Súper Gen Divino – Capítulo 594: Ridículo


Séptimo Capítulo Semana 4

¡Disfrútenlo!

“Hermano Han, me has tratado como a un hermano pequeño. Si estás dispuesto a ayudarme, te trataré con la reverencia de un verdadero hermano.” Qi Xiuwen miró a Han Sen cuando habló.

“Si dijera que estoy dispuesto a ayudarte, ¿creerías sinceramente que lo haría?” Han Sen respondió, mirando tranquilamente a Qi Xiuwen.

“No veo ninguna razón por la que no te creería. Pero tengo medicinas conmigo. Espero que las tomes.” Qi Xiuwen no le temía a nada. Sacó un frasco de platino del bolsillo interior de su pecho y lo arrojó hacia Han Sen.

Han Sen cogió la botella y la abrió. Contenía numerosas píldoras de cristal de fuego del mismo tamaño que el ojo de una paloma.

“¿Qué son estas píldoras?” Han Sen sostuvo una de las píldoras en su mano y la miró a la luz. Notó que el exterior endurecido de la píldora contenía un líquido rodante en su interior.

“Es una píldora GenoCreacion. Nuestro Dong Lin contiene una fantástica tecnología genética biológica. Este es sólo uno de nuestros productos. Una vez que lo ingieras, puede desencadenar mutaciones genéticas. Hay muchas posibilidades de que te haga más fuerte, pero…” Qi Xiuwen hizo una breve pausa. Después de un rato, reanudó diciendo, “Pero también existe la posibilidad de que tus genes sufran una especie de desorden. ¡Pero no te preocupes! Si te inyectas un estabilizador de genes, puedes estabilizar los genes mutantes. No dañará tu cuerpo. Este no es un producto nuevo que acaba de salir del horno, está maduro y ha sido desarrollado extensamente. Nada saldrá mal.”

“Si tomo esto, entonces eso significaría que tendría que escucharte por el resto de mi vida.” Han Sen habló con un tono frío mientras miraba la píldora GenoCreacion.

“Debo confesar que no dejaría a un personaje como tú fuera de mi vista por mucho tiempo. ¡Si te dejara ir, mis pensamientos y sueños se verían perturbados! Por eso debo ponerte una correa tan pronto como pueda.” Dijo Qi Xiuwen.

“Tienes más de cuarenta evolucionados con un nivel de aptitud de más de cien, y tienes un élite que ha desbloqueado su primera cerradura genética. Parece que has hecho un gran esfuerzo para componer este pequeño grupo tuyo.” Han Sen miró alrededor de la habitación, observando las caras de todos los presentes.

“El hermano Han es una persona muy poderosa. Tales preparativos eran necesarios. Si no fuera a reclamar y tomar este refugio de la realeza para mí, no habría molestado a Thunderdevil para venir hasta aquí.” Qi Xiuwen sonrió.

“¿De verdad crees que ese pequeño élite especial que hay entre vosotros es invencible?” Han Sen volvió a acariciar a su zorro plateado. Luego levantó sus labios con una sonrisa despectiva.

“¡¿Acabas de decir ‘pequeño élite especial’?! Mejor cuida tu tono, muchacho.” La cara de Thunderdevil ahora cambió mientras miraba ferozmente a Han Sen, la electricidad verde crepitaba por todo su cuerpo.

Cuando todos vieron la electricidad que se arremolinaba, rompía y crepitaba alrededor de Thunderdevil, su esperanza de un final feliz se desvaneció. Esta era realmente un élite que había abierto su primera cerradura genética, y no era un enemigo con el que se pudiera jugar.

“Señor Qi, no hay necesidad de entretener esta agotadora charla con el chico. Si no está de acuerdo inmediatamente, entonces mátelo.” Thunderdevil mantuvo su mirada en Han Sen mientras hablaba con Qi Xiuwen.

“Hermano Han, por favor, considéralo.” Qi Xiuwen se estaba molestando.

“¿Cuál es el problema? Estaba siendo honesto. ¿Un élite que ha abierto su primera cerradura genética? ¿Se supone que debo tener miedo o algo así? Me estás tomando el pelo, ¿verdad? ¿Creíste que ese payaso me asustaría?” Han Sen dijo, con un tono de hielo.

Después de que Han Sen dijo esto, las caras de todos se torcieron en miradas de incredulidad. Nadie creyó que Han Sen tuviera la audacia de decir algo así. Mostrar desprecio hacia un élite de tan alto rango era casi suficiente para pedir la muerte.

Para llamar payaso al élite, Han Sen debe haber perdido la cabeza.

“¿Tienes ganas de morir, muchacho?” La electricidad se arremolinaba ahora enfurecida alrededor de Thunderdevil, y relámpagos verdes chisporroteaban en los ojos. La falta de respeto de Han Sen parecía haberlo enojado mucho.

Qi Xiuwen aún no había dado la orden de atacar, así que Thunderdevil se quedó quieto.

“Hermano Han, si sigues siendo tan terco, no me culpes por lo que pase después.” La cara de Qi Xiuwen se veía desolada. Se giró para mirar a Thunderdevil, y luego asintió con la cabeza.

A Thunderdevil ya le había empezado a desagradar Han Sen. No estaba acostumbrado a ser despreciado por alguien que aún no había abierto su primera cerradura genética. Pensó que Han Sen no sabía cuál era su lugar.

En el momento en que Qi Xiuwen asintió, feroces escudos de electricidad rodearon a Thunderdevil. Estaba totalmente consumido por el aura verde del fuego aéreo. Sus manos agarraron un largo y físico rayo, y lo lanzaron como una jabalina hacia Han Sen.

Con la aterradora escena que se estaba desarrollando, todos dieron un paso atrás para evitar ser golpeados por los truenos y relámpagos de Thunderdevil. Era tan brillante que ni siquiera podían ver el cuerpo de Thunderdevil.

Todo lo que se podía escuchar era la presión arremolinada de la estática y la electricidad. Han Sen vio entonces la llegada de la lanza del rayo.

Este poder aterrador hizo que los corazones de todos latieran de miedo, pero también les dio a cada uno un poco de celos, deseando que algún día pudieran alcanzar tal talento. Todos ellos deseaban desbloquear un día su primera cerradura genética, pero siendo realistas, sólo uno de cada millón era capaz de alcanzar tal estatus.

Pero entre sus celos y su estado emocional de miedo, pensaron que tendrían que ver a Han Sen ser asesinado por Thunderdevil. Sin embargo, fue en ese momento que el zorro plateado que Han Sen había estado sosteniendo saltó a la acción.

Una nube plateada de relámpagos apareció y aniquiló la cercana lanza de electricidad verde. Entonces, más truenos rompieron los cielos. Antes de que pudiera terminar, se unió a un coro de gritos.

Thunderdevil, que una vez infundió miedo en los corazones de todos los presentes, ahora estaba ennegrecido y carbonizado. Luego cayó al suelo. Había tres agujeros en su cuerpo, heridas lo suficientemente profundas como para revelar sus huesos. Se retorció en el suelo, incapaz de levantarse.

La audiencia tembló en sus botas, en total incredulidad al ver a Thunderdevil retorciéndose en el suelo. Cuando los gritos cesaron, la Sala de los Espíritus se quedó en silencio. Ni siquiera los sonidos de la respiración pudieron ser escuchados por la multitud que miraba.

“De ninguna manera. ¿Cómo?”

“¿Qué ha pasado?”

“¡¿Cómo puede un élite que ha abierto su primera cerradura genética ser vencido por un pequeño zorro mascota?!”

Todo el mundo se quedó sin palabras, y sus mentes estaban ahora plagadas de miles de preguntas diferentes sobre lo que acababan de presenciar. Todo lo que podían hacer era mirar a Thunderdevil, que estaba rodando por el suelo.

El color de la cara de Qi Xiuwen se desvanecía, y un escalofrío le clavaba el corazón. No podía creer que su as en la manga hubiera sido golpeado tan simplemente. Después de todo, era un élite que había desbloqueado su primera cerradura genética.

¡Pang!

Han Sen tomó al zorro plateado y lo acarició en sus brazos una vez más. Luego se acercó a Thunderdevil y lo pateó frente a Qi Xiuwen.

“¿Dije payaso? Lo siento, este tipo es un insulto para los payasos. ¿Este es en quien estabas confiando?” Han Sen miró a Qi Xiuwen, que ahora tenía la cara pálida.

Thunderdevil, que estaba cerca de los pies de Qi Xiuwen, estaba derramando sangre por su boca. Parecía como si estuviera a las puertas de la muerte.

Qi Xiuwen y sus otros cuarenta miembros de élite parecían absolutamente petrificados. No se atrevieron a moverse. Los dientes del público castañeteaban, y sus cuerpos temblaban de miedo e incertidumbre.

Qi Xiuwen debió pensar que estaba sufriendo una pesadilla implacable. Tenía más de cuarenta élites, uno de las cuales había abierto su primera cerradura genética. Esta poderosa alineación, que había parecido empequeñecer al resto en el salón, ahora parecía una lamentable broma.

Sí, era ridículo. Qi Xiuwen creía que controlaba el poder aplastante necesario para someter a cualquier enemigo que buscara obstaculizar sus objetivos y deseos. Ahora, creía que era ridículo.

Este hombre, que escuchaba todo y nunca decía que no, Qi Xiuwen había pensado que era estúpido. Pero ahora, reverenciaba a Han Sen como un dios. Apenas podía mirarlo, y todo lo que hacía era temblar en sus botas.

En ese momento Qi Xiuwen se dio cuenta de que Han Sen nunca lo tomó en serio, y que todo el tiempo que estuvo con él, debió haber disfrutado de la comedia. Era como si hubiera estado observando una hormiga, siendo arrogante y tratando de intimidar a los demás. Su comportamiento había sido ridículo y todos sus planes eran infantiles.

De repente, la confianza de Qi Xiuwen se derrumbó y con ella, cayó al suelo.

 

 


2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s