Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 07 – Capítulo 02


Capítulo 02 – Anuncio

 

La enorme pila de papeleo. El funcionario civil que espera en la fila. La ocasional dama de la corte que aparece de la nada para echar un vistazo.

 

Jinshi llevó a cabo su trabajo habitual. El hecho de que se sienta realmente feliz con lo de siempre, ¿es un signo de su torcido umbral de felicidad?

 

La carga de trabajo normal se había duplicado desde la llegada de la Sacerdotisa del Oeste. Después, hubo un banquete al que la sacerdotisa fue invitada, donde tuvo lugar su asesinato por envenenamiento. Al final, el incidente fue una actuación orquestada por la sacerdotisa, pero la propia sacerdotisa tuvo que terminar muerta.

 

Jinshi pensó que al hacerme estas demandas tan poco razonables…

 

La sacerdotisa seguía viva y actualmente está con la antigua Consorte Ah Duo de alto rango. El Lamentaba que su residencia se haya convertido en una especie de refugio.

 

Pero, unos pocos, incluido Jinshi, tuvieron que lidiar con las secuelas de la muerte de la sacerdotisa.

 

También hubo oficiales que echaron leña al fuego alegando que Sha’ou invadirá usando a la sacerdotisa como excusa. Pero eso era improbable ya que Sha’ou es una nación dependiente del comercio. Sin un respaldo prominente, librar una guerra sería imposible para ellos.

 

Y por lo tanto, sus propuestas eran tan temidas.

 

Implicaba relajar los impuestos, en particular, reducir los que se imponían a los alimentos.

 

Pensaba que no había manera de que admitieran que se les acababan las provisiones. La antigua sacerdotisa de Sha’ou conocía bien el gobierno del rey. Basándose en su personalidad e inclinación política, la respuesta estaba dentro de las expectativas.

 

Había demasiada armonía preestablecida como para impedirlo, pero no significaba que los asuntos diplomáticos fueran simples.

 

Después de todo, fue sólo hace unos días cuando fue acosado por el trabajo que le hizo anhelar las tareas que tiene por delante ahora.

 

“Jinshi-sama, esto también.” Basen entregó una nueva pila de papeleo. Aún así, sería mejor si la carga de trabajo se redujera al menos a la mitad antes de que llegara a él.

 

“¿No puedes reducirlo a la mitad ya?” Preguntó Jinshi.

 

“Incluso si dice eso”.

 

Los sellos de los documentos pertenecían en su mayoría a altos funcionarios. Los funcionarios civiles que hicieron la clasificación no pueden rechazar documentos de aquellos con sellos más altos que los suyos. Y por eso, incluso los asuntos triviales van a Jinshi.

 

Jinshi suspiró mientras estampaba su sello.

 

Mientras tanto, un funcionario civil que estaba clasificando se levantó, echando un vistazo a Jinshi. Él fue el único presente cuando el té de Jinshi fue envenenado. Un individuo talentoso y un sustituto temporal de Basen hasta que este último fuera totalmente reincorporado, fue mantenido por su sobresaliente manera de trabajar. En cuanto a la persona en sí, quería volver a su antiguo puesto lo antes posible, pero Jinshi estaba siempre falto de personal, y no tenía planes de liberarlo.

 

“¿Qué pasa?” Basen preguntó en nombre de Jinshi.

 

Los hombros del funcionario civil temblaban. “N-, no, no es nada…”

 

Por mucho que dijera que no hay nada, estaba inquieto. Lo que le recordó a Jinshi, que su comportamiento ha sido extraño desde hace unos días.

 

Podría ser, Jinshi entrecerró los ojos.

 

“¿No es realmente nada? Escúpelo.” Basen presionó al funcionario civil. En estos días, asuntos peligrosos se agitaban alrededor de Jinshi. Será demasiado tarde cuando algo suceda; así que Basen, con sus deberes de guardia, estaba particularmente alerta.

 

“¡E-eek!” El rostro del funcionario civil se endureció, y con una mano temblorosa, se metió en el bolsillo de su pecho. Sin demora, Basen sujetó al funcionario civil.

 

¿Está ocultando un arma? Basen no se contuvo.

 

“¿Quién te puso a hacer esto?” Basen se apoderó de las muñecas del funcionario civil. Lo que sacó del bolsillo de su pecho, fue un pedazo de papel.

 

“Basen, suéltalo.” Jinshi suspiró cuando vio el pedazo de papel. “¿Estabas inquieto por esto?”

 

“¿Ha?” ¿Qué es eso? Basen ladeó la cabeza.

 

“Owwww. P-, por favor, déjeme ir.”

 

 

 

 

 

 

Basen soltó al funcionario civil y miró la basura en las manos de Jinshi. “Algo así…”

 

“No sé cuándo se hizo, pero se ha hecho meticulosamente”.

 

El papel contenía información sobre la publicación de un libro en una librería de la capital en este mismo día.

 

“…Yo, yo lo quiero. No sé si podré comprarlo una vez que se venda”, dijo el funcionario civil con lágrimas en los ojos mientras se frotaba el brazo derecho. El rostro de Basen estaba lleno de culpa.

 

Un libro es un artículo de clase alta. Una reimpresión está fuera de discusión a menos que consiga una gran popularidad. Una vez agotadas las existencias, lo único que puede hacer es esperar a que se venda de segunda mano.

 

“Pero, imprimir y distribuir intencionadamente papel para publicidad, ¿no están preparados?” Jinshi dijo.

 

La impresión requiere un gran número de hojas. Para compensar los costes de producción, se necesita imprimir más libros…

 

“…y-, yo no lo sé. Creo que será popular”, dijo el funcionario civil.

 

“¿Tan popular es el autor?” Jinshi examinó el pedazo de papel a fondo. Sin embargo, quedó asombrado por esta nueva forma de distribución a un gran número no especificado de personas mediante la impresión en papel. ¿Quién podría…?

 

“!?” Vio un nombre que no debía ver.

 

“Umm, ¿es este el Gran Mariscal Kan?” Basen preguntó.

 

Jinshi, que también vio el título, el asintió. “Una pregunta, si me permite. ¿De quién recibiste este papel?”

 

“U-, un amigo del Ministerio de Hacienda, es un conocido del hijo del gran mariscal. Lo obtuve de una distribución privada”, respondió el funcionario civil.

 

El Ministerio de Hacienda es el departamento que supervisa los asuntos financieros.

 

Es Rahan. Si Rahan está involucrado, entonces el libro no es sólo idea del Estratega-dono—sino que sería objeto de una edición genuina.

 

“…se les ocurrió un libro de Go, huh,” dijo Jinshi.

 

Lo que le recuerda que escuchó un rumor. Que el Estratega-dono se esforzó por escribir un libro de Go.

 

Nunca esperó que se convirtiera en algo tan grande en escala.

 

Jinshi puede apreciar la distribución de la literatura, habiendo también incursionado en el negocio del papel y la imprenta en el pasado.

 

Pero, fue inesperado que incluso este diligente funcionario civil deseara el libro del Estratega-dono.

 

“No sabía que el Estratega-dono tuviera tanto talento literario.”

 

“No me importa si lo tiene. He oído que sus palabras son difíciles de descifrar. Y aun así, me dicen que el libro cataloga todas las formaciones de Go señaladas por el Gran Mariscal Kan hasta ahora. ¡No hay manera de que pueda ignorar algo como esto!” Aunque estaba llorando hace un momento, el funcionario civil estaba hablando ahora. Estaba haciendo comentarios indiferentes sobre el Estratega-dono. Se dice que la gente a menudo se altera por sus cosas favoritas, pero para este hombre, era Go.

 

“Sólo he incursionado un poco en el Go, ¿pero es el Gran Mariscal Kan tan bueno?” Basen parecía realmente desconcertado.

 

“No sólo es bueno. La única persona en este país que puede superarlo es el instructor de su majestad.”

 

“Eso sí que es ser bueno”. Jinshi también fue enseñado por el instructor en varias ocasiones. ¿Cuántas piezas suyas quedaron en el tablero después de su última sesión?

 

“El algoritmo del Gran Mariscal Kan es imposible de comprender desde el principio, por lo que no se puede predecir cómo va a jugar. Si te familiarizas con los registros de sus juegos, este artículo es muy codiciado por los entusiastas del Go.” El funcionario civil apretó los puños, con los ojos brillantes. La conciencia culpable de Basen por restringirlo también se redujo un poco.

 

“Pero el gran mariscal también es humano. Afirmar que es imbatible en el Go…” De nuevo, Basen estaba haciendo comentarios terribles sobre el Estratega-dono. Pero como era la verdad, Jinshi no pudo evitar estar de acuerdo.

 

“¿Qué dice? Significa que en el Go, el instructor triunfará seis de cada diez veces.”

 

“….”

 

“En el shogi, también, nadie puede ganar contra él.”

 

“….”

 

De hecho, el tratamiento de esa persona no era bueno.

 

“Entiendo. Basen, ¿trajiste la billetera?” Preguntó Jinshi.

 

“Eh, sí.” Basen sacó la billetera del bolsillo de su pecho. Jinshi hizo que el funcionario civil la tomara. El funcionario civil, nervioso, alternó su mirada entre Jinshi y Basen.

 

“Basen te ha molestado. No es mucho, pero por favor, tómala.”

 

“N-, no. No hay forma en que pueda… Además, es de Basen-sama…”

 

Desafortunadamente, no era la billetera de Basen. Sólo estaba manejando el dinero de Jinshi para los gastos. No sabía el precio, pero debería ser suficiente para el dinero de consolación.

 

“Además, tu mano derecha debe doler. Puedes terminar tu trabajo aquí e ir a esa librería. Debería cubrir el coste del libro.”

 

“N-, no. Esto es demasiado. No puedo tomar tanto”.

 

El tipo era demasiado honesto. Debería aceptarlo obedientemente.

 

En ese caso, vamos a reformularlo de esta manera.

 

“¿De qué estás hablando? No es sólo una copia. Mi parte también está incluida. Si queda dinero, también te dejaré la parte de Basen. Vamos, date prisa. Probablemente se venderá. ¿O quieres una recompensa diferente?”

 

“N-, no. Lo entiendo. ¡Me voy a retirar!” El funcionario civil dejó la oficina en pánico.

 

Una vez que ya no pudo oír el sonido de sus pies corriendo, Jinshi exhaló. “Basen, ¿no es bueno de repente sujetar a alguien en el suelo?”

 

“I-, incluso si dice eso”, dijo Basen, disculpándose.

 

“Lo que sea. El hecho de que no le hayas roto el brazo significa que has ajustado tu fuerza”.

 

Considerando la fuerza sobrehumana innata de Basen, no sería extraño que los huesos del funcionario civil fueran aplastados en pequeños pedazos. Más o menos, él maduró—Jinshi lo aprobó.

 

“Jinshi-sama. No tengo ningún interés en algo como Go sin embargo.”

 

Se trataba de su petición de la copia de Basen.

 

“¿De qué estás hablando? No hay pérdida alguna por aprenderlo. Incluso las jóvenes solitarias tienen interés en el Go. Aunque los cónyuges no tengan nada de que hablar, si al menos pueden jugar al Go, se las arreglarán.” Lo dijo en broma, pero el rostro de Basen se puso rojo.

 

Oh Vaya, Jinshi regresó a su escritorio mientras ladeaba la cabeza.

 

Se arrepintió tan pronto como llegó ahí.

 

La montaña de documentos seguía ahí.

 

Era demasiado tarde para volver a llamar al funcionario civil ayudante.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Un comentario

Responder a Cifer Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s