espada

Espada del Amanecer — Capítulo 42


Capítulo 42 – Campamento

 

EZ: 3/6


Al ver esas deslumbrantes monedas de oro y cristales, Rebecca, Amber, y el Caballero Byron quedaron, como era de esperar, atónitos.

 

En aquel entonces, cuando Byron era mercenario, también vio su parte de tesoros en las montañas, pero en comparación con esas aburridas antigüedades, estos suministros militares protegidos por runas ante ellos estaban en otro nivel. Como noble de un clan en decadencia, los tesoros que Rebeca vio en su castillo ni siquiera equivalían a lo que había en este almacén. Y por supuesto, para Amber, la bandida industriosa, era la primera vez que sentía lo difícil que sería para ella limpiar(llevarse) todo…

 

Por supuesto, aparte de la conmoción, también fueron despertados por la curiosidad porque muchas de las cosas antes de ellos eran equipo estándar del período Gondor. Estas cosas dependían en su mayoría de las avanzadas capacidades mágicas del Imperio Gondor. Por lo tanto, después de la fundación de Anzu, estos equipos que los pioneros trajeron consigo no podían ser reparados una vez estropeados, y su poder se agotaría después de algún uso. Hoy en día, no hay registros claros de estas antiguas armas de Gondor en los libros de historia. Por lo tanto, estos deslumbrantes equipos en el almacén definitivamente parecerían muy poco familiares.

 

Pero para Amber, no era importante cómo funcionaban estas cosas en realidad. ¡Sólo parecían valer mucho!

 

“Monedas grandes de Gondor… moneda de plata con emblemas… ¡y las verdaderas monedas de tres hojas de la flor de oro! ¡Dios mío!” Amber corrió a la caja llena de monedas, con su cabeza casi enterrada en la pila de monedas de oro. “¡Dinero! ¡Todo es dinero! ¡Somos ricos! ¡Jefe, somos ricos!”

 

Cuando no había dinero, era viejo, pero ahora que había dinero, era jefe. Un cambio tan rápido de tono estuvo a la altura de su reputación como la desgracia de los elfos.

 

Gawain extendió la mano y sacó a Amber del montón de dinero y la agarró del cuello por detrás. “¡Cálmate, cálmate! ¡Este es mi dinero, no tuyo!”

 

Amber dio una mirada de justa reverencia. “Como tu más leal seguidora, ¡tu dinero es mi dinero!”

 

“Estas monedas de oro y plata son las de menor valor. Estos cristales son el verdadero tesoro.” Gawain rizó sus labios, y dio una introducción a estas cosas que eran completamente desconocidas para la gente de la época actual. “Los cristales fuera de los cofres no están impregnados de magia. Rebecca, como maga, deberías conocerlos. Aunque necesitan ser procesados antes de que puedan ser usados, definitivamente serán útiles. El cofre contiene los cristales estándar que se usaron en el ejército de Gondor. Son fáciles de usar y pueden aumentar la capacidad de combate de los soldados. Pero estas espadas y armaduras son problemáticas… lo acabo de comprobar. No parecen estar en buenas condiciones. Sus mecanismos mágicos son bastante inútiles. No está claro cuánto poder de combate se puede extraer de ellas.”

 

Aunque había runas de sellado instaladas en este almacén que podían ralentizar la corrosión oxidativa de los metales, la ruptura de los mecanismos mágicos y la disipación de energía no eran procesos que pudieran ser ralentizados. Aunque todos ellos tenían una larga “vida útil”, su vida útil era todavía finita. No sólo las armas y armaduras, incluso los cristales militares guardados en varios cofres experimentaban una disipación de energía a diferentes velocidades. Ahora la energía contenida en ellos era probablemente menos de un tercio de la que contenían cuando eran recién “fabricados”. Y la tasa de fracaso de estas antiguas antigüedades también presentaba otro problema.

 

Pero para el pobre Clan Cecil, este era todavía un nivel de riqueza impactante.

 

Así que aunque Gawain enfatizó en la pobre condición de estos artículos, Rebecca y Amber todavía estaban aturdidas mirándolos.

 

“Qué cantidad de bienes…” El caballero Byron sintió que su boca estaba un poco reseca. “Pero, ha estado tranquilamente en la frontera del reino… nadie lo sabe…”

 

“En realidad, tengo que agradecer el conflicto interno del Mes de la Niebla de hace cien años.” Gawain meneó la cabeza. “Cuando el clan Moen todavía recordaba estos activos, la Ola Oscura se convirtió en una obstrucción a los esfuerzos de exploración en esta área. Pero cuando la Onda Oscura amainó, el linaje del clan Moen llegó a su fin. Bueno, su destino…”

 

Aunque se lamentaba verbalmente de su destino, lo que Gawain realmente lamentaba era el sistema feudal no receptivo y atrasado en el que toda la riqueza pertenecía al Rey y a los lores. La línea de vida del reino estaría en manos de unos pocos clanes como su propiedad privada. Una vez que el linaje de un clan se rompía, estas cosas no se dejaban a nadie y se devolvían a la naturaleza. ¿Qué tan absurdo era esto?

 

Si la familia Moen hubiera registrado claramente estos tesoros en papel y los hubiera guardado en archivos, y los miembros de la familia real sólo fueran responsables de guardar las llaves, quizás no tendría entonces la oportunidad de recuperar el tesoro. Después del conflicto interno del Mes de la Niebla, la debilitada familia real definitivamente querría poner sus manos en estos tesoros.

 

¿Pero no fue este tipo de historia, en la que la herencia de la familia fue abandonada en algún lugar en lo profundo de las montañas por cualquier razón, como se desarrolló típicamente la edad media?

 

La mirada de Rebeca pasó por los antiguos equipos y cristales, y finalmente cayó sobre el cofre de las monedas de oro y plata. Dio un largo suspiro. “Con esto, podemos pagar la deuda con el vizconde Andrew, y podemos comprar comida y materiales…”

 

Gawain la miró y sacudió la cabeza. “No. No podemos gastar el dinero de inmediato.”

 

“¿Ah?” Rebecca se congeló por un momento. Pero al menos no fue tan estúpida al darse cuenta rápidamente. “¿Porque son antigüedades?”

 

“Sí”. Si tomas estas monedas de oro y plata de 700 años de Gondor para comprar cosas de la gente, hasta el más estúpido sería capaz de adivinar que el Clan Cecil encontró un tesoro en esta cordillera oscura”. Gawain asintió. “Al menos antes de que establezcamos cierta estabilidad, no podemos permitir que esto se filtre”.

 

“¿Qué deberíamos hacer entonces?” Rebecca frunció el ceño. “Estamos cortos de dinero ahora…”

 

“Muy simple. Incluso si cambiamos su forma, el oro permanece como oro, y la plata como plata, gracias a esta era en la que el metal precioso se utiliza como moneda”, dijo Gawain alegremente. Sus palabras hicieron que el corazón de Amber se estremeciera. “¡Fundamos estas cosas!”

 

“¡¡¡Qué demonios!!!” La mitad-elfo casi salta. “¿Sabes de qué estás hablando? Derretirlas?! ¡Estas son monedas antiguas de oro y plata de 700 años de antigüedad! ¡Puede que también las vendas en el mercado negro!”

 

“Estas antiguas monedas de oro y plata de 700 años se mantienen como nuevas. Y lo que es más importante, muchas de ellas ya están extintas. Sólo puedes encontrar sus imágenes en los libros.” Gawain le dio a Amber la mirada gentil que usualmente le daba a Rebecca. “Puedes vender una o dos de ellas. Pero intenta vender seis cajas de estas… Si puedes volver con vida, te daré una caja!”

 

Amber apretó los dientes cuando pensó en llevar uno de los cofres y escapar, pero al ver el brazo de Gawain que era más grueso que su muslo, reprimió su atrevida e insolente idea.

 

Pero aún así no podía aceptarla. “Pero no puedes derretirlos todos… es demasiado derrochador…”

 

“Por supuesto. Sólo derretimos algunas de ellas”. Gawain abrió la mano. “Si realmente tuviera que derretir todas estas antigüedades, también sentiría dolor, ¿verdad? Primero vamos a fundir algunas de las monedas para resolver el problema que tenemos entre manos. Sellaremos el resto y veremos cuándo pueden ser útiles.”

 

La expresión de Amber se relajó, y Gawain sonrió a Rebecca. “¿Ahora sabes por qué pedí específicamente que mi título de Gran Duque Cecil se mantuviera en el Castillo de Plata ese día?”

 

Rebecca batió sus ojos. “¿Huh?”

 

“¡Eres una tonta! ¡Los duques tienen derecho a hacer monedas!” Los ojos de Amber se abrieron ampliamente, y se dirigió a Gawain. “Así que ya estabas pensando en fundir estas antigüedades en ese entonces, ¿verdad?”

 

“Se puede decir que sí.” Gawain admitió como si no estuviera bajo ninguna presión. “Ahora soy un Gran Duque que no está limitado a ningún territorio, sin precedentes en la historia. Por ahora, no tengo un territorio, y tengo que abrirlo para mí mismo. Pero incluso si no tengo un territorio, todavía tengo los derechos que vienen “naturalmente” con ser un Gran Duque de acuerdo con la ley. El derecho a hacer monedas es sólo uno de ellos.”

 

Los ojos de Amber se abrieron ampliamente mientras miraba fijamente a Gawain. Al final, sólo pudo lamentar: “Ustedes, los antiguos nobles, siguen siendo los profesionales. Esos aristócratas patanes que sólo saben extorsionar a los viajeros no se pueden comparar con ustedes”.

 

A esta cuestión, Gawain respondió simplemente, “Ponga sus miras en el largo plazo. Incluso esta casa del tesoro no vale nada comparado con lo que podrán obtener en el futuro.”

 

Luego instruyó a Byron y Rebecca para que tomaran algunos cristales y monedas y se prepararan para dejar el lugar.

 

Ahora que habían tomado el tesoro, todavía no podían usar estas cosas. Primero, tenían que establecer un campamento abajo. Luego debían conseguir algunos soldados de confianza para transportar los artículos, sobre todo el equipo, al campamento en lotes. Al mismo tiempo, debe haber gente vigilando el almacén. Aunque había una puerta mágica, no podían dejar el almacén desatendido en las montañas, ya que ya estaban aquí.

 

Y el guerrero fuera de las ruinas tendría que recibir un nuevo entierro. Una pila de rocas no podría ser una tumba adecuada. Ahora que la gente del mundo civilizado había regresado a esta tierra, el guerrero que murió en la batalla debía recibir un entierro apropiado.

 

Gawain y el grupo abandonaron el lugar después de sellar el tesoro con el disco de platino.

 

El campamento cerca de la orilla del río aún estaba en construcción, pero estaba casi terminado.

 

Byron y Philip compraron un gran número de tiendas en la ciudad Tanzan. En realidad sólo estaban hechas de la lona y la madera necesarias para montar las tiendas. Después de llegar al lugar, todavía tenían que hacer algún trabajo manual para montarlas para el campamento temporal. Pero el grupo de avanzada eran trabajadores cualificados. Fueron rápidos en el montaje de las tiendas. Heidi también usó algunos hechizos de apoyo para ayudar. El campamento ya había empezado a tomar forma.

 

Según el plan que dejó Gawain antes, todas las tiendas se construyeron en el lado sur del Río Blanco, formando una forma de abanico. Los materiales importantes como la comida y los utensilios de hierro se guardaban en el centro del campamento. Y la madera prefabricada fue puesta a lo largo de la orilla del río. Las carretas y caravanas utilizadas para el transporte se mantuvieron en los bordes del campamento después de ser vaciadas, sirviendo como barreras temporales antes de construir muros en el futuro. Aunque la Onda Oscura había amainado, estaban en la salvaje naturaleza, aislados de la civilización. ¿Quién sabe qué bestias aparecerían?

 

Junto a la tienda de campaña en medio del campamento, Gawain encontró a Heidi*, que parecía exhausta.

 

Esos antiguos cristales probablemente podrían rejuvenecer a esta exhausta dama.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s