La competitiva sociedad infinita de mazmorra: Capítulo 164


Bueno, les traigo buenas noticias. Los cubanos vinieron a salvar el día reemplazando a Neet en la traducción.

Ahora mismo están trabajando en editar el resto de capítulos que hicieron, así que habrá que esperar un rato más. De momento, la idea es hacer que la novela tenga un horario. No sabría decirles todavía si serán dos o tres capítulos por semana, pero no pasará mucho para saberlo.

Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


Anterior |Índice| Siguiente


El rondo de la llama escarlata y el hielo plateado (7)

 

—Peika, ¿qué pasa con tu apariencia?

[¿Mi apariencia? ¿Qué quieres deci…? ¡Kyaaaak! ¿¡Cuando se abrió el sello!?]

Al ver a Peika gritar, recordé el momento en que hicimos nuestro contrato. Peika había dicho que el pequeño tatuaje de un dragón en su mejilla era la criatura más cercana a la esencia de mi alma. Sin embargo, cuando hice el contrato con Ruyue, el tatuaje que apareció en su espalda no era el de una criatura sino el de una forma geométrica. En ese momento, pensé que sería diferente para un elemental enloquecido, pero…

—Tú… ¿Me mentiste?

[¿M-mentir?… S-Sí.]

Me habían dicho que los elementales no podían mentir, ¡Pero todo era mentira! Espera, ahora que lo pienso, ¡Los elementales fueron los que me dijeron eso! ¡Esos mentirosos!

[Pero ¡es que pensé que me odiarías si mi cuerpo real era el de un dragón!]

—Ai…

[¿Me odias? ¿Un? ¿Me odias?]

—Por supuesto que no. Sin importar lo que sean de verdad, siguen siendo mis preciados elementales. No tienes que preocuparte por eso.

Peika se veía mucho más aliviada mientras abrazaba mi brazo. Al parecer enrollarse en mi brazo era su manera de mostrar afecto. La verdad es que se parecía mucho a una serpiente. Si no fuera por los dos cuernos que tenía en su cabeza y por sus maravillosas escamas, no hubiera podido notar la diferencia.

El elemental de viento, que nos estaba observando, estaba actuando de forma extraña.

[Odioso… ¡La arrebataste de mí, pero estas junto a los elementales!]

—¡No fui yo quien te quitó a Pesina!

[¡Imperdonable! Todos los humanos son iguales ¡Los humanos me quitaron a Pesina! ¡Todos deberían morir!]

¡Está empeorando! Invoqué rápidamente a Talaria y me elevé en el aire. Al mismo tiempo, imbuí a Ruyue en mi cuerpo ya que ella no podía volar cuando estaba materializada. Por un instante, sentí que mi cuerpo se enfriaba. Sin embargo, también podía sentir como me hacía más fuerte.

[Wow, ¡me hice una con Shin!]

—Uh, sí… Ciertamente, me siento mucho más fuerte.

De alguna forma evadí el incómodo comentario de Ruyue y me concentré en mi próxima tarea. Que era materializar a Peika.

[¿P-puedo materializarme en forma humana?]

—La que sea más fuerte.

[Uuu. E-está bien.]

Pronto un dragón negro apareció en el aire. Con un cuerpo de 15 metros, ciertamente parecía un dragón de las leyendas de Oriente. Los dos cuernos en su cabeza estaban soltando chispas continuamente, y sus escamas negras también estaban llenos de relámpagos.

Mirando a la imponente apariencia de Peika, abrí mis ojos como platos. La cantidad de mana que estaba gastando era completamente diferente a antes. Ruyue también usaba más mana después de que le fue retirado el sello, pero no era a este grado.

A Peika todavía no le había quitado todos los sellos ¿De verdad que no? Me tragué mi pregunta y rápidamente saqué una Poción de Mana del mayor grado de mi inventario y la bebí. Aunque estaba curioso, esa no era mi prioridad.

[Muere… ¡muere!]

[Bien, ¡Voy a golpearte hasta que estés casi muerto!]

Parecía que no estaba feliz de estar en su forma de dragón, ya que Peika gritó con enojo y cargó hacia el elemental. Este trató de bloquearla con su viento, pero Peika resopló y disparó relámpagos de su boca. El relámpago fácilmente aniquiló el viento mezclado con energía congelante y continuó dando vueltas hacia él. Peika gritó.

[¡Intentas materializarte!]

[¿¡Crees que no puedo!? ¡Pero si lo hago…!]

[Si vas a ser terco y rehusarte a aceptar al mejor amo del mundo, ¡será mejor que apuestes tu vida en ello!]

Peika estaba emitiendo una presión sobrecogedora. Los interminables relámpagos que se disparaban desde su cuerpo se convirtieron en lanzas que se apresuraban hacia el elemental de viento, y él solo podía huir. Aunque representó un gran peligro para nosotros en el 2º piso, ahora no podía hacer nada.

¿Habría ganado yo si hubiera materializado antes a Peika? ¿¡Como se hizo tan fuerte!? No, ¡no puedo solo quedarme aquí y dejar que Peika lo haga todo!

—¡Vamos antes de que Peika le mate de verdad!

[¡Un!]

Pateé el aire con el poder de Talaria y cargué hacia el elemental. En mi mano estaba la Lanza Caótica.

—¡Si no quieres hablar, lo haré a tu manera!

[Kuu… No, ¡noooooo!]

[Amo, ¡se está materializando!]

Su presencia de momento se hizo más grande. La lanza con la que golpeé fue atrapada por la mano del elemental.

[Esto… ¡Es por esto que lo odio!]

Resonó una voz de chica. Al mismo tiempo, una pared gigante de viento se lanzó hacia mí. Formé llamas de caos y me alejé de la mano del elemental. Bloqueé la pared de viento y murmuré impactado.

—Tú… ya veo.

Un elemental que se rehusaba a materializarse. Los elementales podrían no querer materializarse por diversas razones. Pensé que un elemental libre se rehusaría porque no quería malgastar su poder elemental. Eso fue lo que pensé.

Pero ese no era el caso para él. Era obvio solo por su apariencia.

Largas orejas y características faciales claras, un cuerpo delgado, y de alguna manera voluptuoso. Era indudablemente la apariencia de una elfa. Poder elemental y mana sin límites. Él poseía el mana que un elemental nunca podría haber tenido.

—Te fusionaste.

[Sí, sí, ¡Sí! ¡Fue culpa de ustedes humanos! ¡Me engañaron diciendo que ayudaría a derrotar al Señor Demonio!]

Era obvio que se enloquecería ¡A lo largo de la historia, la fusión de un elementalista con un elemental solo traería tragedia! Esta fusión era magia maligna, completamente diferente a la magia de infundir un elemental en tu cuerpo como estaba haciendo yo con Aura Espiritual.

Era improbable que un elfo haría tal cosa, así que como dijo, tendría que haber humanos involucrados. Que irritante. Primero Ruyue, ahora él. Elementales inocentes eran heridos. Los humanos que lo convirtieron en esto deben haber muerto. No había nadie con quien ventilar mi rabia.

[¿Ahora te das cuenta? ¿¡TE DAS CUENTA!?]

[¡Por qué te enojas con mi amo! ¡Él es inocente, so idiota!]

La razón por la que “él” mantenía una apariencia femenina era para no regresar subconscientemente a esa apariencia. Fusionar a un elementalista y a un elemental ya era de por sí algo horrible. Quien lo hizo no pudo haberlo hecho siendo sus sexos diferentes, porque hubiera aumentado las incertidumbres.

[¡Pesina murió sumida en dolor! ¡Odio a los humanos, de verdad odio a los humanos!]

—¡Kuk!

Aunque era inestable, el poder de la fusión entre el elemental y el elementalista era verdaderamente poderoso. El poder de viento instantáneamente sobrepasó a los relámpagos de Peika y la hizo retroceder. Sin embargo, rechiné mis dientes y cargué hacia él… no, ella.

—¿¡Durante cuando tiempo piensas seguir atormentándola!?

[¡No estoy atormentando a Pesia!]

—¡Entonces recuerda tu nombre! ¡Déjala ir!

Ondulé mi lanza. Las flechas de viento arrojadas hacia mí fueron todas rechazadas por las llamas de mi lanza, mientras seguí volando hacia ella.

[¡No, no quiero perderla para siempre!]

—Vas a atormentarla por toda la eternidad por una razón tan estúpida como esa, ¿¡Sharana!?

Aunque fui yo quien lo dije, no pude evitar detenerme por la sorpresa. Fue igual para la elemental… Sharana.

[Ah, ¡aaaaah!]

Ella gritó. De repente comenzó a brillar. Entonces, recordé como supe su nombre. Cierto, en el sueño que tuve cuando desperté mi habilidad, no fueron solo Peika y Ruyue ¡Sharana también estaba ahí!

—Dios, pensar que Ciara sería útil de verdad…

Cuando luché contra Ruyue, apenas pude hacer que ella recordad su nombre después de darle una paliza. En ese entonces, no pude recordar nada del sueño. Sintiéndome algo raro, me le acerqué.

[Ah, aaaah… Shara, Sharana…]

—¡Sharana!

El momento en que grité su nombre, pasó algo que no esperaba que pasara.

[Pesina, detengámonos. Esta persona no es tu enemigo… Él es mi nuevo amo.]

Una nueva y clara voz resonó. Me estaba llamando Amo. Fue entonces que me di cuenta de que había estado enormemente equivocado. A quien yo estaba enfrentando no era Sharana. Debí haberme dado cuenta cuando ella atacó a su contratista.

Ella era Pesina, quien estaba pretendiendo ser Sharana.

[Pesina, puedes regresar ahora. Mira, vino alguien que puede salvarnos.]

[¿Sharana, puedes creer en un humano? ¡Yo no puedo!]

[Pesina, no quiero verte adolorida… Él tiene razón. Tenemos que regresar cuando podamos.]

Viendo dos voces tomando turnos para hablar en un mismo cuerpo era algo poco surreal. Simplemente observé en silencio. Quizás porque Sharana habló, Pesina sonaba mucho más calmada.

[Sharana… ¿Está bien para ti?]

[Él es una buena persona. Mira, tiene dos elementales que se pueden materializar.]

Su mirada calló en mí. Desde detrás del cuerpo de la elfa, pude sentir los ojos de la elemental, Sharana.

[Pero eres humano, ¡Como los humanos que me atormentaron a mí y a Sharana!]

—No tengo el hobby de atormentar a los elementales ¿No es eso obvio nada más de mirarme?]

[Pero, ¡yo…!]

[Pesina, dejemos de lastimar y descansemos ¿Está bien?]

Las palabras de Sharana silenciaron a Pesina. Aunque mis compañeros estaban luchando a nuestro alrededor, el área en la que estábamos nosotros estaba en silencio. Incluso los fuertes vientos habían cedido, mientras esperábamos por su respuesta.

Finalmente, Pesina abrió su boca.

[Yo…]

[Eres libre ahora, Pesina.]

[Si a Sharana… no le importa…]

[Es por Pesina y por mí.]

[Está bien.]

Con una voz de resignación, ella estiró su mano hacia mí. Mientras Peika estaba enrollada y observándonos, tomé su mano.

[Confiaré en ti una última vez, Humano.]

—Déjamelo a mí, Pesina.

[Está bien. Ahora, descansaré…]

Los ojos de Pesina se cerraron lentamente mientras caía en mis brazos. Para ser exactos, la fusión se había liberado y su cuerpo cayó después de perder el poder de su alma. Con el “cadáver” de Pesina en mis brazos, miré a mi alrededor. Ahí, vi un elemental. No un elemental que se veía como un chico o que parecía un elfo, sino una hermosa elemental que traía un vestido hilado por el viento.

Finalmente lo entendí. La razón por la cual Sharana, no, Pesina estaba en la forma de un chico era para evitar que Sharana saliera. Ahora que estaba libre de Pesina, Sharana recuperó su apariencia.

Tenía la apariencia de una animada niña en su adolescencia, cuyo largo cabello verde estaba dividido en dos coletas separadas¹.

[Soy Sharana. Gracias por atrapar a Pesina.]

—Soy Kang Shin, encantado de conocerte. También… es algo obvio que le muestre un poco de respeto a tu anterior contratista.

Primero, puse a Pesina en mi inventario. No sabía si darle sepultura o cremarla, pero dejar su cuerpo al aire libre solo lo dañaría más. Sharana voló hacia mí y habló.

[Para conmemorar la partida de Pesina, quiero llorar toda la noche y dormir en los brazos de mi Amo. ¿Puedo hacer eso después de que limpie este lugar?]

—S-sí.

[Entonces primero terminemos nuestro contrato, ¡Amo!]

Con eso, Sharana voló hacia mí y me besó en los labios. Lo hico grácilmente, como era de esperar de un elemental de viento. Sintiendo la fresca brisa en mis labios, abrí mis ojos, mientras Peika gritó.

[¡Ugyaaaaak!]

En ese momento, una fanfarria sonó en mi oído. Sentí como si no lo hubiera escuchado en mucho tiempo.

[¡Formaste un contrato con la elemental de viento Sharana! ¡Aumenta grandemente tu afinidad con el elemento de viento!]

[Lista de Elementales Contratados:

  1. Peika – Elemental de Relámpagos. Elemental único. Materializado. Primer sello liberado. Segundo Despertar.
  2. Ruyue – Elemental de Hielo. Elemental único. Materializado. Sellos liberados. Segundo Despertar.
  3. Sharana – Elemental de Viento. Elemental único. Materializado. Sellos liberados. Segundo Despertar.

Sintiendo el nuevo poder fluyendo por mi cuerpo, supe que el contrato entre Sharana y yo estaba completo. Al mismo tiempo, Sharana tomó mi mana y comenzó a materializarse. Se hizo más alta y más madura. Su cabello se hizo más largo y revoloteaba con el viento que soplaba a su alrededor.

Cierto, este era el desellado normal. Ruyue y Peika eran verdaderamente únicas en este aspecto ya que cambiaron su forma. Ruyue se convirtió en una chica desde un lobo y Peika se convirtió en un dragón desde una chica.

[¡Wow, el sello fue liberado justo después que hicimos el contrato! ¡Debemos ser una pareja perfecta, Amo!]

Sharana se miró el cuerpo con los ojos bien abiertos, entonces me abrazó emocionada. Mm, ¿por qué se disparaba tanto la intimidad de los elementales después de que hacían los contratos? Qué raro, no recuerdo haber sacado la misma carta más de una vez.²

Mientras Peika estaba mirando fijamente a Sharana como si quisiera comérsela, alejé a Sharana de mí un poco y respondí.

—Mi afinidad con el viento estaba ya prácticamente al máximo.

Había sido fortalecido por muchas cosas, así que tenía sentido que se liberar el sello de Sharana en el momento en que se formó nuestro contrato. En cualquier caso, ahora que Sharana ya no era un elemental enloquecido, terminé mi trabajo. Me di la vuelta para ver cómo le iba a los demás.

[¿¡Fue derrotado!?]

—¡Ah, una apertura!

—¡Es tan difícil y frio!

—¡Si ya terminaste, apúrate y ayúdanos!

[¡Bruja de Hielo, toma esto!]

—¡Mami!

—¡Llama Escarlata!

Todos los atacantes de corto alcance estaban luchando contra la armadura gigante mientras evadían golpes de su martillo. Los atacantes de largo alcance estaban destruyendo los subordinados que la armadura gigante estaba creando interminablemente, mientras también atacaban la armadura gigante. Era un pandemonio total.

—¡Jaaaaaap! ¡Golpe Colapsador Celestial!³

[¡Hmph!]

El lanzazo de mi padre chocó contra el martillo de la armadura gigante. Resonó una explosión. Mientras tanto, Laz Michel cargaba contra la armadura gigante y golpeó su pie con su espada bastarda.

—¡Jaa!

[¡Kyaaaa!]

—¡Juu, ahora!

—¡Golpe y huida, Sombra!

—¡Lo sé, Ajusshi!

[¡Pueden intentar lastimarme, pero es inútil!]

—¡Mami!

—¡Ya llego!

Una llama escarlata gigante se elevó sobre la armadura gigante. Dirigida al área que había sido escarbada por los demás, las llamas estaban lenta pero seguramente devorando su cuerpo. La armadura gigante rugió e invocó más subordinados, que fueron prontamente derretidos por una ola de la mano de Ina. Las llamas de Hwaya y el hielo de Ina eran dominantes en una batalla.

—Peika, vayamos recto.

[¡Déjamelo a mí, Amo!]

Formé otra vez llamas de caos y le pregunté a Sharana.

—Sharana, ¿en qué eres mejor?

[Amo, puedo hacer cualquier cosa más fuerte ¡Hielo más frío, relámpagos más rápidos y ardientes!]

—Bien. Siento pedirte esto cuando acabas de materializarte, pero, ¿puedes ayudarnos?

—¡Encantada!

El cuerpo de Sharana pareció dispersare en un fino aire. En el siguiente instante, las llamas de caos comenzaron a arder como si quisieran atravesar el techo ¡El poder de las llamas de caos casi se había duplicado en solo un instante! Su poderosa energía hizo que todos centraran su atención en mí.

[¡Elemental, escogiste ponerte del lado de los humanos! ¡Aunque el Lord te dio una oportunidad!]

[Demonio-ssi, ¡Odio a los demonios más de lo que odio a los humanos! ¡Vamos, Amo!]

Imbuí mi mana en mi lanza. La armadura gigante envió tras de mí a las armaduras subordinadas, pero fueron bloqueadas fácilmente por Peika. Mientras se concentraba en mí, mis compañeros lo atacaron violentamente.

—¡Peika!

[¡Un!]

Si yo fuera el único aquí, hubiera atacado con el Rugido Carmesí, pero esa habilidad atacaba a todo el mundo, fuera amigo o enemigo ¡Por eso, mi siguiente ataque más fuerte era usar las llamas de caos!

[¡Voy a derretir esa gorda armadura!]

[¡Como si me fuera a inclinar ante un mero elemental!]

Mientras Peika y yo cargamos juntos hacia él, Peika abrió su boca ampliamente y aceleró. Esquivó su martillazo y lo mordió en el cuello, liberando inmediatamente una vasta cantidad de relámpagos. Por un instante, el espacioso salón fue teñido de dorado.

[¡Kuaaaaaaaaa!]
—¡Ataquen ahora!

Con la apertura creada por Peika, todos los atacantes dejaron una herida grave en su cuerpo. Padre usó su onda de choque para romper el hielo que se formaba en su cuerpo, Ye-Eun y los otros dejaron grietas en su cuerpo por los rápidos ataques sucesivos, y Laz Michel agrandó las grietas con el inesperadamente delicado control sobre su espada.

[¡Congélense!]

Incluso el ataque a todo poder de Peika, fue solo intimidante al final. Sus ojos brillaron e inmediatamente el aire se volvió más frio. Sin embargo, teníamos nuestra manera de lidiar con ello.

—¡Eso no funcionará en nosotros!

Junto con el agudo grito de Hwaya, el aire comenzó a calentarse. El hielo que trató de formarse fue rápidamente sublimado en vapor, mientras una neblina de agua llenó el salón. Ante el aire calentado, la armadura gigante rugió.

[¡Kuaaaaaa!]

Fue entonces que decidí hacer mi jugada. Entre el denso vapor de agua en el aire, cargué hacia la armadura gigante. Parecía que podía ver claramente entre la niebla, ya que sus ojos brillaron y disparó hacia mí su puño que se estaba desmoronando.

[¡Puedo verte, humano cobarde!]

—Pensé que dirías eso, por lo que preparé esto especialmente para ti ¡Salto de Sombras!

En el siguiente momento, yo estaba detrás de él. Usando velocidad divina, gané más tiempo y centré el aura de caos y el aura heroica en la punta de mi lanza ¡Entonces, lancé el golpe hacia delante!

[¡Golpe Crítico!]

Mi lanza atravesó fácilmente el cuello de la armadura, que había sido debilitado por el ataque conjunto de Hwaya y de Ina. Hizo erupción una enorme llama. Fortalecida por el poder de Sharana, la llama inextinguible ignoró su resistencia y ardió, eventualmente separando su cuello de su cuerpo. Soltó un suspiro letal.

[¡Kuaaaak! ¡H-humano cobarde!]

—La vida se trata del resultado, Tonto.

Al mecer la lanza y sacudirle las llamas de caos, murmuré para mismo como un viejo hombre frío de ciudad. Fue bastante guay, aunque lo dijera yo mismo.

Inmediatamente después, resonó una fanfarria para todos nosotros.

[¡Derrotaste al monstruo jefe de la mazmorra de Evento!, ¡Protesla el Demonio de rango Superior!]

[4 000 000 oros serán distribuidos equitativamente entre los miembros del grupo. Recibiste 500 000 oros.]

Mientras los demás estaban observando, hice una pose guay sobre el cuerpo de Protesla que se desmoronaba. Sabía lo que querían decir. Probablemente era por qué estaba actuando tan guay o que mis llamas eran trampa ¡Pero ya que no conseguí el primer lugar en contribución, debería estar bien!

Grité para mis adentros y le dije a los demás.

—Muy bien, ¡Vayamos a casa!

Nuestra corta, pero larga expedición, finalmente llegó a su final.

 

 

Notas:

1TI: «two-side-up-tails». Es un peinado con coletas, pero un poco diferente. En este el cabello de atrás no está completamente atado, busquen «“anime two-side-uphair».
2NT: No sé a qué se refiere con esto, ¿quizás un juego de cartas que hacer evolucionar o fortalecer la misma carta?
3NT: Hice lo mejor que pude jajajaja


Anterior |Índice| Siguiente

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s