Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 06 – Capítulo 17


Capítulo 17 – Dim Sum y la Niña Extranjera Parte Final

 

Los humanos viven comunicándose con palabras. ¿Qué tan inconveniente sería si eso no se puede hacer?

 

Ellas estaban sintiendo esto actualmente.

 

“Ummm, tu nombre, ¿cómo te llamas?”

 

Fue Yao quien le habló a la niña con inquietud. Estaba agachada, a la altura de los ojos de la niña extranjera. La niña sólo ladeó la cabeza con una mirada inocente. No podía hablar en absoluto. El hecho de que pudiera captar las palabras de Yao, hacía parecer que podía oír, pero no podía hablar en absoluto.

 

(Sabríamos de qué país es la niña si dice algo.)

 

No pronunció ni una sola palabra.

 

Yao, al ser la que se había metido, intentaba de alguna manera averiguar la identidad de la niña, pero parecía muy confundida. De vez en cuando, miraba hacia Maomao y En’en.

 

(Deberías ayudarla.)

 

En’en, su subordinada, estaba estudiando las acciones de su maestra.

 

Ella siempre pensó que En’en era siempre la fiel subordinada de Yao, pero Maomao notó que era un poco diferente. La dama de la corte tenía a Yao en gran estima, y su trabajo como subordinada era perfecto, pero…

 

(Es algo retorcida…)

 

Esa era la opinión de Maomao.

 

Era bastante lindo que la dama de la corte quisiera intimidar un poco a la otra y más o menos no.

 

Así que En’en siguió observando la expresión problemática de Yao hasta que estuvo satisfecha de esto.

 

Por supuesto, si seguían a este ritmo, se les acabaría el tiempo libre, así que Maomao iba a ofrecerse, cuando En’en intervino.

 

“Yao-sama, no creo que entienda nuestro idioma, así que yo me haré cargo.”

 

“En’en, por favor”. Yao parecía aliviada. Parecía agradecida hacia En’en, pero el problema era que esta En’en estuvo meneando su trasero disfrutando todo el tiempo que estuvo viendo a Yao en el lugar.

 

(La ignorancia es como sea.)

 

Maomao miró a las dos con los ojos entrecerrados.

 

En’en le preguntó a la niña su nombre en un idioma extranjero. Aunque dijo idioma extranjero, había varios tipos. Lo que Maomao podía hablar con dificultad era sólo el idioma Sha’ou. Si era para leer y escribir, también podía entender el idioma que era más occidental. Pero como al final todo esto fue autodidacta, no tenía confianza en su pronunciación.

 

El en’en tampoco era muy diferente al Maomao, diciendo sólo lo que había aprendido, así que también le hablaba lentamente a la chica. Pero la niña que estaba ladeando la cabeza abrió ampliamente los ojos y saltó de arriba a abajo. Aparentemente, ella la entendió.

 

“Parece ser una niña de Sha’ou”.

 

Irene tenía cabello rubio y ojos azules, pero eso no significaba que todos los de Sha’ou tuvieran el pelo y ojos de colores brillantes. Los colores oscuros se transmiten más fácilmente de padres a hijos, así que parece que, naturalmente, el negro y el marrón serían comunes.

 

“¿Ella te entendió? Pero, su nombre…”

 

La chica no puede hablar en absoluto. Sólo se golpeteaba la garganta e hizo formas/gestos con sus manos.

 

“¿Podría ser que no pueda hablar?”

 

“¿No puedes hablar?” Maomao le preguntó en lengua Sha’ou, y la chica hizo un círculo redondo con sus manos.

 

“Si ella no puede hablar…” Maomao tomó un palo del suelo y escribió caracteres en el suelo. Y luego le pasó el palo a la chica.

 

“¿Puedes escribir tu nombre?”

 

Ante la pregunta de Maomao, la chica meneó la cabeza. Por alguna razón, hizo un dibujo. Parecía una flor, pero no sabía qué tipo de flor era.

 

“…tampoco parece que pueda escribir.”

 

“¿Qué debemos hacer?” Yao preguntó.

 

“Eso es lo que quiero preguntar”, respondió Maomao.

 

Desde el principio, esto fue causado por Yao, que se metió sin pensarlo. No obstante, la dama de la corte puede que tenga un fuerte sentido de la justicia por lo que parece.

 

Yao hizo una expresión incómoda.

 

La chica sólo hizo dibujos en el suelo.

 

“¿Qué es esto?” Maomao dijo.

 

Era un dibujo que parecía un tazón con un mango.

 

“¿Podría ser comida?” En’en preguntó.

 

“¿Me pregunto de qué se trata?” Yao dijo.

 

La chica golpeó el dibujo con el palo.

 

“¿Podría ser que ella esté buscando esto?” dijo Yao, así que En’en preguntó a la chica en lenguaje roto, donde dibujó un gran círculo. Y luego les mostró la palma de su mano. Había una pequeña pepita de polvo de oro en ella.

 

“Esperen, ¿eso es…?”

 

Es pequeña, pero es de oro. Esto no es algo que se muestra fácilmente a los demás, Maomao cerró de inmediato la mano de la niña.

 

“Si tiene dinero, ¿podría querer decir que quiere ir de compras?” Maomao supuso eso.

 

“No creo que eso sea erróneo.”

 

Consiguió el acuerdo de En’en. Sí, Yao también lo afirmó.

 

“Pero entonces, no sabemos qué es eso, ¿verdad?” Maomao miró el dibujo. “¿Quieres este tipo de tazón?” preguntó.

 

La chica sacudió la cabeza.

 

Al menos, ella podría entender si el dibujo fuera mejor.

 

(Si ella fuera tan buena como Chou’u.)

 

No, no hay forma de evitarlo aunque ella dijera tal cosa. Es mejor considerar estos dibujos con su edad.

 

“Parece un poco de comida, pero ¿tenemos alguna otra pista?”

 

Ellas no estaban haciendo ningún progreso.

 

La chica miró hacia el canal. Los niños que se habían dispersado antes habían empezado a jugar junto al agua. ¿Qué están pescando? Maomao pensó eso, cuando atraparon un cangrejo de río. Si quitas el barro y lo cocinas, es delicioso.

 

No obstante, el cangrejo de río no era el objetivo de la niña; ella meneó la cabeza como si dijera que no era eso.

 

“No hay nada que podamos hacer, así que ¿volvemos por ahora? Los médicos de la corte podrían hablar con más fluidez”, dijo Maomao.

 

“Es cierto”.

 

Yao también se había dado por vencido, así que ella francamente estaba de acuerdo.

 

“Oye, ven con nosotros.” Yao tomó la mano de la chica. Como esta última ladeaba la cabeza, Maomao le explicó que iban a llevarla a personas que pudieran entender mejor el idioma.

 

Sin embargo, la niña sacudió la cabeza. Parece que quería decirles algo, pero como no podía articular palabras, no la entendieron. Sólo estaba haciendo dibujos en el suelo.

 

“¿Podría ser, por casualidad, un bollo al vapor?” Yao preguntó.

 

“Lo parece si tú lo dices”.

 

Sólo había dibujado un óvalo, así que era difícil de juzgar. Maomao y las demás ladearon sus cabezas, y la niña ladeó la cabeza como para decir que aún no entiendes…

 

“¿Podría ser esto una fruta?”

 

“¿Podría ser una manzana?” Yao dijo.

 

Como Yao había dicho, había una hoja en el tallo que atravesaba el círculo. Cuando miraban las otras cosas, no parecía que fueran frutas y pasteles. Entonces, ¿podría la imagen del tazón de antes ser un tazón con dim sum?

 

“No me digan…”

 

“¿Quieres dim sum?”

 

Ante la pregunta de En’en, la chica agitó sus brazos ampliamente. Parece ser eso.

 

Maomao abrió la bolsa que llevaba. Le mostró los pasteles que acababan de comprar. “¿No es esto?”

 

Yao y En’en también le mostraron sus bolsas, pero la niña sacudió la cabeza hacia arriba y abajo.

 

“Creo que tenemos casi todas las variedades disponibles.”

 

Pasteles horneados, pasteles al vapor, comida dulce, comida salada… realmente había muchos pedidos.

 

“Aunque lo que queda son las cosas de la tienda de al lado.” Maomao señaló la tienda mientras decía eso, y la chica saltó.

 

“¿Eh?”

 

No lo entendieron ahora, pero ella le dijo a la niña que irían a una tienda que vende dulces. Con eso, ella saltó aún más.

 

“¿Nos dice que la llevemos con nosotras?”

 

Aparentemente, así era.

 

¿Podría indicar que esa tienda tenía lo que ella quería?

 

Cruzaron el canal y se dirigieron a la tienda. Había un letrero en una de las casas privadas. Era algo lúgubre con la tienda cerrada.

 

La chica no podía leer aunque había un cartel. ¿Podría ser por eso que no lo sabía?

 

“¿Esto es una tienda de dulces?” Yao la enfrentó con ojos que sospechaban de todo.

 

“La tienda es un poco peculiar”, respondió Maomao.

 

Abrieron la puerta de la tienda deslizándola; el cliente anterior estaba ahí. En la tenue iluminación del interior de la tienda, había un cliente más el regordete propietario de la tienda. El cliente parecía ser una mujer, pero era bastante alta. Su tono de piel era también un poco oscuro.

 

(¿Una Extranjera?)

 

“¡Jazgül!” la mujer pronunció una palabra desconocida.

 

Poco después de que Maomao ladeara la cabeza, preguntándose de qué se trataba, la chica extranjera saltó hacia adelante.

 

“¡Jazgül! ¿A dónde fuisté?” Hablaba en un idioma extranjero. Parece que “Jazuguru” era el nombre de la chica.

 

“Ummm, parece ser su guardián?”

 

“Eso parece”.

 

Entonces, ¿cuáles eran los cuatro y ocho tipos de sufrimiento a los que estuvieron sujetas hasta ahora? Cayeron de espaldas.

 

Jazuguru las señaló e intentó decirle algo a la mujer.

 

“¿Podría sér que trejerón a Jazgül hásta aquí*?” Tenía acentos, pero entendieron sus palabras lo suficientemente bien. (EZ: las tildes de más son para simular el “acento” y las letras son de mi parte para “simular” un acento [pronunciado y entendible], si se siente raro díganlo y lo quito)

 

“Fue justo en este canal. Parecía querer pasteles…” Yao respondió.

 

En otras palabras, había sido llevada a la tienda de dulces y luego se perdió y no sabía dónde estaba la tienda misma. Pensar que estaba tan cerca.

 

“Lo siénto. Esta niña realmente quería ér sin importar qué”, explicó la mujer. Durante eso, el dueño de la tienda fue a buscar lo que ella había pedido. Revisó los estantes.

 

“Ahhh, esta tienda.” Lo entendió cuando vio el cartel de la tienda en el papel de envolver. El papel estaba hecho toscamente, pero era lo suficientemente bueno para envolver*. (EZ: *comida o con lo que traten)

 

“¿Qué es?” Yao preguntó.

 

“No, me di cuenta de que nuestra finca también tiene tratos con esta tienda”, respondió En’en.

 

Maomao miró las existencias que la tienda tenía y lo entendió. En lugar de comida cruda, tenían mucha comida seca.

 

“Bien, esto es todo lo que tenemos hoy, ¿está bien?”

 

“¿Geh!?” Cuando ella vio lo que el dueño de la tienda sacó, Yao gritó.

 

Hablando de lo que sacó, era un manojo de ranas secas. Las ranas fueron estiradas y secadas.

 

¿Podría ser que el niño reaccionara a la pesca de cangrejos en el canal pensando que estaban atrapando ranas? Y por eso estaba abatida.

 

(El tipo de rana es diferente, pero…)

 

Como es una rana que se usa en las golosinas de clase alta, es incomparable con las ranas de la nobleza.

 

(Ranas…)

 

Maomao recordó la cosa de tamaño decente que no tenía ni idea de si estaba bien llamarla rana presente en el rincón de sus recuerdos y sacudió la cabeza.

 

“¿E-, en qué se usan?” Yao preguntó.

 

(Probablemente en refrescante dim sum para el verano.)

 

El revestimiento de grasa de los órganos reproductivos de las ranas hembra que sólo están disponibles en una región es movedizo y delicioso. Yao debería saberlo claramente, pero…

 

(Es más feliz si no lo sabe.)

 

Claro que sí.

 

“Oye, es cierto que los extranjeros comen serpientes y ranas, ¿verdad?” Yao se aproximó para preguntarle a En’en. En’en respondió: “Es verdad”, pero fue muy descarado.

 

Pero cuando ella vio lo que la cliente extranjera compró, Maomao se preocupó. “Um…”

 

La rana seca era otro caso, pero se habían llevado todas las existencias de higos secos y granadas que fueron hervidas a fuego lento en azúcar de roca.

 

“¿Pueden dejar sólo un poco de higos?”, preguntó.

 

“Mis descúlpas. ¿Cuánto necesitás?”

 

Maomao le dijo la cantidad, y la cliente aceptó rápidamente.

 

“Si es de higo, están disponibles crudos esta temporada, así que podemos prepararlos cuando sea. Supongo que todavía queda un poco de tiempo para la granada”, dijo el dueño de la tienda.

 

“Muchas gracias”. La mujer le agradeció cortésmente al dueño de la tienda. Jazuguru también siguió su ejemplo bajando la cabeza.

 

Maomao vio lo que la mujer compró y entrecerró los ojos.

 

(Aunque quiero preguntar un poco.)

 

Ella hablaba por encima de la otra persona y además, con sus voces superpuestas, no sabía que podía transmitirlo correctamente, así que no habló.

 

La mujer envolvió la mercancía en un trapo y se puso de pie ante ellos.

 

“Estó no es mucho”. La mujer les presentó una tela blanca. La pasó por delante, una persona por cada pieza. “Ya que ustedes cuidarón de Jazgül.”

 

Después de decir eso, la cliente extranjera dejó la tienda. Cuando Maomao sintió la tela, terminó nerviosa. “¡Umm!”

 

“La mercancía fue preparada”.

 

Maomao iba a perseguirlos, pero el dueño de la tienda la llamó para que se detuviera. Cuando aceptaron la mercancía y dejaron la tienda, los dos extranjeros ya no se veían por ninguna parte.

 

“¿Qué pasa?” Yao preguntó.

 

“Es esto”. Maomao agitó la tela blanca que recibió. Se veía simple; había un pequeño bordado de una planta en el borde.

 

“Por la sensación de frescura, es seda, ¿verdad?” En’en dijo eso.

 

“Sí, es seda, pero ¿qué pasa con ella?” Ante la joven que respondió con indiferencia, Maomao extendió sus manos y meneó la cabeza.

 

“Yao-sama. Recibir un producto de seda por traer de vuelta a un niño perdido, en el mejor de los casos, es un regalo espléndido. En general”.

 

“E-, eso es verdad. También pensé eso.”

 

Sí, ella gradualmente entendió la adorabilidad de Yao. En’en levantó su dedo índice en un lugar donde Yao no pudo ver.

 

Se habían llevado todo en la tienda; eran personas que regalan artículos de alta calidad de un momento a otro.

 

(Son bastante ricos.)

 

Debí haberme acercado a ellos un poco más, suspiró.

 

“¿Podría ella tener alguna enfermedad ginecológica o algo así?” Preguntó Maomao.

 

“Ella sólo compró cosas para eso”. Parece que En’en tuvo el mismo pensamiento que ella.

 

Parece que Yao no se dio cuenta, miró a Maomao y a En’en con un poco de rabia.

 

En medio de eso, sonó la campana, indicando la hora.

 

“¡L-, la hora!”

 

Al darse cuenta de que ya es hora de que regresen, las tres no tuvieron más remedio que volver con todas sus fuerzas.

 

– mis pensamientos:

Hmm sí, los acentos son un poco raros, pero no se me ocurrió una mejor manera de hacerlo, así que… si alguien tiene una mejor idea lol. (EZ: simula un acento que te parezca raro en tu idioma, solo así se sentirá como acento)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 comentarios

Responder a Leizer5991 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s