Espada del Amanecer — Capítulo 14

Capítulo 14 – Mago Salvaje

 

EZ: 14/15


En el reino de las sombras.

 

Gawain no sabía lo que las actuales naciones humanas entendían sobre el reino de las sombras, pero dentro de sus recuerdos heredados, encontró que el Imperio Gondor, hace más de setecientos años, había hecho bastantes investigaciones en esta área. Los eruditos, que estudiaron hasta su vejez, estudiaron esos aburridos libros y datos todo el día. Observaban atentamente la regla de las redes que estaba pegada en el pozo mágico para inferir cómo era realmente el mundo, y tenían un modelo clásico usado para describir las “capas” del mundo.

 

En este modelo clásico, los estudiosos creen que el mundo estaba dividido en varias “capas”, de las cuales la capa superior era el reino físico más estable. Todo dentro del reino físico se adhería a leyes de comportamiento con las que se podía interactuar y observar fácilmente, y también era la capa donde vivían la mayoría de las criaturas. La capa debajo del reino físico era el reino de las sombras al que la mayoría de los humanos no podían acceder directamente. El reino de las sombras era un reflejo retorcido del reino físico. Los humanos normales no podían acceder directamente a él y observarlo, pero podían sentirlo y medirlo usando las habilidades mágicas y espirituales. La capa debajo del reino de las sombras era el reino de las tinieblas, que era un área aún más incorporada y secreta, un reflejo del reino de las sombras. Era tan inaccesible que no se podía alcanzar con ningún poder mágico o espiritual. Algunos magos afortunados atraparon algunas criaturas del reino de las sombras que tenían la inteligencia básica para comunicarse y especularon la existencia del reino de las tinieblas de acuerdo con las pequeñas palabras que podían hacer de esas criaturas.

 

Y había algunos eruditos aún más radicales que extendieron este modelo clásico. Creían que podría haber una capa más profunda debajo del reino de las tinieblas. Pero esa capa pertenecería al reino de los dioses, un reino, el “Origen”, creado por el dios de la creación cuando creó este mundo, un área donde los mortales no podrían estudiar.

 

Según lo que entiende Gawain, este modelo era como capas de papeles kraft translúcidos. La realidad era lo que se veía desde el frente. Y las sombras de esta realidad se proyectaban en las capas de papel que había detrás. Cuanto más atrás estaba la capa, más borrosa y deformada se volvía.

 

Él y Amber estaban ubicados detrás del primer trozo de papel, el reino de las sombras.

 

Incluso la segunda capa ya era un lugar que la mayoría de los humanos nunca habían pisado.

 

Él estaba lo suficientemente perspicaz como para no preguntarle a Amber cómo tenía la capacidad de entrar en el reino de las sombras en ese momento. Además, a juzgar por lo que Amber dijo antes, era la primera vez que entraba en un lugar tan profundo, por lo que probablemente no obtendría ninguna respuesta de ella.

 

Todavía había muchos secretos de este mundo que valía la pena explorar y muchas cosas no podían ser comprendidas colgando en el cielo durante mucho tiempo.

 

Una simple conclusión llevó a Gawain a creer que seguir los pasos de Betty sería su única forma de avanzar.

 

Pero antes de dejar este lugar, miró hacia atrás con inquietud. Heidi, Rebecca y las demás seguían ahí de pie en ese estado de “muñecas de cerámica”. Sus cuerpos reales se estaban defendiendo del ataque de los Espectros de Niebla en el mundo real, pero en el reino de las sombras, estaban atrapados en ese instante en que fueron atacados. Y la niebla negra que penetraba desde el suelo continuó desintegrándolos.

 

Afortunadamente, a juzgar por la velocidad a la que la niebla los corroía, todavía les quedaba algo de tiempo.

 

“Quizás esta sea la verdadera forma de los Espectros de Niebla”. Amber miró en la dirección de la mirada de Gawain, sacudió la cabeza y dijo: “¿Cuánto crees que deberíamos pedir si fuéramos a vender este descubrimiento a la Asociación de Místicos o a la Asociación de Astrólogos?”

 

“Te obligarán a beber pociones, te atarán un cristal de grabación a la cabeza, te harán un hechizo de rastreo y te lanzarán al reino de las sombras para que seas su exploradora”, Gawain puso a Amber en blanco(por el shock). “Sigue adelante. Tenemos asuntos que atender. “

 

Mientras Amber seguía a Gawain, continuó divagando: “Pero puedes aparecer personalmente, ¿verdad? Como padre fundador de Anzu, no te darían pociones, ¿verdad?”

 

“¿Qué piensas?” Gawain se burló. “Estaban felices de colgarme en la pared, escribirme en los libros y ponerme en la mesa. Incluso el rey estaba dispuesto a llevar a toda su familia a darme un ramo personalmente y darse tres días de vacaciones. No tenía ningún riesgo, y le daría una reputación también. Pero si descuben que este ancestro realmente ha salido del ataúd, me temo que la primera reacción de la gente que me puso ahí querría empujarme de nuevo al ataúd, y luego clavar doscientos clavos en todas las direcciones. Si fueran un poco más despiadados, probablemente vertirían plomo fundido en mi boca… “

 

Amber estaba estupefacta. “¿¡Por qué!?”

 

Gawain miró a esta mitad-elfo que no podía entender el punto, y le respondió irritado, “¡¡Porque en tres días las tumbas que barren el país desaparecerían!!”

 

Dicho esto, Gawain avanzó a pasos agigantados, dejando atrás a Amber, que finalmente volvió con una respuesta: “¡Espera un momento! ¡Te equivocas! ¡No se tomarán vacaciones cuando barran tu tumba! ¡Sólo cuando ofrecen sacrificios a los reyes fundadores! Murieron antes de tiempo, así que supongo que no saben…”

 

Gawain casi cayó de cabeza al suelo. (EZ: bueno no entendí la idea detrás de todo lo anterior)

 

Pero aunque disipó la idea de Amber de vender información sobre el reino de las sombras, Gawain tenía su propio plan. Estaba lleno de curiosidad sobre este reino de las sombras, o quizás… estaba muy curioso sobre este mundo entero.

 

Por lo tanto, quería entender todo sobre este mundo.

 

Las huellas no llegaron muy lejos.

 

Tal vez esta era una característica especial del reino de las sombras. La forma de juzgar la distancia a la que estaban tan acostumbrados en el reino físico no era muy efectiva aquí. Gawain y Amber sólo habían caminado una corta distancia siguiendo las huellas cuando una casa de madera apareció de repente ante ellos.

 

La casa de madera era pequeña y estaba desgastada. Debe haber estado por aquí durante mucho tiempo. Pudo ver que alrededor de la casa de madera había un círculo de vallas dañadas. De lo que quedaba de la valla, apenas podía servir de protección. Entonces, en la esquina de la casa, Gawain notó el color.

 

Era el color del musgo, que era muy llamativo en este mundo monocromático. A medida que pasaba el tiempo, la pequeña mancha de color se desvanecía rápidamente.

 

Las huellas de Betty continuaron hasta la puerta de la cabaña.

 

Amber sacó su pequeña daga y apuntó nerviosamente delante de su pecho: “Más tarde, señor, puede usar su Descenso Celestial y entrar corriendo a cortarlo todo. Lo apoyaré por detrás…”

 

Gawain pensó por un momento, y contuvo su impulso de agarrar a Amber por el cuello y arrojarla para despejar el camino. En su lugar, con una mano en el mango de la Espada de los Pioneros, empujó cuidadosamente la gran puerta gris con la otra mano.

 

Pero no hubo ningún ataque.

 

La casa de madera era una casa ordinaria, vieja y destartalada, como una vieja foto monocromática.

 

Pero había alguien adentro.

 

Un hombre con una barba despeinada y con una bata destartalada se sentó detrás de una mesa cuadrada en medio de la casa de madera. Se veía tan demacrado que Gawain no podía decir su verdadera edad. Detrás de este hombre había dos estantes de madera llenos de botellas y tarros y una vieja mesa de alquimia.

 

Los aparatos necesarios para los experimentos de magia estaban por todas partes en la habitación, pero estaban todos apilados con otros trastos. Cualquier mago normal probablemente querría llorar al ver una escena tan miserable.

 

El hombre detrás de la mesa cuadrada miró hacia arriba en dirección a Gawain, y le dio una dura sonrisa. “Ah, invitados. Ha pasado mucho tiempo desde que alguien visitó mi laboratorio. ¿Y hay dos de ustedes?”

 

Amber asomó la cabeza por detrás de Gawain. La chica mitad-elfo mostró una expresión cautelosa: “¿No estamos… peleando?”

 

Gawain no sacó su espada, pero no mantuvo su mano demasiado lejos del mango. Manteniendo su disposición para atacar en cualquier momento, entró en la casa de madera. “Estamos pasando, buscando a una persona. Es una chica de unos quince o dieciséis años, y lleva una cacerola…”

 

Sin embargo, el hombre detrás de la mesa parecía no haber oído lo que dijo Gawain. Sólo sonrió suavemente y asintió levemente con la cabeza. “Por favor, tomen asiento. Annie está preparando el almuerzo. No hay lugar para descansar en lo profundo del viejo bosque. Si no les importa, quédense a comer”.

 

“¿Annie?” Gawain preguntó instintivamente.

 

“Es mi hija”. El hombre sonrió. “Es una chica muy agradable”.

 

Entonces una chica exclamó desde el costado: “¿Lord?”

 

Gawain miró en la dirección de la voz y vio a Betty mirando sorprendida mientras estaba de pie junto a una pequeña puerta en la esquina de la casa de madera.

 

“¿Betty? Es genial que estés bien”. Gawain inmediatamente dio un suspiro de alivio. “Estoy aquí para llevarte de vuelta”.

 

Sin embargo, Betty meneó la cabeza débilmente, y el hombre detrás de la mesa cuadrada miró a la joven, preguntando suavemente, “Annie, ¿está listo el almuerzo?”

 

Betty asintió obedientemente. “Estará listo pronto, padre”.

 

La joven se dio la vuelta y volvió a la cocina. Gawain y Amber intercambiaron miradas. Al confirmar que el hombre extraño detrás de la mesa cuadrada no respondía, la siguieron.

 

Betty estaba cocinando en la cocina. Usando su precioso sartén, las llamas blancas y pálidas bailaban en la cocina, y en la sartén había salchichas que se estaban friendo y hacían sonidos chisporroteantes.

 

La preocupación de Amber era extraña. “¿Puedes incluso cocinar en el reino de las sombras?”

 

“¿Qué está pasando?” Gawain se acercó a Betty y le preguntó en voz baja.

 

Por el comportamiento de la joven, pudo ver que no había sido sometida a hechizos como el de control mental, pero se quedaba aquí para cocinar a su elección. Y estaba llamando “Padre” al hombre extraño de afuera. Eso sí que era bastante extraño.

 

“Yo tampoco lo entiendo del todo”. La cara de Betty estaba tan confundida como siempre, “Pero el hombre de afuera parece tratarme como a su hija…”

 

Los ojos de Amber se abrieron ampliamente. “¿Así que lo tomas como tu Padre tan obedientemente?”

 

Betty agitó la cabeza. “Es muy lamentable… así que quise cocinar para él antes de irme.”

 

Gawain y Amber se miraron.

 

Entonces Betty de repente metió la mano en el bolsillo de su falda de maid, sacó un viejo cuaderno y se lo dio a Gawain.

 

“Lord, esto es… el hombre me lo dio. No entiendo muchas cosas aquí, pero debería ser capaz de leerlo.”

 

Gawain tomó el cuaderno, que no era muy grueso, y rápidamente hojeó las últimas páginas de notas.

 

Amber curiosamente inclinó su cabeza hacia adelante, “¿Qué? ¿Qué? Déjame ver… ¿fórmulas mágicas? ¿Secuencia de runas?”

 

La chica mitad-elfo, confundida por los complicados símbolos y cálculos, miró estupefacta a Gawain. “¿Así que ese extraño anciano es en realidad un mago?”

 

“Estrictamente hablando, es un mago salvaje.” Gawain enroscó el cuaderno y golpeó la cabeza de Amber con él. “¿Y no se notaba el momento en que entró por la puerta y se vieron tantos equipos experimentales mágicos?”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x