espada

Espada del Amanecer — Capítulo 49


Capítulo 49 – Preguntas y respuestas

 

EZ: 4/6


Aunque ya había guardado el cristal, Gawain todavía podía “ver” algo como imágenes de energía desde una perspectiva aérea en el ojo de su mente. Sin embargo, rápidamente encontró una forma de apagar las imágenes. Siempre y cuando conscientemente desviara su atención del mapa aéreo y se centrara en otra cosa, las imágenes desaparecerían. Recordar las imágenes era igual de sencillo, sólo tenía que recurrir a ellas intencionadamente.

 

No había necesidad del poder del cristal en este proceso.

 

Parecía haberse establecido algún tipo de “vínculo” entre su conciencia y su mente, y el papel del cristal en este proceso era probablemente como una clave… o algún tipo de catalizador.

 

Después de sentarse en su mesa de estudio, Gawain revisó los problemas que había anotado en el papel, reunió su ingenio e intentó responderlos.

 

Según los recuerdos de Gawain Cecil, además de lo que había sucedido anteriormente, podía estar seguro de que los cambios con el “sol” en el cielo estaban directamente relacionados con la Ola Oscura en la tierra. Cada vez que aparecían manchas rojas en el sol, la magia de la tierra y la actividad del poder elemental surgían. La llamada Ola Oscura fue el repentino y caótico estallido de magia y la avalancha de poderes elementales fuera de control, que causó la erosión del mundo material en el proceso. En cuanto a los monstruos que aparecieron en las tormentas elementales, eran de origen desconocido, y podían clasificarse temporalmente como un fenómeno secundario después de la violenta aparición del poder elemental.

 

Los habitantes de este mundo no eran ajenos al fenómeno de las manchas rojas del sol y la Ola Oscura. Se consideraba un acontecimiento natural, irregular pero no poco común. Por lo tanto, Gawain postuló audazmente que la esencia de la Ola Oscura probablemente había pasado cierto “punto crítico”, causando la aparición del poder mágico, y cuando la magia en el mundo alcanzara cierto límite, la estabilidad de los poderes elementales se rompería, causando la Ola Oscura.

 

¿Cuál era entonces el papel del sol en este suceso?

 

¿Causaron las manchas rojas el aumento del poder mágico? ¿O no fue la causa del fenómeno, sino algo que ocurrió durante el mismo evento?

 

Gawain reflexionó sobre esto y añadió una pequeña pregunta al papel: ¿Cuál es la naturaleza del sol?

 

Era un planeta gigante, eso era seguro—al menos según el “monitor de información”. Pero también era evidentemente diferente de los gigantes gaseosos que Gawain conocía.

 

Según el conocimiento de Gawain de los gigantes gaseosos de su planeta natal, se supone que no debían emitir luz o calor. Aunque normalmente abundaban en combustible nuclear y emitían cierta cantidad de radiación, eran “fríos” y se asemejaban a un horno sin luz, ya que aún no habían alcanzado el punto de fusión nuclear. Por el contrario, el “sol” en este mundo era obviamente una fuente de luz y calor para la tierra.

 

¿Había sido “encendido”? ¿O era una característica única debido a las diferentes leyes de los dos mundos?

 

Gawain reflexionó sobre esto. Personalmente, prefería la segunda explicación porque la aparición de las manchas rojas y las oleadas mágicas le recordaban constantemente que este mundo y su mundo natal funcionaban con leyes físicas diferentes. Si se limitaba a pensar en las líneas de lo que ya sabía, podría tener miedo de perder el tiempo pensando en los problemas.

 

Había otra razón importante para eliminar la primera hipótesis: Si el gigantesco sol en el cielo era un gigante gaseoso que realmente se había encendido y estaba en proceso de fusión nuclear, podría considerarse como una estrella. La luz y el calor que estaba liberando definitivamente no era lo que se podía sentir en este momento. Basado en su tamaño gigantesco y en su superficie blanca y azulada, el calor que emitiría seguramente podría quemar todo el planeta hasta convertirlo en cenizas.

 

Gawain escribió su conclusión en el papel. El “sol” era un gigante gaseoso de naturaleza especial, cuya actividad podría afectar a la magia de la tierra presumiblemente por algún tipo de radiación de energía catalítica. Las manchas rojas podrían indicar el aumento de la radiación de energía, pero esto era dudoso ya que no había métodos de detección efectivos.

 

Así que la segunda pregunta era, ¿qué era este “satélite de vigilancia”?

 

Podría ser algo que quedó de una antigua civilización, o algún tipo de puesto de observación dejado por extraterrestres en la órbita de este planeta. La civilización que lo construyó debe haber sido extremadamente avanzada, o al menos, una que no le temía a la Ola Oscura—el satélite, usado como punto de observación, permitió la observación de la Ola Oscura que atestiguó la brecha tecnológica entre las civilizaciones. ¿Quién había dejado este satélite (si es que era un satélite de verdad) aquí entonces?

 

Gawain consideró el grave daño que el satélite había sufrido mientras se transmigraba, pero al no haber sido reparado, hizo una audaz suposición de que la civilización que había dejado el satélite ya se había extinguido o se había ido y ya no le importaba este lugar.

 

Por supuesto, el propietario del satélite también podía ser una persona mega-rica que era un derrochador sin control, y el satélite roto, para él, era similar al costo de usar unas pocas servilletas, lo que explicaba por qué no se molestó en enviar a nadie a comprobarlo. Pero como la posibilidad de esto era muy baja, Gawain no lo pensó mucho.

 

De todos modos, no había reparadores que vinieran a pesar de que el satélite estaba a punto de morir, lo que significaba que por ahora, no había necesidad de preocuparse por ningún alienígena de civilizaciones avanzadas que llegara a entidades insignificantes como ellos. Esta era una buena noticia—pero los pensamientos de Gawain dieron otro giro—si los extraterrestres de una civilización avanzada podían venir y resolver el problema de la Ola Oscura, pero no lo hacían, eso era una mala noticia…

 

En cuanto a la función de este satélite, podría haber sido usado para monitorear los niveles de poder mágico.

 

Gawain pensó en lo que había visto en la vista aérea secundaria (clasificó la vista clara y de alta definición que había visto durante miles de años como la vista aérea primaria). La vista estaba compuesta por filtros de color dispuestos en capas sobre toda la tierra, y sus diferentes tonos eran quizás indicativos del flujo de poder mágico. Esta hipótesis se apoyaba en los cambios sincronizados de los colores cuando se produjo la oleada de magia, así que, ¿era este satélite un dispositivo de alerta temprana para la Ola Oscura?

 

“Alerta temprana” sería una de sus funciones, al menos.

 

Pero el estado de este puesto de observación era preocupante. No importaba cómo Gawain tratara de comandarlo, era incapaz de ajustar las imágenes en absoluto. A veces, las imágenes incluso tenían graves interferencias y parpadeaban de vez en cuando, lo que sólo servía para recordar que el sistema estaba a punto de llegar al final de su vida.

 

La pregunta final era: ¿Por qué el hombre antiguo, Gawain Cecil, dejó este cristal?

 

En este momento, Gawain todavía no podía entender todas las propiedades del cristal, pero al menos se había asegurado de que le ayudó a reconectarse con algún puesto de vigilancia en el cielo. ¿Este cristal era útil para alguien más?

 

Si lo era, ¿cómo lo usó Gawain Cecil del pasado? ¿También obtuvo visión satelital de él?

 

Hmmmmmm… Este pensamiento parecía razonable. Para que el más feroz caballero pionero fuera capaz de liderar un grupo de refugiados y escapar en medio de la exitosa matanza de monstruos en la Ola Oscura, así como salir de todo esto como si fuera parkour y luego establecer un nuevo reino, tenía que tener un hack de los mapas…

 

Pero no bastaba con formular hipótesis. Tenía que poner esto a prueba.

 

Sosteniendo todo el cristal, Gawain pensó a quién debía permitir que lo probara. Esto se inmiscuía en sus propios secretos, lo que significaba que no podía entregárselo a nadie. Aunque sería imposible para un nativo de este mundo discernir que la vista aérea les ofrecía una imagen térmica de la tierra, podría ser posible para los inteligentes de ellos inferir la verdad de la imagen aérea.

 

Por lo tanto, tenía que encontrar a alguien que fuera lo suficientemente confiable, de modo que en caso de que la prueba tuviera éxito, todo lo que pudiera suceder fuera controlable.

 

En realidad, la preocupación de Gawain aquí era un poco redundante—la visión del mundo de la mayoría de las personas aquí no tenía el concepto de resplandecer desde un satélite o algo así. Si de repente vieran tal mapa a través del cristal, su único pensamiento sería probablemente sólo “Esta es una cosa mágica que está imbuida con diez mil niveles de poder de ojo de halcón”. Pero las ideas y pensamientos de Gawain aún no estaban integrados con los de este mundo.

 

Mientras caía en lo profundo de sus pensamientos, miró lentamente a la señorita Amber, que soñaba despierta y que estaba de pie junto a la mesa.

 

La chica mitad-elfo sintió que un escalofrío recorrío su cuerpo. Girando la cabeza, notó la mirada de Gawain sobre ella y se le puso la piel de gallina inmediatamente. “¿Qué… qué estás haciendo? ¿Ha irrumpido finalmente tu naturaleza aristocrática que estás a punto de atacar a tu propia guardia…”

 

Eso estaba fuera de discusión. Era desobediente, poco fiable y traviesa. Quién sabe lo que podría pasar si le permite probarlo.

 

Gawain rápidamente descartó la idea. En ese momento, alguien vino a informar que Rebecca había regresado de inspeccionar la tierra.

 

Gawain sonrió instantáneamente. “¡Tráela aquí ahora mismo!”

 

Rebecca entró corriendo en la tienda a toda prisa. Había pasado la mitad del día corriendo por ahí fuera, pero no sólo no mostraba signos de fatiga, sino que estaba llena de energía y vida. Pensó que Gawain quería un informe de lo que había hecho, y por lo tanto dijo tan pronto como entró, “Ancestro! No creerías cuánta buena tierra hay cerca. Pensé que la tierra de este lado de las montañas oscuras era toda estéril y no se podía desarrollar, pero según el mapa que me diste, en realidad encontré…”

 

“Está bien, no es un asunto urgente”. Gawain agitó una mano para interrumpir a Rebecca y le ofreció el cristal en su mano. “Tengo algo para que hagas”.

 

Sonrió mientras miraba a su tataranieta. Ella era todo lo contrario a Amber—

 

Obediente, confiable, y antes le habían golpeado la cabeza con una puerta.

 

Rebecca recibió el cristal de Gawain en blanco, insegura de lo que su viejo ancestro le iba a instruir. “¿Qué es lo siguiente?”

 

Gawain pensó detenidamente en cómo se conectaba al satélite. El le Instruyó, “Entonces, imagina un lugar muy, muy alto—uno que esté más alto que las nubes, donde haya una cosa con visión de la tierra. Ahora, trata de conectarte con él”.

 

Rebecca parpadeó. “Oh, oh, ¿estás hablando del Ojo del Misterio?”

 

El Ojo del Misterio era una frase que usaban los magos. Creían que cualquier persona con talento que poseyera magia tenía un par de ojos que se trascendían a sí mismos. Los ojos flotaban sobre el mundo entero, empapados en el “Mar de Éter”, un proxy de los magos que observaban la esencia del mundo y el flujo de la magia, y también determinaban los talentos de cada mago durante el curso de su entrenamiento. Los magos no podían conectarse con sus ojos directamente, pero su alma podía subconscientemente—la meditación era la clave para comunicarse con éstos.

 

Gawain no quiso decir eso, por supuesto. “No, es en un nivel más alto que el Ojo del Misterio, e incluso más material. Es algo físicamente presente, como un accesorio mágico.”

 

Rebecca se esforzó mucho, pero sonrió con disculpa. “¿Pero por qué no veo nada?”

 

Incluso después de que Gawain la instruyera de forma diferente varias veces, el cristal en la mano de Rebecca seguía sin reaccionar.

 

Parecía que… el problema del hack del mapa de Gawain Cecil de hace setecientos años no tenía una respuesta concluyente.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s