Espada del Amanecer — Capítulo 55

Capítulo 55 – Estableciendo los cimientos

 

EZ: 4/6


Las palabras de Amber siempre habían encendido los sentimientos entre querer pegarle y realmente querer pegarle a otras personas. Si este fuera cualquier otro día, Gawain ya habría sacado su Espada de los Pioneros y la habría clavado a ella contra la pared usandola. Esta vez, en cambio, no se peleó con ella.

 

Porque estaba de buen humor ahora mismo.

 

Incluso estaba de humor para comentar una pregunta un poco más seria con Amber. “¿Sabes lo inestimable que es este círculo mágico?”

 

“¿Qué tan invaluable es?” Amber parpadeó. Para ser justos, esta señorita mitad-elfo estaba bastante segura de sus logros mágicos, estaba tan convencida de su ignorancia en este tema que no se avergonzaba de admitirlo. “Ni siquiera puedo leer las runas mágicas que se han utilizado, así que ¿cómo podría saber cuál es su valor…”

 

Gawain no esperaba que fuera tan franca y casi se atragantó hasta morir justo delante de ella. Por suerte, había vivido en la era del Internet en su vida pasada, y encontró incluso personas más ignorantes que ella. Por lo tanto, ajustó su estado mental rápidamente y dijo, “Déjame preguntarte de otra manera entonces. ¿Qué pasaría si todo el mundo fuera capaz de usar magia, o de ‘tomarla prestada’? ¿Qué tan valiosa crees que será esta habilidad?”

 

Amber quedó momentáneamente aturdida. Sin poder creerlo, sólo habló después de medio minuto. “¿Quieres decir que… los círculos mágicos pueden cambiar o transformar a todos en magos? ¿Te has vuelto loco por mirar al sol durante demasiado tiempo en los últimos días?”

 

Gawain ignoró la última parte de su respuesta aunque merecía ser golpeada por ello. En cambio, meneó la cabeza con buen humor y respondió: “No podrá transformar a todos en usuarios de magia, por supuesto, pero permitirán que todos accedan a un poder extraordinario. Me temo que Heidi no se ha dado cuenta del verdadero significado de estos círculos mágicos. No son tan simples como ‘algo que un mal lanzador(casteador) creo a partir de runas básicas’. Su significado radica en las tres palabras, ‘universalidad, homogeneidad y accesibilidad’. Para que su hija, que no tenía talento mágico, recibiera la magia, el mago renegado diseñó un círculo mágico que pudiera proporcionar una emisión constante y ajustable de magia. Y antes de esto… ningún mago distinguido en el mundo había pensado en un concepto como este, porque estos magos siempre completaron este proceso con sus propias manos”.

 

Amber fue incapaz de entender el tren de pensamiento de Gawain. “¿No es más poderoso ser capaz de controlar la magia por sí mismos, en lugar de tomar prestado el poder de un enorme círculo mágico como ese mago renegado?”

 

Gawain miró a los ojos de Amber. “Un simio gigante de montaña es capaz de aplastar la cabeza de un oso pardo con una bofetada, pero un humano sólo puede hacer lo mismo con la ayuda de un martillo de guerra. ¿Quién crees que es más poderoso?”

 

Amber dijo, “… ¿Huh?”

 

Gawain no respondió a Amber, que estaba en un estado de shock y pensando. En su lugar, se levantó y se dirigió hacia la apertura de la tienda.

 

El tesoro que dejó el mago renegado no sólo incluía el círculo mágico, sino también extensas notas de investigación en su cuaderno. Como un “fracasado” que estaba extremadamente limitado en su capacidad de castear(lanzar hechizos), tuvo que compensar sus deficiencias con cálculos e ideas progresivas, que se detallaban en su cuaderno. Gawain se sorprendió profundamente cuando lo leyó por primera vez. No creía que hubieran sido registrados por una persona que vivió en la Edad Media de la ignorancia y represión.

 

Funcionamiento automático, interfaz de transmisión compatible, una interfaz de control diseñada para “Tontos*“, e incluso arreglos de runa basados en la geometría, fórmulas de runa simplificadas… (EZ: acá parece referirse a ello así (como tontos) pero también puede ser “reemplazos o maniquíes” según la traducción, pero lo más factible era eso “tontos” en inglés era; dummies, como esos libros de USA “para dummies” de hacer casi cualquier cosa)

 

Si no hubiera sido por la mentalidad abierta que aprendió de su mundo anterior, estas “luchas incivilizadas” probablemente habrían sido barridas a la basura al adoptar las opiniones de la mayoría aquí. Esto se debió a que cualquier casteador que alcanzara un nivel medio de habilidad en el lanzamiento(de hechizos) sería capaz de saltarse las pausas registradas en el cuaderno del mago renegado directamente como resultado de varias habilidades meta-mágicas. Estos hechiceros nunca habrían entretenido la fantástica idea de “permitir a los usuarios de magia sin talento o a los no dotados obtener la habilidad de controlar la magia”.

 

Aquellos formidables magos que podían ondear sin ayuda de nadie alrededor de grandes fuegos o relámpagos eran quizás merecedores del miedo, pero para Gawain, fue sólo hasta que un mago renegado sin talento separó la magia de ser un “regalo” a una herramienta y la liberó de sus propias manos, que esta misteriosa y poderosa habilidad se volvió sublime, ya que se transformó de un puño en un arma.

 

Fue un avance similar a la primera vez que los humanos ataron una piedra a un palo y mataron bestias unas cuantas veces más grandes que ellos.

 

Lo que fue desafortunado era que los humanos de este mundo seguían haciendo martillos de guerra después de cientos de miles de años.

 

Gawain sintió que era hora de equipar un cohete propulsor en este martillo de guerra…

 

Aparte de tener que estudiar cómo construir el valioso círculo mágico con Rebecca Cecil, el proceso de limpiar lo que sería la tierra de los Cecil comenzó cuando la mayor parte de su mano de obra llegó al tercer día.

 

Comida, ropa, refugio y transporte. No importaba cuántos planes nobles tuviera Gawain que involucraran motores a vapor y martillos propulsados por cohetes, primero tenía que asegurarse de que los estómagos de su pueblo estuvieran llenos.

 

Habían conseguido suficientes provisiones de alimentos en la ciudad Tanzan, y el Rey incluso prometió abastecer el territorio con alimentos y ropa para su primer año. Sin embargo, estos eran sólo para uso transitorio, y la supervivencia a largo plazo requería autosuficiencia. Aunque no era imposible utilizar los recursos de las minas para comprar granos de los lores vecinos, Gawain, como pionero de China, tenía la misma compulsión que la mayoría de los chinos—

 

Una obsesión compulsión por evitar la escasez de alimentos. (EZ: LOL)

 

¡Hasta la tierra! ¡Sembrar los cultivos! ¿Cómo se atreven a dormir antes de que diez acres de tierra sean cultivados? ¿Cómo pudo tener la vergüenza de declarar que ha reclamado un territorio sin plantar dos huertos en el patio trasero? Desde la antigüedad, sólo había una norma para asegurar la expansión y la permanencia en un territorio—eso es, ¡crear tierra agrícola!

 

Por supuesto, este pensamiento era natural. Pero en un mundo de extraordinario poder, Gawain era muy consciente de que aún tenía mucho que aprender.

 

Había un trozo de lógica simple en ello— después de aprender que era posible para la raza humana en este mundo hacer hierro quemando paja con sólo el poder de las runas, ¿quién podría garantizar que un montón de estiércol pudiera superar la tecnología primitiva local?

 

Es más, en una situación en la que no estaba seguro de la física de este mundo, Gawain no podía estar seguro de que los recuerdos y conocimientos que obtuvo de su tiempo en la Tierra también fueran útiles aquí. Y si incluso el comportamiento de los microorganismos de este mundo no estaba de acuerdo con su comprensión de las leyes básicas…

 

Pero cualquiera que sea la complejidad, la idea básica de la agricultura como indicación de asentamiento siempre fue buena.

 

Gawain caminó hasta donde la tierra estaba siendo reclamada. Todo aquí estaba todavía en sus etapas iniciales—Rebecca había pasado un tiempo visitando el día anterior y había disparado bolas de fuego entre las malezas y arbustos de este páramo, creando un pedazo de tierra perfectamente carbonizado. Hoy, los siervos granjeros estaban cavando profundamente en la tierra, convirtiendo la rica ceniza en el suelo mientras quitaban las piedras que estaban enterradas dentro también.

 

Gawain estaba encantado de ver el cumplimiento de sus órdenes aquí. Una placa de madera fue insertada en el suelo del vasto terreno baldío cada cien pasos, dividiendo toda el área reclamada en muchas parcelas homogéneas. Los trabajadores hacían su trabajo dentro de los límites de sus parcelas, mientras que otros grupos de personas cruzaban las parcelas para preparar la excavación de las zanjas. En el borde del terreno recuperado, se había establecido un cobertizo de madera temporal, y aquí es donde Heidi y algunos otros se quedaron para seguir el progreso del trabajo y también registrar la retirada y la devolución de las herramientas por parte de los diversos grupos de trabajadores.

 

También, una gran olla en una estufa estaba en el cobertizo de madera, y los reclamantes comían su almuerzo cerca.

 

Los trabajadores ya no se sorprendían por las apariciones de Gawain—este “excéntrico Lord aristócrata” siempre estaba pasando el rato en las ruidosas y desordenadas obras de construcción e incluso se esforzaba por hablar con los hombres cubiertos de barro. Al principio, esto hizo que muchos se sintieran incómodos, pero ahora…

 

Aunque todavía estaban ansiosos, su inquietud se había desvanecido enormemente, especialmente después de que Gawain había instituido las dos promesas de que “todos los trabajadores dedicados serán alimentados” y “los trabajadores excepcionalmente dedicados tendrán carne en sus comidas” que entraron en vigor de inmediato. Desde entonces, los plebeyos y siervos de la tierra pusieron su confianza en su confiable y famoso Lord y se familiarizaron con él.

 

Gawain se abrió camino a través de los campos ocupados hasta el cobertizo de madera al borde del campo. Ahí, Heidi estaba de pie con un granjero de piel oscura y los dos discutían algo seriamente mientras el Caballero Philip hacía guardia a su lado.

 

Gawain, que medía casi dos metros de altura, tenía mucha presencia. Al acercarse, Heidi miró hacia arriba y se puso de pie. El granjero, que le estaba dando la espalda, también se dio la vuelta. Al ver que era su Lord, se inclinó rápidamente. “Su Señoría…”

 

“No te pongas nervioso”. Gawain hizo un gesto con la mano. “Sólo estoy aquí para ver qué está pasando”.

 

Luego se dirigió con curiosidad al hombre que parecía un granjero, pero que estaba discutiendo algo con Heidi. “¿Eres un experto en agricultura?”

 

En el lenguaje del continente Loren, “experto” y “estudioso” eran la misma palabra. Al oír que Gawain se había dirigido a él como tal, estrechó sus manos de forma nerviosa y temorosa, diciendo, “No puedo ser comparado con los grandes eruditos… sólo soy un granjero…”

 

“Se llama Norris”. Percibiendo la situación, Heidi hizo las presentaciones. “Es un granjero y es hábil en su trabajo. Buscaba a alguien que respondiera a las preguntas sobre el desbroce y el cultivo de la tierra, y lo encontré.”

 

Gawain miró a Norris. Parecía un típico granjero medieval con su piel bronceada, cuerpo delgado, manos grandes y pesados pies, y una expresión humilde en su rostro.Parecía tener unos cuarenta o cincuenta años, o incluso más, pero Gawain no estaba seguro de su edad real—todas las personas que trabajaban duro y sufrían desnutrición envejecían prematuramente a pesar de que los humanos de este mundo vivían más que los terrícolas porque tenían mejor salud. Los aristócratas tenían un promedio de vida de cien a ciento cincuenta años (esto era antes de que se usara la magia para prolongar la vida), pero en realidad, más del 90 por ciento de la población de este mundo no estaba sana y muchos trabajadores parecían envejecidos a pesar de tener sólo veinte años.

 

Los plebeyos del Clan Cecil han sido capaces al menos de alimentarse y vestirse y de vivir una vida más larga que los de otros clanes, pero el envejecimiento prematuro provocado por el arduo trabajo sigue siendo algo inevitable.

 

Norris, el granjero, giró nerviosamente el cuello ante la mirada de Gawain y sonrió humildemente.

 

Pero, fue esta humilde sonrisa la que sorprendió un poco a Gawain.

 

¿Cuánto tiempo hacía que no veía una sonrisa así en los rostros de los pobres de este mundo?


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x