Espada del Amanecer — Capítulo 27

Capítulo 27 – La cuestión del derecho a la sucesión

 

EZ: 6/6


Gawain se encontró con el Príncipe en la habitación de invitados. Rebecca también estaba ahí cuando Gawain la llevó para que se expusiera más.

 

Edmund Moen era el hijo más respetado del Rey Francis II de Anzu. Gawain no había conocido al Príncipe antes, pero recurrió específicamente a Heidi y al Vizconde Andrew para este viaje a la capital para ponerse al día con la información de la familia real, así que aprendió bastante sobre esta.

 

Francis II ya era mayor, pero tenía algunos hijos. Además de su joven hijo Edmund Moen, sólo tenía otro hijo y una hija. Entre ellos, el hijo mayor, Gales, era extremadamente mediocre, tímido y sin vergüenza. Había sido motivo de preocupación para el viejo rey durante mucho tiempo. Durante la primera mitad de su vida, fue el único hijo del viejo rey, así que Gales había sido el príncipe heredero durante 17 años. Pero más tarde, Francis II tuvo un hijo en su vejez. Una adorada concubina dio a luz un par de gemelos para él. Eran la princesa Verónica Moen y el príncipe Edmund Moen.

 

Comparado con su mediocre hijo mayor, Gales, los gemelos eran excepcionales, mostrando un talento extremo a una edad muy temprana. Fueron muy elogiados por sus maestros de la corte tanto por sus artes marciales como por su intelecto. El viejo rey, que había estado preocupado por su heredero, se salvó. Casi sin dudarlo, rescindió el estatus de su hijo mayor como príncipe heredero y se preparó para transferir el derecho a suceder al trono a sus nuevos hijos.

 

Nadie de la corte o del pueblo tenía objeciones a esto, e incluso el Príncipe Gales aceptó el acuerdo con indiferencia.

 

La herencia del trono de Anzu no estaba limitada por el género, pero Edmund Moen al final se convirtió en el príncipe heredero, no por decisión del antiguo rey, sino porque la princesa Verónica anunció desde el principio que iba a renunciar al derecho de heredar el trono, y se unió a la Iglesia de la Santa Luz, convirtiéndose en monja en la Catedral de la Gloria (entretanto había ascendido a suma sacerdotisa), lo que obviamente había sido planeado de antemano. El viejo rey naturalmente dio a su hija sus bendiciones y la envió a la iglesia. Poco después, nombró a Edmund príncipe heredero, y así la sucesión de la casa real de Anzu se completó de forma bastante tranquila.

 

Mucha gente pensó que la “conversión” de la princesa Verónica era en realidad un movimiento de ajedrez de la familia real. Con este método, el rey de Anzu habría insertado a personas de la línea de sangre real como miembros de alto rango dentro de la Iglesia de la Santa Luz independiente. Además, una princesa que renunciara al trono y se dedicara a la Luz Sagrada era un personaje al que la iglesia no podía rechazar, independientemente de su significado simbólico o en el contexto de lo que pudieran ganar con ello. Pero al mismo tiempo, también había opiniones encontradas que consideraban esto como un signo del aumento de la influencia de la iglesia de Santa Luz y la erosión del poder de la familia real.

 

Había mucha gente en ambos lados, pero en opinión de Gawain, deberían pertenecer a la Agencia Estratégica Fooyou1. Después de todo, sólo estaban diciendo tonterías…

 

A Gawain no le interesaban los movimientos de poder de la casa real. O tal vez no había llegado a un nivel en el que pudiera tener alguna opinión sobre este asunto, por lo que sólo se centraba en el joven que tenía ante él.

 

Edmund Moen era un hombre guapo con un aire soldado pero refinado y erudito. Sus modales eran casi tan buenos como para ser ejemplos de libro de texto. Al conocerse, sólo dio un breve saludo. Gawain murmuró para Rebeca: “¿Viste eso? Mira y aprende. Deja de pensar siempre en lanzar grandes bolas de fuego a las personas”.

 

Rebecca quiso recordarle a su ancestro que fue él quien la instó a usar una bola de fuego hace un rato, pero ella se mantuvo callada porque tenía miedo de recibir una paliza.

 

Edmund tenía una sonrisa apropiada y pensativa. “Espero que se sienta cómodo quedándose aquí. Si el chambelán y las sirvientas no están haciendo un buen trabajo, puedes decírselo al Mayordomo James.”

 

“Descanse tranquilo. No hay nada más cómodo que quedarse en mi propia casa.” Gawain se sentó en una silla de respaldo alto. “Han mantenido este lugar bastante bien. Es casi igual que hace setecientos años… Incluso restauraron mi juego de té favorito. Eso es genial. Toma asiento, no te pares en la ceremonia.”

 

“Preservar la antigua residencia del héroe es salvaguardar nuestro honor”, dijo Edmund con curiosidad y respeto, “Puede que lo encuentre divertido, pero yo crecí escuchando sus historias. Incluso recogí un conjunto de réplicas, armas y armaduras que usted usó en sus días. Imaginé que un día yo también podría ser un pionero como usted, protegiendo a la gente… Desafortunadamente, sin importar si soy el príncipe heredero o el rey, no puedo simplemente hacer lo que quiera.”

 

Gawain miró al Príncipe de arriba a abajo varias veces hasta que el Príncipe se puso nervioso y dijo, “¿Hay algo malo en mi aspecto?”

 

“Relájate. No tienes que hablarme como si fuera un viejo anticuado”, Gawain agitó la mano. “Morí hace 700 años, pero tenía treinta y cinco años cuando morí. Eso no es mucho más viejo que tú.”

 

Edmund dio una expresión incómoda. “Um, tiene razón. No puedo evitar añadir esos setecientos años a tu edad…”

 

“Seguramente habrá alguna brecha generacional después de esos 700 años”, se rió Gawain. “Por ejemplo, hablábamos de una manera mucho más directa en el pasado que la gente de ahora. Seguíamos con el tema principal de discusión después de una pelea o un trago, la gente hoy en día tiene que balbucear sobre sus bromas antes de ir al grano.”

 

Edmund se quedó atónito por un momento, y de repente se rió como si se hubiera quitado un peso de encima. “Lo sabía. No será tan difícil hablar con usted como pensaba mi padre. Incluso me recordó que debía prestar atención a la etiqueta, y le dije que demasiadas de estas tonterías molestarían a las personas.”

 

“Mira. Este es el estilo de hablar que me gusta.” Gawain asintió. “Bueno, vayamos al grano entonces. Tu razón para venir a verme hoy es para sacarme información, ¿verdad?”

 

“… Eso es un poco demasiado directo…”

 

“Así somos los ancestros”. Gawain agitó la mano, pensando que esos tipos que habían estado muertos por cientos de años no saltarían de la tumba para venir a darle una paliza. Al menos, él era el único humano capaz de hacer eso, así que podía decir lo que quisiera. “Así que no tienes que tratar de ocultarlo. Tu viejo te envió aquí para obtener información sobre mis motivos para salir de mi tumba tan repentinamente, ¿verdad?”

 

Edmund encogió sus hombros. “Esto no es lo que mi padre quiso decir. Es muy cuidadoso. Incluso si quisiera saber sus motivos, no haría algo tan imprudente como enviarme a conocerlo. Vine aquí por mi propia intención. Y yo… de hecho, tengo curiosidad por su propósito de venir aquí.”

 

Gawain le pidió que continuara.

 

“Has estado despierto durante mucho tiempo. Debes haber sabido que muchas cosas han cambiado en estos setecientos años, especialmente… lo que pasó hace cien años”, dijo Edmund, mirando a Rebecca, “¿Está aquí por el interés en el Clan Cecil? “

 

“Esta pregunta es demasiado vaga. Definitivamente vine en interés del Clan Cecil, pero la pregunta debería ser ¿a qué aspecto vine?” Gawain miró al Príncipe. “Desde mi punto de vista, hay muchas cosas que puedo plantear en interés del Clan Cecil. La más obvia es la sucesión del Clan Cecil al título de Gran Duque y las tierras del sur. Ese es un gran tema de debate, ¿no?”

 

Edmund se quedó paralizado por un momento. Parecía inseguro de si Gawain hablaba en serio o no, pero forzó una sonrisa y respondió, “Su título y tierras fueron heredadas por sus descendientes después de su muerte. Después de eso, su descendiente violó la ley del reino y no pudo continuar reteniendo sus títulos y tierras. Todo esto es de acuerdo con las leyes del reino…”

 

Gawain ajustó su postura, se inclinó hacia Edmund, y mostró una sonrisa ambigua mientras decía: “Sí, pero según la ley, mis herederos sólo pueden heredar mi título y tierras después de que yo muera”. Si estoy vivo, sólo mi hijo mayor puede asumir un título inferior al mío y tener el limitado ‘Derecho a actuar como representante’ (Ver nota en el siguiente párrafo). Y todos los descendientes de Cecil, excepto el hijo mayor, sólo tendrán el estatus de nobleza pero no tendrán ningún derecho legal para actuar como sustitutos. Obviamente, ahora estoy vivo, y nada en las leyes de Anzu mencionan, para el caso de un resucitado, cuándo debe entrar en vigor o invalidarse un derecho de sucesión, y cómo deben tratarse los conflictos que surjan durante el período de tratar con el”.

 

(El derecho a actuar como representante, en la ley de Anzu, se refiere al derecho de un heredero noble cualificado a actuar en nombre del clan, dándole los privilegios y al mismo tiempo la responsabilidad de cualquier riesgo de la empresa).

 

Edmund: “?!”

 

Gawain abrió su mano. “Así que en primer lugar, la sucesión es inválida. Hace cien años, Grumman no debería haber sido marqués, ni tener ningún derecho legal para representar al Clan Cecil. Sólo tomó algo de alguien que ni siquiera era el sucesor adecuado”.

 

Rebecca miró a su ancestro, estupefacta. Ella nunca pensó que uno pudiera realmente realizar tal maniobra. Mientras tanto, Amber, que estaba escuchando a escondidas con su oreja contra la pared, se volteó y le dio una mirada al Caballero Byron. “¡Es bueno! ¡Es incluso más desvergonzado que yo! “

 

La expresión del príncipe Edmund estaba casi al borde de la ruptura. Se movió la comisura de su boca. Después de un tiempo, finalmente dijo, “Pero cuando se promulgó la ley, ¿quién hubiera pensado que volvería a la vida… …además, usted murió una vez”.

 

“Por eso, cuando me hables, deja de lado esa lógica y reglas. Se han vuelto inválidas desde el momento en que abrí mi ataúd”, Gawain se rió. “Por supuesto, no he venido en venganza por las tierras y títulos arrebatados a mis descendientes. Sé lo que ese descendiente inútil hizo hace cien años. Si yo hubiera estado ahí, también lo habría azotado hasta la muerte. La decisión de la familia real no estuvo mal, y no tengo intención de derrocarla. Sólo quiero que sepan que si realmente quisiera pulir las leyes del reino en interés del Clan Cecil, habría muchas maneras de hacerlo porque hay una gran parte de la ley que gira en torno a si morí o no”.

 

“Ok, Bien, lo entiendo.” Edmund levantó las manos en señal de rendición. “Hace 700 años usted decía que la gente era sencilla y no era buena para andar con rodeos, pero parece que ahora es aún más difícil de tratar con usted que mi instructor de debate.”

 

“No sólo he pasado por los primeros años incivilizados de Anzu, también he experimentado el Imperio Gondor cuando estaba en su apogeo, así que no subestimen a un anciano de hace 700 años”. Gawain enroscó sus labios. “En los tiempos incivilizados, podemos ser salvajes que devoran a través de las plumas y la carne cruda, y en tiempos civilizados, podemos dar a un vino 36 nombres, cada nombre acompañado de un soneto.”

 

“… Esto es realmente impresionante”, afirmó Edmund. “¿Podemos entonces discutir en detalle sobre lo que va a hablar con mi padre mañana al mediodía…”

 

Gawain asintió, pensando que era justo lo que esperaba. En comparación con la reunión que tendrían frente al público al día siguiente…


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Ats
Ats
hace 1 año

Pues a mí sí me gusta leer 6 capitulos de una…

v:

Ats
Ats
Respondiendo a  Leizer5991
hace 1 año

<3

4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x