Súper Gen Divino – Capítulo 593: Poder Aplastante


Sexto Capítulo Semana 4

¡Disfrútenlo!

Yang Manli y su gente habían seguido a Han Sen a la Sala de los Espíritus, donde Han Sen usó sus espadas para suprimir completamente a las Espíritus gemelas. A través de su incesante aluvión de golpes de espada, las Espíritus gemelas no pudieron ganar terreno y retrocedían y retrocedían más y más.

“Hay algo siniestro y malévolo en este Han Sen. Ha estado en la segunda zona de El Santuario de Dios por menos de un año, así que ¿cómo puede ser tan poderoso? De alguna manera se las arregla para suprimir dos Espíritus de la Realeza simultáneamente. Y en cuanto a lo que pasó antes…” Zhu Ting tenía una mirada extraña, y parecía estar perturbado por sus pensamientos.

¡Pang!

Las Espíritus gemelas habían sido alejadas lo más posible, y ahora estaban de espaldas a una estatua. Los bonitos rostros de los espíritus reales se veían pálidos y sin esperanza.

La espada Serpiente de Ojos Plateados y la espada Antigua Bestia Mascota estaban cada una apretada contra el cuello de un espíritu. Viendo a ambos espíritus de rodillas, con miradas de lástima y tristeza en sus rostros, Han Sen se sintió notablemente feliz. Una vez, esto casi le costó la vida al herirlo gravemente. Hoy, finalmente fue capaz de cambiar la marea y recuperar parte del orgullo que había perdido en ese momento.

“¡Rápido, mátalas y agarra la piedra espiritual!” Alguien gritó desde atrás.

“No hay prisa, esperaré un poco más.” Han Sen no acabó con los espíritus todavía, sólo continuó apoyando las espadas contra sus cuellos. Quería darle más tiempo a Qi Xiuwen y al resto para matar a más criaturas para obtener una mayor recompensa cuando terminara el día.

Aunque Qi Xiuwen tenía un curioso conflicto de intereses en su corazón, era algo que se las arregló para ignorar. Con el poder de Thunderdevil y el Refugio DiosNegro, eran sin duda la fuerza más poderosa en la Planicie Helada. Pensó que estaba prácticamente garantizado que tomaría el refugio de la realeza para sí mismo. Incluso si Li Xinglun y Philip querían evitar que se apoderara de él, cualquier intento de represalia sería inútil. No había absolutamente nadie que pudiera enfrentarse a Thunderdevil.

Finalmente, Qi Xiuwen encontró la Sala de los Espíritus. Sin embargo, al acercarse a su entrada, casi se perturbó al notar la completa ausencia de criaturas. Aún más desconcertante eran los sonidos medio joviales de la charla humana que resonaban desde el interior.

Qi Xiuwen y Thunderdevil se miraron uno al otro, reconociendo lo que ambos estaban pensando. Juntos, corrieron al Salón de los Espíritus.

Con el resto acompañándolos, un salón enorme apareció en la Sala de los Espíritus frente a ellos. Las pupilas de Qi Xiuwen se redujeron a pequeñas cuentas después de estar dentro. Vio a las personas que se suponía que estaban luchando en el refugio espiritual descansando en la Sala de los Espíritus. Han Sen ya estaba de pie junto a una estatua, extendiendo su mano para agarrar la piedra espiritual que estaba incrustada dentro.

“¡Son unas Espíritus gemelas!” Qi Xiuwen vio a Han Sen sosteniendo una espada de oro y otra de plata, con las Espíritus gemelas de pie en señal de concesión bajo las espadas. No pudo estar más sorprendido.

Viendo a Han Sen tomar las dos piedras de los espíritus, la dama de pelo plateado y la dama de pelo dorado se arrodillaron ceremoniosamente ante Han Sen. Bajaron sus dos orgullosas cabezas y hablaron en tándem, “La Princesa Yin y la Princesa Yang están dispuestas a someterse y ofrecer absoluta lealtad a su nuevo maestro. Podemos convertirnos en las sirvientes más fieles.”

Todos los demás estaban ahora de pie, mirando a las princesas que se arrodillaban y juraban lealtad a Han Sen.

Este era un par de Espíritus Princesas. Era bastante raro ver a un Espíritu de la clase realeza hacer tal voto, pero que dos de ellas lo hicieran al mismo tiempo era casi increíble.

En cada una de las manos de Han Sen descansaba una piedra de espíritu, una de plata y una de oro. Colocó las piedras en las frentes de la Princesa Yin y la Princesa Yang. Luego se convirtieron en una con sus piedras, desapareciendo en ellas en una luz cegadora.

Todo el mundo siguió de pie allí, sólo mirando. La obtención de un Espíritu de la realeza era algo que pocos verían. Y para que fueran las Espíritus gemelas, sobre todo, era algo que podía suceder una vez cada cien años en el mejor de los casos.

Cuando las Espíritus de la realeza fueron sometidas, las criaturas dentro del refugio perdieron su razón de permanecer y defender lo que antes era su hogar, y por eso huyeron. Un poco más tarde, Li Xinglun y Philip llegaron a la Sala de los Espíritus.

“¿No se supone que están cazando a las criaturas? ¿Qué están haciendo aquí?” Han Sen se giró para observar la sala con sus ojos, que después de un largo recorrido, terminó en Qi Xiuwen.

Qi Xiuwen suspiró y dijo, “Hermano Han, eres muy afortunado. Debes ser muy afortunado de haber podido someter a las Espíritus gemelas.”

De repente, el tono de voz de Qi Xiuwen cambió. “Pero no puedes vivir del mérito de la suerte toda tu vida. Hermano Han, tomaré este refugio, ¿de acuerdo?”

“Qi Xiuwen, ¿no recuerdas la promesa hecha entre la familia de Tang y Dong Lin?” Han Sen mantuvo su mirada en Qi Xiuwen mientras hablaba.

“La promesa entre Dong Lin y la familia de Tang sólo se aplica al Refugio DiosNegro. Este no es el Refugio DiosNegro, ¿verdad?” Qi Xiuwen sonrió.

Li Xinglun y Philip se miraron, como para confirmar que estaban a punto de hacer algo en conjunto. Pero de repente, Qi Xiuwen hizo un gesto con su mano. En segundos, incontables soldados del Refugio DiosNegro pululaban por todos los rincones de la sala.

“Esto es entre el hermano Han y yo, así que por favor no nos interrumpan. Gracias, lo aprecio.” Dijo Qi Xiuwen a Li Xinglun y Philip.

“Qi, prometiste que los tres estaríamos a cargo una vez que tomáramos el refugio. ¿Vas a tomarlo todo para ti?” Dijo Philip fríamente.

“Este mundo está reservado para los fuertes. Aunque te lo diera, ¿podrías honestamente aferrarte a este refugio?” Qi Xiuwen dio una señal que hizo que los evolucionados a su alrededor asumieran posiciones de batalla. Había más de cuarenta evolucionados con un nivel de aptitud de más de cien.

Los rostros de Li Xinglun y Philip cambiaron. En sus refugios sólo había diez evolucionados con un nivel de aptitud de más de cien. El Refugio DiosNegro, sin embargo, se suponía que sólo contenía veinte. ¿Cómo puede haber ahora tantos?.

Contra tantos evolucionados con tal nivel, habría sido imposible que se defendieran. Así que volvieron al silencio.

Yang Manli frunció el ceño, como el resto de sus compatriotas. Un batallón como ese, sería suficiente para barrer todo la Planicie Helada.

Sin embargo, Qi Xiuwen tenía razón. Sólo los fuertes podrían prosperar y convertirse en formidables líderes. El poder que tenía Qi Xiuwen era suficiente para controlar todo lo que quisiera en la Planicie Helada. No tendría sentido que alguien se resistiera.

“Hermano Han, tú y yo éramos amigos. Es una pena que no nos veamos cara a cara en esto, pero si me juras lealtad y obediencia, te mantendré a mi lado. Nuestra relación puede seguir siendo la misma, pero nuestros papeles se invertirán.” Qi Xiuwen, con un sentimiento de dominio, habló con Han Sen en un tono marinado con la salsa amarga de la bravuconería.

“Qi Xiuwen, ¿crees sinceramente que esta gente puede detenerme?” Han Sen acarició al zorro plateado en sus brazos y le hizo la pregunta con calma.

Qi Xiuwen sonrió y respondió, “El hermano Han es muy poderoso. Es algo que reconozco y no me atrevería a menospreciarlo, si es lo que teme.”

Después de eso, Qi Xiuwen señaló al hombre que estaba a su lado, Thunderdevil. Entonces dijo, “Sólo puedo asumir que no sabes quién es esta persona, así que permíteme presentarte. Este es el evolucionado más talentoso de Dong Lin. Este es Thunderdevil. Pocas personas podrían esperar ser tan talentosas como él. Es un exitoso aprendiz de la habilidad Núcleo de Trueno. También abrió su primera cerradura genética en la segunda zona de El Santuario de Dios. Es una rareza en la Alianza.”

Las caras de todos cambiaron cuando miraron a Thunderdevil con miedo.

Si había sido capaz de abrir su primera cerradura genética en la segunda zona de El Santuario de Dios, el hombre al lado de Qi Xiuwen era sin duda un genio. Parecía tener entre cuarenta y cincuenta años, así que tener ya un logro como una muesca en su cinturón era notable.

El silencio ensordeció los oídos de todos en la sala. Qi Xiuwen tenía con él a un élite que ya había abierto su primera cerradura genética. Esa clase de poder no sólo limpiaría a sus adversarios sino que los aplastaría hasta convertirlos en polvo.

La sala nunca había estado tan tranquila, y una triste realización amaneció en los corazones de todos los que estaban allí. Su esperanza se había agotado, y con este hombre y su aplastante poder presente, el miedo de perderlo todo en la Planicie Helada a manos de Qi Xiuwen era demasiado real.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s