Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 06 – Capítulo 25


Capítulo 25 – Implicaciones detrás de las Implicaciones

 

Maomao no consideraba que sus propias palabras fueran absolutas. No obstante, al hablar con Jinshi y los demás, sus opiniones parecían tener cierto peso. Ha sido el caso hasta ahora, así que puede que se haya vuelto un poco demasiado cohibida.

 

Con Airin como sospechosa del intento de envenenamiento de la sacerdotisa, las discusiones continuaron.

 

Airin confesó cuando la interrogaron. Su razón es que ella vino a este país a pesar de su propia falta de voluntad. Uno de los factores clave de motivación fue su rencor contra la sacerdotisa. A pesar de que se le crió como la siguiente en la línea después de la actual sacerdotisa, perdió la oportunidad ante la persona que siguió ocupando ese puesto infaliblemente durante años y años.

 

De su confesión, combinada con su resentimiento hacia la sacerdotisa y el país de Rii, sólo pudieron concluir que al final se desesperó.

 

(El resentimiento hacia el emperador también deja la peor impresión posible.)

 

A pesar de ser una mujer superficial y extranjera, atacó a la sacerdotisa por malicia.

 

Era más conveniente hacerlo.

 

“Eso es absurdo…” Maomao escupió sin querer a Rahan que había venido a informarla. Como no era un tema que pudiera resolverse a través de mensajeros, convocó a Maomao para hablar con ella directamente. La había llamado especialmente bajo el pretexto de un encargo de medicina.

 

“También estoy preocupado por lo que me dijo”, dijo mientras tragaba la medicina para el estómago que ella le trajo para el recado. ¿Puede este tipo tener dolor de estómago?, se preguntó Maomao como un pensamiento tardío.

 

“¿Cómo es esa dama de la corte, la que se llama Yao o algo así?”

 

“Probablemente ya esté bien, pero podría haber efectos secundarios”.

 

Su condición ha mejorado mayormente con la atención médica de papá y En’en. Pero, aún no se ha recuperado del todo, y se sentía deprimida por haber comido veneno sin saberlo. Es natural que no te des cuenta, los hongos venenosos son inesperadamente deliciosos después de todo, Maomao trato de consolarla. Pero papá la había detenido suavemente. Aparentemente, le salió el tiro por la culata en lugar de tener el efecto deseado.

 

Maomao comprobaba el estado de la sacerdotisa una vez al día, aunque para ser sinceros, era casi imposible de juzgar ya que ésta enmascaraba sus expresiones de forma experta.

 

Si la sacerdotisa estaba fingiendo su enfermedad, Maomao no necesitaba preguntar por su estado, y lo que es más, se convertiría en cómplice de acusar a Airin del crimen.

 

Aunque tuvo tiempo de conocer a la sacerdotisa—era preocupante que no pudiera investigarla en ese momento.

 

Además, lo que Maomao dijo no era más que una deducción; no tenía pruebas sólidas. Si ella había viajado fuera del país para tenderle una trampa a Airin, ¿qué clase de debilidad se apoderó de ella? El riesgo era demasiado grande.

 

“Esa mujer, ¿qué clase de debilidad le arrebató a la sacerdotisa….?”

 

“Ciertamente. Incluso yo pensé que se llevaban bien”, dijo.

 

Rahan puso sus codos sobre la mesa y bebió un poco de agua. A esto Maomao dijo, recordando, “si no comes nada después, te dolerá el estómago”. Sacó un poco de dim sum del estante con una mirada de insatisfacción. Maomao preguntó: “¿No tienes alguno con relleno de carne?” por los bollos al vapor rellenos de batata, pero él respondió: “Nada”. Qué aburrido.

 

No se puede evitar. Continuó hablando mientras robaba un bollo al vapor relleno de batata. “Si estuvieran en buenos términos, este tipo de cosas no habrían pasado, ¿verdad?”

 

“Al menos, pensé que Airin-dono adoraba a la sacerdotisa. Si no, ella no habría dado un testimonio como ese, ¿verdad? Por el bien del argumento, ¿qué pasa si es una acusación falsa?”

 

“…eso es verdad.”

 

“A pesar de que le dije que la escucharía bien si había una explicación. Fue y testifico contra ella misma abiertamente. Es toda una actriz.” Rahan parecía creer que Airin fue falsamente acusada.

 

Confesó mientras hablaba mal de la sacerdotisa, pero mirándolo desde otra perspectiva, parecía estar encubriendo el crimen ella misma.

 

Maomao aún no tenía idea de qué tipo de relación tenían los dos. “¿Qué has oído sobre la relación de Airin con la sacerdotisa?”

 

“Nada más que chismes. Airin-dono se entrenó al lado de la sacerdotisa durante cinco años como candidata a sucesora. Como aprendiz, residió en el palacio hasta que perdió la calificación para ser sacerdotisa cuando comenzó su ciclo mensual.”

 

Escuchó que una vez fue aprendiz de sacerdotisa, pero no pensó que estarían juntas por tanto tiempo.

 

“Hmmmm… Espera un segundo.”

 

No sabía la edad exacta por la que el extranjero se encontraba, pero parecía tener unos veinticinco años. Si haces las cuentas…

 

“¿No se superpone eso con el período en que la sacerdotisa tuvo sospechas de embarazo?”

 

“Sí. ¿No lo mencioné? Por eso te pedí personalmente que investigaras”, dijo Rahan.

 

“Espera. Si vivió con ella durante cinco años, ¡¿no sabría si quedó embarazada o no?!”

 

“…¿Es así? La gente normal no puede saber cuando estas cubierto por la ropa, ¿verdad?”

 

“Aunque alguien como tú no lo sepa, es difícil ocultar un embarazo. Más aún si la acompañó como aprendiz”.

 

Rahan masticó su panecillo al vapor y se tragó el té. “Ese podría ser el caso, si lo pones así.”

 

Puede parecer sensato a primera vista, pero al final, este tipo es un miembro del Clan Ra. Estaba fuera de si y le faltaban cosas en algunas áreas.

 

“Es más, incluso si tenía sospechas en ese momento, ¿no sería inusual que lo revelara ahora?” continuó.

 

“Por supuesto”.

 

Como si las bellezas fueran su debilidad, el pensamiento de Rahan parece haberse apagado. Levantó sus gafas y cayó profundamente en el pensamiento.

 

“Entonces, ¿podemos verlo de esta manera?” Rahan cruzó los brazos y cerró los ojos. “La investigación sobre si ella tuvo un hijo fue en realidad una fachada.”

 

“Vas a ir con eso, huh”, dijo Maomao.

 

“Airin estaba escondiendo algo más grande detrás de ese frente. Cómo cayó en el estado actual de las cosas también se derivó de eso.”

 

“No es ilógico cuando lo pones así”.

 

El problema era, ¿qué estaba escondiendo?

 

Maomao y Rahan se quejaron.

 

“Si sólo papá estuviera aquí…”

 

“El Tío Abuelo definitivamente averiguaría algo. Pero incluso si lo supiera, puede que no hable.”

 

Lo que le recordó que había hecho una expresión como si estuviera atascado en algo. ¿Se dio cuenta de algo que Maomao no había notado?

 

“Incluso la sacerdotisa. Si el Tío Abuelo la examinara, se le ocurriría algo.”

 

“Pido disculpas por ser una novata”, respondió Maomao sarcásticamente. Pero Maomao sentía lo mismo. Ser tocada por un eunuco debería estar bien, incluso si se les considera hombres. “….”

 

“¿Qué pasa?”

 

“Eunuco”. Maomao se agarró su frente. Todavía había muchos trozos de la respuesta esparcidos por ahí. Ella recordó algo.

 

Maomao sacó un cuaderno de notas de su pecho. Era un registro de la época en que entrevistó a la sacerdotisa. Las notas de Yao del banquete también estaban garabateadas.

 

“¿Y esto es?” Rahan preguntó.

 

“Comida que la sacerdotisa comía a menudo. Es eficaz para las enfermedades ginecológicas, es decir, cosas que potencian la feminidad”.

 

También había ingredientes para una medicina que el antiguo médico de la corte había tomado hace mucho tiempo. Inicialmente pensó que su cara de asco se debía al sabor, pero, una nota sobre sus efectos la hizo sonreír irónicamente.

 

“…Maomao, ¿no es mejor que la uses en cambio?”

 

“Sí, siguiendo adelante. Intenta sondear las características de los eunucos”.

 

“Tratar a tu querido hermano de manera irrespetuosa. bien  bien, lo entiendo, lo diré. Tu masculinidad disminuye, tu cabello se adelgaza y tu voz se alza, ¿verdad?”

 

“Aparte de eso, aumentan de peso a medida que envejecen, y después, envejecen de inmediato. Puedes saberlo cuando miras a papá, pero hay características adicionales.”

 

¿Cuales? Rahan la observó con gran interés.

 

“Cuando los hombres son castrados antes de la pubertad, sus voces no cambian, ni les crece vello corporal. Y ya que se pierden el aumento de masculinidad que viene con la pubertad, sus miembros se vuelven excesivamente largos…”

 

“No he podido ver bien a la sacerdotisa, pero podría ser…”

 

“Es alta para ser mujer, sus miembros son largos, y ha empezado a engordar recientemente. Incluso su enfermedad por su declive en la feminidad; los eunucos experimentan un fenómeno similar”.

 

Los rasgos coinciden.

 

“Oi, espera un segundo. Seguramente puedes diferenciar entre un eunuco y una mujer, ¿verdad? ¿No revisaste la mitad superior de su cuerpo?”

 

“Sí, ella tiene un conjunto adecuado de pechos.” Maomao sacó el cuaderno de notas anterior de forma sarcástica. La carta de En’en enumeraba los efectos de los medicamentos, incluyendo los del hasma.

 

“Hasma: bueno para una piel hermosa y una figura hermosa”. Alto valor alimenticio y muy nutritivo. No obstante, el área del pecho se hincha cuando se come en exceso

 

El manjar que En’en hizo comer a Yao. Para el saludable desarrollo físico de Yao.

 

Esta puede haber sido la razón de la sonrisa irónica por parte del antiguo médico de la corte. No era motivo de risa comer demasiado y tener el pecho hinchado.

 

“Es porque distingues entre los géneros mirando el pecho. Aunque habría sido mejor si hubiera tomado nota de la posición de su ombligo…”

 

Como la sacerdotisa era regordeta, aunque le pareciera extraño, probablemente es difícil de notar. Si ni siquiera Maomao, que tenía un amplio conocimiento de las diferencias entre hombres y mujeres, lo notó, basta decir que Yao y En’en tampoco lo cuestionarían.

 

La razón por la que ni siquiera los eunucos podían acercarse a ella, era porque los eunucos poseían características físicas mucho más cercanas a las suyas. Ella tenía miedo de ser expuesta.

 

Fue arreglado desde el principio.

 

“Investigar si la sacerdotisa dio a luz o no.

 

No había considerado a la sacerdotisa como un hombre en ese momento.

 

(Oh no.)

 

Fue completamente engañada. La delicada expresión de papá probablemente sugería esa posibilidad, a juzgar por las características físicas de la sacerdotisa que escuchó de Maomao.

 

“En otras palabras, si este es el secreto que la sacerdotisa quería ocultar…”

 

Era una debilidad, absolutamente.

 

“No, pero espera. Aunque así fuera, ¿vendría hasta aquí para silenciar a una mujer que se ha convertido en la consorte de otro país? Y lo haría de una manera tan elaborada, llevándolo tan lejos.”

 

“Sobre eso”.

 

La sacerdotisa no era una mujer. Si esta premisa se mantiene, ¿no se voltearán también las otras cosas?

 

Si la sacerdotisa empujó el crimen a, no, si Airin se lo impuso a sí misma. Si es así, entonces ella no podría explicar las acciones de esta última. Teniendo su hombro el crimen solo beneficiaría al país de Rii en su lugar.

 

“…Hipotéticamente, ¿qué pasaría si un residente de nuestro país mata a la sacerdotisa?”

 

“Será en la cara del país. Si se maneja con descuido, probablemente se convertirá en una guerra. Sólo podemos estar agradecidos por la confesión de Airin-dono ahora.”

 

“Entonces, ¿estás diciendo que mientras sea Airin, no se convertirá en un problema?”

 

“No del todo, pero probablemente no estalle una guerra por ello. Nuestro país tendrá que ceder a los caprichos de Sha’ou, sin embargo.”

 

Sin guerra, Sha’ou puede comportarse con orgullo junto a su gran nación vecina.

 

Sus pensamientos estaban desordenados, pero tenía que calmarse y recomponerlos. Consideremos el género de la sacerdotisa. “¿Qué pasa si la sacerdotisa es descubierta como un hombre en Sha’ou?”

 

“¿Qué pasa si su majestad imperial es una mujer en este país?”

 

Es una pregunta estúpida. En primer lugar, sería imposible. Hasta ahora, Rii sólo tuvo una emperatriz. Sí, la madre del emperador anterior “Emperatriz” era sólo un apodo—su título era la Emperatriz Viuda.

 

Si hubiera fingido su género para ser coronada, no sólo recibiría una retribución, sino que la dignidad del país también se vería empañada.

 

“En Sha’ou, el gobierno consiste en dos pilares: la sacerdotisa y el rey. Si sólo quedara un pilar, sin duda una facción de la población se alegraría. Incluso si la próxima sacerdotisa es seleccionada, su dignidad quedará arruinada. Las cosas creadas en la era de la sacerdotisa blanca serán completamente destruidas.”

 

La actual sacerdotisa ha estado en el poder durante mucho tiempo. Debido a eso, se puede decir que la libertad de expresión de las mujeres de Sha’ou está reforzada. No obstante, si esta misma sacerdotisa se revela como un hombre, esta noción será desmantelada desde la fuente.

 

“Si los enemigos de la sacerdotisa, por ejemplo, el rey o sus súbditos, se percataran de ello, la sacerdotisa estaría en posición de ser expuesta tarde o temprano. Por lo tanto, ella hizo algo que normalmente no haría. Viajar fuera del país”. Maomao dijo que lo verificara. “La razón por la que viajó fuera del país, fue para asegurarse de que su verdadero físico no fuera revelado al rey y a su pueblo—”

 

Con el fin de llegar a un lugar en el que ya no esté expuesta. Un lugar fuera del alcance de los demás. Un lugar al que pueda ir sin dejar ninguna prueba.

 

Maomao apretó sus cejas. No, no hay manera, ¿verdad? Apretó los dientes. Pero, una vez que juntas las cosas que ella ha hecho hasta ahora, todo encaja perfectamente en su lugar.

 

“Para poder suicidarse”. Maomao salió volando de la habitación con esas palabras.

 

 – mis pensamientos: (EZ: de la traductora jap-ingles)

…pobre sacerdotisa. La gente que adivinó que eras un hombre, te tienenヽ(‘∀`ヽ)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s