Dragón Egg: Capítulo 289

Anterior |Índice| Siguiente


La Tiranía de un Cierto Noble [2] (Lado de Tallmann)

 

 

En medio de nuestro descanso en el campamento, estaba sentado sobre un tocón de madera. El tocón estaba cubierto con una gruesa y cálida tela, pero no era tan cómoda como las sillas en mi mansión. Incluso, la comida aquí es insípida en comparación a las de mi mansión.

 

Honestamente, cuanto tiempo tengo que esperar hasta que termines esta maldita expedición.

 

Cubro mi boca mientras bostezo.

 

Oh, como quiero sentir la emoción de una batalla otra vez. Quiero que el mundo sepa cuan galante soy realmente. Una vez que extermine a todos esos bárbaros y traiga de regreso a la mítica bestia, seré adorado por toda la tierra. En poco tiempo seré reconocido como el rey y gobernante de Ardezia.

 

Me pica todo el cuerpo y sin querer me rasqué.

 

No, no, debo soportarlo. Como un orgulloso noble, y el futuro rey de un pronto prospero país, no debo mostrar un comportamiento infantil.

 

Pero entonces, noté que mi escuadrón privado está haciendo un escándalo por algo. Todos están susurrando y chismeado a la distancia. Se ven bastantes despreocupados.

 

Mientras me preguntaba de que estaban hablando, el comandante de la primera división de los “Cazadores Hambrientos”, Azalea, se acercó a mí.

 

Sí, es realmente útil tener a Azalea cerca. Cualquier cambio que suceda a mi alrededor, el me lo informa inmediatamente.

 

—Lord Tallmann, Derek de la 68° división acaba de regresar. (Azalea)

 

Frunzo el ceño al escuchar eso, y Azalea dice sus palabras con cuidado.

 

—Él era un miembro de uno de nuestros escuadrones de reconocimiento que enviamos a espiar a la Tribu Lithuvar, pero fueron atacados por monstruos en el proceso. Él estaba M.I.A hasta ahora. (Azalea) (Rachidor: Las siglas en inglés para desaparecido en acción.)

 

—Oh… ¿Es así? Bueno, bien por él. (Tallmann)

 

Oh, molesto, era solo eso. Lo que me recuerda, hubo un escuadrón de reconocimiento que me reportó que su equipo fue atacado por un monstruo y uno de los miembros de su equipo pereció.

 

Así que sobrevivió De todos modos, no es nada importante.

 

—Sin embargo, el sigue diciendo cosas extrañas. Como, que sus propios compañeros de equipo lo dejaron como señuelo para el monstruo… dijo. Exige que se lleve a cabo el castigo apropiado. (Azalea)

 

— ¿Hah? ¿Qué tonterías son esas? Es natural dejar atrás a un debilucho o usarlo como señuelo. (Tallmann)

 

—Sí, por supuesto, nunca se equivoca, Lord Tallmann. No deseo mancillar su estado de ánimo, así que se lo diré personalmente. (Azalea)

 

Incluso si escucho el nombre de Derek, nadie se me viene a la cabeza, probablemente sea un nuevo recluta.

 

El lema de los “Cazadores Hambrientos” es “Los Fuertes gobiernan a los débiles”. Que insultante que un miembro de mi ejército de elite termine convirtiéndose en un mero “señuelo”.

 

Este también es mi lema personal. Es natural que los fuertes controlen a los débiles. Por lo tanto, como el más fuerte de todos, soy quien debería convertirse en el rey para gobernarlos a todos.

 

—Oh, bueno. No se puede evitar, pero mi espada se deslizará sobre un perro llorón si termina siendo molesto. (Tallmann)

 

Azalea se rio un poco por eso, pero su expresión cambio cuando una voz llegó gritando.

 

— ¡Deseo hablar con Lord Tallmann! ¡¿Alguien sabe dónde está Lord Tallmann?!

 

Su voz era familiar.

 

El maneja una lanza desconocida en su mano, sin embargo, vestía nuestro uniforme de “Cazadores Hambrientos”. Él debe ser el llamado Derek.

 

—Perdóneme. Fui demasiado lento en actuar en su nombre y ahora he ensuciado los ojos de su excelencia. Ahora iré a silenciar a este perro. (Azalea)

 

Azalea no pierde el tiempo en acercarse a Derek y bloquearme de él.

 

—Derek, si tienes quejas sobre tu escuadrón, deberías ir con ellos. No hay necesidad de molestar a Lord Tallmann directamente… (Azalea)

 

Sin embargo, Derek ignora a Azalea, me encuentra, y comienza a hablar otra vez.

 

— ¡Lord Tallmann, señor, le pido por favor que detenga esta búsqueda! ¡La Tribu Lithuvar no son tan bárbaros como las personas dicen que son! ¡Cuando fui herido por el ataque de un monstruo, la Tribu Lithuvar me salvó! ¡Ellos no son una tribu salvaje en absoluto! (Derek)

 

— ¿Ha~ah…? —Exclamé involuntariamente.

 

Azalea agarra el hombro de Derek.

 

—Si continúas siendo irrespetuoso con Lord Tallmann, aplastare tu cabeza en donde estas parado, ¿entiendes? (Azalea)

 

—Ya, ya, ya, no digas cosas tan rudas, Azalea. Supongo que tú eres Derek, ¿verdad? Tráelo ante mí. (Tallmann)

 

Azalea empuja a Derek violentamente.

 

Derek fue abruptamente empujado mientras intenta quitarse la mano de Azalea que agarraba su hombro. Pero, la mano de Azalea no se mueve. Derek sigue tratando de quitárselo, y después de unos cuantos segundos, Azalea lo soltó lentamente.

 

Derek miró a Azalea por un rato antes de mirarme a mí.

 

—Lord Tallmann, como dije hace un momento, le pido por favor que detenga sus avances sobre la aldea de la Tribu Lithuvar. (Derek)

 

—Sí, te escuché, y ¿por qué debería hacer tal cosa? (Tallmann)

 

Derek frunció el ceño, no le gustó la respuesta a su solicitud.

 

—Yo, como dije… la Tribu Lithuvar me salvó y… (Derek)

 

— ¿Y? (Tallmann)

 

—…C-como dije, los rumores de que son una tribu peligrosa son falsos… (Derek)

 

—Ya veo, ya veo. (Tallmann)

 

Asentí pensativamente, mostrándole que tenía la mente lo suficientemente abierta para escucharlo.

 

Derek suspiró aliviado.

 

— ¿Y? (Tallmann)

 

— ¿Eh? (Derek)

 

— ¿Qué “eh”? Todavía hay más, ¿no? Entonces, vamos, no seas un palo en el barro, dilo ya. (Tallmann)

 

—N-no… eso era todo… (Derek)

 

Derek parece estar al final de su ingenio. Me rio gruñonamente con mi nariz.

 

—Hmm… déjame pensarlo. Digamos que, la Tribu Lithuvar es una raza pacífica y sensata que ama la naturaleza y que viven tranquilamente en el bosque. (Tallmann)

 

—…… (Derek)

 

—Pero, ¿eso que tiene que ver conmigo? (Tallmann)

 

Derek palidece y hace una mueca de enojo.

 

— ¿E-está hablando en serio? (Derek)

 

—Qué hay de ti, ¿estás hablando en serio aquí? ¿Sabes siquiera cuánto dinero he gastado para que esta expedición suceda, para que así pueda escalar mi camino para ser rey? ¿Qué tan difícil fue obtener el permiso para mover un ejército de este tamaño por el territorio de alguien más… tu pequeño y poblé cerebro siquiera lo entiende? Suspender la subyugación de la Tribu Lithuvar no solo será una pérdida de dinero para el ejercito que reuní y la fama que estoy a punto de ganar, sino que todos también se reirán de mi porque yo, el gran Tallmann, decidió escapar de unos meros bárbaros. (Tallmann)

 

Oh, querido, esta es la razón por la cual los tontos que no pueden pensar por sí mismos no son nada más que problemas. Absolutamente odio a los imbéciles sin cerebro que siempre son lentos de entender. Y, entre ellos, a los que más odio son aquellos que vienen hasta aquí solo para que les revise el cerebro.

 

—En primer lugar, nuestro objetivo principal aquí es encontrar a la bestia mítica, Carbuncle, que se dice que fue vista por última vez en este bosque, y ya que estamos perturbando su así llamado estilo de vida “pacifico” con nuestra intromisión, el conflicto contra la Tribu Lithuvar no se puede evitar. Independientemente de cuál sea su verdadera naturaleza, nada tiene que ver conmigo. (Tallmann)

 

Desenvaine mi espada y la balanceo en el aire, entonces la clavo en el suelo en frente de los pies de Derek.

 

—…… (Derek)

 

—Esto no está llegando a ninguna parte. No veo el punto de que inútiles cabezas de alfiler como tú, hayan nacido en este mundo. Azalea, sácalo de mi vista. (Tallmann)

 

— ¡¿Huh?! (Derek)

 

Cuando Azalea volvió a agarrar el hombro de Derek, Derek se hace a un lado y se distancia.

 

— ¡Escuché que eras un tirano y tenías una personalidad retorcida, pero no, eres el más bajo de todos! ¡Sigues llamándolos salvajes y bárbaros, pero… tú eres el verdadero bárbaro! ¡Pero ya he tenido suficiente de esto! ¡Desde ahora, estoy dejando tu horrible ejercito! (Derek)

 

Derek se quita su uniforme, arrojándolo al suelo, lo pisotea, y lo mira con odio. Después, sujeta con fuerza la lanza, se da la vuelta y se aleja de mí.

 

El glorioso y noble yo, es un tirano y un retorcido, ¿dijo? Casi me pierdo en la ira, pero luego recuerdo que es solo el ladrido de un perro plebeyo de poca monta. Inmediatamente recuperé la calma.

 

Derek camina hacia la dirección del bosque.

 

¿No me digas que el planea alertar a la Tribu Lithuvar de que nuestro ejército se acerca? Cuan tonto puede ser este chico.

 

—Derek, ¿tienes alguna idea de en qué te estas metiendo? (Tallmann)

 

— ¡¿Y eso que?! ¡Eres tú quien debes pensar en lo que te estas metiendo! (Derek)

 

—No pareces entenderlo. ¿Tendré que recordarte que, con una simple orden mía, puedo matar a toda tu familia sin que falte nadie? (Tallmann)

 

—Qu-… (Derek)

 

Derek no pudo pronunciar ninguna palabra.

 

—No tienes que preocuparte porque soy una persona misericordiosa. A ti, quien está a punto de traicionarme y abandonarme por el bien de unos meros bárbaros, te dejare elegir. Si regresas y te unes a nosotros, te prometo que no le pondré una mano a ti y a tu familia. Y, si quieres regresar a tu casa y escapar con tu familia antes de que llegue, no te perseguiré. Pero, si de alguna manera no llegas a tiempo… (Tallmann)

 

Derek permaneció ahí aturdido durante varios segundos antes de mirar atrás hacia la dirección del bosque. Después de eso, miró su lanza, cerró sus ojos y, lamentablemente, la suelta. Luego, se apresura a regresar a la dirección de su casa.

 

Miré la espalda de Derek por un rato hasta que se volvió pequeña a la distancia y desapareció a la vista.

 

No tengo la intención de perseguir a Derek. Si llega a tiempo para salvar a su familia de ser asesinada, y logran escapar con éxito, entonces cumpliré mi parte del trato y no les pondré ni un dedo.

 

Pero, eso solo… si logra llegar a tiempo.

 

—Azalea. (Tallmann)

 

—Sí. (Azalea)

 

Azalea responde brevemente y apunta su brazo hacia la espalda de Derek.

 

—Magia de fuego, [Llamarada]

 

Una luz roja brillo en la mano de Azalea. La luz roja brillaba intensamente y se convirtió en una línea roja, que ardió a través del bosque. Esa línea roja fue dispara desde la mano de Azalea y continúo perforando a través de los árboles y rocas, eventualmente golpeando la espalda de Derek.

 

Derek cayó muerto sin ni siguiera gritar. Humo sale de su cuerpo carbonizado y es arrastrado por el viento. Su espalda ahora tiene un gran agujero.

 

—Oh, Azalea, puedes ser tan terrorífico algunas veces. —Le dije mientras sonreía, y Azalea se arrodilló en frente de mí.

 

—Mis más profundas disculpas, Lord Tallmann. No podía soportar presenciar más blasfemias hacia usted, por lo que mi mano solo se deslizó. Yo, Azalea, aceptare cualquier forma de castigo. (Azalea)

 

Es cierto que parecía que Azalea solo disparó magia por su cuenta después de que lo llamé por su nombre, como si implicara que esa fue mi intensión desde el comienzo.

 

—Dije que no le haría nada, pero, serio problema que mis subordinados pierdan el control y hagan las cosas por su cuenta… supongo que incluso los subordinados demasiados leales son problemáticos, ¡hah! (Tallmann)

 

—Su excelencia, Lord Tallmann, dijo que ejecutaría a toda la familia de Derek si no lograba llegar a tiempo, ¿y ahora qué? (Azalea)

 

— ¿Hm? Que más, cumpliré mi promesa, por supuesto. No soy como esos otros nobles basura que rompen sus promesas, ya ves. (Tallmann)

 

Mientras bromeaba, hubo alguien que se rio conmigo.

 

Un grupo de ocho hombres se nos acercan. En el frente está el comandante de la 21° división de los “Cazadores Hambrientos” Grodell. Él tiene pelo rojo y una gran cicatriz en su frente que llega debajo de sus ojos.

 

— ¡He~ey, ¡Lord Tallmann, las preparaciones para ese círculo mágico que solicitaste acaban de finalizar! Los efectos deberían aparecer pronto. (Grodell)

 

— ¡Ouh, Grodell! ¡Bien hecho! (Tallmann)

 

Eso significa que se han completado todos los preparativos del plan. Ahora podemos atacar en cualquier momento.

 

—Sin embargo, nos vieron y logramos matar a tres de ellos antes de que escaparan, pero en cualquier momento encontraran los cadáveres. Probablemente estarán en alerta. (Grodell)

 

—Oh, bueno, no hay otra opción. Realmente no quiero comenzar un ataque a gran escala sin prepárame bien primero. Quería ver sus efectos completos, pero… mañana al amanecer, antes de que el salga el sol, comenzaremos la masacre. Incluso mi amada espada ansia la sangre de esos bárbaros. (Tallmann)

 

— ¡Ya lo ha dicho! ¡Cómo esperaba de Lord Tallmann! ¡Acabemos con ellos!

 

Jeje, finalmente puedo cortar a algunos humanos después de tanto tiempo. Habrá algunos que evacuaran y otros que se quedaran, pero, oh bueno, los cazaremos a todos eventualmente.


Rachidor: Fin del volumen 5, y de la primera parte de este arco, si en este arco nos centramos en la Manticora, los Abyss, y la relación del personaje con sus subordinados, el próximo se centrara principalmente en la guerra en el bosque. Es momento de que nuestro dragón favorito muestre que no solo es un dragón amable.

PD: Pienso colocar las imágenes de todo el volumen 5 junto con las imágenes extras, como hice con los anteriores volúmenes, ademas sino se me olvida, colocare también la portada del próximo volumen en la pagina de la novela

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x