Stop, Friendly Fire! Capítulo 47 – 1


<Capítulo 47: Tenemos un nuevo colega! – 1>

 

EZ: 2/4


Prince miró a su alrededor, estupefacta. Todo había ido bien desde que se separaron de Lee Shin Woo y entraron en el centro de la ciudad, así que no sabía cómo las cosas se fueron al infierno.

 

“¡Es un desastre!”

 

“De acuerdo”.

 

¿Qué era ese enorme cañón en medio del cual estaba atada la General Espíritu? Dejando de lado al Archimago, que había aparecido y convocado a una tonelada de monstruos como si los estuviera esperando, ¿por qué el Dios de la Espada Llametante de la Aniquilación estaba luchando contra Seira (esperaban que se volviera loca, como se tratara de una mujer chiflada, por lo tanto, no se sorprendían tanto)? ¿Y dónde se fue Lee Shin Woo; el General que Desafía al Cielo supuestamente le estaba ayudando a limpiar la ciudad, sin embargo, por qué el General que Desafía al Cielo se presentó con el General de Dios de Metal, en lugar de con él?

 

“Kratia, hay tantos de nivel 8 enfurecidos. ¿Qué podemos hacer?”

 

“No hay nada que podamos hacer por ahora, Príncipe. Trae las palomitas de maíz”.

 

Lee Shin Woo expulsó al Lich, pero los incontables monstruos que había invocado seguían llenando el campo de batalla. Los golems y los Chi Pauls estaban reduciendo diligentemente sus números, pero todavía había tantos que a Kratia y Prince les costó mucho trabajo lidiar con todos ellos apiñados en la zona.

 

Si el Archimago podía convocar un suministro interminable de monstruos, entonces podía derrotar a cualquier ejército. Este era el verdadero poder del Imperio! El Archimago ya había desaparecido, pero su miedo a él no.

 

“¿Palomitas de maíz? ¡No sé qué es eso!”

 

“Yo tampoco sé lo que es. Shin Woo me dijo que es algo que se come cuando no hay nada que puedas hacer”.

 

“Así que, ¿adónde fue mi Hoobae?”

 

“Shin Woo es…”

 

Kratia puso su orbe en forma de lanza de hielo y cortó a los monstruos cercanos, luego miró brevemente a Lee Shin Woo que había aparecido más allá de ellas.

 

Lee Shin Woo se había agarrado a Seira Von Retadane, cuyo corazón fue atravesado por el general más fuerte del Imperio y estaba tratando de hacer algo. Eso es lo que vio, pero…. sintió que ni siquiera alguien tan excepcional como Lee Shin Woo sería capaz de salvar a alguien con un corazón perforado. Prince hizo otra pregunta como si se hubiera dado cuenta de dónde miraba Kratia.

 

“Y en serio, ¿qué es eso? ¿Está realmente de nuestro lado? Parece que está tratando de ayudarnos. Parece que está ayudando a Seira. Por qué? ¿Por qué nos ayuda un no-muerto?”

 

“…creo que lo averiguaremos muy pronto.”

 

“Espera un segundo. ¿Sabes una cosa? ¿Qué hiciste mientras viajabas con mi Hoobae? Uaaah. No lo soporto; ¡hay tantas cosas que no sé! ¡Demonio de Fuego!”

 

El mana de Prince respondió a su grito de frustración reprimida y manifestó una vez más un demonio de fuego en el campo de batalla. A través del entrenamiento especial con Kratia, había logrado modificar su magia de invocación, que se había transmitido a través de su familia. Gracias a ello, pudo convocar al demonio de fuego sin necesidad de travestirse! (EZ: Esa era la Razón! XD)

 

[Kuoooooh!]

 

El Demonio de Fuego era más poderoso que antes, pero el consumo de mana era menor. Todo esto se debió a la ayuda de Kratia para arreglar la estructura de su magia de invocación.

 

Las fórmulas innecesarias que fueron añadidas a medida que se iban transmitiendo fueron eliminadas, y una fórmula mágica más eficiente fue añadida a través del profundo conocimiento de Kratia de la magia de otro mundo. De esta forma, pudo sacar el máximo poder del Demonio de Fuego. Y con esto, Prince ahora poseía el poder propio de una maga de nivel 7.

 

“Pensé que me había hecho más fuerte, pero… Ah, esto es una locura!”

 

[Kuhaaaaaah!]

 

Por supuesto, Prince era muy fuerte, ya que poseía la magia adecuada a su nivel y también tenía el arte secreto de su familia. Era sólo que las personas aquí eran los individuos más poderosos del Imperio!

 

Razón de más por la que no pudo soportarlo. La única forma en que podía seguir desarrollándose era a través del tiempo. Lloyd y Erian parecían relajados, ya que no eran conscientes de ello, pero Prince lo sabía. Que pronto habría una batalla que determinaría el destino del Imperio! No podía permitirse el lujo de perder el tiempo, especialmente si quería hacer un poco más durante esa batalla climática….

 

“Prince”.

 

“¿¡Qué!?”

 

Entonces, Kratia llamó a Prince con su habitual voz calmada y serena. Prince gritó bruscamente en respuesta y se dio la vuelta, pero notó que Kratia estaba señalando cierto punto.

 

“Mira eso.”

 

“¿La General Espíritu? La vi antes. No parecía ser una amenaza inmediata… o eso es lo que pensaba, pero ¿qué le pasa?”

 

[Giiiiiii. Gyauaaaaaaah!]

 

Hace poco tiempo, la General Espiritual se quedó atada al cañón, pero ahora, ella estaba dando gritos extraños y retorciendo su cuerpo. El cañón respondió de la misma manera; su lucha causó que el mana acumulado del cañón también luchara.

 

Ya había estado tensa, pero esa tensión había aumentado instantáneamente. ¿Por qué estaban tensas? Sentían que el mana del cañón estallaría y evaporaría todo lo que se encontraba en la zona.

 

“Si toda la maldición de los no-muertos explota, entonces… Definitivamente nos convertiremos en no-muertos, ¿verdad?”

 

“Tendremos suerte si conservamos nuestras formas como no-muertas. Hay muchas posibilidades de que seamos destruidas a nivel atómico y desaparezcamos”.

 

“¡No digas algo así! ¿Por qué se convirtió en eso?”

 

“…Hay una gran posibilidad de que sea obra del Archimago. Cuando el cuerpo del Archimago fue destruido por Shin…. El General qie Desafía al Cielo, debe haberle dado una orden a la General Espíritu. Probablemente fue una activación forzada”.

 

Kratia tenia razón. Desde que la General Espíritu nivel 8 fue atada al cañón, el palacio fue capaz de forzar órdenes sobre ella. Y esa autoridad también fue dada al Archimago.

 

Y cuando este fue derrotado por Lee Shin Woo, ordenó a la General Espíritu que disparara, con el fin de eliminar todo lo que amenazaba al Imperio de un solo golpe. Era lamentable que la familia real perdiera un arma tan poderosa, pero si el Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación, el General Dios del Metal, y el General que Desafía al Cielo murieran todos aquí, ¡entonces al Emperador no le quedaría ningún otro enemigo!

 

“…tenemos que detenerlo.”

 

Kratia vio al General Dios del Metal y a Jin luchar contra el Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación, así como a Lee Shin Woo luchando por mantener viva a Seira, y asintió como si hubiera tomado una decisión difícil.

 

“¿Cómo?”

 

“Vamos a congelarlo por ahora. Si paramos el progreso en su camino, entonces Shin Woo se encargará del resto”.

 

“No debería decir esto, ¿pero no dependes demasiado de mi Hoobae…?”

 

“Somos socios. …Abre un camino, Prince.”

 

“Tch. ¡Es fácil para ti decirlo!”

 

‘Si fuera tan fácil, entonces ya lo habría hecho’, quería decirlo, pero levantó las manos de todos modos para poder cumplir con la petición de Kratia. Luego…. una sección de los monstruos cercanos desapareció y aparecieron los Chi Pauls.

 

[Las ayudaremos, según las órdenes de Lord Paul Zero. Supongo que tenemos que detener a esa mujer, ¿no?]

 

“Sí. Por favor.”

 

“Uh….”

 

[Lo entiendo.]

 

Una vez que se encontraron, Prince abrió los ojos por completo. Aunque debería haber odiado a los no-muertos, en realidad no tenía ninguna hostilidad hacia estas quimeras.

 

Una parte de ello era que los Chi Pauls habían crecido de tal manera que podían ocultar su energía de la muerte, pero era más que eso Prince había experimentado un cambio fundamental. Ella misma no podía entenderlo y miró estupefacta; los Chi Pauls la ignoraron y corrieron hacia adelante. Sus cuerpos estaban cubiertos de llamas.

 

[Este es el poder que Lord Paul Zero nos otorgó. ¡Mata a todos los que van en su contra!]

 

[Uoooooooh!]

 

[Abran un camino. ¡Esta es la orden que nos dio!]

 

[Kuoooh!]

 

Las Quimera Vengadoras cargaron, encubiertas por lo menos en llamas intermedias nivel 5. Aunque los monstruos no eran fáciles de manejar, no podían resistir el poder de los Chi Pauls y simplemente se quemaron. Prince los observó y dudó brevemente, pero… Pronto se mordió el labio y extendió la mano hacia ellos.

 

“Demonio de Fuego. Conviértete en su llama!”

 

Su hechizo parecía una invocación, pero era más bien una amalgama de la voluntad y el mana de su familia.

 

Si ella podía controlar eso libremente, entonces no importaba como se manifestaba el demonio de fuego. Y Prince, que poseía un alto nivel de habilidad en el hechizo, ¡podía compartir el poder del demonio de fuego con otros! El Demonio de Fuego siguió su voluntad y fue absorbido por los Chi Pauls, fortaleciendo sus llamas al máximo.

 

[¡Qué calor tan tremendo…! ¡Está bien, estamos acelerando el paso!]

 

[¡Síganme!]

 

“Buen trabajo, Prince”.

 

“Hmph. Seira ya me ha enseñado lo que pasa cuando te vuelves loco por los no-muertos, así que no puedo hacer algo estúpido después de ver eso”.

 

Sí, eso es correcto. Quizás la razón por la que Prince podía permanecer tan tranquila a pesar de todo esto era porque había visto lo estúpido que Retadane había actuado. Mientras asentía para comprenderlo, Kratia sujetó su Orbe con ambas manos e infundió su maná en él; al mismo tiempo, empezó a castear.

 

“Es por la gracia de la Reina de Invierno que toda la creación permanece en su lugar. Su aliento congela la sangre y cubre la piel de nieve…”

 

“Deberías habérmelo dicho de antemano, eres malo…”

 

Aunque los Chi Pauls estaban desgarrando a los monstruos, las dos no estaban a salvo. Prince mantuvo su hechizo, reforzándose a sí misma y a los Chi Pauls, pero también lanzó otro hechizo para protegerla a ella y a Kratia.

 

Afortunadamente, los Chi Pauls, fortalecidos por su Demonio de Fuego, las trajeron hasta el cañón antes de que se rompiera su barrera. Las pugnas de la General Espíritu se intensificaron, y aún ahora, las vibraciones de la magia acumulada del cañón sacudían sus collares.

 

“Realmente va a explotar. ¡Apúrate y haz algo, Kratia!”

 

“¡He terminado! ¡Absolute Freeze!”

 

Kratia extendió ambas manos y tiró con fuerza su Orbe! El Orbe se rompió en pedazos en el aire, transformándose en innumerables cristales de hielo, y estos se precipitaron hacia la General Espíritu.

 

Los monstruos intentaron detenerla, pero los Chi Pauls y el Príncipe la detuvieron en su camino, permitiendo que su hechizo se deshiciera y congelara a la General Espíritu. Ella había puesto todo lo que tenía en ese hechizo, congelando tanto los movimientos de la General Espíritu como su maná al mismo tiempo!

 

[Aaaaaah. Guaaaaaaaah!]

 

“Keuk. Se está resistiendo… ¡Prince, dame tu magia!”

 

“Sí, claro. Toma, llévatelo todo, ¡por qué no lo haces!”

 

Como resultado de su entrenamiento especial, las dos podían ahora transferirse el mana la una a la otra.

 

Kratia tomó todo el maná de Prince sin dejar ni una sola gota, lo convirtió en hielo y lo usó con la General Espíritu. Aunque la General Espíritu era nivel 8, no era más que una muñeca vacía que seguía órdenes, por lo que no pudo resistir adecuadamente el hechizo de alto rango de Kratia. Sus movimientos estaban completamente restringidos. El flujo de su mana explosivo se calmó un poco.

 

“¿Funcionó?”

 

“Lo acabas de arruinar, Prince.”

 

“¿¡Por qué!?”

 

Tanto Prince como Kratia estaban exhaustas, como si se fueran a caer en el acto. Aunque respiraban con dificultad, seguían bromeando. Ella no creía que fuera a fallar.

 

El hechizo de Kratia fue perfecto, y el maná de la General Espíritu estaba completamente contenido. Mientras el Archimago no volviera, ella no podría atravesarlo….!

 

[Impresionante hechizo, Heroína. Gracias a ti, puedo usar esta arma más fácilmente que antes.]

 

Prince tenía que echarle mala suerte. Entonces vieron al Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación encima del cañón. Aunque su armadura estaba hecha trizas y la sangre blanca y podrida fluía de su cuerpo, parecía tener energía de sobra.

 

Prince inmediatamente buscó cualquier rastro del General Dios del Metal … lo encontró herido en el suelo y suspiró. Ella no sabía por qué él los había ayudado, pero no pudo evitar la muerte de Seira ni contener al Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación. Era completamente inútil!

 

[Pensé que tendría que hacer mucho más, pero pensar que usaste una fórmula mágica tan impresionante para contenerla. Encajarías bien en Anti-Skull.]

 

“Lamentablemente, ya tengo un compromiso previo después de morir.”

 

Kratia declaró eso con firmeza, aún en medio de la presión abrumadora del Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación. Parecía aún más atraído por su valor, mientras sonreía.

 

[¿Ah, sí? Probablemente cambiarás de opinión una vez que mueras. Como hizo mi hermanita…]

 

“Tu hermanita ya no está aquí.”

 

[Keok!?]

 

El Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación cayó del cañón. En su lugar, Lee Shin Woo y Jin aparecieron. Jin lo trajo aquí en el momento justo!

 

[Espera, mi hermanita es…!?]

 

El Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación apenas se recuperó de una patada a velocidad de la luz, miró a su alrededor, y gritó con asombro. Por supuesto, Seira ya no podía ser vista en el campo de batalla, ya que Lee Shin Woo la había enviado lejos con su Llave de la Puerta del Cielo.

 

El Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación probablemente no tenía idea de lo que le pasó. Ya que aún no comprendía completamente el poder del General que Desafía al Cielo!

 

[….¿Qué hiciste con mi hermanita?]

 

“Tu hermanita murió, como tú querías. No pude salvarla, sin importar lo que hiciera. …aunque no estoy seguro de que tu hermanita sea tuya después de su muerte.”

 

Lee Shin Woo dijo eso enojado y empuñó la Espada Ósea Resplandeciente del Dios de la Muerte. Había una cantidad increíble de maná en su interior. Era un arma adecuada para usar contra el Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación.

 

“Pero eso es todo. No creas que puedes hacer un desastre en mi escenario e irte cuando quieras, Seagald Von Retadane”.

 

[No puedo irme. Ya que todavía hay algo que quiero.]

 

El Dios de la Espada Llameante de la Aniquilación sonrió y agarró su propia espada. Su Llama de la Aniquilación ardió y su presencia fue borrada del mundo una vez más. En cierto modo, era más fuerte que Garuda…. Lee Shin Woo apretó los dientes y lo atacó.

 

El impacto entre la Llama de la Aniquilación y la Sombra Oscura estalló, resonando a lo largo y ancho como si señalara el comienzo de su batalla.


Anterior | Indice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s