Stop, Friendly Fire! Capítulo 40 – 1


<Capítulo 40: Saga del Héroe falso – 1>

 

EZ: Pueden Descargar el PDF desde el Indice ya esta listo para su descarga

1/3


[Parece que he satisfecho tu curiosidad.]

 

Zenon vio la expresión aliviada de Lee Shin Woo y dijo, su cara se iluminó un poco.

 

No podía entender ni la mitad de lo que Lee Shin Woo y su grupo estaban hablando, pero al menos podía decir que Lee Shin Woo estaba feliz ahora mismo. Como era feliz, Sinea también lo era. Al ver el flujo de emociones entre ellos, Zenon quedó aturdido.

 

“Sí, principalmente. Sé lo que necesito hacer de ahora en adelante”.

 

Ahora que lo piensa, desde que llegó a este mundo, Lee Shin Woo actuaba dependiendo de la situación y se centraba por completo en la supervivencia.

 

Había sido influenciado por la diosa y los no-muertos; aunque había construido una posición independiente para sí mismo a través de su impecable habilidad Actuación, no podía negar que esencialmente fue un actor actuando en el escenario de otra persona.

 

No obstante, había conseguido toda la información que necesitaba una vez que salió a la superficie. Ahora, estaba en pie de igualdad con los que estaban detrás del escenario. Era hora de que les pagara por toda la humillación que ha sufrido.

 

“Espera un minuto. Si te vuelves loco y hacer lo que te plazca es considerado ‘humillación’, entonces sólo puedo imaginarme lo que vas a hacer…”

 

“Zenon”.

 

Lee Shin Woo le había dado una orden a Rem, pero Jin no lo sabía, así que parecía estupefacta. Lee Shin Woo la ignoró, se dio la vuelta y miró a Zenon. Zenon los estaba observando en silencio, o más específicamente, a Lee Shin Woo y Sinea (quien se estaba aferrando a él). Entonces dijo.

 

“Gracias por ser tan amable de explicarnos todo esto, a pesar de que llegamos de pronto. Si hay algo que pueda hacer…”

 

[No… Estoy feliz de haber visto un espíritu y un contratista con una relación tan buena. Si hay algo que quiero, entonces es que te preocupes por esa señorita y no la descartes.]

 

“Hmm.”

 

Esas palabras eran innecesarias. No hay forma de que trate mal a Sinea, que le tenía un afecto ilimitado. Su relación no era el problema ahora mismo, sino el propio Zenon. Preguntó Lee Shin Woo con un tono más enérgico que antes.

 

“¿No quieres nada más?”

 

[Mm…]

 

Podría haber hecho lo que pidió ya que Zenon le había dado información tan valiosa, pero…. esto y aquello eran asuntos separados. Sus instintos de Joker no le permitirían a Zenon abandonar el escenario así.

 

“Debe haber algo que quieras, Zenon.”

 

Entonces, tuvo que ir a por ello. Empujaría a Zenon en la dirección que él quería que fuera.

 

[No te burles de mí. Prefiero no mostrar mis colmillos a los invitados.]

 

“Haha, qué broma. Tus colmillos ya están desgastados, ¿verdad?”

 

Zenon, que se había debilitado por la falta de un contratista, probablemente sintió satisfacción indirecta al presenciar a Sinea y Lee Shin Woo. ¿Pero eso era todo? ¿La furia de perder al contratista se desvaneciera en letargo después de varios cientos de años?

 

[¿Qué has dicho?]

 

“Si no lo estuvieran, entonces no hay forma de que los que mataron a sus contratistas vivieran tan pacíficamente afuera.”

 

[….¡Tú!]

 

No hay manera. Cuando uno pierde a un ser querido, su ira puede pasar por un corto tiempo, pero nunca se desvanecería por completo. La razón por la que Zenon y el resto de los espíritus aquí estaban tan letárgicos era porque no tenían suficiente leña para alimentar el fuego. Su ira se reavivaría con un poco más de combustible.

 

“Mientras ustedes trabajaban duro aquí, incapaces de vivir o morir, los humanos en la superficie han vivido pacíficamente, han tenido hijos y han avanzado en su civilización. Si. Viven sin vergüenza, los humanos que mataron a sus seres queridos”.

 

[Suficiente, Contratista de la Dríada. Basta de provocaciones inútiles. Para aquí…]

 

“¿Lo sabes? Incluso ahora, el Emperador ha extendido golems por todo el Imperio y les ha ordenado que atrapen y maten a cualquier espíritu recién nacido. Si no me crees, entonces puedo atrapar uno para ti y mostrártelo”.

 

[¡Cállate!]

 

Zenon no podía aguantar a Lee Shin Woo, quien ignoró su advertencia y dijo lo que le pareció y arrojó llamas. Sin embargo, Lee Shin Woo bloqueó su ataque simplemente desenvainando la gran espada atada a su espalda.

 

Aunque Zenon había perdido a su contratista, seguía siendo un espíritu de nivel 7. Pero Lee Shin Woo lo había bloqueado con un simple movimiento!

 

[¡¿Imposible?!]

 

“Miré a través de todos los recuerdos que todos ustedes me han mostrado. Estaban tan claros que se sentía como si hubiera ocurrido ayer. Pero… ¿creen que los humanos que trataron de eliminarlos los recuerdan? ¿Serían capaces de reconocer a aquellos a los que pisotearon tan cruelmente, ya sean espíritus o sus contratistas? ¿Qué piensas?”

 

[¡Has ido demasiado lejos, Humano!]

 

Entonces, el Manantial de los Espíritus ardió una vez más. No fue sólo Zenon. Los espíritus dispersos irradiaban luz y rodeaban a Lee Shin Woo y a su grupo.

 

[No lo hagas.]

 

[No lo digas.]

 

[¡Humano!]

 

Quería decir que ahora estaban llenos de vigor, pero sus ojos no mostraban una energía tan pura. Su odio y resentimiento reprimidos estaban forzando a sus cuerpos a moverse. Lee Shin Woo miró a su alrededor, presenciando su envolvimiento; decenas se convirtieron en centenares, y los centenares en miles. Entonces, se rió sin miedo.

 

“Están demasiado asustados para luchar contra sus enemigos, y aún así me muestran sus colmillos, alguien que está tratando de ayudarlos. Sólo son ratas que ya han escapado de un campo de batalla una vez. No importa cuántos de ustedes se reúnan, no pueden vencer a un tigre”.

 

[Dije, ¡cállate!]

 

Zenon sacó cada centímetro de su magia y los otros espíritus le siguieron, enfocando toda su magia en Lee Shin Woo. Sinea estaba lista y rápidamente formó un muro de madera, pero no pudo detener a miles de espíritus por sí sola.

 

[Kyaa!]

 

“Está bien, Sinea. Gracias.”

 

La pared se derrumbó instantáneamente, y el concentrado hechizo, compuesto de varios elementos, aniquiló a Lee Shin Woo y su grupo…. o eso parecía.

 

[….no está muerto?]

 

[Está absorbiendo nuestra magia.]

 

[No es humano.]

 

[¡¿Cómo está…?!]

 

“Hoo”.

 

Lee Shin Woo se adelantó para que su grupo permaneciese ileso, y atrajo toda la magia de los espíritus hacia él.

 

Primero, activó todas las resistencias elementales que había entrenado hasta ahora; podía bloquear la mayor parte del daño con sus resistencias. Luego, usó su habilidad absorción nivel 8 para ocuparse del resto.

 

Como Zenon estaba en nivel 7, a pesar de estar debilitado, Lee Shin Woo no fue capaz de absorber completamente su ataque y se vio obligado a usar su gran espada para defenderse. Pero incluso después de recibir miles de ataques de los espíritus, el cuerpo de Lee Shin Woo… No, ni siquiera su armadura fue dañada en lo más mínimo. Aunque siguieran atacándolo, el resultado sería el mismo. Era el peor oponente que podían haber enfrentado.

 

“Como pensé, están demasiado débiles. Ni siquiera pueden considerar vengarse si son tan débiles. Por supuesto que te darías la vuelta y huirías. Se han escondido durante decenas de años…. Ah, en realidad son cientos de años, ¿no?”

 

[¡Bastardo!]

 

Lee Shin Woo eligió las palabras que más le dolían y Zenon, incapaz de aguantarle, atacó físicamente esta vez. Sin embargo, no hay manera de que Lee Shin Woo perdiera ante un espíritu que se había estado pudriendo durante cientos de años cuando poseía habilidades de combate de tan alto rango.

 

“Ha.”

 

[Kueok!?]

 

Fundamentalmente, el cuerpo de un espíritu era bastante rápido. Además, estaban en un mundo creado por los espíritus! La carga de la salamandra era a la vez poderosa y rápida, como la lava saliendo de un volcán. Pero Lee Shin Woo movió su cuerpo con facilidad y lo evitó, como si supiera cómo atacar de antemano.

 

Inmediatamente después, levantó su gran espada lo más alto posible. Zenon fue dejado completamente abierto por su carga, así que Lee Shin Woo lo golpeó en la cintura y lo empujó al suelo. Lee Shin Woo había dominado completamente a Zenon con una simple maniobra.

 

“¿Te sientes mejor ahora? ¿O quieres un poco más?”

 

[Keuk…]

 

“Sí, debes estar muy enfadado. Lo sé.”

 

[¡Qué sabrás tú…!]

 

Una vez que Zenon se dio cuenta de que era mejor que él, su voz se debilitó. Parecía que los otros espíritus estaban conmocionados por la abrumadora fuerza de Lee Shin Woo, mientras se encogían como Zenon.

 

Qué patético. Pensó en su ataque total como un bebé herido que se estaba poniendo furioso; con eso en mente, fue atormentado por una conciencia (inexistente)* cuando pensó en hacer lo que quisiera con ellos. Pero como no tenía conciencia, el sentimiento desapareció poco después. (EZ: XD)

 

“No, lo sé. Tú mismo lo dijiste. Que todos los espíritus aquí son de ese día. Así que es natural que todavía sientas la rabia que sentiste ese día. Lo entiendo. Y lo que es más importante, tu pregunta es extraña. Intentabas desesperadamente transmitirlo para que yo pudiera entenderlo. ¿Estoy equivocado?”

 

[Keuk, Heueuk…]

 

…¡Ah, está empezando a llorar! Realmente es un bebé grande! Lee Shin Woo se preguntó si debía seguir adelante o consolarlo, pero entonces, los otros espíritus también comenzaron a llorar y el corazón de Lee Shin Woo se endureció.

 

No tenía sentido atormentarlos más. Si lo hiciera, se deprimirían más y ya no podría hablar con ellos. Ahora era el mejor momento para ‘probar’ lo sincero que era.

 

“Zenon, ni el Príncipe Heredero ni los magos que intentan matarte están aquí. Puedes ser honesto conmigo.”

 

[…aunque sea honesto, no hay nada que pueda hacer. No puedes hacer nada, así que, ¿qué podemos hacer?]

 

“Tienes razón. Ustedes son tan débiles que no pueden hacer nada por su cuenta. Supongo que podrían hacer palomitas de maíz y ver el Imperio Mágico desde su esquina”.

 

[¿¡Entonces qué hay de ti!?]

 

“Sin embargo.”

 

Ya era hora.

 

“Puedo darte una oportunidad.”

 

De vender algo de medicina.

 

[¿Qué va a hacer un solo humano?]

 

“Soy un humano que detuvo un ataque de miles de espíritus. También soy capaz de transformarme en un espíritu, y honestamente, no he sido humano desde hace mucho tiempo. Te he enseñado mucho, ¿verdad? Ahora, si lo consigues, entonces empecemos de nuevo.”

 

Medicina demasiado peligrosa para que los niños la ingieran.

 

[….Incluso si asumimos que eres tan poderoso, es demasiado para nosotros. Como tu dijiste, no fuimos capaces de proteger a nuestros contratistas; sólo somos perdedores que sólo se preocupan por nuestra supervivencia. A pesar de que han pasado cientos de años, ¡todavía estamos atrapados en ese día!]

 

“Pero quieren vengarse, ¿verdad?”

 

[Eut.]

 

Una vez ingeridos, no podrían volver a ser como eran; una medicina llena de mentiras.

 

“Quieres devolvérselo, ¿verdad? Quieres dar a esos humanos, que los hicieron sufrir, sus justos postres, ¿no es así?”

 

[…]

 

“Dilo”.

 

[…Si.]

 

Gulp.

 

Oyó el sonido de Zenon bebiéndola.

 

[Quiero vengarme.]

 

[Quiero matar a esos humanos.]

 

[¡Quiero vengarme por mi amado contratista!]

 

[¡Quiero que sientan lo que nosotros sentimos…!]

 

[¡Quiero que sufran eternamente!]

 

No fue sólo Zenon. También escuchó las débiles voces de los otros espíritus. Al principio, eran tibios, pero poco a poco se fueron haciendo más y más ruidosos. Tanto es así que las voces de los espíritus resonaron a lo largo del Manantial de los Espíritus.

 

[¡Quiero matarlos a todos!]

 

[¡Quiero venganza! ¡De todos los humanos!]

 

[Odio a todos los que nos robaron nuestra felicidad y luego disfrutaron descaradamente del mundo como si fuera suyo.]

 

[Quiero que sientan todo mi dolor. ¡No, más que eso!]

 

[Venganza…. Quiero venganza…!]

 

Mm, qué honestos y buenos chicos son. Una delgada sonrisa apareció en la cara de Lee Shin Woo. Jin pensó ‘aquí va otra vez’ y suspiró, mientras que Sinea no pudo evitar sentir su corazón latiendo con fuerza al ver a Lee Shin Woo dominar a miles de espíritus.

 

“Ahora, dímelo de nuevo. ¿Qué quieres, Zenon?”

 

[Yo… No, nosotros…]

 

preguntó Lee Shin Woo, y esta vez, la voz de Zenon no vaciló.

 

[¡Queremos vengarnos de los humanos que nos hicieron sufrir!]

 

“Bien. Yo los ayudaré. Hemos establecido un contrato”.

 

Una vez que Lee Shin Woo pronunció esas palabras….

 

El Manantial de los Espíritus comenzó a iluminarse.


Anterior | Indice | Siguiente

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s