecuadamente.

Hajime abrió la escotilla inferior al exterior… e inmediatamente fue atacado por grandes cantidades de nieve que le llegaban a la cara. El artefacto que protegía contra el frío no proporcionaba ninguna barrera, solo mantenía la temperatura de la persona dentro de un rango constante y adecuado. Mientras trataba de ser cegado, se cubrió apresuradamente con un abrigo.

“Waa, ¿esto es nieve?, ¡Es dura y esponjosa!”

Como tal, Shia se emocionó ella sola. Mientras su cuerpo estaba cubierto por la tormenta de nieve, estaba ocupada estampando sus pies sin reservas, tenía los ojos llenos de alegría.

“Oi, Shia. Vamos, te estás excitando demasiado… Oi, ¿estás escuchando?”

Mientras Shia jugueteaba, parecía no escuchar las palabras de advertencia que Hajime le estaba dando. En cambio, jugó enérgicamente en la blanca y pura nieve que yacía densamente mientras levantaba la voz.

“Y cayó en un hueco, como si fuera a…”

Mientras Shia se zambullía en la nieve, el suelo se derrumbaba debajo de ella mientras Hajime murmura algo con voz de narrador mientras mira con desprecio la masiva grieta recién formada que se transformó en un profundo agujero.

Shia había caído en una grieta en la nieve mientras soltaba un grito “¡Ahhh!”. Había una fisura que corría a lo largo del desfiladero, pero la acumulada nieve había hecho imposible notarlo.

“¿Te tranquilizarás antes de que pase algo, Shia?, ¡Hey!, ¡Shiaaaa!”

Las atónitas Shizuku y Suzu comenzaron a entrar en pánico mientras las caras se les ponían pálidas. Mientras tanto, Kouki y Ryutaro estaban sin palabras ante la situación.

“Cálmense, Shia no será derrotada por una caída como esa. Además, tenemos que bajar allí también”.

Hajime le resto importancia como si no fuera nada y luego saltó hacía los 400 metros de grieta por la que había caído Shia sin dudarlo un momento. Yue también saltó tras ellos.

A todos se les proporcionó un artefacto que proporcionaba el efecto [Aerodinámico], que les proporcionó un método para reducir su tasa de caída. Por supuesto, Suzu podría poner una barrera que absorbiera el impacto. No debería haber ningún problema para el grupo de Kouki, aunque fuera contra el sentido común saltar de un acantilado.

El grupo de Suzu se asomó por el tranquilo barranco y con los ojos llorosos ante la idea de saltar desde el borde.

“¿Por qué dudas?, ¡No hay tiempo para dudar!, ¿No estás haciendo tu mejor esfuerzo?”

Tio no podía soportar esperar detrás de ellos y, por lo tanto, dio un empujón tanto en el sentido emocional como físico. Con la sensación de ser empujada como si hiciera puenting sin cuerda, Suzu es empujada con fuerza.

“Espera, iré, iré- Suzu es una persona que puede hacerlo si es necesario, ¡solo déjame ir a mi propio ritmo!”

“El día se oscurece mientras dices cosas así. Mira, ven aquí”.

“Yaa… espera, por favor no lo hagas. Lo haré yo mismo, iré yo misssmaaaa…”

Tio levantó a Suzu y luego la arrojó como basura hacia el fondo del barranco. El grito se adelgaza mientras cae por el abismo, su voz resonaba magníficamente.

Tio se da vuelta y le da una sonrisa a Kouki mientras este palidece. Esa sonrisa elocuentemente les dijo a todos: “¿Quién será el siguiente en morir?”

“¡Yaegashi Shizuku!, ¡Partiendo!”

Diciendo eso como si tratara de evitar ser arrojada, Shizuku salta desde el acantilado con una hermosa forma como un clavadista saltando a una piscina.

Kouki y Ryutaro soltaron un “¡Uoo!” y “¡Valor!” antes de pasar a Tio y saltar al barranco con un grito.

“Umu, es bueno ser enérgico, ¿no?” Tio asintió antes de saltar por el acantilado.


“Cálmate, Suzu. ¡No llores!”

Llantos apenas contenidos resuenan en el desfiladero de hielo y nieve.

Suzu estaba temblando, y parecía que su caída solo la pudo parar de forma desesperada. En realidad, la verdadera razón por la que lloraba era porque parecía haberse mojado un poco, pero eso era algo que no podía decir. (Ex: Ligeros recuerdos de cuando Shia se orino regresan)

Shizuku, Kouki y Ryutaro trataron de consolarla, sin embargo, a los tres les quedaba pocas fuerzas después de su propia experiencia de puenting sin cuerda.

“Suzu, es tan suave… lindo”.

“Por favor, no hagas eso para consolarte”.

Hajime hizo un tsukkomi mientras le daba una mirada a Suzu, que parecía un pequeño animal bajo el cuidado de Kaori.

En ese momento, un sonido “Dogon” llegó desde la esquina de la pared cerca del fondo del barranco donde estaba Hajime, seguido de un grito “¡Uryaaa!”

Una parte de la pared se había derrumbado con un rugido. Allí, Shia se paseaba tranquilamente con Doryukken apoyado en su hombro.

“Iya… ser atrapada por una trampa astuta, ¡jugaron con mi inocencia! Cough”.

“¿Eres estúpida? Aunque no es el Gran Laberinto, sigue siendo peligroso aquí, ¡no lo olvides!”

“Ah… lo siento… me dejé llevar un poco…”

Con una sonrisa engañosa, Hajime golpeó a Shia en la cabeza con los nudillos mientras la regañaba. Cuando dejó caer sus hombros abatida, le agarro de la mejilla y le hizo un muni.

Mientras castigaba la mejilla de Shia con una mano, sostenía la brújula con la otra. La brújula indicaba qué el camino a seguir era de por una grieta más adelante.

“Vamos muchachos, no se queden absortos en su propio mundo para siempre, vámonos”. Hajime gritó y Suzu pareció recuperar su energía perdida, asintiendo con renovado vigor.

Todo en el área circundante estaba cubierto de hielo y nieve. ¿Está todo congelado? Incluso con la tormenta de nieve en el valle, el gélido viento sopló, haciendo que una temperatura moderada parezca imposible.

Si no tuvieran los artefactos para protegerse contra el frío, ¿cuánto se reduciría su fuerza física? Cuando cae la noche, podría alcanzar los -30, si no es que más.

Bultos de hielo y carámbanos que parecían crecer desde el suelo surgían cada vez más a medida que avanzaban. El viento también parecía soplar más fuerte, y la temperatura continuó bajando.

“Esto es un poco preocupante”. Tio tenía una expresión difícil y se puso de pie con cierta dificultad.

“Debería estar a menos de 500 metros. Es peligroso con la nieve revoloteando y obstruyendo nuestras vistas. Tio, ¿puedes por favor dispersar el viento?”

“Entendido”.

A pedido de Hajime, Tio reunió su magia para separar el viento a izquierda y derecha. Sin embargo, antes de que lo ejecutara, se expresó una objeción.

“¡Espera, eso, deja que Suzu lo haga!”

Así es, Suzu.

Con espíritu de lucha, Suzu se aferró a dos abanicos metálicos que eran los nuevos artefactos que Hajime había creado.

Los abanicos habían sido imbuidos con magia de la Era de los Dioses, muy similar a la forma en que se había modificado la espada de Shizuku. Particularmente, usando la recién obtenida [Magia Evolutiva], se tallaron formaciones mágicas en el abanico de hierro y estas evolucionaron en consecuencia.

Aunque había practicado en la cubierta de {Ferner}, ¿era suficiente usar para usar los abanicos correctamente? Estos tenían también una función que absorbía magia. Usar dicha función mientras se prestaba atención al consumo fue una buena idea para reducir el coste mágico.

Tio le dirigió a Hajime una mirada dudosa y este le asintió en aceptación.

“¡Yosh, entonces hagámoslo! ¡[Tierra Sagrada – Dispersión]!”

Tan pronto como Suzu recitó el nombre de la magia, una barrera translúcida de luz acuosa los rodeó. La barrera se expandió haciendo una curva hacia el frente, generando una onda de luz la cual fue golpeada rápidamente desde el exterior.

[Tierra Sagrada –  Dispersión] era una magia defensiva que tenía la capacidad de dispersar la energía de cualquier cosa que entre en contacto con ella. Una de las características del abanico era la habilidad de crear barreras sin canto. La fuerza del escudo era de clase media en aras de la eficacia.

Según el plan de Suzu, cuando la nieve y viento golpean la barrera, su poder se dispersa y son arrojadas hacia un lado, suavizándolo al punto de volverlas una gentil brisa.

“… Nn. No está mal”. Yue dio su impresión después de ver la barrera de Suzu.

El [Escudo Santo] fue mejorada por la [Magia Evolutiva], hasta el nivel en que incluso un genio como Yue estaba dispuesto a reconocerla. Suzu sonrió ampliamente por el cumplido.

Con la tormenta evitada, su continuo movimiento se hizo mucho más fácil. Mientras Hajime continuaba, de repente se detuvo, mirando hacia adelante con los ojos entrecerrados.

“… ¿Eso es?”

Cuando siguieron la mirada de Hajime, hubo una grieta con forma de un hermoso triángulo isósceles al final del callejón sin salida. La aguja de la brújula apuntaba hacia adelante. Así que esta era la cueva de hielo y nieve.

“Parece que estamos aquí, pero Hajime…”

“Ah, lo entiendo, todos prepárense. ¡Algo se acerca!”

Los ojos de Shia se entrecerraron peligrosamente mientras sus orejas de conejo revoloteaban alrededor. Detecto dos o más signos de algo en la oscuridad de la cueva. Mientras Yue, Kaori y Tio permanecieron relajadas como siempre, la tensión aumentó en Kouki y compañía.

Inmediatamente…

“Ggigigigigigigi”. X5

Mientras daban un extraño grito, unos demonios con cuerpo extraño salieron de la cueva, moviéndose ferozmente.

Con una apariencia como la de un gorila cubierto de pelaje blanco, medían tres metros de altura y caminaban sobre dos patas, a diferencia de un gorila.

Podrías ir tan lejos como para decir:

“¿Yeti?” “Como era de esperar… en un mundo paralelo, conocer un UMA de las montañas nevadas en un lugar como este…” (Ex: Son las siglas en inglés para Animal Misterioso No Identificado, también conocidos como Críptidos)

Kaori tenía una sonrisa rígida y Hajime sacó a {Donner} a la vez que murmuraba, sin embargo, esta vez Shizuku lo detuvo.

“Nagumo-kun. Aunque es malo, déjanos tomar esto nosotros mismos. ¡Kouki… Ryutaro, Suzu!”

“¡Si!”

“¡Bien, hagamos esto!”

“¡Absolutamente no perderemos!”

Kouki y el resto salieron corriendo después de escuchar la orden de Shizuku. En realidad, querían adquirir experiencia de combate real usando los nuevos artefactos, aunque Kaori parecía querer ayudarles.

Hajime, de pie junto a Yue, solo se encogió de hombros, contento de verlos. Solo Kaori se mostró ansiosa, sus manos estaban agarradas como si estuviera rezando.

“Despierta, Espada Negra”.

Frente a Hajime, Shizuku recitó el canto en voz alta, haciendo el primer ataque.

“¡Despedaza, [Garras Voladoras]!”

La se ejecutó las [Garras Voladoras] las cuales se acercaban a los Yetis como un ataque mortal invisible, sin embargo, los Yetis parecían moverse por intuición animal. Se movieron como ninjas y evadieron el ataque por completo.

Sin embargo, Shizuku parecía haber asumido que lo esquivarían desde el principio.

“¡Suzu!”

“Entendido, ¡déjanoslo a nosotros!”

En un instante, Kouki y Ryutaro se movieron para interceptar su contrataque mientras que el hechizo de Suzu golpeaba la tierra debajo del Yeti más cercano.

“¡[Tierra Sagrada – Atadura]!”

El abanico de hierro giraba con un brillo, una barrera esférica brillaba alrededor de la tierra debajo del Yeti. No era una barrera para prevenir un ataque, sino una barrera para confinar al Yeti.

Después de ser confinado en un domo, intentó liberarse rasgándola con sus garras.

En ese momento, una sombra apareció sobre Suzu, otro Yeti le salto, aunque Kaori lo había visto venir e intentó gritarle una advertencia, la magia de Suzu ya había sido ejecutada.

“¡Trágalo, [Tierra Sagrada – Explosión]!”

Una barrera que se extendía un metro en todas las direcciones apareció sobre la cabeza de Suzu, y el Yeti que había saltado, con un ruido “Gyari” fue bloqueado por la barrera.

Y, y ese momento…

¡¡Dogoon!!

La barrera explotó magníficamente con un estruendoso rugido. Sin la influencia de Suzu, la barrera mantuvo su direccionalidad a la hora de explotar, al momento siguiente los restos de magia naranja de la barrera se propagaron por el aire. (Ex: Dato que algunos podrían haber olvidado o no sepan, el mana de todos tiene un color distintivo, el de Suzu es naranja)

El cuerpo del Yeti fue desgarrado por los restos de la barrera tras impactar. De alguna manera fue mandado a volar casi diez metros mientras derramaba sangre. Aunque le dio una mirada inyectada de sangre que ardía de ira cuando miro a Suzu, no se movió por cautela. No… lo más probable es que tuviera problemas para moverse después del impacto.

De todos modos, debido a que el abanico de hierro izquierdo recibió la habilidad [Conversión: Impacto] en las barreras que creaba, el Yeti fue rechazado. Por así decirlo… fue un hechizo conocido como, explosión de barrera.

Por otro lado, el Yeti que todavía estaba atrapado en la [Tierra Sagrada – Atadura] no había recibido ningún daño, pero fue forzado al suelo gracias a la [Magia de Gravedad], el efecto de gravedad aumentada sello sus movimientos.

Suzu estaba reprimiendo firmemente a dos Yetis, mientras agarraba sus abanicos de hierro con vigilancia contra el otro Yeti avanzando.

Shizuku tomó un camino indirecto utilizando movimientos de alta velocidad desde detrás del Yeti. Aceleró la espada desenvainada, deslizándola de la vaina usando lai. Ni siquiera podías ver la espada, solo las imágenes posteriores negras que quedaban en el aire. (Ex: Técnica de desenvaine)

“Giiii”. 

La velocidad era tal que le quedo un corte profundo, aunque lo logró evadir por puro instinto, evitando por poco una herida mortal.

Innumerables carámbanos explotaron repentinamente desde el suelo que rodea a Shizuku. Aparentemente, el Yeti tenía una magia única de manipulación de hielo.

Aunque Shizuku evadió los carámbanos saltando, más salieron disparados del suelo y la persiguieron como misiles.

Por otra parte, Shizuku cantaba mientras cruzaba su espada negra con su vaina.

“¡[Confluencia]!”

Cuando los trozos de carámbanos volaron hacia Shizuku, cambiaron de órbita para encontrarse con la hoja y vaina de la espada negra, como si fueran atraídas por un imán, incapaces de alcanzar el cuerpo de Shizuku.

“¡Vuelen, [Repulsión]!”

Todos los carámbanos venían sucesivamente a Shizuku se unieron en el aire y regresaron.

[Confluencia] y [Repulsión] usan la capacidad de [Magia de Gravedad] para atraer y repeler cosas.

El disparo terminó regresando al Yeti que lo había lanzado, pero incluso con su movimiento entorpecido por la herida en su espalda, logró evadirlo deslizando sus pies sobre el hielo.

“… De alguna manera … eso se ve profesional”.

Shizuku murmura durante su aterrizaje. Como dijo, el Yeti estaba creando un rastro de hielo mientras se deslizaba, moviéndose mientras movía los brazos hacia adelante en una postura doblada que se parecía a la de un patinador sobre hielo. Su velocidad aumentó drásticamente.

Los Yetis que se enfrentaban a Kouki también se deslizaban por el fondo del barranco, usando formas hermosas como la de los patinadores mientras creaban hielo a medida que avanzaban, probablemente compensando sus movimientos embotados.

Tres de los Yetis retrocedieron un poco y formaron una fila, incluso sus movimientos de brazo se sincronizaron por completo a medida que se acercaron con un sonido que daba una sensación contundente.

“Es conveniente si vienen del frente”.

Kouki se acerca a Shizuku. La luz de su espada sagrada se enfoca y toma una postura con una actitud altiva.

Y:

“¡Toma esto, [Destello Celestial – Destroza]!”

El ataque mortal trazo una curva brillante, la liberación de energía condujo a un impacto que se dispersó por los alrededores.

En ese momento, los Yetis evadieron el ataque con un método increíble.

“¿Un axel triple?” 

Kouki filtro una voz de incredulidad. (Ex: Breve vídeo sobre el tema aquí, bonus de película que encontré mientras veía que es aquí)

Exactamente como dijo, los Yeti realizaron un axel triple en respuesta al ataque mortal, evitando un impacto directo. Los tres Yeti unidos como una fila solo cambiaron en ese momento, saltando de una manera bastante artística y efectiva.

Los tres Yetis saltaron sobre el ataque de Kouki mientras giran… el ataque fallo por un pelo, y en el momento en que sus pies aterrizaron en sincronía.

“¿¡!?”

“¡Uo!”

Shizuku y Kouki retrocedieron un poco mientras evitaban la patada que siguió su aterrizaje.

“¡¡UraaaAA!!”

Ryutaro se acercó por detrás y golpeó con su puño a un lado, provocando una onda de choque. Sin embargo, el Yeti se inclinó hacia atrás, deslizándose sobre hielo recién creado. La apariencia de ambos pies deslizándose por el hielo se parecía a un movimiento de la famosa patinadora sobre hielo, Ina Bauer.

“¿Me estás tomando el pelo?”

“¡Cálmate, Kouki!”

Kouki, quien estaba decidido a capturar el Gran Laberinto esta vez, estaba apretando los dientes mientras luchaba contra el primer enemigo.

Los Yetis se acercaron desde tres direcciones mientras realizaban movimientos impredecibles que Kouki simplemente podía ver, continuando su asalto. Es más, sus manos se expandieron enormemente, parecían grandes excavadoras acercándose de todos lados.

“¡Ha… [Destello Fulminante]!”

Dejando escapar un suspiro hacia las miradas triunfantes de los Yetis mientras giraban a su alrededor, su excelente visión cinética capto tal vista y por tanto tenía una expresión desagradable. Desenvaino su espada mientras murmuraba un encantamiento al mismo tiempo que saltaba por encima usando [Aerodinámico] e instando a Kouki a seguirla.

Los tres Yetis aterrizaron en el lugar donde Shizuku estaba un segundo antes. Aterrizaron magníficamente mientras cortaban con sus garras, pero los que aterrizaron fueron solo dos.

“¿Gigii?”

El tercero fue cortado en dos por el [Destello Fulminante], una habilidad que corta el espacio en sí.

“Miren Kouki, Ryutaro, ignoren sus extraños movimientos y acaben con ellos rápidamente, voy con Suzu”.

“Ah… maldición, tal enemigo de repente…”

Kouki corrió de mal humor mientras lanzaba lenguaje abusivo en respuesta a las palabras de Shizuku. Mientras tanto, Ryutaro se acostumbró a los movimientos de los Yetis, y él también comenzó a arrinconar uno.

Shizuku se acerca a Suzu, quien se mantiene firme contra un Yeti cubierto de heridas gracias a la manipulación de sus barreras. El cuello de otro Yeti atrapado por una barrera fue cortado en un momento por Shizuku.

Al ver eso, Suzu libera los restos del Yeti de la barrera y fue a buscar a Kouki y Ryutaro quienes terminaban con los dos últimos Yeti.

Llevaban expresiones renovadas después de haber derrotado finalmente a los Yetis con una victoria completa. Entonces fueron recibidos por una extraña sonrisa de Hajime.

“Saben, chicos, puede ser interesante llevarlos a la tierra, ¡seríamos famosos por descubrir los primeros Yetis de patinaje sobre hielo!”

“Eres molesto, demonio bromista… ¿no podemos dejarlos aquí?”

Kouki se rompe. El primer encuentro finalmente llegó a su fin tras pelear en serio.

Mientras Ryutaro suelta una carcajada y Kouki suspira, Hajime se encoge de hombros y se da la vuelta, caminando hacia la cueva.  Kaori le dijo a Shizuku que “estuvo genial”, lo que causo que tuviera un aspecto vergonzoso. Suzu le envió a Yue una mirada de expectación mientras recibía palmaditas en la cabeza con un “no estuvo mal” de una distraída hermana mayor. Parecía que la pequeña chica que era como un viejo verde apuntaba secretamente a Yue.

“Bueno, entonces, comencemos con el último Gran Laberinto”. Las palabras de Hajime resonaron en el barranco de hielo y nieve.

Era una línea destinada a enfocar la mente de todos y olvidarse de los Yetis patinadores mientras entraban en el último de los Siete Grandes Laberintos, la Caverna Escarchada del Campo de Nieve Schnee.

–––

Ex: Creo que al autor podría gustarle el patinaje sobre hielo, eso o hizo una investigación por una idea estúpida que se le ocurrió, como a todos nos pasa. Estuvo educativo el investigar sobre ello, quizás debí hacer lo mismo sobre los movimientos de lucha, pero ya lo traduje así que para la próxima lo hago :V


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s