Arifureta — Capítulo 129


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Despertar Inmediato

Hajime sintió una textura seca y fría en la parte posterior de su cabeza. Este sentimiento rápidamente trajo la adormecida conciencia de Hajime a la realidad.

“… Dónde est-…”

Sacudió la cabeza para aclararse, luego se levantó rápidamente y comprobó su entorno.

Sin ninguna fuente de luz, era completamente negro. Sin embargo, dado que Hajime tenía su [Visión Nocturna], la oscuridad no obstaculizó su vista.

Como resultado, una rápida mirada a su alrededor le dijo que estaba en una cueva similar al gran árbol al que habían entrado antes de que perdiera la conciencia. Sin embargo, rápidamente se dio cuenta de que era mucho más grande.

Sin embargo, había una clara diferencia: era un espacio circular con forma de cúpula, lleno de objetos rectangulares transparentes de color marrón que emitían una sensación de limpieza. Estaban espaciados de forma regular en todo el domo.

A juzgar por el tamaño, dentro de cada una podía caber una persona.

Hajime pensó que se veían exactamente como ataúdes. (Ex: Recuerdos de los ataúdes de Fate GO)

El espacio vacío en el que Hajime se había despertado estaba alineado con estos ataúdes.

Hajime miró a su alrededor, pero no había nada en el centro de la cúpula y no parecía haber ningún tipo de salida en los alrededores.

Volvió la mirada hacia uno de los ataúdes alineados en fila y, después de dudar un poco, se hizo a un lado.

“Esto es… como ámbar”.

Entonces Hajime contuvo el aliento cuando se dio cuenta de que Shia estaba dentro del ámbar.

Hajime pensó que la durmiente Shia dentro del ataúd transparente parecía un antiguo insecto atrapado en ámbar.

Brevemente usó [Percepción de Señales] para verificar el estado de Shia y pudo sentir un pulso constante.

Fue capaz de mantener la calma recordando cuándo llegó. Hajime supuso que también había sido encerrado en ámbar poco antes de despertarse.

Había un total de nueve ataúdes de ámbar en la sala. Sospechaba que, si los revisaba todos, encontraría a los otros miembros del grupo atrapados dentro. Lo más probable es que hayan sido encapsulados en el ámbar después de haber entrado en el hueco del pseudo-treant.

Probablemente todos estaban atrapados en atractivos mundos de ensueño tal como él lo había estado. Si logran escapar de ese mundo ideal, entonces es probable que se liberen del ámbar justo en frente de los ojos de Hajime.

Cuando Hajime encontró y miró el ámbar que encarcelaba a Yue, concluyó que había al menos una cosa buena sobre la situación actual.

“Bueno, de todos modos, es bueno que Yue y Tio estén de vuelta en sus cuerpos. Devolverlas yo mismo… podría haber sido un problema”.

Tal como había dicho Hajime, dentro de dos de los ataúdes de ámbar estaban Yue y Tio, y no en sus formas de goblin sino en sus habituales cuerpos hermosos. Probablemente volvieron a su estado original cuando se despejó la etapa anterior.

Personalmente, Hajime estaba contento. La hubiera amado de cualquier manera, pero la Yue original era la mejor.

Hajime se sentó junto a Yue y extendió la mano hacia la cara de su amada. Por supuesto, el ámbar se interpuso en el camino, pero aun así movió su mano como para acariciarle el rostro.

“Vuelve pronto, Yue. Quiero oír tu voz…”

Por un momento, la peligrosa idea de romper el ámbar por la fuerza cruzó por su mente, pero si la liberaba, le preocupaba que pudiera provocar que el juicio terminara en fracaso, por lo que contuvo el impulso.

“… Yue en blazer… era peligroso. Shia también… ¿cómo el yo del sueño pudo contener su razón?… De acuerdo, quiero que se lo pongan una vez que hayamos regresado a Japón”.

Cuando Hajime quedó atrapado en estos estúpidos pensamientos, el ámbar comenzó a emitir una tenue luz.

Hajime retiró la mano y dio un paso atrás mientras observaba el cambio.

A medida que la luz se hizo más fuerte, el ámbar comenzó a derretirse desde afuera hacia dentro. A medida que el ámbar se derretía, goteaba por el costado y era absorbido por el suelo.

En 5 minutos, el ámbar que cubría a Yue se había disipado por completo.

Hajime confirmó que Yue estaba respirando por la subida y bajada de su pecho. Con eso, la tensión que le quedaba se disolvió y suavemente la tomó en sus brazos.

No estaba claro si no quería dejarla acostada en el suelo, o tal vez lo más probable, solo quería abrazarla.

Las largas pestañas de Yue comenzaron a temblar cuando Hajime le apartó suavemente un poco de su cabello de la cara mientras la acunaba en sus brazos como a una niña.

Yue abrió lentamente los ojos.

“Yue… ¿cómo te sientes?”

“… N, ¿Hajime?”

“Aah, soy yo”.

Yue todavía parecía estar un poco aturdida, pero su mirada no se alejó de Hajime ni por un momento.

Una vez que su conciencia volvió por completo, miró a Hajime con cuidado.

“… ¿Es… el verdadero Hajime?”

“Jaja, entiendo por qué preguntarías, pero Yue debe decidir por sí misma. ¿El yo ante Yue en este momento es real o falso?”

Probablemente había un impostor de Hajime en el sueño que Yue vio, pero Hajime estaba feliz de dejar que Yue juzgara por sí misma. Estaba seguro de que ella sería capaz de notar la diferencia entre el verdadero él y la fantasía que había visto.

“Por cierto, en este momento estoy seguro de que la Yue en mis brazos es la verdadera”.

Las palabras de Hajime dejaron a Yue mirándolo con una expresión en blanco por un momento, pero rápidamente comprendió su significado y sonrió.

Hajime le estaba diciendo que también había habido una imitación de Yue en su sueño, y que estaba contento de que ella también hubiera soñado con él en su mundo ideal.

La esquina de los ojos de Yue bajó y su boca se arqueó para formar una sonrisa verdaderamente encantadora.

“… ¿Cómo puedes saberlo?”

Yue ya sabía la respuesta, pero todavía quería escucharlo decirlo. Incluso si sus corazones se entendieran, todavía era maravilloso escuchar a tu amado decir las palabras en voz alta.

Una vez más, Hajime sabía exactamente cómo se sentía Yue. Así que se encogió de hombros y respondió casualmente.

“No siento ninguna inquietud… profundo dentro de mí. Es como si mi alma me susurrara “la que tienes en tus brazos es tu ‘especial’””.

“Fufu… Yo también. En el fondo, algo me dice que la persona que estoy abrazando ahora es Hajime… Olvídate que pregunté”.

“Maa, todavía estabas medio dormida”.

Los ojos de Yue se suavizaron cuando Hajime una vez más se encogió de hombros, de repente ella envolvió sus brazos alrededor de su cuello y lo besó con fuerza.

—¡Gohon! (TI: Tos)

“… ¿Cómo era yo en tu sueño?”

“El blazer de mi escuela te quedaba tan bien que podría haber muerto”.

Yue ahora podía adivinar qué clase de mundo había visto Hajime, pero la respuesta inesperada fue tan divertida que Yue no pudo evitar que su pequeña voz sonara por su risa cuando lo escuchó…

“… Lo usaré para ti algún día”.

“Eso es algo que esperar. ¿Cómo fue en tu caso?”

¡Uuohon!

Yue entierra su rostro en el cuello de Hajime. Mientras disfrutaba de los repetidos picotazos de sus labios contra su cuello, Hajime también le preguntó sobre su sueño.

“… La ropa ceremonial y el trono te quedaban tan bien que casi podría haber muerto”.

“Lo siento… ropa ceremonial a un lado, un trono es imposible. O más bien, ¿por qué un trono?”

“Kufufu… En mi sueño yo era una Emperatriz… y teníamos 12 hijos”. (Ex: Fuu, como se esperaba de Yue, comienza fuerte, lo mejor es que veo que suceda)

“¿¡Qué tan lejos llegaste en tu sueño!?, ¡Una docena es demasiado!”

Hajime involuntariamente se apartó de Yue y la miró en estado de shock. Yue miró a Hajime con una mirada seductora y lamió sus labios brillantes aún húmedos por el beso.

Esta mirada seductora causó que Hajime se quedara sin aliento e hizo que su corazón comenzara a acelerar. El feroz espíritu que podía resistir los ataques de cualquier monstruo fue fácilmente sacudido.

“… Fuufu, tengo grandes expectativas”.

“… Como era de esperar, no podré ganar contra Yue en toda mi vida”.

—¡Gohotsuehhon! 

Hajime esbozó una sonrisa pícara mientras miraba hacia el cielo, la luz de seriedad en los ojos de Yue lo había obligado a ceder.

Una vez más estaba seguro, ‘esta es mi Yue’.

Volviendo de la emoción de antes, Hajime tomó el costado de la mejilla de Yue con una mano antes de deslizarla hacia su cintura y abrazarla. Yue, sintiendo que Hajime quería lo mismo que ella, cerró los ojos y levantó los labios hacia él.

Sus mejillas de color rosa eran irresistiblemente lindas, y su vibrante lengua, visible a través de sus hechizantes labios abiertos, era extremadamente cautivadora. No hubo más necesidad de palabras cuando los dos se acercaron, cada uno queriendo los labios del otro. Continuaron acercándose. 10 centímetros… 5 centímetros… y cuando la distancia llegó a 0…

“¡¡¡¡Ugottsukeetsuehengohotsugahatsutsutobuetsukushoitsu!!!!”

“-¿Aah?”

“-¿N?”

Fueron interrumpidos por un ruido extraño que era vagamente familiar. Esta vez, el sonido no identificado había estado lo suficientemente cerca como para que no lo pudieran ignorar más. Yue y Hajime intercambiaron miradas, entonces volvieron la cabeza hacia el sonido. Allí vieron…

“Uuu gusu, lo que sea… puedo ver que no me quieren… a pesar de que hice todo lo posible para volver… y luego de repente esa atmósfera… traté de llamar la atención aclarándome la garganta, pero… uuuu gusu… la realidad siempre es tan cruel… uuu~”. (TI: Lo dejó gusu en lugar de traducirlo. Simplemente es un llanto) (Ex: Yo también dejare ese tipo de cosas así)

Fueron recibidos con la lastimosa visión de Shia, luchando por contener sus lágrimas mientras sus orejas de conejo caían. Las gotas de humedad que goteaban por el rabillo de su ojo despertaron un poco lástima.

Parece que Shia se había despertado poco después de Yue, desafortunadamente habían estado demasiado atrapados en su propia reunión para darse cuenta.

Hajime y Yue rápidamente comenzaron a calmar a la Shia completamente miserable. Hajime se acercó a Shia y la abrazó con fuerza, y después de un tiempo el espíritu habitual del solitario conejo comenzó a regresar. Pronto, tanto sus orejas de conejo como sus mejillas temblaron de placer, mientras su cola de conejo se agitaba alegremente. (Ex: K, kawaii)

“Un, como pensé, Shia debe tener orejas de conejo. Son las orejas de conejo las que la hacen quien es, simplemente no es Shia sin ellas. Mejor dicho, la existencia de Shia se define por sus orejas de conejo”.

“¡No, no puedo entender eso! Las orejas de conejo no son todo lo que soy… pero realmente pareces feliz de verlas Hajime-san. ¿Pasó algo en tu sueño?”

“Aah~, la Shia en mi sueño no tenía orejas de conejo, era solo una chica normal”.

“… ¿Es eso incluso Shia?”

“Ano, ¿Yue-san? Es cierto que mis orejas de conejo son parte de mi identidad, pero seguiría siendo Shia sin ellas, ¿sabes?”

Shia comenzaba a sentir una vaga sensación de inquietud por sus reacciones.

¿Quizás solo son amables conmigo porque les gustan mis orejas de conejo?

Hajime y Yue rápidamente comenzaron a tranquilizar a Shia una vez que vieron su expresión preocupada y pronto cambiaron el tema para preguntarle qué había visto en su sueño. Parece que ella soñó con un mundo donde la tribu Haulia no fue exiliada y cazada, y pudo vivir felizmente junto con Yue y Hajime.

Yue también explicó el suyo otra vez. Parece que en su sueño nunca fue traicionada y su antiguo país no cayó en la ruina. Ella había recibido a Hajime como su novio y habían comenzado una familia juntos.

“En cuanto a mí, mi mundo era uno en el que vivía una vida feliz con Yue, Shia y los demás sin haber sido convocado a este mundo. Básicamente reescribió el gran sufrimiento que experimenté en el pasado, pero incluyó la felicidad de ahora “.

“Ya veo… Eso ciertamente sería un mundo ideal en cierto sentido”.

“… ¿Cómo escapó Shia?”

Shia respondió a la pregunta sobre cómo escapó del mundo de sus sueños con una gran sonrisa y una carcajada.

“Obviamente fue porque no podía negar mi actual yo, incluso si quisiera”.

“… Ya veo”.

Yue asintió con una mirada convencida mientras que Hajime asintió con una mirada gentil en sus ojos.

En su sueño, Shia debe haber permanecido como su yo débil del pasado, pero no pudo aceptarlo.

“En el sueño conocí a Hajime-san y los demás antes de que atacaran a mi familia. Todos vivíamos juntos y estaba bien con solo estar protegida. ¡Pero algo se sintió mal! Era si mi corazón me gritara “no hay forma de que puedas pararte junto a ellos con una forma de vida que abrace la debilidad”. El Hajime-san que me decía que me protegería y la Yue-san que me decía que no me preocupara… eran ciertamente dulces y gentiles, incluso agradables, pero cuanto más me decían eso más crecía mi incomodidad… Para entonces lo había notado, ya había decidido pelear al lado de Hajime-san y los demás”.

“Así es como volviste…”

“¡Hai! Es porque en lugar de ver sus espaldas, quiero estar a su lado ahora y en el futuro. Incluso si termina siendo un camino lleno de dificultades y dolor”.

Mientras veía a Shia sonreír felizmente, Hajime se perdió en sus pensamientos. Shia realmente se había vuelto fuerte. La primera vez que se encontraron… trató de alejarla lo más fuerte que pudo… Ahora no le era posible rechazarla, todo gracias a su amor por Hajime y su fuerte deseo de ser una parte igual de su grupo.

Un sentimiento de afecto por Shia, diferente al que sentía por Yue, brotó dentro de Hajime. Él tiró de su cabeza hacia su pecho y comenzó a acariciarla suavemente.

De pie a su lado, Yue pudo adivinar los sentimientos de Hajime por la cariñosa cara que estaba haciendo.

“Fue, umm, ¿Hajime-san?”

“Maa, ¿cómo debería decirlo … bienvenida de vuelta, Shia. Lo hiciste bien”.

“Ah… Sí, he vuelto…”

‘El lugar al que perteneces está a mi lado’ es lo que Shia sintió que Hajime quería decir cuando lo escuchó decir ‘bienvenido de vuelta’. Por un corto tiempo la dejó sintiéndose un poco mareada y avergonzada, pero pronto la sonrisa más feliz que tenía apareció en su rostro y se aferró a Hajime con fuerza.

Como de costumbre, Hajime hizo que Yue se acurrucara debajo de su brazo derecho y Shia se abrazó del brazo izquierdo mientras discutían sus sueños, y mientras conversaban, otra de las cárceles de ámbar comenzó a emitir una tenue luz. Una vez más, uno de sus compañeros estaba a punto de salir de su prisión de dulce tentación.

“Si no me equivoco, ese ámbar es…”

Hajime, recordando quién estaba en esa prisión, murmuró suavemente. Yue aumentó la intensidad de su luz mágica para que pudieran ver mejor al despertado. A medida que la luz se hizo más brillante…

“¡Mugaa!, ¡El desprecio del Maestro no es tan poco entusiasta como eso!, ¡Si esperas satisfacerme, será mejor que entrenes más duro antes de volver!”

“““………”””

La persona que agitaba su puño al aire y decía esas cosas inmediatamente después de despertarse no era otra que Tio.

Capaz de adivinar el contenido del sueño de Tio solo por su comentario, todos dirigieron reflexivamente silenciosas miradas de desdén hacia ella. Hajime, de quien se habló de esa manera, tenía ojos que se veían especialmente como si estuvieran mirando basura.

Al sentir su mirada, todos los músculos del cuerpo de Tio comenzaron a temblar. Entonces, dándose la vuelta con una expresión emocionada en su rostro, fue recibida por las miradas heladas del grupo de Hajime y comenzó a temblar aún más. Después de un momento, comenzó a correr hacia Hajime como un perro perdido hacia su dueño, con una expresión de éxtasis en su rostro.

“¡Maestro~ Esta acaba de regresar~!, ¡Ducha a esta con tu amor~!”

Incluso después de ser convertida en Goblin, seguía siendo la misma de siempre. Tio saltó hacia Hajime con una pose de clavado.

¡¡Dopan!!

“¡Gafu-!”

Hajime silenciosamente desenfundo a {Donner} y le disparó a Tio a medio salto, causando que realizara una triple voltereta en el aire antes de aterrizar boca abajo en el suelo. Luego se colocó sobre su espalda y la pisoteó aún más en el suelo con los pies, haciendo que comenzara a hacer fuertes gritos mezclados con ruidos jadeantes.

“¡Este dragón sin valor!, ¿¡Qué demonios me hiciste hacer en tu sueño!?”

“¡Esto es!, ¡Esto es lo que a esta le faltaba! A pesar de que esta hizo todo lo posible para regresar de ese mundo falso, esta es recompensado con un disparo y una pisoteada, ¡con ojos que miran a esta como si vieran basura!, ¡La suavidad de esa falsificación no era nada comparada con este exquisito dolor!, ¡Así es como el único Maestro de esta hace las cosas!, ¡Más!, ¡Lastime a esta más~!”

“… Solo muere, pervertida”.

“Abababababababah”.

Hajime, incapaz de seguir escuchando sus gritos, gritó e invocó [Revestimiento Eléctrico]. Tio, incapaz de resistirlo, se arqueó hacia atrás antes de agotar sus fuerzas y ​​colapsar nuevamente en el suelo mientras emitía humo blanco.

Sin embargo, a pesar de la terrible experiencia, la expresión en la cara de Tio era de un pervertido éxtasis.

Parecía realmente feliz, lo que dejó a Hajime sintiéndose aún más asqueado.

Poco después de eso, Tio revivió sin el más mínimo rastro de haber sufrido algún daño. Entonces, aunque nadie preguntó y todos se negaron a escucharla, habló con entusiasmo sobre lo impropio que era el maestro Hajime en su sueño”.

El mundo falso debería estar diseñado para mostrar al individuo específico una dulce fantasía que los dejaría atrapados dentro de sus sueños.

Suponiendo que eso sea cierto, Tio pudiendo escapar debido a sentirse insatisfecha es una historia extremadamente extraña. Es un pensamiento desagradable, pero parece que Tio pudo escapar porque el Gran Laberinto no pudo medir su perversión. Pudo leer que Hajime es el ser querido de Tio, y que a Tio le gusta la opresión sexual, pero parece que no fue capaz de entender cómo interpreta está el ‘castigo’ y ‘recompensa’.

Ahora, el Gran Laberinto, de cuya trampa se había escapado fácilmente y de la que se hablaba mal después de haber hecho lo mejor que pudo para crear al maestro ideal de Tio, parecía un poco lamentable.

Haltina nunca debió haber esperado que este tipo de pervertida viniera a desafiarlo. (Ex: En realidad, por lo que he entendido de las notas del autor sobre el volumen en el que aparece de Zero, creo que Haltina también era masoquista así que no sé cómo no funciono su trampa)

En su mente, Hajime le presentó sus respetos a Haltina mientras la imaginaba cansadamente desmoronándose en polvo.

Mientras todos estaban atrapados en esto, otra de las cárceles de ámbar comenzó a brillar. Parece que el próximo en escapar sería Kaori.

Hajime y los demás se acercaron al costado de su ámbar poco antes de que abriera los ojos. Al principio parecía jadear débilmente, pero cuando vio a Hajime y las otras reunidos a su alrededor, respiró hondo aliviada. Sin embargo, en el momento en que sus ojos se encontraron con los de Hajime, su rostro se sonrojó y se retiró hasta que su espalda golpeó la pared.

Hajime, a quien Kaori nunca antes había evitado, estaba más confundido que sorprendido. Volvió la mirada hacia Yue y las otras como para preguntar qué pasó. Kaori, notando la confusión de Hajime, rápidamente intentó resolver el malentendido.

“¡Oh…!, ¡No es así, Hajime-kun! Justo ahora, un poco, cómo debería decirlo… De todos modos, no es así. No te estaba evitando…”

“Ahh~ No, no es un problema… Supongo que debe tener algo que ver con tu sueño… ¿Qué fue lo que viste…?”

“¿Eh? Ah, ¿qué… preguntas? Eso es… Awwaaah”.

Kaori trató de responder la pregunta hecha por el irónicamente sonriente Hajime, pero no pudo dar una respuesta coherente. Sus mejillas comenzaron a sonrojarse más y más hasta que finalmente se cubrió la cara con ambas manos y comenzó a gemir.

Las chicas pudieron obtener la esencia de su sueño de su reacción y cada una mostró una respuesta diferente. Tio decía “Hohou~” mientras sonreía como si encontrara algo extremadamente interesante. Shia estaba murmurando “… Kaori-san tteba” mientras se sonrojaba y desviaba la mirada intermitentemente. Y en cuanto a Yue… la atacó con palabras afiladas mientras la miraba con ojos despectivos.

“… Kaori, eres una pervertida de armario”.

Kaori tembló e intentó hacer excusas con su cara todavía roja como remolacha.

“N… ¡No soy una pervertida de armario! ¡N, No digas cosas tan raras!”

“… Entonces, cuéntanos qué tipo de sueño tuviste”.

“E… eso… fu… fue… solo una repetitiva vida cotidiana”.

“… para decir que atacaste a Hajime a diario…”

“¡N, No lo ataqué!, Simplemente lo empujé un poco hacia abajo… después de eso Hajime-kun mismo… ¡waaah!”

“… Kaori tiene prohibido acercarse a Hajime. Es demasiado peligrosa”.

“¡N, N soy peligrosa! Hajime-kun está equivocada, ¿sabes? No atacaría a Hajime-kun, ¿sabes?”

“Haa… sí, sí… lo entiendo”.

“Uu~~” (Ex: Como persona que lee el Afterstory y lo piensa traducir, confirmo que Kaori es realmente muy peligrosa)

Pareciera que todo tipo de cosas sucedieron con Hajime mientras Kaori estaba en su sueño. Aunque pudo librarse de la tentación y regresar… parece que se entregó a la agridulce primavera de su juventud antes de regresar.

Kaori seguía sonrojándose y robándole miradas a Hajime. Parece que esta reacción inocente encendió lo sádico en Yue, quien comenzó a tratar de estimular aún más a Kaori susurrándole algo al oído.

Kaori se cubrió las orejas y comenzó a sacudir la cabeza, tratando de escapar de los atormentantes susurros de Yue. Era como ver a un lamentable ratón jugando con un gato juguetón.

“Maa, de todos modos, con esto todos nuestros miembros están de regreso”.

Shia liberó la tensión de sus hombros al escuchar las palabras de Hajime y entonces volvió la mirada hacia Kouki y compañía.

“Es verdad. Entonces, ¿qué debemos hacer con ellos?”

“Veamos… si se trata de eso, podemos destruir el ámbar, pero por ahora esperemos a que salgan solos. Si interferimos, probablemente sus esfuerzos hasta ahora por desafiar el Gran Laberinto no tendrán sentido”.

“¿Cuánto tiempo esperaremos?”

“Hmm… ¿quizás el tiempo suficiente para que comamos y tomemos un pequeño descanso? En mi caso, rompí y destruí mi sueño con fuerza bruta. Probablemente lo despejé… pero solo me queda alrededor del diez por ciento de mi magia, así que me gustaría descansar y recuperarme un poco”.

“… ¿En qué diablos estabas pensando?”

Shia estaba dirigiendo una mirada asombrada hacia Hajime mientras hablaba. Sus papeles habituales se habían invertido y Hajime tenía una expresión bastante amarga.

“Créeme, estoy reflexionando sobre mis acciones. Parece que he estado inusualmente alterado desde que entramos en este laberinto”.

“¡Ahh~! Eso podría ser porque el laberinto usó a Yue-san…”

“Quizás, pero ya sabes, no puedo usar eso como una excusa, porque en cierto sentido demuestra que realmente es una debilidad. Probablemente será difícil, pero voy a tratar de aprovechar esta oportunidad para superarlo”.

Shia dirigió una mirada de admiración al Hajime que mostraba una actitud tan admirable. Luego, después de mirar de reojo a Yue, que todavía estaba ocupada molestando a Kaori, y a Tio, que escuchaba y respiraba con dificultad, Shia se inclinó y le susurró a Hajime”.

“Ano, Hajime-san…”

“¿N?”

“Umm, eso es… Si lo que le sucedió a Yue-san me sucediera a mí… ¿también te enojarías así?”

Shia estaba desviando la mirada, pero sus orejas de conejo se enfocaron en la dirección de Hajime. Quería saber si Hajime se enojaría por su bien, incluso si no era al mismo grado que por Yue.

Al principio, Hajime la iba a sacudir como de costumbre, pero cuando vio que Shia lo miraba con ojos vacilantes, se rascó la mejilla y decidió responderle honestamente esta vez.

“La razón por la que destruí el sueño no fue solo por Yue. Tú también estabas allí, pero yo… no podría ser feliz sin la Shia que conozco”.

“Ah… ehehe, ¿es así?”

Shia agitaba felizmente sus orejas y cola de conejo mientras lucía una sonrisa encantada en su rostro. Al ver su expresión feliz, la mano de Hajime se extendió naturalmente para sentirlos.

Poco después, Kaori, incapaz de soportar más las burlas de Yue, se aferró a Hajime llorando. Shia, que todavía estaba de muy buen humor, comenzó a calmar a Kaori mientras Yue hinchaba el pecho con satisfacción. Tio… bueno, dejémosla a un lado.

Decidieron comer mientras esperaban a Kouki y los demás, pero incluso después de 3 horas no había señales de que escaparan.

“Sería mejor salvarlos pronto…”

“… n, cierto”.

“Parece que… estaríamos aquí por mucho tiempo si seguimos esperando que salgan solos”. (Shia)

Tanto Yue como Shia expresaron su acuerdo, pensando que no se podía evitar. Sin embargo, Kaori rápidamente intervino.

“¿No estaría bien esperar un poco más?, ¿Solo un poco más? Si son Shizuku-chan y los demás, entonces seguramente pueden…”

Como Kaori misma entendía la desesperación de Shizuku y los demás mejor que nadie, de una forma u otra quería que capturaran el laberinto y recibieran la magia de la Era de los Dioses. La tasa de supervivencia de una persona se eleva un montón con incluso una magia de la Era de los Dioses. Kaori quería que se fortalecieran para que ellos también pudieran regresar con seguridad a Japón.

La razón por la que Hajime les había permitido que lo acompañaran al laberinto era para poder usarlos como entretenimiento en caso de que apóstoles como Nointo aparecieran nuevamente. Para avanzar con este plan, esperaba que pudieran obtener la magia de la Era de los Dioses aquí y luego salir a completar los otras Grandes Laberintos por su cuenta.

Por eso, cuando vio los ojos suplicantes de Kaori, se encogió de hombros y decidió esperar un poco más. Kaori sonrió alegremente cuando vio que Hajime estaba de acuerdo y comenzó a tratar casualmente de acercarse a él, sin embargo, Yue la bloqueó inmediatamente de forma casual.

Mientras esto sucedía, uno de los ámbares comenzó a brillar.

“Ese ámbar es… ¡Shizuku-chan!”

“Huh, como se esperaba, la más rápido fue Yaegashi”.

“Fumu. Shizuku es sensata después de todo” (Tio)

Al ver el ámbar derretido, Kaori se apresuró a toda velocidad. Poco después, Shizuku abrió bruscamente los ojos y comenzó a gemir con voz suave mientras intentaba levantarse. Kaori se acercó y la apoyó mientras Shizuku se levantaba débilmente de los restos del ámbar.

“¿Dónde estoy…?… ¿Kaori?”

“Un, soy yo, Shizuku-chan. ¡Bienvenida de vuelta!”

“Ya veo, estoy de vuelta, huh. Fuu, por alguna razón me siento bastante cansada…”

Shizuku dio un profundo suspiro como si realmente se sintiera cansada, antes de sacudir la cabeza como para despejar su mente. Entonces le sonrió a Kaori y le devolvió el saludo con un cálido “Estoy de vuelta”.

Después de que Kaori y Shizuku hubieran terminado su feliz reunión, Hajime y compañía se acercaron.

“Dormiste demasiado, pero es bueno que hayas podido superarlo”.

“¿Hah? Ah, Na… Nagumo-kun… ti… tienes razón. Es bueno estar de vuelta”.

Por alguna razón, en el momento en que Hajime la llamó, la mirada de Shizuku comenzó a vagar sin rumbo y comenzó a tartamudear.

Al ver a Shizuku comportarse de manera extraña, Yue y las chicas quedaron perplejas. Shizuku se aclaró la garganta como para ocultar su inquietud y apartó la cara de ellos para ocultar sus mejillas ligeramente enrojecidas.

“… parece que Kouki y los demás se están tomando su tiempo, ¿eh?”

“Un, volvimos hace varias horas, pero desde entonces Shizuku-chan es la primera en escapar”.

“¿Es eso así? Les toco una prueba problemática, supongo. Bueno, no se puede evitar. Aunque diga eso, parece que les hice esperar un poco. ¿Supongo que debería decir que lo siento?”

“No te preocupes por eso, Shizuku-san. Enhorabuena por tu escape… y… me gustaría hacerte una pequeña pregunta, pero…”

“Gracias Shia. Está bien, ¿de qué se trata?”

Shizuku respondió a Shia con una sonrisa que estaba usando todas sus reservas de compostura. Tuvo un mal presentimiento sobre la pregunta de Shia de inmediato.

Sin embargo, parece que quien haría la pregunta no sería Shia, sino Yue, que de alguna manera se había puesto al lado de Shizuku sin que nadie lo notara.

“…”

“¿Qu, Qué es?”

“…”

“Umm, mirarme en silencio así me hace sentir incómoda… ¿Yue?”

Por alguna razón, Yue estaba empezando a mirar a los ojos de Shizuku a su lado. Shizuku estaba tratando desesperadamente de suprimir la sensación de inquietud que la exquisita cara de muñeca de Yue sin expresión agitaba dentro de ella.

Finalmente, Yue hizo una pregunta con un tono que sugería que estaba confirmando algo que ya sabía.

“… Shizuku… ¿qué tipo de sueño fue?”

“¿Eh?, ¿Qué tipo dices? Fue un sueño ordinario. No había nada inusual. Sí, fue un sueño muy simple y ordinario”.

“… ¿Ordinario?, ¿Quién estaba en el?”

“¿Quién dices?… Todo el mundo. Todos estaban allí”.

“… Ya veo”.

Shizuku respondió con firmeza mientras miraba directamente a los ojos de Yue, como para mostrar que no estaba perturbada en lo más mínimo. Aunque esta era su intención, no se dio cuenta de que sus respuestas extremadamente abstractas habían revelado el estado de las cosas en su corazón.

Yue, por supuesto, lo había notado, al igual que las otras. Sin embargo, Shizuku estaba emitiendo un aura tan fuerte que implicaba que no quería hablar de eso que decidieron dejarlo por ahora.

Cuando Yue y las otras retrocedieron, Shizuku pareció abiertamente aliviada.

Terminada la inquisición, guiaron a la cansada Shizuku al centro de la habitación y comenzaron a preparar el té. Mientras la guiaban a unirse a la improvisada hora del té, Shizuku no pudo evitar murmurar para sí misma.

“… Yo siendo una princesa es imposible… y lo más importante, ¿por qué el príncipe no fue Kouki o Ryutaro…?… (murmullo murmullo) …”

Aunque no había nadie lo suficientemente cerca como para escucharla.

Varias horas después, Shizuku terminó de descansar y se recuperó por completo de su fatiga mental. Habiendo decidido que no podían esperar más, se estaban preparando para forzar la ruptura de Kouki, Ryutaro y Suzu.

Hajime o Yue podrían fácilmente haber podido destruir el ámbar, pero en su grupo había alguien que tenía una habilidad que era mucho más adecuada para el trabajo.

“Ahora bien, Kaori, es todo tuyo. Intenta no ‘descomponer’ sus cuerpos”.

“Un, está bien. Fuera de la batalla real ya no hay necesidad de preocuparse por el control”.

Después de dar su respuesta a Hajime, Kaori abruptamente puso su mano sobre el ámbar más cercano y comenzó a liberar su maryoku (magia) como para impregnarlo. Pálidos y plateados rayos mágicos colorearon la habitación con un brillo iluminado como la luna mientras el maryoku de Kaori se enrollaba delicadamente y se extendía de manera uniforme por las prisiones de ámbar restantes.

“[Descomponer]”.

No había necesidad de cantar, pero como ayuda a enfocar la imagen en su mente, lo recitó a propósito. Inmediatamente después, el ámbar que rodeaba a Kouki y compañía comenzó a desmoronarse. Parecía más como si estuviera decayendo que derritiéndose, las partículas que se volvieron demasiado pequeñas para que los ojos pudieran verlas parecían desvanecerse en el aire.

En 3 minutos, todo el ámbar se había descompuesto por completo y desapareció en el aire. Preocupados por los efectos posteriores de ser liberados a la fuerza de sus juicios, Shizuku y Kaori comenzaron ansiosamente a verificar la condición de Kouki y los otros.

Sin embargo, parecía que era un miedo innecesario.

“… ¿Huh?, ¿Qué, Kaori?, ¿Shizuku?, ¿Esto es? Pero yo estaba… con ustedes dos…”

“N, ¿ah?, ¿qué es este lugar? Pensé que estaba…”

“¿Eh? De ninguna manera… Eri estaba… Eri…”

Los tres se despertaron de repente, como si nunca hubieran estado dormidos.

Debido a que de repente habían despertado de sus agradables sueños para encontrarse en una cueva poco iluminada, parece que sus sentidos estaban confundidos. Suzu estaba especialmente angustiada, extendiendo su mano hacia el espacio vacío. Era obvio por sus palabras a quién estaba alcanzando. Pensando en qué tipo de sueño debe haber estado teniendo, es comprensible por qué no pudo despertarse de él. (Ex: Honestamente, es la única que tiene justificado el que no pasara, los otros dos no)

Tanto Kaori como Shizuku hicieron expresiones de simpatía cuando vieron el triste estado de Suzu. No era sorprendente que la severa traición la hubiera dejado profundamente herida. Aunque ella siempre está riendo y sonriendo, incluso ahora esa herida debe estar sangrando debajo de la superficie.

El trío lentamente se quedó en silencio mientras tristemente comenzaron a darse cuenta de que lo que habían estado viendo era solo un sueño. Sin embargo, todos manejaron la realización de manera diferente. Ryutaro, a pesar de que continúa emitiendo un sentimiento de abatimiento, se rasca bruscamente la cabeza con una expresión avergonzada mientras dice “Supongo que no se puede evitar”. Kouki solo se mordió los labios con una expresión irritada. Mientras que Suzu rápidamente forzó una sonrisa en su rostro en un intento de engañarlos.

Como no podían soportar verla así, Kaori y Shizuku inmediatamente abrazaron a Suzu. (Ex: Gracias)

Justo cuando Hajime estaba a punto de llamarlos, apareció un círculo mágico en el centro de la habitación.

Parece que cuando todos escapan del ámbar, son enviados por la fuerza a la siguiente etapa. Dejando a un lado a Ryutaro, Kouki y Suzu aún son inestables. Hajime hubiera preferido dejarlos recuperarse primero, pero… parece que eso no sería posible.

“Amanogawa, Taniguchi, este no es momento para que estén atrapados en sus pensamientos, prepárense. Si no lo hacen, todos sus sueños realmente se desmoronarán”.

“Tte… Aah, lo sé”.

“U… Un. ¡Correcto!”

Al instante siguiente, la luz del círculo mágico estalló y llenó la vista de Hajime y compañía.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s