Espada del Amanecer — Capítulo 25

Capítulo 25 – Viaje a la Capital(2)

 

EZ: 4/6


A pesar de que sólo tenía una docena de soldados con él, a pesar de que el nombre de los Cecil había sido alejado durante mucho tiempo de la política del reino, y a pesar de que el último estado del clan en la capital había sido absorbido por el reino hace cien años, Gawain todavía entró en la ciudad de forma extravagante, llegando a ondear los colores del clan de hace setecientos años.

 

La bandera sólo podían ondear en la vida de Gawain Cecil. Hacerlo ahora no era tanto como revelar su existencia, sino enviar una señal a la familia real—

 

“No es la Vizcondesa de diecisiete años la que entra en la ciudad, sino el Gran Duque del Sur.”

 

Al escuchar este informe de su Chambelán, Francis o II comprendió inmediatamente lo que este “Anciano” estaba implicando. El viejo rey salió a la terraza del Castillo de Plata y miró en dirección a la entrada de la ciudad que estaba tomando el Clan Cecil.

 

Era incapaz de ver nada a esta distancia—esta ciudad era ahora mucho más grande que antes, tan grande que incluso estando en el punto más alto del Castillo de Plata no podía tener una vista de los límites de la ciudad. ¿Se sentiría sorprendido el ancestro, que había dormido durante 700 años, al entrar en esta ciudad?

 

¿Se daría cuenta de que ya habían pasado setecientos años y que no todo era igual que antes?

 

Su Chambelán seguía a su lado, esperando sus órdenes. Francis II miró hacia otro lado y volvió su atención hacia este hombre de mediana edad de aspecto ordinario. “Recíbelo como corresponde a un duque, y dile que me reuniré con él mañana al mediodía. Invítalo a descansar un día en el Castillo de Plata para aliviar la fatiga de su viaje.”

 

El Chambelán recibió la orden, pero antes de que pudiera retirarse de la habitación, Francis II le llamó de nuevo. “También, con la excepción de reprogramar la reunión, todas las peticiones del Gran Duque deben ser cumplidas lo mejor que podamos, tratarlo con el mayor respeto.”

 

El Chambelán se retiró. Un apuesto joven con pelo corto y rubio y vestido con ropas finas se acercó al Rey, que había estado de pie junto a un pilar cercano todo el tiempo. “Padre, ¿crees que es verdad que el Gran Duque ha ‘resucitado’, o es un engaño?”

 

“Eso no tiene importancia.” Francis II miró a su sucesor. “Aunque hemos recibido esa carta de Andrew, y tenemos muchas pruebas, si este antiguo Gran Duque es de verdad o no es algo que queda por determinar. Por ahora, sólo puedo decir… No parece un engaño. Ese antiguo resucitado nos está dando una gran ‘sorpresa’.”

 

El joven bajó los ojos y adoptó un aire de humildad al preguntar: “¿Por qué cree que ha venido?”

 

“El propósito de su llegada sólo puede ser adivinado antes de que el encuentro tenga lugar. A juzgar por el estilo de los rumores que ha despertado en el camino hacia aquí, ciertamente no dará a conocer sus intenciones con claridad de antemano.” El viejo Rey meneó la cabeza. “Debes encontrar una oportunidad para interactuar con él y juzgar su actitud, pero debes tener cuidado. Estamos ante una situación sin precedentes, y no queremos provocarlo.”

 

El joven prometió esto, y se volteó para salir de la habitación.

 

Mientras tanto, Francis II se dio la vuelta y continuó su observación de la ciudad, pero suspiró internamente.

 

Este heredero suyo era todavía demasiado joven. Todavía era inepto para ocultar sus verdaderos pensamientos. Había mostrado tanto interés en el hombre que había caído del cielo—o mejor dicho, que se arrastraba desde la tierra—que podía sentir su entusiasmo con una sola mirada.

 

Pero en realidad no era tan importante. Era mejor presentarle esta oportunidad, en lugar de dejar que se pusiera en contacto con el hombre en privado.

 

Después de ver a su chambelán alejarse del castillo, Francis II asintió y dijo al aire, “Dark Raven, ve a inspeccionar a Gawain Cecil y a su grupo, e infórmame de todo”.

 

Tan pronto como el Rey habló, un velo al pie de un pilar se movió ligeramente, aunque nadie apareció.

 

“Además, no te acerques demasiado. Si es realmente esa maravilla de hace setecientos años, te descubrirán si te acercas demasiado”, añadió el viejo Rey.

 

El velo bajo el pilar no se movió.

 

 

Gawain y su grupo entraron en la ciudad St. Soniel por su entrada principal, cabalgando por el camino principal de la ciudad a caballo. Casi la mitad de la ciudad se había enterado de la noticia, y el grupo se encontró con la procesión que el Rey había enviado para darles la bienvenida antes de llegar al Castillo de Plata.

 

El séquito que los recibía era muy ostentoso y lleno de extravagancia. Una alfombra roja fue enrollada bajo los pies de Gawain desde algún lugar profundo del Castillo de Plata. Los ayudantes y sirvientas disfrazadas esparcieron pétalos a lo largo del camino, y un trompetista y un baterista tocaron música de ambos lados. Todo esto parecía que Su Majestad el Rey había tardado más de un día en hacer estos preparativos, pero Gawain todavía estaba seguro de que si hubiera entrado en la ciudad de una manera diferente, o si hubiera entrado antes, la recepción de bienvenida habría sido diferente.

 

Sólo los Cielos sabían cuánto había planeado este Rey para enfrentar tal ocasión.

 

Aunque el mismo Gawain nunca había interactuado con la nobleza ni había tenido ninguna experiencia que se codeaba con la nobleza, había muchos conocimientos y experiencias relacionadas con los recuerdos de su mente. Aunque Gawain Cecil fue un pionero del Reino Anzu, también había vivido los días de gloria del Imperio Gondor—no podía ver cómo sería Anzu 700 años más tarde, pero sabía cómo era el Imperio Gondor hace 700 años.

 

En su apogeo, el imperio humano de hace setecientos años era más complejo de lo que cualquiera de los países continentales podía imaginar.

 

“Por favor, síganme al Castillo de Plata. Su Majestad el Rey ya ha preparado las habitaciones más lujosas y los mejores platos, además de agua de manantial para aliviar la fatiga de nuestros distinguidos huéspedes. La reunión está fijada para mañana al mediodía, así que, por favor, descansen bien esta noche”.

 

Un funcionario de recepción aparentemente calmado—de una familia desconocida de la noble corte—se presentó ante Gawain, brotando palabras de cortesía. Gawain se volteó a mirar a Rebecca a su lado, pero vio que esta tonta chica miraba todo con los ojos muy abiertos.

 

Aunque había tratado de mantener la compostura en el camino, el Castillo de Plata en frente y la gran ceremonia de bienvenida aturdieron a la noble del Cambo. Su vista ya no le bastaba, hasta el punto de que ni siquiera sabía si debía vigilar a los ordenados y espléndidos guardianes de honor, o mirar a lo lejos el majestuoso palacio, que estaba cubierto de láminas de plata en todo su exterior.

 

“Pense que el Rey se moría por verme.” Gawain encogió sus hombros pero no se bajó del caballo, sino que miró al funcionario de la recepción. “Después de todo, es bastante difícil conocer a una persona que acaba de saltar de un ataúd.”

 

El oficial de recepción se detuvo un momento, probablemente sin esperar que el legendario Gran Duque hablara de esta manera. Sin embargo, rápidamente recobró la compostura y dijo, “Su Majestad ha dispuesto que la reunión tenga lugar mañana en consideración de las dificultades durante su viaje.”

 

“¿Es así…” Gawain se detuvo deliberadamente durante un largo tiempo. Esperó a que el oficial de recepción estuviera a punto de estallar en un sudor frío antes de continuar, “Estoy agradecido por las buenas intenciones de Su Majestad. Pero como no nos reunimos hoy, no hay necesidad de que entre en su castillo, no estoy acostumbrado a quedarme en el Castillo de Plata”.

 

La expresión del oficial de recepción cambió. “Entonces, ¿adónde…?”

 

“Estaré más cómodo en mi propia casa.” Gawain sonrió. “Es que ya han pasado 700 años, y me pregunto si el 4 de Crown Street ya ha sido derribado.”

 

Al oír el nombre “4 Crown Street”, el oficial de recepción y los oficiales del tribunal interior se resistieron a la sugerencia. A pesar de que Francis II les había instruido para que atendieran todas las necesidades de Gawain, ¡no esperaban que él pidiera tal cosa!

 

Ahí era donde la mansión de Gawain Cecil en la capital real había estado hace setecientos años.

 

Aunque Gawain Cecil era el Gawain Cecil de las fronteras del sur, y pasaba la mayor parte del tiempo en su feudo del sur, él, como los otros pioneros de su tiempo, tenía su propia residencia en la capital. Las residencias eran mansiones construidas por Charlie I para cada pionero en Crown Street, la calle más cercana al Castillo de Plata.

 

Era costumbre en esos días que los pioneros se quedaran en sus propios feudos a menos que tuvieran consultas con el Rey en la capital.

 

Setecientos años después, todos los pioneros (con la excepción de uno que acababa de regresar de la muerte), ya habían muerto. Sin embargo, todas las casas de Crown Street conservaron su fachada desde entonces, e incluso la Corona financió renovaciones y reparaciones durante setecientos años para asegurar su existencia permanente durante los años venideros.

 

En realidad, se habían convertido en una especie de fósil viviente, sólo que estos fósiles vivientes todavía estaba habitados por personas, por los descendientes aún vivos de los pioneros, que habían heredado el patrimonio y las pertenencias de sus ancestros.

 

Es decir, con la excepción del Clan Cecil, desde el nacimiento del talentoso Grumman Cecil, el 4 Crown Street había sido absorbido por la Corona…

 

“4 Crown Street…” El funcionario de la recepción tartamudeó: “Eso en efecto ya no existe, pero ha sido renovado muchas veces…”

 

“Oh, eso es seguro. Después de todo, es sólo una mansión, que no es tan robusta como un castillo.” Gawain sonrió. “Pero como ha sido renovada, debería estar bastante bien conservada ahora mismo, ¿no? No será un problema para mí quedarme ahí, ¿verdad?”

 

“Por supuesto que no…” El funcionario de la recepción estaba a punto de decir que tenía que consultar al Rey antes de decidir, pero no se atrevió a decir las palabras después de mirar la espuria sonrisa de Gawain. “Pero…”

 

“Lo sé, ha sido absorbida por la Corona, ¿verdad?” Gawain no quiso poner a un simple recadero en un aprieto, y se ofreció como voluntario, “Pero he oído que nadie se está quedando ahí ahora, de hecho, nadie se ha quedado ahí durante cien años, ¿verdad?”

 

“Eso es correcto. Después de todo, el difunto Rey dejo atrás… muchas cosas atrás, que nadie se ha atrevido a llevarse. Además, hasta hoy, nadie es elegible para heredar nada de él, así que el 4 de Crown Street sigue vacante.”

 

Gawain continuó sonriendo. “Ya que no hay nadie que herede el lugar, no debería ser un problema para mí volver a quedarme en mi casa por una noche, ¿verdad?”

 

“No es ningún problema en absoluto.” El oficial de recepción recordó la orden que el Chambelán del Rey le había dado y sólo pudo asentir. “Entonces, por favor espere, su Excelencia. Lo llevaré ahí…”

 

“No hay necesidad. Todavía recuerdo el camino a mi casa.” Gawain agitó una mano. “Puedes volver y decirle al Rey que lo visitaré puntualmente en el castillo mañana al mediodía.”

 

Luego dio la vuelta a su caballo. Antes de irse, incluso le dio una palmadita en la cabeza a Rebecca. “Niña boba, vámonos.”

 

Fue entonces cuando Rebecca se sobresaltó. “¿Ah? Lord Ancestro, ¿no nos quedaremos en el castillo hoy?”

 

“¿Qué tiene de grandioso el castillo? El año que erigimos el castillo, le dije a Charlie que la tierra que eligió para construirlo no era buena. Al final, el techo se agrietó en su tercer año. Vamos, te mostraré donde solía vivir. Ahora, eso es un hogar”.

 

Mientras miraba la figura en retirada del espíritu-libre Gawain, el sudor frío que había estado hirviendo a fuego lento en su cabeza finalmente goteó. Entonces agarró a una persona a su lado y le ordenó, “¡Rápido, manden llamar a los druidas que pueden transformarse en pájaros! ¡Vayan al 4 de Crown Street y dense prisa con los preparativos!”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x