Súper Gen Divino – Capítulo 557: Valle de Serpientes Anómalo


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Inicialmente creyeron que Han Sen podría tener alas y planeaban volar al valle para sacar al Rey Serpiente.

Era casi imposible que alguien caminara por allí. La profundidad de la nieve era mayor que la de cualquier hombre, y si te hundías en ella cuando intentabas caminar sobre ella, te hundirías en una tumba blanca ocupada por serpientes no bienvenidas. Sería una muerte segura.

Si Han Sen pudiera volar, le iría mejor, pero no por mucho. Las serpientes de hielo también poseían la habilidad de volar, y así se produciría rápidamente una pelea de perros desequilibrada. Aunque no podían volar muy alto, mientras él estuviera en el valle de hielo, le sería imposible escapar de su persecución.

Por eso pensaron que la decisión de Han Sen de entrar solo era un movimiento suicida.

Pero allí fue, caminando hacia el valle. Sin alas.

Han Sen había aprendido el talento de Músculo de Hielo y Hueso de Jade, sin embargo, y no tenía miedo de ser congelado. Eso no quiere decir, sin embargo, que planeara ser mordido por las serpientes.

Al entrar en el Valle del Hielo, Han Sen se lanzó a un sprint. Mientras corría, sus pasos eran tan leves que sólo dejaban una pequeña marca en la nieve, y sólo se podían rastrearse prestando mucha atención.

Pisando Nubes, además de tomar fuerza del propio aire, permitió que una persona fuera tan ligera como la nube que daba nombre a la habilidad. Si un usuario la perfeccionaba, la habilidad de atravesar campos de nieve sin dejar rastro era totalmente posible.

Los evolucionados permanecieron observaron a Han Sen irse, sin moverse. La habilidad que observaron los desconcertó, haciéndoles creer que Han Sen era más poderoso de que lo que podría definirse como un ‘Evolucionado’.

Aunque el cuerpo de Han Sen era muy ligero, aún así llamó la atención de las serpientes de hielo. Notó dos serpientes de hielo que salían de sus criptas blancas y polvorientas para atacarlo.

Las criaturas de escamas plateadas brillaban en un blanco cegador, bajo el sol de ese día. Extendieron sus cuerpos y extendieron sus alas como cigarras gigantes. Se lanzaron en picado hacia Han Sen pero fallaron, y se giraron en el aire para intentarlo de nuevo.

Han Sen había leído los detalles de las serpientes con anterioridad, y sabía que las serpientes de hielo tenían alas. Aunque no podían volar alto, tenían una increíblemente capacidad de planear. Debido a esto, sabía que no podía arriesgarse a reducir la velocidad, así que se adelantó, esquivando a las serpientes que se lanzaban hacia él.

No mató a las dos serpientes de hielo porque sólo quería atraer la ira del Rey Serpiente y sacarlo. Si mataba a las dos serpientes de hielo, el olor de su sangre atraería a todas las demás serpientes del valle. Y si eso sucediera, estaría en un gran problema.

Ignoró a las dos serpientes perseguidoras y continuó avanzando hacia adelante. Otras serpientes se unieron ocasionalmente a la lucha, pero no representaban una gran amenaza para Han Sen. Mientras se deslizaba por la nieve, continuó esquivando cada ataque mientras se adentraba en el cañón.

Los evolucionados que observaban desde fuera se miraban unos a otros, observando cómo todos se veían sorprendidos. Era extremadamente raro ver a un evolucionado poseer tanta habilidad.

“¿Crees que realmente puede sacar al rey?” Un evolucionado planteó la pregunta con una mirada extraña, mientras observaba la fugaz sombra humanoide bailando por el valle.

“No estoy seguro. No se puede saber con esta persona.” Respondió otro evolucionado.

“El jefe quiere que recopilemos toda la información posible sobre él, pero si informamos de todo lo que vemos, ¿crees que el jefe nos creerá?”

“Espero que el jefe no termine haciendo que vayamos contra él. Este hombre da demasiado miedo. Si fuéramos enemigos, me sentiría aterrorizado a cada momento. Aunque tenemos mucha protección, todavía temería que Han Sen me decapitara. El nivel de su habilidad es aterrador.”

“Espero que no, también. Seguirlo no es tan malo. No es tan cruel y engreído como lo era Blackgod, para empezar. En realidad puedes razonar con Han Sen.”

Al poco tiempo, Han Sen desapareció de su vista. La Montaña Nevada tenía cientos de millas de largo, y todo lo que Han Sen sabía era que el Rey Serpiente estaba en una especie de cueva helada en el medio del valle. Así que se aseguró de ir en esa dirección.

Después de que Han Sen había viajado diez millas, trescientas serpientes de hielo lo perseguían. Sorprendentemente, ese fue un buen resultado. Si hubiera matado una sola serpiente de hielo, decenas de miles de serpientes de hielo le estarían pisando los talones.

“Raro. ¿No debería la cueva de hielo estar alrededor de la marca de las treinta millas? Ya he estado corriendo por cuarenta millas. ¿Por qué no la he visto todavía?” Han Sen estaba desconcertado. A estas alturas, mil serpientes de hielo lo perseguían. Tuvo suerte de ser lo suficientemente hábil como para superar y esquivar a cada serpiente que lo atacó.

Pero a medida que pasaba el tiempo, llegó a un estrecho golfo donde unas empinadas laderas heladas le hicieron un túnel para avanzar. Sin embargo, todavía no podía ver una cueva de hielo.

Las leyendas decían que el cuerpo del Rey Serpiente de Hielo de Ojos Plateados era absolutamente enorme, de al menos cien metros de largo. Se necesitaría una cueva de hielo de doscientos metros de ancho para que cupiera, y la entrada a tal morada subterránea sería difícil de pasar por alto.

Han Sen corrió otros treinta kilómetros, pero aún así no vio ninguna señal de la cueva de hielo o de su supuesto habitante. En su corazón, comenzó a preguntarse si había sido engañado. ¿Era una información incorrecta? ¿Fue una casualidad? ¿O fue incorrecta a propósito?.

Después de pensarlo bien, se dio cuenta de que no era posible. La información era bastante antigua, y no tenían idea de que Han Sen planeaba matar a la Rey Serpiente. Habría sido imposible para ellos hacer algo así en tan poco tiempo.

“Hmm, supongo que tendré que aventurarme aún más lejos.” Han Sen continuó avanzando, pero algo extraño le llamó la atención.

El grupo de serpientes de hielo que lo había estado persiguiendo era ahora significativamente más pequeño. A medida que avanzaba, más y más serpientes abandonaron la persecución, hasta que unas millas más tarde, todas se habían ido.

Un escalofrío tomó el corazón de Han Sen, y dijo, “¿Es este el territorio del rey de las serpientes? ¿No se atreven a aventurarse cerca de él?” Pero eso tampoco le confortaba. Si realmente había llegado a donde estaba el rey serpiente, las serpientes de hielo deberían haber estado protegiendo a su rey. No deberían haber estado huyendo.

Han Sen pensó que había algo malo con el Valle de Hielo. Algo debe haber pasado que lo haya cambiado. Miró a su alrededor, pero no pudo ver lo que había fuera del Valle de Hielo. Debido a la nieve que lo rodeaba, no pudo detectar la presencia de más serpientes de hielo. Lo que es más, un silencio ensordecedor ahora impregnaba la atmósfera del valle.

El sol se ocultó tras las nubes, y comenzó a caer más nieve. Aunque no era particularmente duro, una sensación de depresión y frialdad lo invadió. No había viento para llevar la nieve, sólo caía directamente sobre la nieve que ya cubría el valle. Se sentía desolado y solitario.

“Ya he llegado hasta aquí, no puedo volver atrás ahora.” Han Sen no quería rendirse todavía, así que apretó los dientes y siguió adelante.

Tenía unas alas divinas berserker, así que siempre podía volar. Las serpientes de hielo, si decidían reanudar la persecución, no podrían atraparlo de esa manera. Como tal, no había nada que temer.

Han Sen caminó otras veinte millas sin encontrar una sola serpiente. Después de su ardua caminata, llegó a una pared de hielo frente a él. Era lisa, pero a su derecha e izquierda, una serie de glaciares letales lo encajonaron. Había llegado al final del cañón.

De repente, Han Sen pudo ver la presencia de una cueva de hielo en la pared de hielo frente a él. Sin embargo, no era lo que esperaba, ya que medía tres metros de alto y sólo un metro de ancho. Se veía extraño, siendo tan alta y tan delgada.

No vio nada desde la entrada, así que invocó su armadura dorada y su glifo. Después de hacerlo, se aventuró a entrar.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .