Arifureta — Capitulo 134


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Despertar

“Nu… ¿Nu?”

Los ojos de Shizuku se abrieron suavemente mientras filtraba un lindo sonido. Al despertar de su siesta, sus pupilas no parecían concentrarse del todo bien. Un momento después, se dio cuenta de que estaba mirando las astillas de un techo de madera encima suyo. En su estado medio despierto, también reconoció una sensación suave en la parte posterior de su cabeza.

Mientras tenía una cara tan indefensa, una voz familiar vino de su lado.

“Shizuku-chan, ¿te estás despertando? Ya es mediodía”.

“¿Uh?… ¿Kaori…?”

Shizuku involuntariamente se volvió hacia la fuente de la voz. De hecho, su mejor amiga estaba a su lado. Kaori observaba a Shizuku con una sonrisa amable, sentada en una silla junto a la ventana.

Se frotó los ojos y se sentó, sacudiéndose el sueño como si saliera a la superficie de un profundo charco de agua. Comenzó a recordar dónde estaba antes de perder el conocimiento e inclinó la cabeza hacia un lado.

“¿Oh? Estaba afuera en el bosque… quiero decir… ¿Cómo llegué aquí, esta es la habitación de Kaori?”

Esta fue una de las habitaciones privadas preparadas para el grupo de Hajime en Faea Belgaen. Aunque no conocía la habitación de Kaori a la vista, dado que Kaori estaba aquí, supuso que era así.

Recordando el evento de esta mañana, Kaori tenía una sonrisa amarga con solo una pizca de dolor en su corazón mientras examinaba a Shizuku, quien tenía una mirada perpleja.

“Sí, es mi cuarto. Esta mañana, Hajime trajo a Shizuku-chan. ¿Estuviste despierta toda la noche? Eso no es bueno. Acabas de regresar de un Gran Laberinto. Deberías tomártelo con calma.

“Entiendo, lo siento. ¿Entonces me trajo aquí? No me acuerdo en absoluto”.

“Shizuku-chan estaba muy cansada”.

Kaori levanta un dedo acusador hacia Shizuku como una forma de regaño, haciendo que Shizuku se mueva nerviosamente. Su docilidad la hacía lucir aún más genial y adulta con su largo cabello negro ya no estando en cola de caballo, mostrando el poder de la brecha entre ambos.

Su figura sin vestir en una camisa de una pieza también contribuyó a su apariencia. No es de extrañar que todas las chicas de la clase quisieran llamarla su hermana mayor. Ser testigo de su figura haría que alguien declarara que ‘¡su poder destructivo es increíble!’ Con una sola sonrisa, podría crear un baño de sangre solo de hemorragias nasales.

Incluso Kaori se sonrojó un poco. Shizuku la miró con un rubor propio y le preguntó a Kaori nerviosamente.

“Oh… ¿cómo lo hizo?”

Shizuku parecía luchar con el hecho de que había sucumbido al sueño, su ritmo cardíaco aumentaba ante la idea de que Hajime la cargara. ¿Tal vez fue una carga de princesa?

Sin embargo, la realidad era cruel, por lo que las mejillas de Kaori se contrajeron.

“¿Cómo serías llevada normalmente?”

“… Kaori, ¿normalmente?”

“Normalmente, sí, correcto. Fue solo un poco artístico”.

“Espera, Kaori… ¿qué quieres decir con artístico?”

Shizuku continuó preguntando incluso cuando Kaori dudó en decir algo desagradable. Los ojos de Kaori parecieron vagar por un tiempo, antes de forzar una sonrisa en su rostro.

“Estabas durmiendo, ¿cómo decirlo?… ¿crucificada en una cruz… mientras te llevaban por el cielo?”

“¿Eh, crucificada?”

Después de escucharlo en detalle, parecía que Hajime había aprovechado la oportunidad para llevar a Shizuku a su habitación como una forma de entrenamiento, practicando con piedras de gravedad para llevarla de regreso sin despertarla. Se podría decir que lograr el equilibrio correcto para evitar que la agitación la despertara sería una carga digna de ser entrenada.

Además, terminó en la habitación de Kaori porque Hajime no tenía idea de dónde estaba la suya.

“Aun así… ¿por qué una cruz?”

“Extiende el cuerpo como una esfera, de modo que los errores no sacudirán tanto el cuerpo, por lo que es más fácil hacer ajustes, para que puedas dormir”.

“Incluso si dices eso… no es una especie de sueño desagradable…”

Las mejillas de Shizuku se contrajeron convulsivamente. Una vena se marcó en su frente y el calor en su pecho se volvió helado. Kaori profundiza su sonrisa irónica.

Por cierto, el estado crucificado de Shizuku fue atestiguado por un grupo de soldados que pasaba. Al igual que la imagen de Cristo en la cruz colgado en las iglesias de la tierra, tuvo un efecto en las personas. El número de fanáticos de Shizuku aumentó exponencialmente debido a lo místico de esa imagen, pero es mejor no decirlo en este momento.

Mientras Shizuku ardía en una silenciosa ira, se escuchó un sonido desde abajo. Parecía ser la voz de alguien familiar. Era la voz de una mujer. Kaori miro por la ventana.

“¿Es algo ruidoso?, ¿Qué está pasando?”

“… hay un encuentro… Shia y Arutena. Una pelea tan temprano en la mañana. Hay que hacer algo”.

“¿Qué tipo de pelea?”

“Bueno, no estoy segura de cómo explicarlo, ¿algo parecido a una discusión?, ¡Es temprano, vamos a ver!”

Sin comprender, Kaori resume y explica la situación mientras insta a Shizuku a seguirla abajo.

Aparentemente, el par había comenzado a pelear por algo relacionado con Hajime. Después de algún comentario desconocido, Shia había explotado y comenzaron a tener una luchar (Ex: Como el deporte). Shia estaba usando un giro de cobra (cobra twist) en Arutena en el medio del comedor. (Ex: No sé mucho de la lucha así que los nombres en español podrían ser incorrectos)

Shia parecía estar usando técnicas de lucha libre profesional en la nieta de Alfrerick. ¡Era prácticamente una princesa! Una chica del rechazado grupo de conejos estaba usando la violencia contra la hija de una de las fuerzas más fuertes en Faea Belgaen. En una situación normal, esta sería una razón inmediata para la ejecución.

Sin embargo, la familia de los conejos había cambiado su suerte recientemente.

En otras palabras, ahora eran conocidos como la familia de los conejos “cazadores de cabezas”.

Resolviendo la situación con su habilidad, Shia escupió palabras viciosas sobre Arutena la cual se atrevía a seguir acercándose a Hajime, por lo que, enfrento a Arutena crudamente con violencia, haciendo que esta se derrumbara. Shia estaba al tanto del comportamiento de Arutena. Aunque nadie hubiera esperado que la preciada princesa se acercara a Hajime en primer lugar, pero aun así…

“¡Oraoraoraoraora!, ¡Si quieres que pare, no mires a mi Hajime!”

“¡Ah ah ah!, ¡Esto es vergonzoso!”

Aparentemente, Arutena no parecía desanimada de seguir a Hajime, incluso a manos de las técnicas de lucha de Shia.

Arutena fue arrojada boca abajo y puesta sobre el hombro de Shia. Técnica de lucha profesional: ¡Kinniku Buster! (Ex: Creo es Explosión Muscular) Tensando sus espléndidas piernas al máximo, Shia levantó a Arutena inversamente, exponiendo el área de su ingle. Su ropa interior quedó al descubierto, contaminando inesperadamente así su pureza e inocencia.

Por cierto, Hajime todavía estaba en el comedor. También había en el comedor varios empleados y dos criadas de Arutena. Todos estaban nerviosos, excepto Hajime.

“Ko … ¿está bien? Esa es la princesa… siendo tratada de esta manera”.

“¿Es realmente la princesa?, ¿La princesa haría esa expresión?”

“… Ah… eso… De alguna manera, ¿parece feliz?”

Shizuku hizo la pregunta después de salir de la habitación donde había dormido, mientras la expresión de Kaori se crispaba al ver la vista frente a ella. Kaori hizo una respuesta señalando la cara de Arutena.

Su rostro ciertamente estaba teñido de rojo, pero los bordes de sus ojos parecían brillar de emoción. La expresión de Arutena casi parecía dar una atmósfera feliz.

Aunque la otra parte le estaba dando una humillación extrema… todavía parecía que estaba siguiendo a su corazón y no parecía sentirse del todo mal. (Ex: Me estoy sintiendo muy mal por Alfrerick)

“Vas a ser obstinada, ¿qué tal esto?”

“Ko… esta vez, tal desgracia”.

Shia se había quedado sin piedad cuando Arutena se negó a decir que dejaría de acercarse a Hajime. Incluso antes de que el Kinniku Buster la tirara al suelo, cuando Arutena cayó, Shia la pateó con sus pies, levantando su cuerpo mientras jalaba sus brazos. Era el llamado Especial Romero (Romero Special).

Mientras era levantada, la falda de Arutena se recogió hacia arriba, arruinando su una vez grácil y elegante figura. Sin embargo, su expresión aún tenía una mirada extasiada, lo que invalidaba el poder persuasivo de Shia.

Debido a la posición de Shia, no pudo ver la expresión en el rostro de Arutena. Por lo tanto, creía que Arutena fue suficientemente castigada. Todos en el lugar ya estaban confundidos porque Arutena tenía una expresión de satisfacción. “Esta chica… ya ha sido golpeada, pero ¿todavía está contenta?” Esto puso una expresión perpleja en la cara de todos.

“Ya veo, de hecho, es algo parecido a una discusión”.

“Sí… podrías pensar incluso que… Tio encontró una amiga de ideas afines, pero esto parece un poco diferente”.

Shizuku llevaba una cara de entendimiento, mientras que Kaori vio algo lamentable. De hecho, Tio, una rareza en sí misma, parecía estar mirando a Arutena con afecto, como un maestro vigilando el crecimiento de su pupilo. Su mirada parecía contener simpatía y alegría por encontrar un compatriota. Hajime y Yue se sentaron en un asiento opuesto al de ella, mientras miraban con disgusto.

Cansado de esta escena, Hajime abrió la boca hacia Shia y ofreció palabras que dañaron a Arutena hasta el límite.

“Shia, deja de perder el tiempo con nada”.

“Di, Hajime, no me detendré. Solo estoy reduciendo el número de rivales. La princesa decidió negarse. También parece un poco demasiado consciente de sus deseos. ¡Solo tomé la iniciativa de atacar primero!”

Shia cambió a un cangrejo invertido, aparentemente con la intención de cortar a esta rival de raíz. Mientras la coloca en otra posición vergonzosa, Arutena suelta un grito doloroso, pero algo alegre. La apariencia de una princesa se perdió por completo. Las sirvientas y empleados intentaron escapar de la realidad, sus almas salían de sus bocas, listas para escapar.

Hajime volvió sus ojos hacia Tio con una expresión plana, y luego sumergió un poco de pan en su sopa de verduras, se lo llevó a la boca y prosiguió a levantarse con un renuente suspiro.

Mientras atraía las miradas de todos en el comedor, se acercó a Shia y tiró de su brazo, así como del pie de Arutena, separándolas así a ambas.

La jalada Shia inmediatamente se posiciono en los brazos de Hajime. Kaori y Shizuku enfrentan la escena con expresiones en blanco mientras dejan escapar un estúpido “¡Oh!”.

Hajime los ignoró a todos. Y silenciosamente susurró algo en las orejas de coneja de Shia, haciendo que sus ojos se abrieran con desconcierto.

“Shia, ¿Yue es tu rival?”

“¿Qué?, ¿Yue? Eso no es correcto. Yue es especial… eso”.

Mientras abrazaba especialmente fuerte a la perpleja Shia, Hajime trató de persuadir a Shia.

“Ya no hay rival para ti. Al menos, no tengo la intención de hablar con otras mujeres al mismo nivel con el que le hablo a Shia. Es imposible comparar a Arutena con Shia. Te doy mi prioridad, mi trato especial.

“Ha… Hajime…”

Ante la palabra “especial” que Hajime inesperadamente susurró, Shia se tiñó de rojo momentáneamente. No fue exactamente lo que dijo Hajime, sino la convicción detrás de las palabras que mostraban el cambio de actitud de Hajime desde hace algunas noches.

En otras palabras, Yue era “especial” de todos los demás. Nadie podría estar en la misma línea que ella, pero no solo hay una persona especial para Hajime, no solo Yue puede ser especial.

Que le digan esto, sin ninguna situación especial, en medio de un comedor al mediodía fue una completa sorpresa. Mientras llevaba una expresión avergonzada, el sonrojo de Shia se profundizó. Todos los demás, excepto Yue, se pusieron rígidos con miradas similares mientras Hajime consolaba a Shia.

“Eso, Shia. Con respecto a Arutena, ¿crees que eso se aplica a ti?”

“¿Qué?, ¿Eh?, ¿Yo?”

Shia respondió con confusión mientras le palmeaban la espalda suavemente.

Arutena se había tapado la cara con ambas manos, avergonzada por el espacio rosa con el que de repente se encontró justo a su lado. Sin embargo, se asomó por las aberturas de sus dedos, sus ojos temblaban inquietos con solo un toque de vergüenza.

“Después de todo, se pega demasiado a Hajime…”.

“¡Chi, es diferente! No pienso mal en Shia. ¡¡¡Solo quiero hablar con Shia sin reservas!!!”

“Oh…”

Shia se alejó de Arutena y volvió a aferrarse a Hajime. La posición en la que la tenía agarrada era, obviamente, una técnica de lucha profesional. Shia solo entonces es que se dio cuenta de que involuntariamente había vuelto anormal a Arutena mientras le aplicaba técnicas de lucha vergonzosas.

Tio estaba mirando a Arutena con admiración. Shia lo notó, de hecho, era una sonrisa de aprobación.

Una nueva anormal había sido despertada. Shia volvió su mirada hacia Arutena, mientras tenía una expresión perturbada.

“Otra transformación…”

“¡Esto es diferente!, ¡Shia lo está malentendiendo!, ¡Realmente solo quiero llevarme bien con Shia!”

“¿Quieres?, ¿Qué?, ¿Conmigo?”

Shia preguntaba nerviosamente mientras Arutena expresaba sus emociones.

Según Arutena, al parecer, era así.

Arutena es una princesa en Faea Belgaen. Como la nieta de Alfrerick, una persona de alto nivel en la comunidad, es tratada como una noble existencia entre las familias. Por lo tanto, siempre ha sido tratada con cuidado por otros.

El resultado es evidente. Criada como una chica gentil con un corazón amable, recibió una buena educación y fue amada por muchos, sin embargo, siempre recibió un trato especial. Se le dio la primera prioridad, prácticamente adorada por chicos y chicas de la misma edad. No había nada de igualdad de condiciones con nadie.

Rodeada de personas que siempre la trataban con delicadeza, comenzó a sentirse sola. Siempre quiso un amigo cercano, alguien con quien pudiera intercambiar opiniones sin restricciones.

Sin embargo, fue la obstinación y el resultado de la rivalidad con Shia lo que más le impactó a Arutena. Fue un impacto tanto en cuerpo como mente. Una chica de la misma edad que ella trató a Arutena sin piedad. Exponía esos sentimientos con golpes, físicos y verbales. Después del shock, ausentemente e involuntariamente sintió alegría.

Y, pensó, que, con alguien del mismo grupo de edad, podría ser posible… convertirse en mejor amiga de alguien que pueda dejar de lado la naturaleza de su familia. Parecía una idea maravillosa.

“Porque me da vergüenza decir eso es que me acerco a Hajime, así Shia me prestara atención”.

“Bueno, no puedes llamar la atención como si fueras un perro…”

“Ahí está… ser tratada como un perro… yo”.

“Oh… ¿reaccionas con solo eso?”

A esto, las mejillas de Arutena se sonrojaron con una extraña alegría por ser tratada como un perro. Shia puso una expresión de “Después de todo, ella realmente…”. Arutena se sentó y, entrando un poco en pánico, extendiendo en silencio su mano hacia Shia mientras se pone recta nerviosamente.

“Así que, entonces, si tú lo dices, ¿serás mi amiga?, ¿puedes responderme?”

“… De alguna manera, esta confesión me produce picazón… si solo quieres ser amigas, no se me ocurre una razón para rechazarte”.

Shia se disgustó un poco mientras pensaba “sigue siendo una princesa”. Tomó la mano de Arutena y le dio un apretón de manos, Arutena tenía una expresión de asombro por esto. La mirada de Arutena se convirtió en una sonrisa, complacida por el inesperado desarrollo. Mientras tanto, todos los demás tenían expresiones rígidas e incómodas.

“¿?”

Cuando Shia intenta separar su mano, “¿Huh?”, inclina su cuello. ¿Por qué Arutena no le suelta la mano?

“¿Uh, Arutena-san? Mi mano…”

“Oh, por favor deja los honoríficos, ¡solo llámame Arutena!, ¡y yo te llamaré Shia! Como somos mejores amigas, ¡esto es normal!” (TI: Soy muy malo con el uso de honoríficos, así que asuman que la mayoría de los personajes están usando –san –sama, etc…) (Ex: El traductor del Afterstory si lo hace así que mentalícense para entonces que yo los dejare)

Pasaron de ser amigas a mejores amigas en cinco segundos. ¿De Verdad?, ¿Es realmente la nieta de una gran figura en Faea Belgaen? Shia comenzó a sudar frío, mientras que Arutena se sonrojó al decirle a Shia.

“Entonces, Shia, ¿qué técnica usarás esta vez?”

“¿Eh?”

“Es muy vergonzoso, y el dolor extraño incluso me adormece… sin embargo, el calor de Shia se transmite. Como soy la mejor amiga de Shia, puedes usar tus diversas técnicas conmigo. ¡Podemos jugar más!

En ese momento, Shia se sacudió la mano de Arutena con un “zuzazaza” y se retiró a la pared, con sudor frío fluyendo por su rostro.

“Na… ¿Qué mejores amigas?, ¡No es solo una pervertida, realmente cambiaste!”

“¡Tal cosa!, ¡Solo quiero pasar todo el tiempo que pueda con Shia antes de que se vaya mañana!”

“Entonces, ¡qué significa “querer jugar!”

Ante esta peligrosa Arutena, las orejas de coneja de Shia se erizaron. Hajime tenía una expresión sonriente, y Shia tenía la boca abierta.

“De hecho, esta es mi Shia, la que comparte las dificultades de los demás”.

“La primera mitad de tus palabras fue maravillosa, ¡pero la otra mitad sonó desagradable!”

Ante una las crueles palabras de experimentar las dificultades de tener pegado una anormalidad (Arutena), los ojos de Shia se volvieron llorosos. Aparentemente, Hajime no tenía la intención de ayudar en absoluto.

Arutena se acercó a Shia, que está presionada contra la pared. Tenía una sonrisa que decía “Continuemos con lo que comenzamos hace poco”.

Sintiendo cosas desagradables y siendo reprimida por este poder, Shia se volvió, abrió una ventana con un sonido “pan”, salió de la habitación con un salto y huyo como un conejo escapando. Aparentemente planeaba escapar del público hasta que las cosas se enfriaran.

“¿Ah?, ¡Shia!, ¿A dónde vas?, ¡Espérame!”

A las acciones de Shia, Arutena actuó como una mujer cuyo amante la abandonó, y salto por la ventana mientras ejercía una fuerza corporal a la par con lo que Shia hizo. Comenzó a correr con un sonido de “shitatatata” sonando de sus pisadas. Shia se volvió y vio a esa Arutena. Dando un grito, “¿¡Hiii!?”, salió corriendo hacia el centro de Faea Belgaen.

Las dos desaparecieron de la vista con sorprendente rapidez. Todos quedaron mirando la escena, Hajime a la cabeza, con sentimientos que solo podían describirse como estupefacción.

Mientras tanto, la figura de una chica se acercó a Hajime.

“… Hajime… Hace un momento, ¿qué querías decir con lo que le dijiste a Shia?” Exigió Kaori.

Los problemas siempre parecían estallar en torno a Hajime.

Ex: Hubo un tiempo en que me preguntaba si Arutena también sería parte del harén, por lo menos fue bueno que muriera esa posibilidad rápido, tampoco es que lo hubiera querido mucho, fue más que todo curiosidad. Por cierto, siento inmensa tristeza por Alfrerick y creo que si él y el abuelo de Tio se llevarían muy bien)


Anterior |Índice| Siguiente

2 comentarios

  1. Bien ya leí un poco más adelante, de hecho para ser precisos hasta lord abysgate, así que espero con ansias a qué llegues haya,,, por cierto no quería ser ofensivo ni nada y de hecho es bueno que la sigas desde ay, la página donde lei se cayó ;(
    Gracias por la traducción de todas formas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s