Súper Gen Divino – Capítulo 566: Una Criatura como Mascota


Séptimo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Sorprendentemente, el camino hacia el Refugio El Demonio fue relativamente fácil. Han Sen hubiera querido matar algunas criaturas en el camino, pero no había tenido la oportunidad debido a que los evolucionados contratados para proteger la caravana llegaron primero a los monstruos.

Era la primera vez que Han Sen veía un refugio de la realeza propiedad de los humanos. El refugio en sí tenía unas pocas docenas de millas de largo y estaba rodeado de bosque. Estructuras construidas de madera estaban por todas partes, pero era diferente saber lo que se podía esperar. Ciertas estructuras de madera eran edificios de diez pisos de altura, y se veían místicos e imponentes. Alrededor de la ciudad, se podían ver antiguos árboles que alcanzaban el cielo a cuarenta metros de altura.

“Una ciudad de madera como esta… es todo un peligro de incendio.” Han Sen habló para sí mismo.

“La madera del Refugio El Demonio no es cualquier madera ordinaria, porque no se puede quemar.” Se rió el hombre de mediana edad.

Al entrar en el Refugio El Demonio, Han Sen se separó del grupo de comerciantes. Observó a su alrededor, tratando de localizar tiendas que comerciaran con los espíritus de la bestia que buscaba.

Era realmente un refugio de la realeza, ya que las tiendas que vendían espíritus de la bestia estaban por todas partes e incluso había ciertas calles dedicadas al comercio. Otras tiendas incluso ofrecían una o dos espíritus divinos de la bestia como producto de primera calidad para acompañar sus productos principales.

Han Sen sólo tuvo que buscar en cuatro tiendas antes de encontrar un espíritu divino de la bestia. Desafortunadamente para él, era una espadón, lo que la hacía inadecuada para su doble habilidad.

“Así es como debería ser un refugio humano.” Suspiró Han Sen, pensando que su madre era bastante afortunada. Cuando entró en la segunda zona de El Santuario de Dios, fue enviada a un refugio de la realeza dirigido por humanos, a diferencia de Han Sen.

Los precios de los espíritus de la bestia eran bastante justos, y no muy diferentes a los de la primera zona de El Santuario de Dios. Los espíritus divinos de la bestia eran entre un cincuenta y un cien por cien más caros, y eso hacía que los precios fueran también aceptables.

Para encontrar el espíritu de la bestia de tipo espada que buscaba, Han Sen se aseguró de examinar las ofertas de cada tienda de espíritus de la bestia en la que pudo entrar. Finalmente, llegó a una tienda llamada ‘Bestias Preciosas’ y encontró que contenía una espada que le gustó inmediatamente.

Desafortunadamente, era una muestra, y el dueño de la tienda le dio a Han Sen un catalogo de espíritus de la bestia. Era uno de color, proporcionado por la Alianza. Había mucha información sobre la espada que quería, y el catalogo incluso ilustraba el monstruo del que provenía.

Era una espada antigua de cobre y púrpura, y su cuerpo era rojo y púrpura. Se veía bastante delicada, y la hoja estaba grabada con numerosas tallas místicas. Era bastante hermosa, sin nada amenazador en su apariencia. La espada en su totalidad tenía alrededor de cuatro pies de largo.

La espada era más larga que la espada espíritu de la bestia Rey Serpiente de hielo de Ojos Plateados, y también ligeramente más ancha. Sus apariencias eran casi polos opuestos, ya que la espada antigua de cobre púrpura parecía bastante justa, contra la espada Rey Serpiente de aspecto malévolo.

Teniendo en cuenta todo lo relacionado con su apariencia, Han Sen la consideró adecuada para su habilidad dual. Inicialmente era una habilidad que requería de dos personas para ejecutarla, pero Han Sen la modificó y la transformó en una que podía ser usada por él mismo. Esta era perfecta para su mano derecha, mientras que la otra era perfecta para su izquierda.

Tener a los justos y a los malvados trabajando juntos maximizaría la eficiencia de la habilidad de la espada dual.

El catalogo decía que la espada antigua de cobre púrpura provenía de una bestia mascota. Su apariencia no era muy diferente a la de un león de cobre, con escamas púrpuras. Su rostro tenía porte y misterio, y su nombre formal era Antigua Bestia Mascota.

“Jefe, ¿por qué vendería esta espada espíritu antigua bestia?” Han Sen señaló a la Bestia Mascota en el catalogo.

“Lo siento, pero ese es un producto de primera calidad de la tienda. Por esto, sólo podemos intercambiar.” El dueño tenía una voz suave, pero el toque de jactancia endulzó sus palabras.

La espada espíritu Antigua Bestia Mascota había tenido numerosos compradores potenciales, pero el dueño nunca había recibido una oferta satisfactoria. Se creía que el dueño rechazaba deliberadamente cada oferta para dejar la Espada Antigua Cobre Púrpura allí en la tienda para atraer clientes potenciales. Por muy engañoso que fuera eso, funcionó, y los clientes acudieron en masa a la tienda debido a la vista de la espada, lo que la hizo comparable a un número de tiendas más grandes en el refugio.

El dueño, por lo tanto, veía el espíritu mascota como un amuleto de la suerte y no le gustaba venderla.

“¿Qué haría falta para intercambiarla con usted?” El dueño dijo que quería cambiar un espíritu de la bestia por un espíritu de la bestia, lo que coincidía con la idea inicial de Han Sen.

El entonces dueño frunció el ceño y miró a Han Sen, diciendo, “Por mi espada, sólo podría aceptar un espíritu divino de la bestia berserker a cambio. Además, tendría que ser un espíritu de la bestia tipo espada.”

“¿Qué hay de otros tipos de espíritus divinos de la bestia berserker?” Han Sen miró al dueño con curiosidad.

“No.” El dueño cerró la contraoferta inmediatamente.

Han Sen se dio cuenta de que el dueño no tenía ninguna intención real de vender la espada. Si alguien poseía una espada del espíritu divino de la bestia berserker, ¿quién en su sano juicio la cambiaría por una espada del espíritu divino de la bestia normal? Tal transacción no sería ni remotamente justa.

Han Sen pensó que era una gran pena que el dueño no tuviera intención de vender la espada, pero no estaba dispuesto a rendirse fácilmente. Hizo todo lo posible para convencer al dueño diciendo, “Me gustaría intercambiar mi espíritu divino de la bestia berserker con la suya, pero no tengo una que tenga la forma de una espada. ¿Podría al menos pensarlo?”

“Lo siento, pero esta espada debe ser cambiada por una espada de la bestia berserker.” El dueño sonrió irónicamente.

Pero el dueño pensó que Han Sen sabía que no estaba dispuesto a venderla, por eso dijo eso. ¿Quién sería tan estúpido como para hacer tal intercambio, después de todo? Pero tal vez fue sólo porque el espíritu divino de la bestia berserker de Han Sen no era muy popular, ¿por eso estaba dispuesto a cambiarla por la espada?

“Hermano, ¿estás diciendo que quieres cambiar un espíritu divino de la bestia berserker por esta espada?” Un hombre curioso había escuchado la oferta de Han Sen.

“Sí, pero el dueño no está dispuesto a hacer el intercambio.” Han Sen dijo, con un suspiro desesperado.

“¿De qué clase de espíritu divino de la bestia berserker estamos hablando? Si es conveniente, tengo un espíritu divino de la bestia.” Dijo el hombre.

“¿Es una espada espíritu divino de la bestia? Es una espada lo que necesito.” Dijo Han Sen.

“Sí.” Respondió rápidamente el hombre. Entonces invocó una espada de acero de aspecto helado. Desafortunadamente para Han Sen, era un espadón. Su cuerpo era ancho y su longitud excedía los cinco pies. No era el tipo de espada que Han Sen estaba buscando.

“Cual es tu espíritu de la bestia? Convócalo y déjame echarle un vistazo.” Sugirió el hombre.

Han Sen entrecerró los ojos. Aunque no planeaba hacer un intercambio por el espadón, aún así convocó al Toro Infernal que transformo su cuerpo.

Han Sen se transformó en un toro negro con grandes alas y cuernos gigantescos que sobresalían de su cabeza. Las bocas del hombre y del dueño se cayeron atónitos.

“¡Oh, mis días! Un espíritu divino de la bestia cambiaforma y que vuela!? ¿Realmente quieres cambiar este magnífico espíritu por una espada?” Dijo el hombre, con los ojos bien abiertos.

“Sí, ese es mi deseo.” Han Sen desconvocó el espíritu de la bestia y volvió a su verdadera forma.

“¡Intercambio, lo intercambio contigo!”” Gritó el hombre inmediatamente.

“¡Eh, señor, esta es mi tienda! Si quiere comerciar o hacer negocios con este hombre, debo pedirle amablemente que se vaya. Puede hablar con él una vez que haya dejado mi tienda.” El dueño corrió desde detrás del mostrador y se interpuso entre el hombre y Han Sen, con una cara malvada y con el ceño fruncido.

“Dijiste que no querías intercambiar, no te he molestado.” Respondió el hombre.

“¿Quién dijo que no estaba dispuesto a intercambiar?” La cara del dueño estaba roja, y tuvo que forzarse a hablar. Ignoró al hombre y se volvió para sonreírle a Han Sen. Le dijo, “Señor, ¿no deseaba cambiar su espíritu de la bestia por mi espada antigua cobre púrpura? La cambiaré con usted. Sí, lo haré. ¡Lo haré ahora mismo!”

“Después de pensarlo, me he dado cuenta de que la oferta está muy sesgada en su beneficio. Esta es una increíble bestia divina berserker, después de todo.” Han Sen sonrió.

“¡Amigo, no lo escuches! Le daré un espíritu mutante de la bestia extra junto con el espadón.” Ofreció el hombre.

 

 


4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s