Súper Gen Divino – Capítulo 573: Solo en el Refugio

Séptimo Capítulo Semana 1

¡Disfrútenlo!

“¡Mira zorro plateado! Soy tan pobre. Ya es bastante difícil para mí cuidar de mí mismo. No tengo suficiente comida, no puedo mantenerme caliente, y ahora tengo que cuidarte, a pesar de que comes tanto… No es que no me guste el hecho de que comas, no me malinterpretes, pero quieres que todos los demás se sacien también, ¿no? ¿Qué tal si nos ayudas a atrapar algunos peces. Si lo haces, podemos ayudarte a cocinarlo. Estaría bien que contribuyeras, así que, ¿qué te parece? ¿Suena bien?” Han Sen sonrió en su intento de discutir los asuntos con el zorro plateado.

Zero le dio a Han Sen una mirada de desdén. La forma en que lo miró fue como si acabara de presenciar el intento de secuestrar a una joven.

El zorro plateado inclinó su cabeza, mirando a Han Sen de forma confusa.

“¡Pescado… por ahí… tú… agárralo… nosotros… cocínalo!” Han Sen señaló al pez que nadaba por las ventanas del Palacio de Cristal, haciendo gestos erráticos con sus manos y piernas para intentar que el zorro plateado lo entendiera.

Pero cuando el zorro plateado miraba hacia las ventanas, volvía su mirada hacia Han Sen. Luego pasaba por debajo de Han Sen y usaba su cola para engancharse a su pierna, frotando su cabeza como lo hacía frecuentemente.

“Cielos, eres el hijo de una súper criatura. ¡Ten algo de dignidad! Es obsceno que algo tan feroz se comporte de manera tan linda. Este mundo es cruel, y debes dominar tus habilidades de combate si quieres sobrevivir. ¿Entiendes?” Han Sen estaba tratando de sermonear al zorro plateado. Apuntó a las ventanas una vez más y dijo, “¡Ve! Atrapa un pez o no tendrás comida esta noche.”

El rostro del zorro plateado seguía pareciendo inocente. Se quejó silenciosamente mientras continuaba frotando su cara contra las piernas de Han Sen.

No mucho después, Han Sen se rindió. Con una expresión desesperada, tomó al zorro plateado y dijo, “Otra cosa inútil de la que tengo que ocuparme.”

Pero entonces, Han Sen tuvo una idea. Aunque no podía ordenar al zorro plateado que cazara, y su anterior intento de matar criaturas divinas bajo el mar había fracasado, una nueva idea le pareció.

“¡Está bien no cazar! Sólo necesito llevarte al refugio espiritual. Si hiciera eso, ¿no empezarían a correr todas las criaturas? Eso significa que podría llegar al refugio espiritual con facilidad. Lo único de lo que no estoy seguro es si los espíritus también saldrán corriendo. Pero si lo hicieran, podría recoger las piedras espirituales libremente. ¡Ja! Soy un genio.” La cara de Han Sen sonrió como una flor radiante, mientras pensaba en cómo podría obtener fácilmente numerosas piedras espirituales con poco o ningún esfuerzo.

“Ven, mi lindo zorro plateado. Te he cocinado un filete de pescado. ¿Te gustaría probar un poco?” Han Sen seguía súper feliz. Después de su brillante idea, saltó al mar y capturó un buen número de peces para cocinar para el zorro plateado.

Al ver que el zorro plateado se comía el filete de pescado lentamente, la forma en que Han Sen sonrió oculto sus ojos bajo numerosas capas de pliegues. Dijo, “¡Buen chico! Buen chico! Come más y más. Cuando estés lleno, vamos a trabajar.”

Han Sen cazó unas cuantas criaturas mutantes más en el fondo del mar y el botín fue lo suficientemente bueno como para durar un mes. Luego condujo el Palacio de Cristal de vuelta a la Planicie Helada.

Después de que regresaron a tierra, Han Sen agarró al zorro plateado y corrió hacia el refugio de la realeza. Llegaron en poco tiempo.

El refugio de la realeza estaba ahora frente a ellos, y numerosas criaturas caminaban por su exterior. Han Sen miró de nuevo al zorro plateado en sus manos y susurró en voz baja, “Este es el momento de la verdad.”

Continuando con el zorro plateado en sus brazos, reanudó su carrera hacia el refugio de la realeza. Tal y como esperaba, todas las criaturas huyeron cuando se acercó. Ni una sola criatura intentó impedir su paso, huyendo rápidamente antes de que se acercara.

“¡Ja, ja! Voy a ser rico.” Han Sen, al entrar en el refugio de la realeza, sonrió con la ausencia de una sola criatura allí. Se preguntó dónde podrían haber ido todos, pero luego se aventuró rápidamente hacia el Salón de los Espíritus.

Entró en la Sala de los Espíritus sin ningún problema. Pero para su consternación, vio que los espíritus gemelos continuaban manteniéndose firmes donde deberían estar. No salieron corriendo como él esperaba.

Viendo a la dama de cabello plateado y a la dama de cabello rubio levantar sus espadas, Han Sen invocó su armadura espíritu de la bestia y su glifo. Luego invocó su espada Bestia Mascota Antigua de Cobre Púrpura y su espada Serpiente de Hielo de Ojos Plateados.

¡Dong! ¡Dong! ¡Dong!

Las espadas de los espíritus gemelos cayeron sobre Han Sen como una fuerte lluvia. La espada de plata y la dorada se cruzaron, como si trataran de atraparlo en una red de espadas.

Pero lo que más sorprendió a Han Sen fue el hecho de que sus habilidades con la espada se aceleraban cada vez más. Cada vez eran más rápidas, y cada golpe era más y más pesado. Sentía como si no pudiera aguantar mucho más tiempo.

¡Pang!

La dama de cabello plateado le dio un golpe al hombro de Han Sen que le hizo sangrar. Afortunadamente, no estaba en un punto crítico y por lo tanto el daño no era grave.

Han Sen sabía que aún no había perfeccionado su habilidad Dual, y que aún tenía algunos defectos. Pero ahora mismo, no había nada más que pudiera hacer. Luchó contra las espíritus gemelas durante media hora, y después de recibir unos cuantos golpes más, se las arregló para invocar sus alas y salir volando.

Las espíritus gemelas no podían volar, y las otras criaturas del refugio no se atrevieron a acercarse a Han Sen, porque todavía tenía al zorro plateado en su compañía. Así que sólo vieron a Han Sen volar.

“¡Volveré!” Han Sen le gritó a las espíritus gemelas mientras escapaba a los cielos.

“Eres un zorro sin corazón. Te doy buena comida todos los días, tratándote como trataría a mi propio hijo. Viste como me lastimaron, ¿no? Entonces, ¿cómo es que no me ayudaste? ¡Zorro de ojos blancos!” Han Sen estaba jadeando mientras hablaba con el zorro plateado.

Pensó que si era herido por las espíritus gemelas, el zorro plateado se enfurecería lo suficiente como para saltar a la refriega y proteger a su amo. Pero todo lo que hizo fue quedarse posado en el hombro de Han Sen, sin moverse ni un centímetro.

El zorro plateado se comportaba como si no viera ni oyera nada. Sin embargo, lamió sus heridas después de la fuga, como lo hizo una vez antes. Casi inmediatamente después de que el zorro plateado aplicara su saliva, las heridas se curaron.

Han Sen estaba frustrado, pero no estaba enojado con el zorro plateado. Viendo que se ocupaba de sus heridas, sonrió al zorro plateado y le frotó la cabeza.

Pero Han Sen no se fue con las manos vacías. No importaba cuán a menudo practicara su habilidad Dual, no había sido capaz de perfeccionarla. Estaba diseñada especialmente para tratar con las espíritus gemelas, y si no había podido al menos probarla con ellas, no sabía si podía o no perfeccionarla como la habilidad ideal para ir contra ellas.

También había descubierto que podía entrar en los refugios de la realeza sin ningún problema. Podía entrar en éste en particular y luchar contra las espíritus gemelas cuando quisiera. Si volvía aquí unas cuantas veces, de vez en cuando, podría finalmente dominar su habilidad Dual y vencer a las espíritus gemelas.

“Bien. Si no puedo hacerlo bien la primera vez, me aseguraré de hacerlo bien a la décima. Y si aún no lo domino para entonces, iré allí cien veces.” El corazón de Han Sen estaba exaltado, y después de tomar un descanso para recuperar su salud y energía, corrió de vuelta al refugio de la realeza con el zorro plateado en la mano.

Cada vez que Han Sen luchaba contra las espíritus gemelas, perdía. Pero durante cada pelea, la habilidad de Han Sen Dual mejoraba de una forma u otra.

Después de eso, Han Sen continuó acosando a las espíritus gemelas de esa manera, pero aún así, los espíritus no se atrevían a salir del Salón de los Espíritus. Tenían miedo de que Han Sen entrara corriendo y tomara las piedras espirituales si no estaban cerca para protegerla.

Han Sen era cada vez mejor, y fue al refugio de la realeza al menos una vez cada dos días. Siempre que perdía, escapaba para curarse, reflexionaba sobre por qué había perdido y enmendaba cualquier área de su experiencia o habilidad que pudiera mejorar.

Han Sen creía que si las cosas continuaban así, su habilidad Dual rivalizaría con las espíritus gemelas en menos de un mes.

 

 


0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Ats
Ats
hace 1 año

Uff que buen pack valió la espera de tanto tiempo <3
espero que después de esto se regularizen los caps unu

Anónimo
Anónimo
hace 1 año

Muchas gracias por los capa!

Anónimo
Anónimo
hace 1 año

Gracias por los caps , espero que estes bien Ulric.

Anónimo
Anónimo
hace 1 año

Gracias por los caps, espero que estes bien Ulric

4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x