Súper Gen Divino – Capítulo 563: Cazando al Rey Serpiente


Cuarto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Wang Liang y los otros evolucionados admiraban mucho a Han Sen. Nadie de los que habían servido podía mandar con el talento que él tenía. Las batallas eran instantáneas, momento a momento, que se transformaban y cambiaban cada segundo. Comandar a la gente por adelantado de tal manera era notable, porque si alguien más hubiera dado las órdenes, para cuando los evolucionados hicieran lo que se les dijo, la oportunidad de hacer algo más habría desaparecido.

Pero Han Sen acababa de comandar a diez personas con una eficiencia asombrosa. Era rápido en dar sus órdenes, eso era de esperar, pero sus palabras nunca fueron precipitadas. Tomar órdenes tan impecables alivió a Wang Liang y a su gente de una gran cantidad de estrés, así que pudieron hacer mucho más.

Wang Liang y su gente admiraban a Han Sen con el respeto que normalmente se reserva a una deidad religiosa. En el ejército, los poderosos se ganaban el respeto de los demás, pero para una admiración genuina, había que mandar a los demás con calma y gracia, llevando a sus tropas a la victoria.

Todos habían servido en el ejército, pero ninguno había estado bajo el mando de alguien con tanto talento para ello.

En teoría, debería ser imposible para Han Sen comandar individualmente las acciones de diez personas en una batalla. Pero ahí estaba él, refutándolo. Lo más sorprendente del Sutra Dongxuan de Han Sen era el esquema, ya que no ordenó a los demás qué hacer, ni cómo debían reaccionar.

Todo lo que Han Sen hizo fue predecir. Las órdenes que emitió vinieron a través de su previsión y por lo tanto fueron preparadas de antemano, así que lo que hizo fue transmitir su guión preventivo de acciones. Guiaba a sus hombres a varias posiciones, y como si fuera un rompecabezas, la oportunidad de golpear se les revelaba justo cuando obedecían la orden. Pero no se les dijo específicamente cómo debían atacar.

Era como si Han Sen estuviera usando su Sutra Dongxuan. Cada movimiento atraería o forzaría a un oponente a la posición exacta que quería que estuviera. Las personas a su mando eran ahora como extensiones de su propio cuerpo, y era como si tuviera diez manos.

La clave para hacer eso, sin embargo, descansaba en el hecho de que Han Sen conocía los límites de sus tropas. Sabía lo que podían hacer y lo que no. Si Han Sen los hubiera juzgado mal, cada vez que se ponían en la posición que él les decía, no hubieran podido hacer nada y fallarían.

Por eso Han Sen se aseguró de dar un paso atrás y observar sus habilidades a fondo desde el principio. Cuando volvió a la lucha, con su gran comprensión de lo que sus camaradas podían hacer, pudo empezar a dar órdenes con confianza.

Bajo el mando de Han Sen, las diez personas luchaban con más calma. Confiaron en Han Sen con una fe indomable. Esa creencia en el otro había sido forjada a través de esa experiencia de batalla juntos, e hizo que sus cuerpos y espíritus la aceptaran.

Aunque Wang Liang y su gente ya no habían sido heridos otra vez, el Rey Serpiente se negó a someterse y aún no podían matarlo. Su enemigo no se detenía y sólo era cuestión de tiempo que se cansaran. Si eso sucedía, perder la batalla sería inevitable.

Debido a esto, una inquietud persistente se apoderó de las mentes de Wang Liang y sus tropas. Después de todo, los humanos no eran criaturas, y su vitalidad y resistencia eran limitadas. Para participar en una lucha tan dura como esa, incluso las personas más experimentadas sólo podían durar una o dos horas.

Pero Han Sen no se preocupaba por esto. Usaba a estas diez personas para empujar al Rey Serpiente exactamente donde él quería.

Al final, la cabeza del Rey Serpiente había sido prácticamente entregada a Han Sen. Esta era su tan esperada oportunidad. Saltó a la cabeza del Rey Serpiente con un puño alimentado por un poder que podía destrozar una montaña. Con su fuerza yin, Han Sen usó su puño para perforar dentro de la cabeza del monstruo. El daño que infligió al cráneo del Rey Serpiente fue el golpe crítico que había estado esperando, y fue terriblemente herido como resultado.

¡Roar!

El Rey Serpiente gritó y se retorció en agonía. Cuando bajó la cabeza, la forma de su cuerpo estaba retorcida. Aunque la criatura parecía tan fuerte y feroz como antes, su compostura y cuerpo no era tan sólido como antes del golpe.

El corazón de Han Sen se alegró, emocionado de que la fuerza Yin pareciera funcionar. La explosión debía haber sacudido el cerebro del Rey Serpiente, arruinando su cuerpo.

Han Sen continuó dando sus órdenes a Wang Liang y a los otros evolucionados para que lucharan. Al poco tiempo, la cabeza del Rey Serpiente estaba frente a Han Sen una vez más. Le dio otro golpe con la fuerza Yin.

Después del segundo golpe, fue como si el Rey Serpiente estuviera borracho, ya que comenzó a perder el control de su cuerpo.

Wang Liang se sorprendió de cómo las cosas parecían estar resultando y él también estaba feliz. Ahora, sintiéndose seguro de la victoria, y bajo el impecable liderazgo de Han Sen, pusieron aún más esfuerzos en la lucha. Su admiración por el hombre no hizo más que aumentar.

¡Pang!

Cuando Han Sen golpeó la cabeza del rey serpiente por tercera vez, la bestia ya no pudo resistirse. Colapsó en el suelo, retorciéndose y retorciéndose de dolor.

A todos los efectos, la batalla había terminado. Han Sen le dijo a Wang Liang y a sus hombres que fueran y acabaran con el resto del grupo de serpientes de hielo. Han Sen se acercó al indefenso Rey Serpiente y le golpeó la cabeza otra docena de veces, hasta que su cerebro quedó expuesto y lo hizo pedazos, acabando con la bestia por completo.

“Por favor, dame tu espíritu de la bestia. Tengo que conseguir un espíritu de la bestia… ¡Aleluya! ¡Que la dulce madre del niño Jesús me bendiga!” Han Sen estaba animando en su corazón y espíritu. Gastar tanto esfuerzo y no obtener nada de ello sería bastante aplastante.

Han Sen vio a Yi Dongmu luchar por sentarse y quería reírse. Antes, había engañado a Yi Dongmu, porque quería saber si todavía había electricidad saliendo del huevo después de tocarlo.

«Cazada Bestia Divina Rey Serpiente de Hielo de Ojos Plateados. Se ha obtenido el Espíritu Divino de la Bestia Rey Serpiente de Hielo de Ojos Plateados. Consumiendo la carne de Bestia Divina Rey Serpiente de Hielo de Ojos Plateados hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos divinos.»

Al escuchar ese sonido, Han Sen quiso gritar de alegría. “¡Te amo, Santa María!”. Pero sólo gritó en su corazón.

Una vez que el Rey Serpiente había sido cazado, las otras serpientes de hielo no querían dar sus vidas para luchar contra los evolucionados. Rápidamente, volvieron corriendo al valle de hielo.

Wang Liang y sus hombres las persiguieron hasta la entrada del valle de hielo y cuando se dieron la vuelta, se sorprendieron bastante al verlas. Los resultados de la batalla en la que acababan de salir victoriosos estaban esparcidos por todas partes, con innumerables cadáveres de serpientes de hielo y el propio Rey Serpiente. Incluso había unas pocas criaturas de la clase mutante amontonadas.

Después de la batalla, cada uno recibió un par de espíritus de la bestia Serpiente de Hielo. Aunque la mayoría eran de la clase primitiva, unos pocos afortunados recibieron espíritus mutantes de la bestia.

Habían matado más serpientes de hielo de lo que esperaban, pero su botín era el más grande de todos los tiempos.

“Las dejaré para ustedes. Pero vayan y encuentren a alguien que ayude a transportar los cuerpos del Rey Serpiente y de las serpientes de hielo.” Dijo Han Sen rápidamente, y luego se fue.

Wang Liang y el resto de los evolucionados no tuvieron problemas en obedecer las órdenes de Han Sen, porque su habilidad de liderazgo se había ganado cada onza de su fe, confianza y respeto.

Han Sen caminó en círculo, regresando a la cima de la montaña nevada. El pequeño zorro plateado seguía esperando pacientemente su regreso, y sus ojos esperanzados hicieron que Han Sen se preguntara si la pequeña cosa habría esperado allí para siempre, si no hubiera vuelto.

Viendo a Han Sen regresar, el zorro plateado se acercó elegantemente a sus piernas de nuevo. La gran cola esponjosa le rodeo las piernas como lo había hecho antes, y el zorro también frotó su cabeza de arriba a abajo contra ellas.

Han Sen comenzaba a encariñarse con el zorro plateado. Sin embargo, secretamente deseaba que fuera una criatura ordinaria, para poder tenerlo a su lado con relativa facilidad. Aún no sabía si tenía la inteligencia o la voluntad de distinguir al amigo del enemigo.

Sostuvo al zorro de plata en un brazo y usaba su otra mano para invocar la espada Rey Serpiente de Hielo de Ojos Plateados.

La delgada espada de plata estaba en la mano de Han Sen, y era de unos tres pies de largo y tan ancha como un dedo. La plata blanca de la espada le daba la sensación de haber sido forjada en el hielo, y su composición seguro que dejaba una impresión duradera en los demás. Parecía tan fuerte como realmente era.

El guardamano tenía la forma de las alas de la serpiente a la que una vez perteneció, y la propia hoja estaba decorada con las escamas de la criatura. Se veía hermosa.

Aunque era delgada, la espada Rey Serpiente de Hielo de Ojos Plateados era aún más ancha que la espada de plata del espíritu de la dama, que era más delgada que el ala de una cigarra. Pero la espada Rey Serpiente se sentía sólida, habiendo sido construida en un estilo completamente diferente.

Han Sen la batió dos veces, y sintió un cierto esplendor al dividir el aire con ella. Entusiasmado, dijo, “Sólo necesito una espada más. Una vez que la tenga, podré visitar el Refugio de la Realeza y luchar contra las Espíritus Gemelas.”

 

 


Un comentario

  1. “Han Sen vio a Yi Dongmu luchar por sentarse y quería reírse. Antes, había engañado a Yi Dongmu, porque quería saber si todavía había electricidad saliendo del huevo después de tocarlo” Todo esto está demás.

    Gracias por el capitulo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .