Súper Gen Divino – Capítulo 568: ¿Quien es Esta Persona?


Segundo Capítulo Semana 1

¡Disfrútenlo!

La batalla estaba a punto de comenzar. Han Sen le dio sus espíritus de la bestia a Cautivadora Nívea para aumentar su poder.

La lista de espíritus de la bestia que le dio incluía la armadura divina que Han Sen recibió a cambio de la espada anterior, el glifo de la Gárgola, Rugidor Dorado como montura, el Rey Gusano de Roca Dorado, una armadura para mascota berserker, las Alas Pesadilla, un espíritu de la bestia cambiaforma Dama de la Nieve y el Pájaro del Desierto. Cautivadora Nívea podría aprovechar todos esos espíritus de la bestia, y así Han Sen se aseguró de transferírselas para su uso.

Pero la Dama de la Nieve usaba una lanza, y Han Sen no tenía una lanza divina. Eso significaba que ella tendría que confiar en su arma por defecto. Sin embargo, su oponente sería otro Espíritu de la Realeza, así que su Lanza de Sangre Helada seguro que le haría un daño decente.

En la arena, el Demonio ya estaba allí. Era un guerrero de dos metros de altura, con armadura negra y un espadón. No era un espadón de aspecto normal, y bien podría haber sido uno divino.

Cuando Demonio entró en la arena, lo hizo con los vítores de bienvenida de muchos aplausos. Era de esperar, después de todo, una batalla de Espíritus de la Realeza era un acontecimiento sumamente raro. Demonio era el único que además pertenecía a la arena.

“Hermano Han, ¿está Cautivadora Nívea lista para entrar en la arena?” Zhang Xiang miró a Han Sen.

Han Sen asintió para confirmar que sus preparativos estaban completos, y luego el Cautivadora Nívea entró en la arena.

Cuando Cautivadora Nívea apareció, la audiencia se volvió loca, gritando con emoción.

“Realmente es una Espíritu femenino. ¡Whoa, es tan hermosa!”

“Ah, esa Espíritu de la Realeza es demasiado preciosa.”

“¿Quién es el dueño de esa Espíritu? Es un hombre afortunado, sin duda.”

Shen Tianzi vio la aparición de Cautivadora Nívea con los ojos entrecerrados. Al principio, no le preocupaba demasiado la lucha que se avecinaba, y ni siquiera había preguntado quién sería el oponente de Demonio. Pero la aparición del Cautivadora Nívea lo sorprendió, y se sentó, cautivado.

Al principio, antes de la arena, Shen Tianzi quería una Espíritu hermosa para sí mismo, pero no existían muchos en ese mundo para que él lo reclamara. Las Espíritus femeninos de la Realeza eran aún más raras. La apariencia de su retadora era fascinante de ver, y sus ojos estaban muy abiertos en admiración.

La pelea comenzó. Con su gran espada en alto, Demonio rugió y corrió hacia Cautivadora Nívea.

Cautivadora Nívea no se movió, pero su cuerpo brillaba con una armadura roja decorada con una variedad de diferentes glifos. El bastón de hielo que tenía en sus manos se convirtió en la Lanza de Sangre Helada que usaría para la batalla.

Entonces, una luz dorada flotaba entre sus piernas y de ella, lo que parecía ser una bestia dorada se formó y levantó al Cautivadora Nívea sobre su espalda. Se había convertido en una lancera de elegante perdición.

¡Dong!

Cautivadora Nívea montó majestuosamente al Rugidor Dorado, y su perfecta sinergia los hizo parecer como si fueran uno solo. La velocidad a la que cabalgó hacia Demonio permitió el Impacto Furioso. La lanza de Sangre Helada se clavó en el demonio y la gran espada de Demonio atacó a Cautivadora Nívea.

Demonio dio unos pasos atrás, pero afortunadamente para él, la armadura no había sido perforada. El corte que recibió Cautivadora Nívea fue limpio, pero bajo la protección que le proporcionó el Impacto Furioso, no resultó herida. Después de que el polvo se asentó tras sus movimientos iniciales, era demasiado pronto para saber quién parecía probable que ganara.

Los ojos de Shen Tianzi brillaban con un cierto fuego. Fue mucho antes cuando él mejoro y accedió a la segunda zona de El Santuario de Dios, por lo que nunca antes había visto al Rugidor Dorado y por lo tanto no estaba familiarizado con sus talentos y habilidades.

Shen Tianzi se sorprendió al ver el equipo con el que estaba equipada Cautivadora Nívea. Sabía que quienquiera que poseyera esa Espíritu de la Realeza no era una persona común.

“¡Que alguien llame a Zhang Xiang!” Shen Tianzi ordenó que la gente a su lado localizara a Zhang Xiang para que pudiera preguntar quién era el dueño de Cautivadora Nívea. También quería saber si había alguna posibilidad de negociar la posesión de ella.

Zhang Xiang apareció rápidamente delante de Shen Tianzi y dijo educadamente, “Jefe, ¿hay algo que necesite?”

“¿Quién es el dueño de esa Cautivadora Nívea?” Shen Tianzi preguntó.

Zhang Xiang respondió rápidamente, “Es un joven de nombre ‘Han’. Debe haber llegado aquí desde otro refugio. Es un tipo reservado, así que no pude aprender mucho sobre él.”

“¿Han?” Shen Tianzi no pudo evitar fruncir el ceño, ya que ese apellido le trajo muchos recuerdos desagradables. Le recordaba a una persona a la que odiaba mucho.

Pero Shen Tianzi se encogió de hombros, creyendo que el nombre era una coincidencia y que Cautivadora Nívea no pertenecería al Han Sen que conocía. Esa persona llegó tarde a la segunda zona de El Santuario de Dios, y sólo había estado allí por menos de un año. Sería imposible para él adquirir tales Espíritus y espíritus de la bestia en esa cantidad de tiempo.

“Espera hasta que la batalla termine. Luego tráiganlo a mí.” Shen Tianzi transmitió esa orden a Zhang Xiang y no dijo nada más.

Aunque la actuación de la Cautivadora Nívea era asombrosa, y los espíritus de la bestia que poseía eran bastante notables, Shen Tianzi aún creía que no era rival para su Demonio. Observó en silencio.

Los choques de los dos Espíritus habían llevado a la audiencia a un frenesí de pura emoción. El choque de la lanza contra la espada, el intercambio de golpes entre una bella mujer y un guerrero, y el acompañamiento de una terrorífica montura, elevaron al máximo el entusiasmo de la multitud.

“¡La lucha de los Espíritus de la Realeza es mucho mejor! Ahora que lo pienso, las peleas entre Espíritus de la clase Caballeros apestan.”

“Por supuesto que esto es impresionante. Sólo mira los Espíritus de la bestia que usan, son divinos.”

“Realmente quiero un Espíritu de la Realeza. Si Cautivadora Nívea fuera mía, ¡eso sería un sueño hecho realidad!”

“¡Deja de soñar, entonces! Sería imposible para una persona ordinaria como tú o yo tomar un Refugio. Incluso si lo hicieras, los Espíritus probablemente te ignorarían. La posibilidad de domar un Espíritu de la Real es de diez mil a uno. Sería más fácil para ti ganar la lotería.”

“¡Demonio, es hora de que reveles tu verdadera fuerza!” Shen Tianzi observó que el ánimo de su audiencia era muy elevado. Una sonrisa espeluznante levantó sus labios.

De repente, Demonio saltó del campo de batalla y gritó mientras una luz emanaba de las junturas de su armadura de placas. El cuerpo se transformó rápidamente en el de un simio negro construido de metal.

¿”Simio divino de Acero Negro”? No tenía ni idea de que Demonio tuviera un espíritu divino de la bestia.” Alguien reconoció el espíritu de la bestia cambiaforma de Demonio y gritó en voz alta con creciente emoción.

Pero esa no era la totalidad de sus habilidades. Demonio apuntó su espadón e invocó a un león amarillo que tenía un cuerno en la cabeza. Después de que el león apareciera, rugió al cielo de forma intimidante.

“¿Un León divino de Cuerno Dorado? ¡Eso no es justo! ¿Cómo se supone que Cautivadora Nívea va a competir con eso?”

“¿Dos contra uno? ¡Y es una mascota divina! La victoria para Cautivadora Nívea es seguramente inalcanzable ahora.”

“Es demasiado rico. Tiene demasiado dinero. Es sólo un espíritu de la Realeza, pero está lleno de muchos espíritus de la bestia.”

“No hay nada que podamos hacer. No hay muchos Espíritus.”

Todo el mundo estaba en un acalorado debate sobre el último giro de los acontecimientos, y Shen Tianzi se regocijaba con la charla de alabanza. No le gustaba nada más que aplastar a los que se le oponían.

Pero antes de que Demonio pudiera empezar a atacar, Cautivadora Nívea hizo su propia jugada. Su cuerpo comenzó a brillar, y una hermosa Dama de la Nieve espíritu de la bestia cambiaforma pareció combinarse con Cautivadora Nívea. Con ella, el pelo de la Dama de la Nieve se volvió blanco, sus ojos brillaron de plata y su cuerpo se consumió con una escarcha mordaz.

“¡Ah! ¡Es un espíritu de la bestia cambiaforma humanoide! Ahora casi parece humana.”

“¿Es la cambiaforma Dama de la Nieve de tipo divino?”

Mientras todos se tambaleaban por la conmoción, Cautivadora Nívea levantó su lanza. Una bestia de armadura roja con cuatro alas apareció. Se lanzó sobre el León de Cuerno Dorado.

Las dos bestias chocaron entre sí. Ninguna podía vencer a la otra, lo que resultó en un punto muerto que estremeció a la audiencia hasta sus entrañas. Nadie esperaba que el dueño de Cautivadora Nívea fuera tan rico, casi tan rico como el propio dueño de Demonio.

Cuando Shen Tianzi puso sus ojos en lo que estaba pasando, estaba igual de nervioso. Era normal criar a las mascotas espíritus divino de la bestia acorazadas, pero eso no era algo que las élites ordinarias pudieran hacer. Debía tener un poder tremendo.

“¿Quién es esa persona?” Shen Tianzi frunció el ceño una vez más.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s