espada

Espada del Amanecer — Capítulo 58


Capítulo 58 – La Historia de Norris

 

EZ: 1/6


La repentina pregunta de Gawain puso a Norris en un momento de estupefacción. Estaba listo para ser reprendido, pero no esperaba que le hicieran tal pregunta. ¿Debería responder sí o no? ¿Había violado la ley?

 

Después de pensarlo mucho tiempo, el viejo granjero decidió ser honesto. Porque había más de una persona que sabía que podía leer y escribir. Si el Lord buscara a otros para conocer la verdad, estaría realmente quebrantando la ley.

 

“Sí… Mi Lord”, dijo Norris nerviosamente, agarrando los botones de su pecho, “Aprendí… a leer y escribir”.

 

Gawain levantó las cejas y pensó que era justo lo que había sospechado.

 

Aunque Norris no había escrito una palabra en este momento y sólo había hecho un boceto, de la forma mientras sostenía el bolígrafo, era fácil hacer algunas deducciones. Había una gran diferencia entre cómo una persona alfabetizada y una analfabeta sostenía un bolígrafo. En un mundo que estaba mayormente lleno de analfabetos, él ya había visto cómo los analfabetos sostenían los bolígrafos y dibujaban líneas en el papel de manera torpe. La forma en que el granjero sostenía el bolígrafo era obviamente de una forma adecuada.

 

Incluso Heidi miró a Norris un poco sorprendida. Parecía que se acababa de dar cuenta de ello.

 

“No se preocupe. Ser capaz de escribir no es una violación de la ley. Enseñar a otros a leer y escribir tampoco es contra la ley.” Gawain se dio cuenta de que su repentino interrogatorio podría haber asustado al dócil granjero. Así que dijo en un tono más suave, “¿Quién te enseñó a leer y escribir?”

 

Con la palabra del Lord, Norris se sintió un poco más tranquilo. Se frotó las manos y sonrió un poco avergonzado. “Mi Lord, puede que te rías… pero casi entré en una iglesia y me convertí en sacerdote para servir a la Diosa de la Cosecha. Aprendí a leer y escribir de un maestro de entonces…”

 

¿El hijo de un granjero casi entra en una iglesia y se convierte en sacerdote?

 

Gawain se interesó inmediatamente en una historia tan peculiar, así que cuando preguntó, la historia de Norris se dio a conocer finalmente.

 

Norris venía de una casa de campesinos. Eran una familia de hombres libres que vivieron en el territorio Cecil durante generaciones. Aunque tenían algunas parcelas de tierra pobre, pero como la mayoría de los plebeyos de esta época, él vivía una vida con sólo suficiente comida y ropa de abrigo. Originalmente, como la mayoría de los plebeyos, estarían atados a la tierra toda su vida para trabajar en la plantación y el riego, y la única manera de entrar en contacto con los sacerdotes e iglesias, de las clases altas, era ir a la iglesia en la ciudad de vez en cuando para rezar, o para escuchar a los sacerdotes que venían al campo a predicar. Pero a la edad de ocho años, una oportunidad llamó a la puerta de Norris y sus padres.

 

Un sacerdote de la diosa de la cosecha en un viaje misionero desde las Llanuras de los Espíritus Sagrados llegó al territorio de los Cecil y residió temporalmente en el pueblo donde Norris vivía. Para los granjeros, era muy raro y afortunado ver a los sacerdotes de las tres diosas de la fertilidad pasar. Así que todos los habitantes del pueblo reunieron inmediatamente su dinero, y de acuerdo con las reglas de las tres diosas de la fertilidad, el anciano del pueblo llevó algunos niños para ofrecerlos como “regalo” al sacerdote, para que éste bendijera la tierra cultivable del pueblo.

 

Entonces el sacerdote miró a Norris, que tenía ocho años, y dijo: “Este niño puede traer bendiciones a la tierra. Es favorecido por la diosa de la cosecha”.

 

Por lo que dijo el sacerdote, después de que el sacerdote se fue, los padres de Norris casi vendieron todos los objetos de valor de la casa, y los ancianos del pueblo también encontraron formas de reunir dinero. También fueron a ver al viejo caballero de la mansión y le pidieron un pase de viaje. Finalmente, enviaron a Norris a la iglesia de la Diosa de la Naturaleza en el pueblo Tanzan, convirtiéndolo en un “aprendiz de esclavo”. Aunque las tres diosas de la fertilidad eran de tres sectas independientes, tenían estrechos lazos. La Diosa de la Naturaleza, como la diosa más alta entre las tres diosas, su santuario normalmente también consagraba a la Diosa de la Cosecha y a la Diosa de la Primavera. Y los candidatos a ser sacerdotes de las tres diosas generalmente recibían las mismas enseñanzas antes de sus bendiciones formales. Después de completar la educación, elegían, de acuerdo con sus “dones espirituales”, a qué diosa adorar. Así, cuando no había una iglesia de la Diosa de la Cosecha alrededor, enviar a Norris a la iglesia de la Diosa de la Naturaleza era la única opción para sus padres en ese momento.

 

Norris estudió en el santuario durante cinco años. Después de eso, obtuvo los resultados de la evaluación de una iglesia de nivel superior.

 

“El aprendiz no tiene el don espiritual de las diosas de la fertilidad.”

 

Hasta el día de hoy, Norris todavía recordaba lo contentos que estaban los habitantes del pueblo cuando se envió este resultado, porque eran totalmente analfabetos, y el mensajero que envió el mensaje estaba borracho y no le dijo a los habitantes del pueblo y a los padres de Norris lo que decía la carta.

 

No fue hasta que Norris volvió al pueblo con su propio equipaje que todos supieron que la carta no era una buena noticia de la iglesia.

 

Norris contó su historia en silencio. El rostro lleno de arrugas no mostraba ni alegría ni tristeza, sino que sólo había calma en sus ojos, como si esas cosas fueran realmente cosas del pasado y ya no le importaran. “Los pocos años que siguieron fueron muy difíciles de superar. No habíamos pagado nuestras deudas. No teníamos más dinero en casa. Mi padre no sobrevivió ese invierno, pero nuestras vidas aún tenían que continuar. Todavía teníamos que pagar las deudas que le debíamos a todos.”

 

“Así que mi madre llevó a mi hermano y a mi hermana a visitar el castillo del vizconde. El Vizconde Cecil era entonces el padre de Lady Rebecca. Fuimos a inclinarnos ante el vizconde, le dijimos que ya no podíamos arreglárnoslas. El vizconde fue muy amable y renunció al impuesto de campo que teníamos que pagar y nos prestó semillas y medio saco de comida. Dependíamos de esas semillas y alimentos. Con el excepcional rendimiento de la cosecha de vegetales de ese año, nos las arreglamos para sobrevivir.”

 

“Después de eso, trabajé la tierra honestamente y ayudé a las personas con trabajos ocasionales. Hice un trabajo que me llevaría a dos o tres personas por mí mismo. También sabía leer. Cuando los comerciantes venían al pueblo, yo ayudaba a calcular el peso. De esa manera, también podía cambiarlo por unos cuantos panes. Después de unos años, pagamos la deuda, y también las semillas y la comida que el vizconde nos había dado…”

 

Norris levantó lentamente la vista, con un rostro lleno de orgullo. “Durante el año en que mi madre murió, nuestra familia tuvo un festín de carne.”

 

La historia de Norris llegó a su fin. Gawain sólo frunció el ceño, pero Heidi no pudo evitar sujetar su pecho. “Yo… no sabía que esto sucedía en nuestro territorio… Hemos hecho lo posible por dar limosnas…”

 

“La limosna no puede salvar a nadie, porque no resuelve el problema de raíz. Además, este tipo de cosas suceden todos los días. Es sólo que no se pueden ver desde el castillo.” Gawain meneó la cabeza. Luego miró con curiosidad a Norris. “He notado el gesto de tus manos… ¿Sigues creyendo en la Diosa de la Cosecha incluso ahora?”

 

“Sí, creo. ¿Por qué no debería hacerlo?” Las arrugas de la cara de Norris se apilaron. “La Diosa de la Cosecha protege. Una buena o mala cosecha determinaría la vida y la muerte de la familia. ¿Qué granjero no cree en la Diosa de la Cosecha?”

 

Gawain lo miró en silencio. “¿Incluso después de haber sufrido tanto por esta creencia?”

 

Norris se quedó en silencio por un momento. Luego su cabeza se inclinó. “Mi Lord, es sólo mi pésima vida. ¿Cómo puedo culpar a los dioses? Y comparado con otros, al menos he aprendido algunas cosas y sé leer, aunque saber leer no es muy útil para personas como nosotros”.

 

“Saber leer no será inútil.” Gawain miró seriamente al granjero. “Norris, tienes buenas habilidades agrícolas, ¿verdad?”

 

Al mencionar esto, Norris estaba aún más orgulloso. “Mi Lord, no me atrevo a reclamar otros logros, pero cuando se trata de la agricultura, mi destreza es excelente. Si no, ¿cómo podría haber sobrevivido a esos arduos días?”

 

Gawain preguntó de nuevo, “También sabes leer y escribir en el idioma y en números y has recibido educación de la iglesia, así que las nuevas reglas que le pedí a Heidi que les leyera a todos ustedes y los formularios que diseñé para registrar la carga de trabajo deben ser fáciles de entender para ti, ¿verdad? Si te pidiera que rellenaras los formularios y calcularas la tierra y el rendimiento, ¿podrías hacerlo?”

 

Esta vez, Norris primero asintió, y luego dudó en preguntar: “Mi Lord, ¿me va a dejar ser… un supervisor?”

 

Hasta este punto, debido a la implementación por parte de Gawain de un sistema de trabajo que requería conteo y evaluación, aquellos supervisores que solían agitar sus látigos pero eran analfabetos ya eran irrelevantes. Los supervisores en el territorio eran todos guerreros del clan que Heidi se encargaba personalmente (parte de los guerreros del clan eran chambelanes de los caballeros, que al menos tenían un poco de conocimiento numérico y podían escribir algunas palabras simples). Así que Norris no pudo evitar pensar en esto al escuchar la pregunta de Gawain.

 

“No, no sólo un supervisor. De hecho, si puedes hacerlo, pienso dejarle gestionar todo el proceso de apertura de la tierra para la agricultura e incluso la producción de alimentos en las últimas etapas”, dijo Gawain. “Haré que Heidi te ‘evalúe’ y te diga lo que tienes que hacer”.

 

La expresión de Norris cambió repentinamente. “¡M-, Mi Lord! No lo entiendo bien… ¿Me estás haciendo su mayordomo? Pero los mayordomos no sólo manejan la comida … “

 

“Esto es un trabajo, pero no es un mayordomo”, se rió Gawain. “Si necesitas un título, puedes llamarlo… Gerente Agrícola. Y tengo que decirte esto primero. Este puesto es diferente de todos los puestos del pasado. No puedes pasarlo como un título de generación en generación a menos que tu hijo tenga suficiente talento. Tampoco es permanente. Si no te desempeñas bien, o si violas las leyes de los Cecil usando tu posición, serás removido y castigado. De ahora en adelante, esto será lo mismo para los muchos puestos que estableceré. ¿Entiendes?”

Cuestiones de gestión

 

 

Si Gawain no les advirtiera de las muchas condiciones, quizás Norris aún tendría miedo de aceptar esta “buena fortuna” porque esta buena fortuna se parecía mucho al sacerdote, que cuando tenía ocho años, vino al pueblo y dijo que podía “recibir el favor de la Diosa”. Pero con la advertencia de Gawain, lo pensó seriamente y determinó que debía ser real.

 

Un pobre hombre ordinario no pensaría como él, pero Norris sí, porque había sido educado, y aunque esta educación fue casi su muerte, también aprendió “lógica” de esta experiencia.

 

Así que después de pensar durante algún tiempo, el viejo granjero asintió vigorosamente. “Mi Lord, si confía en mí… Norris cuidará cada campo que me asigne, y cada alimento que crezca en esta tierra!”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s