Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 06 – Capítulo 24

Capítulo 24 – La Verdadera Naturaleza del Veneno

 

Yao, la sacerdotisa, y la otra caetadora de comida de la sacerdotisa. De las tres*, Yao fue el que más sufrió. Aunque estuvo en reposo durante un tiempo, ha recaído una vez más. Ahora, tres días después, parece que se ha estabilizado, pero no hay motivos para hacer conjeturas. (EZ: *les recuerdo no hay seguridad de que la otra(o) catador(a) sea hombre o mujer por lo de que la sacerdotisa no tiene cerca a hombres)

 

Maomao asumió las tareas de Yao en la villa de la sacerdotisa para cuidarlas. Pero, como sus síntomas eran menores, sólo se quedó a dormir por precaución.

 

Lo más importante, el verdadero problema era el individuo considerado como el envenenador.

 

(¿Por qué es Airiin otra vez?)

 

¿Por qué esta mujer de Sha’ou, el mismo país de la sacerdotisa, la envenenaría?

 

(Aunque sólo se la trata como sospechosa.)

 

Hubo un testigo. Se ha confirmado que Airin consiguió el incienso venenoso de antemano, y que estaba sentada cerca de la sacerdotisa durante el banquete, como su antigua compatriota. Además, aunque estaba bajo constante vigilancia, Maomao sabía que ese no era estrictamente el caso. Cuando Maomao entregó el incienso, no había habido una sirviente cerca de Airin. Ella imaginó que la consorte debió haberlo introducido a escondidas en el plato cuando se presentó la oportunidad.

 

No era imposible.

 

Después de ver al testigo y las circunstancias, le dijeron que Airin estaba siendo interrogada sobre el asunto.

 

(Tenemos que encontrar al culpable tan pronto como sea posible.)

 

O se convertirá en un problema internacional.

 

(Pero si esa persona es del mismo país…)

 

La situación es conveniente para Rii como país. Pueden trasladar la responsabilidad del intento de envenenamiento de la sacerdotisa a Sha’ou como una lucha interna. Si Airin resulta ser la verdadera culpable, seria mucho más conveniente.

 

(Si es así, ¿cómo resultarán las cosas para Rahan?)

 

Maomao recordó al pequeño hombre cuya cabeza estaba llena de números y sólo le atraían las apariencias. Para empezar, Rahan trajo de invitada a Airin al país bajo el pretexto de mejorar la seguridad alimenticia o proporcionarle asilo. Incluso si fue un error de su parte, ese hombre calculador probablemente no será implicado como cómplice. Pero, no es algo que se pueda sacar a relucir cómodamente en una conversación.

 

(Podría haber algo más.)

 

Por encima de todo, Maomao se sentía enferma. Había demasiadas cosas que no podía entender.

 

.

 

.

 

.

 

“La Sacerdotisa-sama ya está mejor.”

 

Fue en la mañana del quinto día cuando el encargado transmitió esto a Maomao.

 

“La complexión de la sacerdotisa-sama todavía parece pobre, sin embargo,” dijo Maomao.

 

“Eso se debe a su estado mental. Con alguien así como la otra parte, no hay forma de que se sienta bien.”

 

(Lo sé bien.)

 

Considerando que aunque su vida fuera blanco de un ataque en una tierra lejana y extranjera, quein la enveneno era alguien de su propio país.

 

“Eso es cierto. ¿Se conocen entre ellas?” Preguntó Maomao.

 

“…Sí. Ella estaba originalmente entre los que se presentaron como la próxima candidata a sacerdotisa”, respondió el asistente.

 

(Ya veo.)

 

“Lo entendido”. Maomao pensó que estaba de acuerdo.

 

.

 

.

 

.

 

Un carruaje de caballos llegó justo cuando ella dejó la villa de la sacerdotisa. Maomao subió a bordo tal cual, pero la persona que estaba dentro era papá.

 

“¿Yao está bien?”, preguntó.

 

“Por el momento, sí. En’en está cuidando de ella. Me lo hará saber tan pronto como su estado empeore”, respondió papá.

 

A Maomao le dijeron que Yao estuvo en remisión, después de lo cual su condición empeoró y ahora se ha estabilizado. No podían bajar la guardia todavía, pero probablemente había una razón para que papá viniera a recoger a Maomao. Papá miró afuera, y como era de esperarse, dijo:

 

“No vamos a volver a la oficina médica. Iremos un poco más adentro”.

 

El interior del consultorio médico era el área donde se reunían los llamados peces gordos de la corte imperial. Maomao tenía una idea de por qué se dirigían ahí. “…¿Es por el banquete?”

 

Maomao con la sacerdotisa y la asistente de la sacerdotisa, y papá con Yao, respectivamente. Los dos han estado proporcionando atención médica a las víctimas del envenenamiento. Con Airin como sospechosa, no era difícil adivinar por qué Maomao y su padre fueron citados como testigos.

 

El carruaje pasó por el consultorio médico y se dirigió a su destino. Era el palacio de Jinshi.

 

“Pasen”.

 

Saludándolos con un porte cortés, estaba Suiren. La sirviente anciana, con su pelo blanco enredado en un moño, mostró una leve sonrisa tan pronto como vio a Mamao. Maomao inclinó su cabeza ante la anciana un tanto astuta como respuesta.

 

La anciana los guió a una habitación con Jinshi, Basen y Rahan. Brevemente, se preguntó por qué Rahan estaba presente, pero él era el que tenía que ver con la entrada de Airin en el palacio interior. Parecía perplejo ante la situación actual—los labios del hombre bajo y con gafas estaban retorcidos.

 

“¿Se ha enterado del asunto que nos ocupa?” Preguntó Jinshi.

 

“¿Es el asunto de la Consorte Airin?” Maomao dijo.

 

“Entonces vayamos al grano. Primero, quiero escuchar a Ruomen-dono.”

 

La discusión se desarrolló sin preámbulo.

 

“Sólo puedo hablar de Yao, una dama de la corte que ayuda a los médicos de la corte”, dijo papá.

 

(Eso tiene que ser una mentira.)

 

Pensó Maomao. Papá tiene una personalidad cautelosa. O más exactamente, ¿algo así como “sólo verbaliza pensamientos basados en pruebas concretas”? Es el tipo de persona que se niega a hablar de suposiciones.

 

“Yao está en una condición crítica. Tiene síntomas de dolor abdominal, vómitos y diarrea. Aunque estuvo en remisión, su condición se deterioró una vez más, y actualmente ha vuelto a un estado estable.”

 

También fue como Maomao escuchó. Los síntomas coincidían con los del envenenamiento por el polvo de incienso. Pero la gravedad de sus síntomas, donde su condición empeoró de nuevo, hizo que Maomao ladeara un poco su cabeza.

 

El shikimi, un ingrediente del polvo de incienso, es tóxico. Es un potente veneno que es potencialmente mortal, pero el veneno en sí mismo sólo se encuentra en altas concentraciones dentro de la fruta. La forma en polvo de las hojas y la cáscara es lo que se usa en el incienso. Si comes cantidades abundantes hasta tal punto…

 

(Habría esperado que ella lo notara.)

 

Maomao le había enseñado a Yao cómo probar/catar*(para probar por venenos) la comida. También le dijo a la dama de la corte que examinara por el olfato. Pero, la tez de Yao estaba mal desde antes de la degustación de la comida, así que Maomao temía que pudiera tener la nariz tapada.

 

Pero, lo que papá dijo a continuación transformó la incertidumbre de Maomao en algo más decisivo:

 

“Creo que el veneno es probable que sea veneno de hongos. No es veneno de shikimi”.

 

Ante las palabras que anularon sus suposiciones, todo el mundo se quedó atónito. Los que convocaron a papá probablemente estaban aquí para aclarar la sospecha de Airin sobre las pruebas reunidas.

 

“Ya veo…” Maomao lo entendió ahora. Los venenos de hongos tienen muchas variedades, algunas de las cuales son mucho más fuertes que el shikimi. Además, los síntomas son similares. De hecho, Yao no sería capaz de identificar el olor y el sabor de los hongos venenosos.

 

En medio de la conmoción, Rahan se inclinó hacia adelante. “Entonces, ¿¡podemos interpretar esto como un intento de inculpar a Airin-dono, Tío Abuelo!?”

 

Sonaba feliz. Era cierto. Si la persona a la que se había ganado en primer lugar causaba problemas, la responsabilidad también recaería sobre él. Esto se convertiría en nada más que un incidente fuera de sus cálculos para el pequeño hombre.

 

“Sólo dije que el veneno no era polvo de incienso”, dijo papá.

 

La forma indirecta de hablar de papá a veces causaba molestias a los demás. Maomao habló para avanzar en la discusión; para exponer los hechos de la manera más objetiva posible, para que los presentes no se dejen llevar por las palabras de papá.

 

“En cuanto a la sacerdotisa y la otra catadora de comida, ambas experimentaron grados similares de dolor abdominal y náuseas. Sus síntomas parecían mucho más leves en comparación con los de Yao, y sus condiciones físicas mejoraron un poco después de tres días. Si hay un punto de preocupación con respecto a la hipótesis del veneno de hongos, creo que las dosis ingeridas por la sacerdotisa y la otra catadora no fueron suficientes y que el veneno actuó demasiado rápido”.

 

Hongos venenosos—por los síntomas, le recordaba al ángel destructor (毒鶴茸). Contiene una fuerte toxina de aparición retardada. Era aterrador en la forma en que hace efecto al ser absorbido por el cuerpo; un veneno aterrador en el que el siguiente conjunto de síntomas se apodera justo cuando empiezas a pensar que te puedes curar. No es que pensara que los tratamientos de papá eran inadecuados, pero si la enfermedad de Yao se debía a un envenenamiento por hongos, tendría que tratarlo más seriamente que por el shikimi.

 

Maomao también había considerado los hongos venenosos, pero había eliminado esa posibilidad ya que los síntomas tardan más de seis horas en desarrollarse. Era demasiado pronto para que el veneno surtiera efecto justo después de la degustación de la comida.

 

(Papá ya debería saber todo esto.)

 

Y sin embargo, a pesar de todo eso, debe haber una razón por la que lo mencionó. ¿Hay alguna droga que pueda acelerar el efecto del veneno? ¿O estaba diciendo que no era ángel destructor, sino un hongo venenoso de una variedad diferente? ¿O era…

 

(que se lo comieron mucho antes de la degustación de la comida….?)

 

….

 

Maomao se encontró abofeteando la mesa.

 

¿Cómo se le escapó? Ella recordó la conversación en la villa en ese momento.

 

“Jinshi-sama”, dijo.

 

“¿Qué pasa?” Preguntó Jinshi.

 

“¿Le dijeron a la sacerdotisa de Sha’ou que la Consorte Airin es la sospechosa?”

 

“No tenemos intención de informarla hasta que se confirme. No queremos causar una ansiedad inútil”.

 

Eso es, ese es el caso. Pero, el encargado de la villa dijo:

 

“Eso se debe a su estado de ánimo. Con alguien así como la otra parte, no hay forma de que se sienta bien.”

 

“…Sí. Ella estaba originalmente entre las que se presentaron como la próxima candidata a sacerdotisa.”

 

A partir de ese intercambio, Maomao concluyó que la sacerdotisa ya fue informada de la identidad del sospechoso. Como Maomao también oyó la noticia, no le dio mucha importancia, asumiendo que ellos/ellas también se enteraron.

 

(¿Cómo se enteró la asistente de la sacerdotisa?)

 

La explicación de por qué la condición de Yao era crítica mientras que la sacerdotisa y la otra catadora de comida sólo experimentaron síntomas menores. El desajuste en el tiempo que tardó el veneno en actuar—ase explicará adecuadamente de aquí en adelante.

 

“Papá… esto es sólo una deducción, pero ¿puedo decirlo?” Maomao dijo, enfrentando a papá con ojos serios.

Papá parecía preocupado. “¿Puedes asumir la responsabilidad de lo que digas?”

 

Una vez que está al descubierto, no hay forma de que pueda detenerse.

 

“Pero, hay veces en las que sólo necesitas decirlo, ¿verdad?”, dijo ella.

 

Papá se quedó en silencio. Maomao lo tomó como una aceptación.

 

“Parece que hay algo”, dijo Jinshi.

 

“Sí. Pero esto no es más que una deducción”, dijo Maomao.

 

Tal vez, al expresarlo de esta manera, se había dejado una salida. Ni siquiera Maomao tenía la suficiente confianza para declararlo con convicción.

 

“Parecería que la Consorte Airin no fue la que sirvió el veneno.”

 

“¿Tu base es?” Jinshi buscó una explicación sin tomar sus palabras al pie de la letra. Rahan y Basen también observaron a Maomao.

 

“Es porque papá, no, el médico de la corte Kan propuso que el veneno es veneno de hongos. En ese caso, sería difícil justificar a la Consorte Airin como la que sirvió el veneno.”

 

El momento en que el veneno comenzó a hacer efecto. Para que fuera el ángel destructor, debía ser servido antes del banquete. Airin estuvo bajo constante vigilancia desde que dejó el palacio interior. Aunque su sirvienta le había quitado los ojos de encima, sin aliados, la consorte no podía salir de la habitación. Le sería imposible servir el veneno antes del banquete.

 

“Entonces, ¿dices que alguien sirvió el veneno antes del banquete?” Jinshi supuso.

 

“Sí. El veneno debe haber sido servido en la villa”, dijo Maomao.

 

Yao se había quedado en la villa un par de días antes para comer las mismas comidas que la sacerdotisa. Sería razonable suponer que el veneno ya fue ingerido mientras estaban en la villa. En ese caso, la persona que sirvió el veneno tendría que ser…

 

“Tendría que ser alguien entre las asistentes de la sacerdotisa. En otras palabras, es una charada”.

 

“”!?”” Mientras que todos parecían sorprendidos, sólo la expresión de papá seguía siendo la misma. Probablemente llegó a la misma conclusión. Pero, no se limitaba a especular por su parte—ese era papá.

 

Si era una farsa/charada, podría explicar por qué las dos, aparte de Yao, tenían síntomas más leves. La única que ingirió el veneno fue Yao, y las otros dos estaban actuando, o comieron un veneno diferente que era mucho más débil. Además, también explicaba por qué sabían quién era sospechoso(a), aunque no deberían haberlo sabido.

 

Si era una farsa, y era para culpar a Airin… Si eran antiguas socias, probablemente sabrían, como mínimo, que ella usaba habitualmente polvo de incienso con una toxicidad similar a la de los hongos venenosos.

 

No hables de especulaciones—Maomao entendió la razón detrás de las enseñanzas de su padre. Pero había momentos en los que ella se enojaba.

 

(¡La razón por la que Yao fue arrastrado a esto es esta!)

 

Si una catadora de comida de Rii se enfermaba terriblemente, la muerte por envenenamiento por sí sola tendría un impacto significativo. Yao fue explotada por esa razón. Tiene un lado un poco arrogante, pero en esencia, es una chica honesta y diligente.

 

No era una En’en, pero Maomao todavía se sentía indignada.

 

Notando tardíamente su mano entumecida, Maomao reflexionó sobre si había perdido la calma cuando hablo. Miró a su alrededor, papá estaba en silencio, Jinshi y los demás estaban sorprendidos.

 

“Una pregunta”.

 

El que habló primero fue Basen. En tiempos como estos, reacciona rápidamente. “¿Por qué la sacerdotisa estableció a la Consorte Airin?”

 

“Tengo una idea sobre eso”. Rahan levantó su mano, sustituyendo a Maomao. “Para mí, la Consorte Airin insinuó la posibilidad de que la sacerdotisa diera a luz en algún momento, y si el niño pudiera ser Lady Pai. Por lo tanto, le pedí a Maomao que investigara si la sacerdotisa ha dado a luz alguna vez.”

 

Si la sacerdotisa carecía de las calificaciones para serlo, sería expulsada de su puesto y se lo arrebatarían. En todo caso, ella podría recibir un castigo en su lugar.

 

“¿Es la sacerdotisa… la madre de Lady Pai? Esto también es un gran golpe,” dijo Jinshi.

 

Con esto, la razón por la que desertó no fue sólo por la existencia de un oponente político, sino también porque comprendió parte del secreto de la sacerdotisa.

 

Y la razón por la que la sacerdotisa vino hasta Rii también.

 

“Si pensamos que fue para mantener su boca cerrada…”

 

Ante el comentario de Rahan, Maomao sintió que estaba atascada en algo.

 

¿Por qué? No hay nada malo en su deducción. Entonces, ¿qué es esta desagradable sensación, como si hubiera algo atascado entre sus dientes?

 

Maomao miró a papá.

 

Papá se sentó en silencio, ni afirmando ni negandolo.

 

– mis pensamientos: (EZ: de la traductora jap-ingles)

‘Este caso de envenenamiento tiene tantas capas como una cebolla’ — Editor-chan que deseas permanecer en el anonimato. Bastante acertado, si lo digo yo misma xD


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Saku
Saku
hace 1 año

Fuah! Este si que es de los casos mas complicados… pobre yao

Cifer
Cifer
hace 1 año

Que habra descubierto el padre de Maomao? Mmmm pero me parece muy obio q Airin sea la culpable…no sera otro?
Pobre Yao…😢

4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x