Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 06 – Capítulo 26


Capítulo 26 – La Verdad Detrás de la Sacerdotisa

 

El viento era húmedo. Debería ser mucho más fresco que el clima al que estaba acostumbrada, y aun así no estaba acostumbrada a sentirlo contra su piel. Sólo sabía que la luz del sol aquí era más débil, incluso desde el interior del edificio. Esto le daba un poco más de tiempo para caminar de lo que estaba acostumbrada—y se alegraba por ello.

 

Hace un mes, se preguntaba cuántas aventuras tendría. Siempre estaba encerrada en su habitación, una vida en la que sólo era adorada. Estaba acostumbrada a ser venerada por la gente, lo había dado por sentado, y al mismo tiempo, estaba cansada de ello. Si había alguien que la buscara, estaba dispuesta a renunciar a ello en cualquier momento. Y sin embargo, debido a su existencia, siempre se vio privada de esa oportunidad.

 

Siempre aclamada como Sacerdotisa, terminó olvidando su nombre original. Si cediera su asiento, probablemente se preocuparía por cómo llamarse…

 

Por fin había terminado.

 

Pasando el tiempo que podría considerarse lento. Esta vez, es el tramo final, pensó.

 

En la habitación cubierta con innumerables cortinas, se escuchó el sonido de la tela crujiendo. Preguntándose quién, encontró el rostro de una chica que se asomaba por arriba de ella. El nombre de la chica era Jazgül, que significa ‘flor de primavera’. Una chica que trajo hace un año; parece que era muda de nacimiento.

 

Probablemente era grosero preguntar cómo llegó la chica aquí. Tenía un aspecto adorable, pero la sacerdotisa podía ver signos de desnutrición en sus cortos miembros. Le dijeron que la niña no sabía leer, pero que entendía el idioma nativo ya que aún podía oír. Por el contrario, su ignorancia era conveniente.

 

Cuando la sacerdotisa le hizo un gesto para que se acercara, Jazgül se acercó felizmente. Hoy no había invitados. Llevaba dos días postrada en la cama, no había sido la compañía de Jazgül. Tenía que preparar a la chica para ello.

 

La sacerdotisa sonrió a la chica que se acercó felizmente. Se movió lentamente de la cama para recoger los utensilios en el rincón de la habitación. Había pinturas en el interior. Sacó pintura roja con un dedo y dibujó en las cejas de la chica. La chica felizmente la dejó hacer lo que quiso.

 

Tal vez porque no hablaba con otras personas, o tal vez porque no tenía educación, pero Jazgül era más infantil de lo que parecía.

 

Después de pintarle la cara de rojo, la sacerdotisa sacó una hoja de pergamino. Puso las pinturas sobre la mesa y le pasó una pluma a Jazgül.

 

“¿Qué sueños tuviste hoy?”

 

A petición de la sacerdotisa, Jazgül empezó a dibujar con trazos torpes. Incapaz de hablar e incapaz de escribir, sus torpes dibujos eran su única forma de comunicación.

 

Se entusiasmó mientras dibujaba. Pero no siempre podía quedarse en la habitación de la sacerdotisa. Era casi la hora de la comida.

 

“Vuelve a tu habitación”. La sacerdotisa recogió el papel y las pinturas y se las pasó a Jazgül. Como el pergamino era muy voluminoso, Jazgül no pudo tomarlo, dejando caer algunas hojas. Cuando la chica recogió los papeles, miró a la sacerdotisa con los ojos alzados, suplicándole que se quedara más tiempo con ella, pero no pudo evitarlo. La sacerdotisa le dio unas palmaditas en la cabeza a la chica, más de lo habitual.

 

“No puedo estar siempre contigo. Puedes dibujar por tu cuenta.”

 

Al ver a la chica asentir, la sacerdotisa sonrió.

 

Poco después de que Jazgül se fuera, entró su asistente. La sacerdotisa la llamó oráculo. Oráculo… el nombre era similar en significado a Sacerdotisa. Al igual que la sacerdotisa, había olvidado su propio nombre. Después de suceder al oráculo anterior, había estado a su lado durante casi veinte años.

 

La sacerdotisa era originalmente adivina.

 

(T/N:巫覡: Oráculo; 巫女: Sacerdotisa; 神子: Adivina. Las dos últimas se pronuncian igual en japonés, miko, y tienen más o menos el mismo significado).

 

La sacerdotisa recordó las palabras del oráculo anterior. Era apropiado que quien sirve a la Adivina se llamara Oráculo. Ya que es el deber de ambas escuchar la voz de lo divino.

 

La Adivina finalmente se convirtió en Sacerdotisa. ¿Era porque sólo las mujeres eran elegidas, o porque sólo las mujeres ocupaban el puesto—cuál era?

 

La Sacerdotisa también pensó que era apropiado para ella ser Sacerdotisa.

 

Fue seleccionada por la oráculo anterior cuando era joven. Antes de que fuera lo suficientemente mayor para ser consciente de su entorno, fue llevada y criada en el interior del palacio.

 

Se le dijo que era especial. Su cabello blanco, piel blanca y sus ojos rojos. Se le dijo que era precisamente por su falta de color que podía oír la voz de lo divino.

 

Cada uno de sus movimientos le decía una fortuna—que el oráculo luego descifraba.

 

La adivinación de la sacerdotisa blanca es exacta. La única persona a la que ni siquiera el rey puede levantar la cabeza—no, ¿puede ser tratada como un humano?—dentro del palacio es como un dios.

 

La sacerdotisa no necesitaba educación. Su existencia en sí misma era suprema. Ninguna generación de oráculos enseñó nunca a la sacerdotisa. ¿El oráculo que le enseñó era una excepción?

 

Aun así, no había duda de su propia ingenüidad. (EZ: esos dobles puntos están ahí por algo, el porque lo no se?)

 

Una Sacerdotisa debe renunciar a su posición con la llegada de su menarquia. ¿Qué le pasa a una Sacerdotisa después de eso? Incapaz de imaginarlo, los años pasaron para ella. Pasó diez, luego quince.

 

Había diferencias individuales en la menarquia. Ella escuchó que históricamente, algunas sacerdotisas nunca tuvieron la suya. Si no era inusual después de todo, ella podía seguir siendo la sacerdotisa. Pero, aparte de la ausencia de menarquia, no pudo evitar notar que era diferente en otros aspectos.

 

No tenía ningún crecimiento femenino en absoluto. Sus pechos nunca se hinchaban, y sólo crecían su cuerpo y miembros. No importaba lo ingenua que fuera, sabía la diferencia entre hombres y mujeres. Cuando le preguntó a la oráculo, le dijeron que era especial. Se le dijo eso, pero a partir de entonces, tuvo que comer comida que no conocía.

 

Mientras no sabía nada y no entendía nada, los años pasaron. Como si su popularidad como sacerdotisa hubiera aumentado, más personas vinieron, buscando adivinaciones. La sacerdotisa se comportó como le gustaba durante las adivinaciones, sólo se le dijo que no hiciera ruido. El hablar se dejaba en manos de la oráculo.

 

La salud de la oráculo declinó después de que la sacerdotisa alcanzara los veinte años. La oráculo vivió una larga vida, pero la sacerdotisa, al no haber presenciado nunca la muerte, no lo entendió. Reemplazando a la oráculo debilitada, estaba la oráculo actual. Era la nieta del oráculo.

 

La anciana oráculo habló con la sacerdotisa. Acerca de por qué la sacerdotisa no había tenido su primer período todavía, acerca de por qué no tenía un cuerpo femenino.

 

La sacerdotisa nació en un pequeño pueblo. Un lugar verde y fértil en medio del desierto de arena. Un lugar donde las antiguas sacerdotisas se retiraban; muchos aldeanos llevaban en sus venas la sangre de antiguas sacerdotisas.

 

Probablemente hubo Sacerdotisas blancas en el pasado. La sacerdotisa recibió su vida ahí.

 

Como un hombre.

¿Qué clase de broma es esta, pensó. No era gracioso. Se preguntaba si se estaban burlando de ella.

 

Sin embargo, la oráculo continuó con una voz ronca.

 

El rey de esa época era un hombre imperfecto. Mientras Sha’ou prosperaba como centro de comercio, este hablaba tontamente de hacer la guerra contra otro país. Sus sirvientes trataron de apaciguarlo, pero el joven rey delirante no quiso escuchar.

 

El que podía controlar al Rey era el otro pilar, la Sacerdotisa. No obstante, la fuerza unificadora de la Sacerdotisa de esa época no era lo suficientemente alta, y estaba cerca de la edad de jubilación.

 

Cuando la nueva Sacerdotisa nazca, se reunirá con el Rey. Una Sacerdotisa blanca especial sería aún más significativa.

 

La oráculo usó a la sacerdotisa para destronar al tonto rey. Al no tratar a la sacerdotisa como a un hombre. Como si fuera un macho de cabra, ella había castrado a la sacerdotisa.

 

La sacerdotisa fue convertida en una mujer, y llevada ante el rey. No era inusual que un bebé refunfuñara, le dijeron que la sacerdotisa había llorado en un ambiente desconocido. El resultado de la adivinación, según la oráculo, indicaba que el rey no era apto.

 

Fue una confesión que le dejó en blanco toda su vida. A pesar de haber vivido como Sacerdotisa durante más de veinte años, este momento reveló que todo había sido una mentira.

 

Un peón que había sido preparado para destronar al rey, eso era todo lo que ella era, y aún así vivió todos estos años creyendo que había sido especial.

 

Quiso menospreciar a la oráculo que había exhalado su último aliento. Pero, la sacerdotisa que era ignorante hasta el punto de no conocer palabras de desprecio. El poco conocimiento que poseía no tenía sentido. Incluso el conocimiento insignificante que tenía, probablemente fue dado para permitir que la oráculo escapara de su conciencia culpable. (EZ: maldita vieja bruja)

 

Con la muerte de la oráculo anterior, la sacerdotisa se mudó a un lugar cerca del pueblo en el que nació, alegando que era para recibir tratamiento médico. La oráculo anterior fue excelente. Manipuló a la sacerdotisa títere hasta que el gobierno se estabilizó. La nieta de la oráculo también era excelente, pero le faltaba experiencia. Podría haber sido más correcto decir que había estado huyendo.

 

En realidad, junto con el cambio de oráculo, también hubo una petición tácita de cambio de sacerdotisa. Varias chicas de buena familia se acercaron a la sacerdotisa como aprendices. Irene estuvo también entre ellas.

 

Estaba dispuesta a dejar su puesto en cualquier momento, pero no tenía más remedio que aferrarse a él. Era una existencia creada para llenar el rol de sacerdotisa, una persona que había olvidado incluso su propio nombre.

 

Irene se apegó emocionalmente a la sacerdotisa, pero inevitablemente, muchos de los otros empezaron a considerar a la sacerdotisa como un obstáculo.

 

Fue más o menos en el momento en que decidió que ya no podía prolongar su período de recuperación. Llegó un mensajero de su pueblo natal. Llevando con ellos un bebé con ropa blanca de bebé. Ese bebé tenía la piel tan blanca que se le veían las venas a través de ella.

 

.

 

.

 

.

 

“Sacerdotisa-sama”.

 

La sacerdotisa se asustó ante la voz familiar. La oráculo estaba frente a ella. Se había perdido en sus recuerdos.

 

“…¿esto está realmente bien?”

 

Un tazón de congee se puso delante de sus ojos. Así es. Había estado preparando la comida para ella.

 

“¿No sería extraño que retrasáramos más esto?”

 

“….” El rostro de la oráculo era oscuro. Debería saberlo todo, pero ¿por qué estaba haciendo esa expresión? Apretó los puños y bajó los ojos, para que sus miradas no se encontraran.

 

“Comeré sola(o). Así que, ve hacia allá.”

 

Sonreír. Sólo podía sonreír.

 

“Te dejaré el resto a ti entonces.”

 

Lentamente se llevó la cuchara a la boca, pero notó una conmoción afuera.

 

Arrugó las cejas e intercambió miradas con la oráculo, cuando la puerta se abrió de par en par.

 

“¡Disculpen!” La audaz entrada fue hecha por una mujer bajita que hablaba en el idioma de los de Rii. Era una dama de la corte que ayudaba a los médicos de la corte, y había venido muchas veces a las visitas de los médicos. Si la sacerdotisa recordaba correctamente, no debería estar aquí hoy.

 

“¡Q-, qué grosera!” La oráculo bloqueó su camino, pero la dama de la corte se escabulló con facilidad para presentarse ante la sacerdotisa. ¿Qué pasó con los guardias?

 

“No es grosero. Mi trabajo, es esto!”

 

La doncella ahora cambió al idioma de Sha’ou. Se rompió. Mientras estaban atónitas, preguntándose qué había dicho, la cuchara le fue arrebatada. Y luego, se llevó el congee a los labios y se lo tragó.

 

La sacerdotisa y la oráculo palidecieron.

 

La dama de la corte sonrió, con los ojos entrecerrados, y miró a la sacerdotisa.

 

“Delicioso. Congee de hongos”, declaró la dama de la corte con una mirada triunfante.

(EZ: Jajaja Maomao eres tan…. Todos te amamos xD)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s