Espada del Amanecer — Capítulo 31

Capítulo 31 – La Guardia de las Sombras

 

EZ: 4/6


Honestamente hablando, Gawain se sorprendió bastante al ver a Amber capturando a alguien. No se habría sorprendido tanto hace una hora, pero perdió la esperanza de su capacidad de combate desde que esa maestra de las sombras fue golpeado por una promotora bancaria llamada My Little Pony. En lugar de un guardia, ella era más como una alarma…

 

Era cierto que las técnicas de sombras de Amber eran magníficas, por lo que se esperaba que fuera capaz de detectar a un asesino o espía… pero, nadie esperaba que capturara a la persona directamente.

 

Así como Amber capturó al hombre, los pasos apresurados vinieron del exterior del estudio. Inmediatamente después, el caballero Byron abrió la puerta y entró corriendo. “Su Excelencia, ¿qué pasó aquí?”

 

Se suponía que estaba vigilando la puerta principal de abajo, pero se alarmó por la conmoción de arriba.

 

Por el contrario, cuando Melita lo visitó y le dio un puñetazo a Amber en la cara, no se produjo mucha conmoción…

 

“Está bien, sólo es un pequeño ladrón y lo he capturado”, Gawain le hizo un gesto con la mano a Byron y continuó, “puedes volver y vigilar el lugar porque esta noche puede que no sea tan pacífica”.

 

Bryon miró el estudio con confusión y vio a Amber sintiéndose orgullosa de sí misma y la ladrona/picara se desplomó en el suelo. Sin embargo, debido a la orden emitida, asintió y dijo: “Sí”.

 

“¿Cómo lo capturaron?” Gawain miró a Amber con sorpresa después de que el Caballero Bryon se fuera y dijo “¿Ganaste?”

 

“¡¿Qué significa esa expresión?!” Amber estaba frustrada por la reacción de Gawain. “Aunque mi capacidad de combate es relativamente más débil, pero no soy tan terrible como para no poder vencer a nadie, ¿de acuerdo? Anteriormente, me las arreglé para enfrentarme a un monstruo llamado el ‘Mutante’.”

 

Gawain continuó mirándola fijamente.

 

“Por supuesto, este tipo es estúpido.” Se esperaba que Amber tuviera algo más que añadir. “Podría haber ganado si me tacleaba cara a cara, pero insistió en mostrar sus movimientos de las sombras. Lo derribé de una patada. Se desmayó después de que su espíritu temblara entre las sombras y el reino físico”.

 

Gawain la miró con sorpresa y pensó para sí mismo. “Sólo un monstruo como tú podría pensar en ataques tan bárbaros.”

 

El Paseo de las Sombras era la habilidad característica de los pícaros y casi todos ellos eran hábiles, pero su habilidad seguía siendo incomparable a la de Amber y la diferencia en sus habilidades hacía que sus habilidades parecieran dos habilidades completamente diferentes. Los pícaros normales sólo podían esconderse temporalmente en el reino físico y desplazarse de un lado a otro entre los reinos físico y de las sombras (los magos llamaban a esto el “borde de las sombras”). Era una técnica extremadamente peligrosa y había que ser tan preciso como bailar sobre el filo de un cuchillo. Cualquier error podía causar que uno cayera en el lado de las sombras y fuera pulverizado por las cosas desconocidas que había en estas. En cuanto a Amber… quién sabía qué habilidad tenía.

 

En circunstancias normales, los pícaros sólo necesitan concentrarse en sus pasos y no tienen que preocuparse mientras no den el paso equivocado. Como el “Paseo de las Sombras” era también conocido como el camino solitario, por lo tanto cada pícaro sabía que incluso el más poderoso maestro de las sombras no sería capaz de entrar en el camino de alguien más. Por lo tanto, cada pícaro hábil era capaz de perfeccionar la habilidad de “bailar en el filo del cuchillo”, aunque eso era el caso habitual…

 

Las cosas habrían sido diferentes si estuvieras bailando en el filo de un cuchillo y un monstruo con una habilidad de combate de hasta 1.5e te pateara de repente.

 

En ese momento, Amber todavía estaba llena de satisfacción. “Era tan interesante en ese momento, este tipo estaba en una posición estúpida y entró en el modo de sombras con un flash. Pero yo lo vi claramente y quiso escabullirse a mi lado mientras ondeaba un pequeño cuchillo. Fingí que no lo veía y le di una patada cuando se puso a mi lado…”

 

Rebecca no entretuvo a Amber y se puso en cuclillas junto a Gawain para examinar juntos al visitante inesperado. “No me digas que no puede despertar”.

 

Gawain meneó la cabeza y dijo, “Es difícil decirlo, las personas normales se convertirían en idiotas incluso si no murieran al recibir un choque en el borde del reino de las sombras”.

 

Mientras hablaban, el pícaro que yacía en el suelo se estremeció y comenzó a recuperar lentamente la conciencia.

 

En circunstancias normales, un pícaro entrenado fingiría estar muerto en este momento y controlaría su ritmo cardíaco y respiración para que los demás no se dieran cuenta. Pero este pícaro no podía controlarse debido al fuerte golpe y antes de que se diera cuenta de que algo andaba mal, ya estaba mirando a Gawain.

 

El joven sin nombre tenía una mirada apagada en sus ojos y todo ante sus ojos parecía ser inesperado. Inmediatamente después, quiso morder el veneno escondido en su boca para suicidarse sólo para darse cuenta de que el veneno había sido retirado.

 

Sólo podía elegir mantener la boca cerrada y permanecer en silencio.

 

“¿Cómo te llamas?” “¿Cuál es tu motivo?” “¿Quién te envió aquí?”

 

Gawain le hizo algunas preguntas pero no obtuvo respuestas y el hombre fingió ser sordo.

 

Amber sacó su pequeña daga y la hizo girar. “¿Deberíamos extorsionar una confesión usando algo de tortura? Aunque no soy muy profesional, pero he sido testigo de algunas técnicas en el pasado, cuando me colé en los calabozos para robar cosas.”

 

Rebecca estaba confundida. “¿Qué robaste del calabozo?”

 

“Apuesto a que no sabes nada de esto.” Amber comenzó a compartir felizmente. “Muchos oficiales de la prisión escondían los tesoros que obtenían de los prisioneros en los rincones secretos y transportaban las cosas cuando cambiaban de turno para evitar ser descubiertos por los oficiales de patrulla o los líderes. Elijo esos momentos para hacerlo…”

 

“No pienses en ello, no tiene sentido torturarlo.” Gawain interrumpió a Amber que estaba complacida. “La guardia de las sombras de la realeza está entrenada para servir al Rey, por lo tanto son lo mejor de lo mejor. Además de su destacada capacidad de combate, su fuerza de voluntad es impresionante también. Afortunadamente pudiste capturar a tal experto y creo que puedes presumir de ello por más de medio año.”

 

Mientras hablaba, miró al joven aturdido y dijo: “No obstante, cuando yo estaba vivo, la guardia real de las sombras era sólo un guardaespaldas personal y lo máximo que hacían era recoger información de lugares peligrosos. ¿Por qué se han degenerado en tener que robar después de 700 años?”

 

El guardia de las sombras capturado miró a Gawain en estado de shock y Gawain continuó antes de que el hablara primero. “¿Quieres preguntarme cómo me las arreglé para decir tu identidad?”

 

El guardia de las sombras asintió.

 

“Tonterías, yo fui el que inventó el título y estableció su sistema de entrenamiento” Gawain le dio una palmadita en la cara al guardia de las sombras y continuó, “¡¡Yo fui el oficial de entrenamiento de la primera guardia real de las sombras!!”

 

Amber se quedó atónita y miró a Gawain que medía casi 2 metros de altura. “Como caballero… ¿te convertiste en el oficial de entrenamiento de los pícaros? ¿Les enseñaste a moverse con sigilo?”

 

Gawain sonrió y dijo: “No, entrené su resistencia y esgrima”.

 

Amber estaba confundida. “¿Por qué los pícaros tienen que aprender esgrima?”

 

“Obviamente, para matar a todos los testigos cuando sean expuestos.”

 

“Como pícaro, ¡¿no es lo mismo ser expuesto durante una misión que fallar?!”

 

“No, para los pícaros de Anzu, ser expuesto es sólo el comienzo de la misión… sin embargo, el tipo ante nosotros no parece haber completado bien los cursos. ¿Quizás los cursos que dejé atrás hace 700 años ya no se usan?”

 

El guardia de las sombras tendido en el suelo parecía miserable porque descubrió que todos esos tortuosos entrenamientos fueron dejados atrás por la persona que estaba frente a él.

 

Aunque habían pasado 700 años y los cursos fueron revisados tantas veces, los cursos básicos no cambiaron drásticamente. El entrenamiento de resistencia y esgrima eran dos de los entrenamientos que han permanecido.

 

Viendo los cambios en la expresión del guardia de las sombras, Gawain supo que los entrenamientos en su memoria aún permanecían.

 

“Francis II te envió aquí, ¿verdad?” Miró al joven que estaba en el suelo y sonrió amigablemente. “Pero, creo que Su Majestad el Rey no enviaría a alguien a asesinarme cuando más de la mitad de la capital sabe que estoy aquí. Por eso te pidió que vinieras a espiarme.”

 

El guardia de las sombras se mantuvo en silencio.

 

“Pero, debería haberlos recordado que se mantuvieran más lejos porque hay demasiado riesgo y Gawain Cecil no vaciló aunque el Clan Cecil lo hiciera. ¿Están siendo demasiado confiados… o no siguieron las instrucciones?”

 

El guardia de la sombra dijo algo. “Está insultando mi misión, me suicidaré y no tiene que preocuparse por mí”.

 

“¡Tonterías!” Gawain le dio una bofetada. “Tu vida ha sido demasiado cómoda, ¡¿cómo han degenerado hasta este punto?!”

 

El guardia de las sombras miró a Gawain confundido como si no entendiera lo que decía.

 

“¿Para qué sirven la guardia real de las sombras? ¡Se supone que protegen al rey, al país y a la tierra! ¡Su responsabilidad es enfrentarse a los villanos que quieren destrozar el país y no ayudar al rey cabeza hueca a espiar a un pionero que construyó el país! Si fueras capturado por los enemigos en el campo de batalla, te habría respetado por tu valor, pero estás aquí, en mi casa! ¡¿Estás sugiriendo que soy un traidor que quiere destrozar el país diciendo que estoy insultando tu misión?! ¡¿O estás diciendo que capturarte es un insulto para Anzu?! ¡¿Dices que la gente de Anzu está ahora en contra del pionero que construyó el país?!”

 

El joven guardia de las sombras estaba perdido después de oír las reprimendas de Gawain. “No… no es eso lo que quiero decir…

 

“Está bien, tu opinión no importa.” Gawain lo interrumpió y se puso de pie. “No soy tan mezquino como para estar enfadado con un junior, así que ya puedes irte.”

 

El joven guardia de las sombras nunca esperó que las cosas terminaran de esta manera (probablemente no esperaba ninguno de estos eventos que ocurrieron esta noche), miró a Gawain confundido ya que no podía creer lo que oía.

 

Incluso Amber y Rebecca se sorprendieron.

 

Gawain repitió sus palabras y dijo. “Dije, puedes irte, ¿quieres que te despida?”

 

El guardia de las sombras se levantó lentamente y preguntó. “¿Está seguro?”

 

“Por supuesto, no puedo matar al hombre de Francis II y no tengo intención de llevarte al Castillo de Plata bajo la atención de todos aunque me apetezca hacerlo. Es una pena que haya pasado la edad de dejar que mis emociones influyan en mis decisiones y sólo puedo dejarte ir”.

 

Rebecca parecía tener algo que decir, pero se lo guardó para sí misma por la severa expresión de Gawain.

 

El guardia de las sombras se acercó lentamente a la ventana y antes de irse, Gawain dijo de repente: “No tengo intención de contarle a nadie lo que paso hoy, depende de ti… cómo quieras poner al día a Su Majestad sobre este asunto”.

 

“…Gracias por su misericordia.”

 

Después de decir esas palabras, la silueta de la guardia de las sombras desapareció en el aire.

 

Gawain frunció los labios y dijo “…Otro que sale por la ventana.” (EZ: XD)

 

Rebecca finalmente encontró la oportunidad de decir algo, “Lord Ancestro, ¿realmente va a dejarlo ir tan fácilmente?”

 

“Por supuesto”. Gawain se rió. “Definitivamente tengo que dejarlo ir.”

 

“¿No necesita ser castigado? El hecho de que Su Majestad haya enviado a alguien a espiar este lugar sugiere que…”

 

“Rebecca, recuerda esto, si quieres obtener un beneficio mayor, entonces tienes que ser previsora.” Gawain le dio una palmadita en la cabeza y continuó: “No es nada dejar escapar un pequeño peón, aún hay beneficios potenciales”.

 

“¿Beneficios potenciales?” Rebecca parpadeó los ojos. “¿Por ejemplo?”

 

“Depende de lo que ese joven guardia de las sombras le diga al rey y sólo hay dos posibilidades.” Gawain abrió las manos. “O bien Francis II no consigue dormir en paz en la última parte de la noche o… tiene otro guardia de las sombras que no le es leal.”

 

Se dio la vuelta y miró al cielo nocturno sin luna mientras hablaba.

 

“Lealtad relativa significa absolutamente ninguna lealtad y esta frase tiene mucho sentido.”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x