Súper Gen Divino – Capítulo 561: Rey Serpiente De Hielo De Ojos Plateados

Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

La gran cola esponjosa del zorro plateado rodeo las piernas de Han Sen y le hizo cosquillas mientras se movía de arriba a abajo.

Han Sen empezaba a darse cuenta de que el zorro plateado no tenía intención de causarle daño, así que se agachó para sujetarlo. Sin resistirse, el zorro plateado permitió que lo tomaran en sus brazos y lo abrazaran. La cola del zorro se movió en éxtasis.

“Este zorro plateado es tan extraño, que me pregunto de dónde ha salido.” Han Sen sostuvo al tranquilo zorro plateado con una expresión de perplejidad en su rostro.

Se sabía que algunas personas poseían y guardaban algunas criaturas, pero normalmente se les mantenía tras las rejas, encarcelados contra su voluntad. La mayoría de las veces, eventualmente eran asesinados para ser servidos como comida.

Se sabía que tales criaturas tenían personalidades salvajes y variadas, pero había un hilo común que unía a la mayoría de los monstruos salvajes: su deseo de atacar y matar a los humanos a la vista. No importaba cómo los humanos se acercaran o respondieran, eso es lo que harían.

Pero este zorro plateado se mostraba como lo opuesto a todo lo que Han Sen creía saber. Estaba tan tranquilo. Si Han Sen no lo hubiera visto casi matar a Yi Dong Mu, le costaría creer que el pequeño animalito peludo en sus brazos era una súper criatura.

Así que ahora Han Sen estaba en una situación difícil. Aunque era dócil y amigable en ese momento, no había garantía de que siempre fuera así. Si el zorro plateado se volvía violento después de que Han Sen regresara a casa con él, sería un desastre.

Al otro lado del Campo de Hielo, nadie podía soportar la ira de una súper criatura, y Han Sen regresó a la imagen del caballito de mar azul que había quemado el Refugio del Lecho Marino. Eso le dio un escalofrío.

“No puedo llevarlo de vuelta. No hay manera de que pueda llevarlo de vuelta.” Han Sen vio al lindo zorro plateado sentado amorosamente en sus brazos, pero tuvo que resistirse. Aunque le dolió hacerlo, lo devolvió al suelo.

“Pequeño zorro, no es que no quiera llevarte conmigo, y si estuviera solo lo haría… No puedo arriesgarme a llevarte de vuelta en presencia de otros. Si algo sucediera, no sería sólo mi problema. Deberías irte a casa.” Le dijo Han Sen al zorro plateado, y luego se dio la vuelta y se marchó.

Pero el zorro plateado no le hizo caso, y continuó siguiéndolo e imitando cada paso que daba Han Sen. Si él dio un paso adelante, también lo hizo. Si Han Sen se detuvo, también lo haría. Han Sen pensó en ahuyentarlo, pero cada vez que miraba a la criatura, le devolvía una mirada de cachorro deliciosamente linda que le derretía el corazón.

Además, Han Sen no se atrevía a usar la fuerza. El zorro plateado era mucho más fuerte que él, y temía lo que podría pasar si lo atacaba. Era muy probable que Han Sen fuera el que sufriera la mayor desgracia.

Además, la adorable vista del zorro plateado era suficiente para detener su mano.

Mirando hacia atrás al zorro plateado que se negaba a quedarse atrás, Han Sen lo recogió una vez más. Como un gatito, se clavó en el pecho de Han Sen y fue la cosa más bonita.

“Bien, te llevaré al Palacio de Cristal. Si algo sucede allí, al menos no le harás daño a nadie más.” Han Sen sacó sus alas, y con el zorro plateado en sus brazos, subió a los cielos.

También tendría que esconder al zorro plateado antes de conocer a los evolucionados. Los cuentos que podrían surgir de este giro de los acontecimientos serían vertiginosos.

“Los dejaré esperando donde están, entonces. Ellos son los que eligieron no acompañarme, después de todo. No hay nada malo en dejarlos en el congelador frío por un poco más de tiempo.” Han Sen agarró con fuerza al zorro plateado, mientras volaba más y más alto para dejar la zona.

Mientras Han Sen se preparaba para volar hacia el Lago de Hielo, vio una multitud de serpientes de hielo saltar de la nieve en el valle de hielo. Era extraño, el lugar había estado vacío antes. Había una serpiente de hielo extra grande entre ellas, también, y todo su cuerpo estaba escamado en plata. Brillaba como la nieve, y tenía cien metros de largo. Era una vista terrible.

“¿El Rey Serpiente de Hielo de Ojos Plateados?” Han Sen estaba sorprendido. Cuando entró en el valle y lo atravesó antes, no lo había visto. ¿De dónde vino?.

El corazón de Han Sen descendió y regresó al valle de la nieve. Pero cuando bajó, vio al Rey Serpiente y a su clan regresar a las profundidades de la nieve.

“Supongo que es por ti.” Han Sen aterrizó en el valle de nieve, pero no pudo ver la más mínima sombra de una serpiente de hielo. Incluso el propio rey había desaparecido.

El zorro plateado permaneció en los brazos de Han Sen, fingiendo estar dormido. No estaba seguro de si entendía lo que decía o si a la criatura no le importaba. Tranquilamente, sólo movía la cola.

Voló fuera del valle de hielo otra vez y puso al zorro plateado en la cima de una montaña nevada. Entonces vio a las serpientes de hielo volver a la superficie.

“Espérame aquí, ¿de acuerdo?” Han Sen se lo dijo al zorro plateado y luego voló de vuelta hacia el valle.

Esta vez, el zorro plateado no siguió a Han Sen, se paró en la cima de la montaña, viendo a Han Sen descender al valle.

Han Sen iba solo hacia el gigantesco foso de las serpientes, pero esta vez, no se ocultaron bajo la superficie. Lo que es más, una legión de serpientes saltó e intentó frustrar su descenso por el aire.

Los ojos del Rey Serpiente eran como braseros de luz plateada, mirando a Han Sen. La bestia abrió sus propias alas, y los dos cuernos de su cabeza brillaron como faros. Como una criatura mortal de la historia antigua, cargó hacia Han Sen.

“Realmente deben haber escapado debido a la presencia del zorro plateado.” Han Sen apartó sus alas y golpeó la nieve con Nube Caminante, volviendo a su anterior intento de llamar la atención del Rey serpiente y atraerlo a la entrada del valle.

Para enfrentarse a un monstruo tan gigante, Han Sen no tenía la fe necesaria para luchar contra él solo. Sin mencionar la cantidad de otras serpientes más pequeñas con las que tendría que lidiar al mismo tiempo. Así que Han Sen se conformó con su plan original de guiar al Rey Serpiente y darle a los evolucionados algo que hacer.

No importaba lo malos que fueran, al menos podía hacer que trataran con cualquier serpiente pequeña tratando de evitar la muerte de su líder. Aunque les temían, si los sacaba del valle, la nieve no sería tan gruesa como para cubrirlos. En tales condiciones, los evolucionados podían enfrentarse a las serpientes con mucha más facilidad.

Han Sen no estaba seguro de si el Rey Serpiente había sido suprimido por la presencia del zorro plateado en los últimos tiempos porque su loco temperamento estaba mucho más allá de las expectativas de Han Sen. Sin descanso o pensamiento, fue sin dudar tras Han Sen. Su velocidad era sorprendente. Con sus alas plateadas que le permitían batir, rotar y abrirse camino a través del cielo en su persecución de Han Sen, su boca estaba perpetuamente abierta, lista para engullir su deseada presa.

Han Sen no era un perezoso, sin embargo, ya que esquivó los intentos de mordedura con facilidad. El débil rastro que dejó en la nieve hizo un zigzag, sin embargo, mientras seguía esquivando al Rey Serpiente y sus secuaces. En poco tiempo, logró llegar hasta el exterior del valle de nieve.

Wang Liang y los otros evolucionados fuera del valle seguían esperando con nerviosa anticipación el regreso de Han Sen.

“Ha pasado demasiado tiempo. Te apuesto a que fue asesinado por el Rey Serpiente.”

“Si eso fuera cierto, ¿cómo es que no hemos oído nada?”

“Apuesto a que ni siquiera vio al Rey Serpiente, el hombre ni siquiera puede volar. Para seguir corriendo así, probablemente siguió atrayendo más y más serpientes de hielo hasta que lo abrumaron. Probablemente murió antes de llegar al Rey Serpiente.”

“¿Qué hacemos entonces? ¿Debemos seguir esperando?”

“Probablemente sería mejor esperar un poco más. Si nos vamos ahora, y él regresa, no podremos explicar nuestra deserción.”

“Pero él se ha ido por tanto tiempo. No hay forma de que vuelva ahora, después de todo este tiempo.”

“Sólo esperaremos un poco más, si ya hemos esperado tanto tiempo, ¿qué importa si esperamos un poco más? El día se ha ido, de todos modos. Si no regresa mañana, entonces podemos irnos.”

Mientras todos hablaban, de repente escucharon movimiento en el valle. Cuando se giraron a mirar, todas sus bocas cayeron al suelo.

Vieron a Han Sen salir corriendo como un loco del valle, y detrás de él, un monstruoso mar de serpientes volando, girando, retorciéndose y deslizándose tras él. En el medio, una que parecía un dragón era la más activo en la persecución. Sus alas estaban extendidas mientras intentaba capturar a Han Sen, y cada mordisco fallaba sólo por un segundo. La visión demente hizo que sus pulsos se aceleraran de miedo.

 

 


5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x