espada

Espada del Amanecer — Capítulo 78


Capítulo 78 – Activador de runas y el tiempo de holgazanería de Amber

 

EZ: 3/6


El elogio de Gawain fue, por supuesto, bastante agradable para Rebecca; casi se adelantó moviendo su cola para pedir que la alabaran más (si tuviera cola). Mientras tanto, Gawain examinó minuciosamente la estructura de este moderno horno después de elogiarla. Ya había encontrado muchos aspectos que no había planeado al principio, y una parte de estas estructuras adicionales podrían ser las reformas de Hummel según sus experiencias como herrero, mientras que el resto sería definitivamente obra de Rebecca. Después de todo, Hummel no sabía cómo hacer cambios en las runas y los círculos mágicos.

 

“¿Para qué sirve esta estructura?” Gawain señaló el pedal unido, la biela y la placa de acero en el fondo del horno. Estas estructuras parecían ser muy pequeñas y delicadas; Hummel probablemente las había forjado poco a poco usando un martillo. Una parte de ella estaba encajada con la losa de piedra en el suelo, mientras que otra parecía estar relacionada con la estructura del círculo mágico del horno. Esto hizo que Gawain hiciera algunas conjeturas vagas.

 

“Oh, oh, ¿no dijiste que querías un interruptor para los círculos mágicos que incluso los herreros que son hombres comunes pudieran controlar? Así que diseñé esta estructura.” Rebecca explicó con una luz(rayo). “Aunque el horno moderno puede funcionar continuamente, a veces tiene que ser apagado. Así que mira, este pedal puede mover esta placa de acero. Hay una runa en la placa de acero y otra en la losa de obsidiana del horno. Este par de runas es ineficaz si se separan, pero cuando se juntan, se convierten en parte del círculo mágico completo…”

 

Rebecca explicó mientras se lo demostraba a Gawain. Ella pisó el pedal con fuerza. La placa de acero conectada se giró y encajó en la hendidura del fondo del horno. Gawain vio entonces que tenía una runa elemental básica tallada en la otra cara — que resultó ser la parte que faltaba en el círculo mágico del horno.

 

Esto era un interruptor, una estructura extremadamente simple pero llena de creatividad.

 

Antes de la aparición de esto, los magos controlaban el funcionamiento de los círculos mágicos directamente usando su propio poder mágico.

 

Pero los herreros no sabían cómo controlar el poder mágico, así que claramente lo necesitaban.

 

Y cuando la placa de acero se volteó, se conectó el circuito mágico de todo el horno. Gawain percibió una corriente que surgió brevemente en el aire. Después de eso, algunos patrones brillantes emergieron en las placas de piedra del suelo, y los círculos mágicos en el lado del horno también se activaron. Las runas en ellos se iluminaron una por una. Durante mucho tiempo se había colocado leña en la cámara; en la actualidad, al activarse los círculos mágicos, esta leña comenzó a arder y a estallar instantáneamente en llamas furiosas, ardiendo mucho más fuerte y caliente que las llamas habituales de la leña.

 

Rebeca había quitado su pie, pero la placa de acero ya estaba puesta en la hendidura del horno con la ayuda de los pestillos de los engranajes. A pesar de que la precisión de toda esta estructura no era comparable a la de los productos industriales — ya que sólo necesitaban empujar la runa cruda hacia arriba para que surtiera efecto — su modo de funcionamiento ya era casi perfecto.

 

“¡Lo piso otra vez, y vuelve!” Rebecca señaló los pestillos entre las barras de conexión con una sonrisa complacida. “Llamé a todo este conjunto ‘activador de runas’, ¡un mecanismo que puede ser activado y operado por runas! Déjeme decirte. No asumas que fue tan simple como desarmar unas cuantas runas y volver a armarlas. Experimenté durante mucho tiempo antes de concluir que este par de runas era la combinación más estable, más universal…”

 

¡Chica, le has dado a esta cosa un nombre súper elegante!

 

Al captar la mirada ligeramente desorientada de Gawain, Rebecca finalmente finalizó su incesante bla bla que provenía de su excesiva excitación. Preguntó con algo de esperanza y nerviosismo, “Um… Lord Ancestro, ¿qué piensas de esto? Oh sí, aparte de este activador de runas, todo lo demás de este horno fue reformado por Hummel.”

 

“Muy bien, muy bien. ¡Los dos lo han hecho bien!” Gawain la elogió sinceramente; luego se dio cuenta de que el viejo herrero no estaba presente. Así que preguntó con curiosidad: “¿Adónde fue Hummel?”

 

Rebecca se rascó el cabello. “Como necesitamos aún más piedras negras y arcilla roja para construir más hornos nuevos, trajo a algunos aprendices y gente del grupo de búsqueda para buscar materiales en las montañas. El grupo de búsqueda mencionó que habían visto piedras negras en las montañas cuando regresaron ayer.”

 

Gawain soltó un “oh” en respuesta antes de que de repente se diera cuenta de que estaba aquí por asuntos propios. Por lo tanto, se dio un golpecito en la cabeza y dijo, “Ah sí, tengo algo para ti. Mira esto. ¿Tienes alguna impresión?” Sacó una sustancia endurecida de color gris oscura y fea. Este era el último pedazo de “residuo” que le quedaba después de darle todo el resto a Heidi.

 

Rebecca lo reconoció al instante. “Ah, ¿no es este el residuo de mi horneado fallido anterior?”

 

“Mira cuidadosamente aquí.” Gawain podía decir que ni siquiera Rebecca había notado que había algo más mezclado en el “residuo de residuos” que había creado. “¿Ves estos granos de sólidos cristalinos? ¿Todavía recuerdas cómo los horneaste?”

 

Rebecca sólo se dio cuenta de esos pedazos de migajas en ese momento. Honestamente hablando, como todos los residuos se veían casi iguales, ella no era capaz de diferenciar los productos por lotes sólo con mirar. Afortunadamente, siguió estrictamente las ‘reglas de operación’ de Gawain y registró minuciosamente la proporción de materiales, la duración, la temperatura y el número de serie del horno de cada lote que horneó. Sólo necesitaban verificar que este era uno de los primeros lotes y luego rehacerlos siguiendo los registros de ese día. Entonces serían capaces de confirmar fácilmente cómo llegaron estas cosas.

 

Escuchando que Rebecca había hecho registros diligentemente y que podían recrear fácilmente los detalles operativos de los registros, Gawain realmente dio un suspiro de alivio. En este trasfondo ‘medieval’, las ‘notas detalladas’ casi no existían en la mente de la persona promedio; sólo los magos dedicados a varias investigaciones mágicas tendrían un concepto superficial de esto. Pero, Rebecca no era una maga que pudiera investigar; esto se reflejaba en sus simplistas bolas de fuego que siempre habían sido grandes, súper grandes, ultra grandes, o muchos, muchos niveles más grandes. Por lo tanto, esta chica carecía de los hábitos apropiados que uno debe tener cuando hace experimentos.

 

Afortunadamente, ella era muy obediente y era minuciosa con todo lo que Gawain le encomendaba.

 

Mientras Gawain estudiaba cómo introducir el ‘arte de la explosión’ [1] lo antes posible en esta era, cierta mitad-elfo medio bandida que estaba libre después de comer y beber a gusto se paseaba por los densos bosques de la Cordillera Oscura.

 

Por supuesto, una forma más creativa de decirlo sería — patrullar las fronteras del territorio o, incluso, buscar el peligro potencial y las riquezas en la Cordillera Oscura… ¡Tenían casi el mismo significado de todos modos! … Cualquiera que conociera a esta persona sabría que simplemente estaba holgazaneando.

 

Llevando sus dos preciadas dagas y tarareando una canción desentonada, Amber saltó entre las rocas y las ramas como si estuviera caminando por un terreno plano. Con la ayuda de las omnipresentes sombras del bosque, su forma desaparecía en el aire de vez en cuando y luego aparecía repentinamente a decenas de metros de distancia, incluso hasta cien metros. A veces, mientras su figura parpadeaba, una fruta silvestre de origen desconocido estaba en su pequeña daga. Entonces, le daba uno o dos mordiscos antes de tirarla casualmente.

 

Para Amber, que era un elfo y también una maestra de las sombras, estos bosques oscuros eran como un paraíso hecho a su medida.

 

“Ha… este es un lugar realmente encantador…”

 

De pie en la rama de un gran árbol, Amber se estiró cómodamente mientras dejaba escapar un relajado suspiro.

 

A pesar de sentirse intimidada por la notoria reputación de la Cordillera Oscura cuando llegó por primera vez (incluso pensó en escapar o no), pero después de quedarse aquí por un tiempo, se dio cuenta de que este lugar era realmente como ese dumpling de 700 años de edad había dicho — no tan aterrador en absoluto.

 

También tenía sentido. Han pasado varios cientos de años desde la Ola Oscura. Esos monstruos estaban doblemente sellados por la Gran Barrera y por la Cordillera Oscura en los páramos de Gondor. Este lado norte de la cordillera también tenía capas de protección. ¿Cómo podía existir más peligro?

 

Estos tipos del norte se asustaron mucho: ¡se asustaron de verdad!

 

Amber se burló subconscientemente de esos ‘norteños’ que no se atrevieron a venir aquí porque creían en la feroz reputación de la Cordillera Oscura, pero olvido por completo que no hace mucho tiempo, ella había sido uno de ellos.

 

Se quedó en la rama por un tiempo. Cuando se cansó de la brisa fresca, extendió sus brazos y cayó de espaldas del árbol.

 

A mitad la caída, entró en el estado de sombras. El poder de las sombras la envolvió y la llevó instantáneamente a un mundo paralelo al real, donde casi nadie podía entrar.

 

Los sonidos del viento, insectos y el canto de los pájaros en el bosque quedaron atrás. Amber aterrizó suavemente y se quedó en este mundo tranquilo y aburrido.

 

El denso bosque había desaparecido. Sólo había un crecimiento excesivo de rocas de aspecto grotesco y escarpados caminos de montaña. Unos pocos troncos de árboles marchitos yacían entre la montaña. Como dientes irregulares, sus horribles ramas apuntaban hacia los cielos nublados y sombríos del reino de las sombras.

 

Este mundo blanco y negro era desconcertante, como el reino de los muertos en las leyendas, pero para Amber, este era un lugar que le traía mucha paz.

 

Cuando se paraba aquí, se sentía como si estuviera en casa.

 

Pero, en el pasado, Amber no podía venir aquí a menudo.

 

A pesar de poseer un talento excepcional con las sombras, anteriormente, Amber no había sido capaz de entrar en el reino de las sombras en cualquier momento y en cualquier lugar que deseara. Sólo podía tener una vaga idea de la “frontera” de este mundo y podía llegar a este mundo más fácilmente que los pícaros promedio, pero era especialmente difícil cruzar completamente la frontera. A menudo, requeriría un largo período de mediación o la ayuda de algunos artículos y pociones mágicas.

 

Pero desde que abandonó el (antiguo)territorio de los Cecil, este proceso parecía haberse vuelto mucho más fácil.

 

Mientras se concentrara, sería capaz de sentir la presencia de la frontera, y mientras reuniera las fuerzas de las sombras, podría cruzar la frontera con facilidad.

 

A través de un período de familiarización y adaptación, podía incluso bucear extravagantemente en el reino de las sombras como lo estaba haciendo ahora.

 

Aunque no era una erudita que investigara especialmente las sombras ni una maga con un ‘agudo sentido de lo sobrenatural’, Amber no se engañaba a sí misma. Vagamente había adivinado que el reino de las sombras se había vuelto más fácil de entrar — no porque su afinidad con las sombras hubiera avanzado a pasos agigantados (aunque había una clara mejora) — sino probablemente porque este mundo estaba viendo cambios. Alguna fuerza había causado que las paredes del reino de las sombras y el mundo real se debilitaran.

 

Pero, el debilitamiento era extremadamente leve; sólo ella, la ‘rara’, fue capaz de sentir los cambios.

 

Si ella trataba los cambios del reino de las sombras como un gran descubrimiento y se acercaba a esos altos magos, eruditos y lores con ello, diez a uno, sería expulsada como una loca o algo peor; para ellos, su extraordinario talento con las sombras (y su terrible capacidad de combate) sería considerado un regalo que caía de los cielos. Puede que ni siquiera consiga salir viva de las torres de magos de esa gente.

 

Amber vagaba por el reino de las sombras, disfrutando de la tranquilidad y seguridad de este mundo, mientras esos pequeños pensamientos suyos flotaban en su mente.

 

Entonces, ¿qué tiene que ver cualquier cambio en el mundo con ella…?

 

¿Pero quizás podría contarle a ese tipo que salió del ataúd sobre ello?

 

Ese tipo parecía el tipo que estaría muy interesado en estos extraños sucesos, y definitivamente no la sujetaría en la mesa de un laboratorio y la cortaría en rodajas…

 

Todo tipo de pensamientos giraban en la mente de Amber, y ella subconscientemente sonrió.

 

 

Notas[1]

La famosa frase de Taro Okamoto – “¡El arte es explosión!”

EZ: Acá les tengo una consulta a los lectores y demás, el titulo y el termino activador de runas no se si queda… bien como termino técnico en ingles es “rune trigger” si tiene sugerencias de cual termino de la traducción de esto quedaría mejor las acepto para ver si cambio este termino


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

2 comentarios

  1. La palabra activador para trigger me parece más que correcta, en otros ámbitos se traduce como disparador o gatillo pero para este caso activador es la mejor traducción. Yo sugeriría “activador rúnico”, en vez de “activador de runas.”.

    Le gusta a 1 persona

    • Hmm podría corregirlo bien ya que no es parte de los cap del arco pasado veré si lo hago después y ya que estoy acá hay gente mas adelante llamada “Maestros de Runas” acá quedaría mejor también como “Maestros Rúnicos”?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s