espada

Espada del Amanecer — Capítulo 30


Capítulo 30 – Hay Muchos Visitantes esta Noche…

 

EZ: 3/6


Gawain se paró frente a la ventana y esperó un rato hasta que se aseguró de que el aliento de My Little Pony había desaparecido por completo. Dejó salir una respiración profunda y cerró la ventana rápidamente.

 

Justo cuando las ventanas estaban a punto de cerrarse, una sombra negra saltó desde abajo y Amber gritó: “Tío, acabo de ver a un ladrón… golpearme”.

 

Gawain: “…”

 

Después de un tiempo, Amber, que estaba tanto física como mentalmente traumatizada, finalmente se puso de pie con firmeza. Esta desafortunada mitad-elfo tenía helado el rostro y se puso la mano en la cabeza. Miró a Gawain y dijo, “¡Cómo pudiste hacer esto!”

 

“¿Cómo iba a saber que ibas a tirarte por la ventana?” Gawain la miró. “¿Qué les sucede a todos ustedes hoy? ¿Por qué no pueden entrar por la puerta principal?”

 

“¡Soy un bandido! ¿No desprecias mi profesión si me pides que entre por la puerta principal?” Amber estaba furiosa. “Para colmo, ¡alguien me golpeó! Ni siquiera has compensado mis heridas, qué desvergüenza. ¿Son todos los nobles tan tacaños?”

 

Gawain miró a la enérgica Amber y confirmó que no sufrió muchas heridas más que las de un portazo contra la ventana. Sacudió la cabeza y dijo: “No tengo dinero ahora, te pagaré cuando lo tenga”.

 

Gawain continuó antes de que Amber dijera algo, “Soy tu superior y no te mentiré, ¿ok?”

 

Los ojos de Amber se abrieron ampliamente, “¡Recuerda que dijiste esto, mi memoria es buena!”

 

Gawain agitó su mano y la mitad-elfo se puso al lado obedientemente. Luego se dirigió al escritorio y miró los cristales de la mesa.

 

Había cinco cristales, uno de ellos le fue confiado por la Sra. Melita. Era un tesoro que tenía 700 años de historia y era probablemente un artículo importante que Gawain Cecil pidió a la Bóveda de Mithril guardar. Pero no pudo recordar nada y los otros cuatro cristales fueron encontrados dentro de la caja fuerte de Mithril en el estudio.

 

Pero Gawain no sabía sobre los orígenes de los pocos cristales.

 

Tenía alguna impresión de la caja fuerte de Mithril pero cuando se trataba de los artículos de la caja fuerte, todo lo que sabía era que la placa redonda de platino era en realidad una llave que podía abrir un almacén secreto. En cuanto a los cristales restantes, sólo recordaba que Gawain Cecil los había puesto en la caja fuerte pero no podía recordar de dónde eran.

 

Era como si todos sus recuerdos sobre los cristales hubieran sido eliminados.

 

Gawain jugueteó con los cristales que estaban hechos del mismo material pero de diferentes formas. El misterioso cristal de la Bóveda de Mithril era obviamente completo y perfectamente simétrico y era como un husillo del tamaño de una palma, pero no tenía una punta afilada. Había un tenue brillo azul en el corazón del husillo. Los otros cuatro cristales sacados de la caja fuerte eran obviamente fragmentos y pertenecían a otro huso. Gawain intentó juntarlos y se dio cuenta de que sólo podía juntar dos tercios del husillo.

 

“¿Qué es esto?” Amber estaba tan aburrida que quería volar, aunque sólo estuvo de pie a un lado durante unos minutos. No pudo contener su curiosidad y corrió hacia Gawain. “¿Cristales? Son tan sosos… y no parece que valgan mucho dinero.”

 

Gawain dijo sin levantar la vista: “Afortunadamente parecen no tener valor, de lo contrario te mataría antes de que intentaras llevártelos”.

 

Amber se abofeteó el pecho de forma exagerada y dijo: “¡Vaya! ¡Ustedes los nobles son tan crueles!”

 

Gawain la miró con curiosidad. “¿Por qué hablas de los nobles todo el tiempo, tienes una enemistad con ellos?”

 

“No hay enemistad, ¿no es normal que los pobres regañen a los nobles?” Amber puso los ojos en blanco y continuó: “Bueno, no tengo a nadie más a quien regañar, así que pase lo que pase, los nobles siempre tienen la culpa.”

 

Gawain se rió y miró a Amber. “No pareces actuar como una plebeya, los plebeyos no tendrían tanta audacia.”

 

Amber se mostró complaciente. “Por supuesto, los típicos plebeyos no conocen el Paseo de las Sombras”

 

Gawain no quiso entretener a esta tipa que estaba lleno de tonterías y agitó la mano para pedirle que llamara a Rebecca.

 

“¿Llamar a esa pequeña lord(lady)?” Amber parpadeó y miró los cristales ante de Gawain. “Espera un momento… ¿estas cosas son realmente costosas?”

 

Gawain no sabía cómo Amber se las arregló para hacer tales asociaciones. “¿Qué te hace pensar eso?”

 

El análisis de Amber fue convincente. “A juzgar por la situación y pensando en el agente de la Bóveda de Mithril que acaba de mencionar, es obvio que vas a anunciar tu testamento. No me digas que la herencia familiar del Clan Cecil está en estos cristales.

 

Gawain estalló con sudor frío y dijo, “¡Te clavaré a una pared con una espada si no sales ahora!”

 

Amber se transformó en una sombra instantáneamente y desapareció en el aire.

 

Gawain exhaló lentamente cuando la mitae-elfo habladora finalmente se fue y pudo finalmente calmarse y pensar en la pregunta que lo hizo sentirse incómodo. ¿Cuál era el secreto detrás de su “renacimiento” o más bien “posesión”?

 

Inicialmente, pensó que todo era una coincidencia y que había volado a la máxima vida útil de algún dispositivo en el cielo. Luego aterrizó accidentalmente en la tumba de una familia cuando fue arrojado por el sistema de escape. Pero parece que por ahora… su llegada puede haber sido un accidente, pero el renacimiento de Gawain Cecil no lo fue.

 

Una persona con vida limitada y que de hecho puede morir muy pronto no compraría un almacenamiento permanente en la Bóveda de Mithril.

 

A menos que supiera que volvería a recogerlo en el futuro.

 

Por supuesto que podría ser extremadamente rico, pero la probabilidad de que ocurriera era muy baja.

 

Gawain subconscientemente escribió tres palabras en la mesa usando su dedo: ¿Quién soy yo?

 

Gawain era de la tierra y transmigró a este lugar después de morir por un accidente de avión en su vida pasada. Aunque no había entendido completamente la situación, estuvo colgado en el cielo por más de diez mil años(tal vez mas) y fue testigo de las adversidades de la vida y luego se convirtió en un humano. Sólo habían pasado dos meses desde que se convirtió en Gawin Cecil.

 

Recuerdos intactos, una personalidad perfecta y una mente clara y lógica.

 

Por lo tanto, esto no era lo que más le preocupaba.

 

Entonces Gawain Cecil podría haber encontrado un problema. ¿Fue su renacimiento interrumpido por este visitante que vino del cielo?

 

Pensó cuidadosamente y pensó que era realmente sospechoso que el cuerpo de la persona no se descompusiera durante 700 años. Tal vez ese hombre legendario planeó revivir en el futuro hace 700 años. (Por razones tales como sus descendientes no familiares a punto de malgastar su herencia familiar, monstruos que invaden su país para destruirlo o ambos asuntos terribles sucediendo al mismo tiempo). Pero el hombre de fuerte voluntad que quería defender su hogar hasta su muerte olvidó algo y su plan fue frustrado por un alma que cayó del cielo…

 

¡Esta forma de pensar parecía tener mucho sentido!

 

Gawain frunció el ceño e innumerables posibilidades pasaron por su mente pero no pudo probar la mayoría de ellas.

 

Lo único que podía probar era que seguía siendo él mismo.

 

No pensó en cuestiones complicadas y sin sentido como “ser incapaz de identificar los cambios subconscientes, el cerebro no puede sentirse a sí mismo pensando y la persona cuyos pensamientos se ven afectados no se daría cuenta”. Sentía que pasar tiempo en cosas filosóficas era una pérdida de tiempo por ahora.

 

Sólo tenía que asegurarse de que sus pensamientos estaban bajo su propio control. Sólo cuando su mente estaba clara, podía completar lo que quería hacer.

 

Los pasos fuera del estudio interrumpieron sus pensamientos y escuchó a Amber parloteando fuera de la habitación. “Déjeme decirte que tu ancestro es extraño, se reunió con un agente de la Bóveda de Mithril a altas horas de la noche y luego pidió reunirse contigo. Siento que probablemente quiera anunciar su testamento… además, ese agente me dio un puñetazo y tu tienes compensarme…”

 

Se escucharon sonidos de bolas de fuego.

 

La voz de Amber: “…Por supuesto que no te pido que pagues ahora…”

 

La puerta de la habitación se abrió y Rebecca apareció en la entrada mientras que Amber se quedó de pie a un lado y sacó la cabeza para mirar alrededor.

 

“Lord Ancestro, ¿me estaba buscando?”

 

Mientras Rebecca preguntaba, evaluó a Gawain. Aunque no se podía confiar en esa mitad-elfo que hablaba irresponsablemente la mayor parte del tiempo, la reflexiva lord(lady) feudal aún observaba las expresiones de Gawain para ver si realmente tenía la intención de anunciar su voluntad…

 

Gawain miró a Amber: “Espera afuera para evitar que la gente se acerque. Si alguien entra esta vez, no sólo no recibirás tu compensación, sino que ni siquiera recibirás tu paga”.

 

Amber frunció los labios y susurró mientras caminaba hacia la ventana, “Como si alguna vez me hubieras dado alguna paga…”

 

Gawain gritó: “¡¿Debes salir por la ventana?!”

 

Amber, que era muy profesional, volvió a su posición a través de la ventana.

 

Gawain suspiró porque sintió que no había manera de razonar las cosas con esa persona desvergonzada. Por lo tanto se volteó hacia la mesa de estudio y guardó los pocos cristales, ya que no sabía aún sobre sus usos. Después de eso, sacó la placa redonda de platino que había sacado antes de la caja fuerte de su pecho.

 

“Lo que dijo Amber no está completamente equivocado porque tengo algo para ti.” Gawain entonces enfatizó eso, “Sin embargo, definitivamente no estoy distribuyendo mi herencia”.

 

Rebecca miró la placa redonda de platino en las manos de Gawain y preguntó: “¿Qué es esto?”

 

“Una llave que puede ser usada para abrir…”

 

Justo cuando Gawain hablaba, Amber gritó desde el último piso. “¡Pequeño ladrón! ¡¡Te atrapé de nuevo!!”

 

Inmediatamente después, se escucharon sonidos de gente corriendo pero Gawain se sorprendió porque no escuchó gritar a la persona a la que Amber atacó.

 

Entonces instantáneamente tomó el arma junto a la mesa y quiso ir a averiguar más junto con Rebecca. Pero antes de lanzar cualquier ataque, vio una bola negra de sombras y a Amber saltar de la niebla y en su mano había un joven inconsciente que llevaba un chaleco negro y tenía pelo negro.

 

Gawain lo miró y pensó para sí mismo. “Hay… Muchos visitantes esta noche”.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s