Súper Gen Divino – Capítulo 544: Bicho Marino


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen siempre había necesitado un arte hipergénico para la lucha submarina. Luchar en el agua era completamente diferente a luchar en tierra. Los efectos de la presión del agua y las resistencias eran considerables. El cambio en la eficacia de ciertas artes hipergénicas en tierra a la forma en que se desempeñaban en el agua también era muy pronunciada.

Han Sen tenía muchas licencias de la clase S del Pabellón Santo, por lo que gastar una más no le preocupaba mucho. Y ahora aquí estaba, llegando al Pabellón Santo para comprar un arte hipergénico adicional.

A los humanos les resultaba difícil cazar criaturas en el agua, por lo que no había muchas artes hipergénicas submarinas de las que elegir. Las opciones de Han Sen estaban estrictamente limitadas.

De las ocho subacuáticas disponibles, eligió un arte hipergénico de la Clase S. No se detuvo demasiado en la compra, y directamente la compró.

Han Sen había escogido el arte hipergénico de la Clase S llamado Marea Era una habilidad basada en el agua que permitía a su usuario extraer energía del agua circundante y así amplificar sus propios poderes.

Aunque no sonaba particularmente especial, el poder amplificado de Marea no era nada para ser menospreciado.

Después de beber la solución genética exclusiva de Marea, Han Sen regresó al refugio y condujo al Palacio de Cristal hacia el mar para poder practicar su nueva habilidad.

Han Sen pasó la mayor parte del tiempo practicando Marea, pero sobre el Sutra de Dongxuan, decidió practicar sólo un ciclo cada día. Esa práctica en sí misma sólo tomaba dos minutos.

Eso no se debió a que Han Sen no quisiera continuar, sino a que después de un ciclo, su cuerpo ya estaba lleno de energía. Practicar más no le daría más beneficios.

Han Sen adivinó que era porque su cuerpo aún no había alcanzado el estado de un ‘Ser Celestial’. Había un límite a lo que su cuerpo podía soportar.

Había un beneficio natural adicional de que Han Sen practicara Marea. Los evolucionados ordinarios no podían respirar bajo el agua, lo que les impedía bucear y explorar las profundidades del mar. Su incapacidad para respirar bajo el agua era una desventaja extrema para cualquiera de sus aventuras en el mar.

Pero ahora Han Sen era libre de explorar y practicar en las profundidades del mar tanto como quisiera. No era muy diferente a un yaksha1, formando ondas y olas a través del mar. Su velocidad de natación había aumentado mucho, y podría haber sido confundido con una criatura que había nacido y vivido en el mar toda su vida.

“No está mal. No está mal. Aunque todavía no puedo ejercer mis habilidades y destrezas tan bien como lo hago en tierra, ahora el ochenta por ciento de mi poder lo puedo trasladar a mis habilidades en el agua. Ahora podré luchar contra las criaturas divinas.” Han Sen estaba tremendamente entusiasmado con sus crecientes poderes.

La velocidad a la que Han Sen pudo aprender y utilizar eficazmente Marea era exponencialmente más rápida de lo que había predicho. No estaba seguro de si era porque había aprendido el Sutra de Dongxuan, pero siempre que estaba en el agua ahora, no sentía resistencia. Era como un hada del agua.

“Necesito encontrar una criatura divina en el mar, para poder probar mis habilidades con ella.” La euforia de Han Sen era desenfrenada. Recientemente, había empezado a comer la carne de varias criaturas mutantes, lo que había hecho que sus puntos genéticos mutantes aumentasen mucho, pero sus puntos genéticos divinos se habían detenido.

Han Sen condujo el Palacio de Cristal hasta las profundidades del agua con la esperanza de encontrar una criatura divina solitaria. También tendría que encontrar una con un cuerpo que no fuera demasiado grande, ya que si no, no podría comérsela.

“¿Por qué las criaturas bajo el mar tienen cuerpos tan grandes?” Han Sen vio un monstruo marino que se parecía casi como un dragón, con un cuerpo de más de cien metros de largo. Nadó peligrosamente cerca del Palacio de Cristal, lo que hizo que Han Sen tragara.

Las vistas que se podían observar en las profundidades del mar eran asombrosamente hermosas, fascinantes y de otro mundo. Una gran banda de bichos marinos llamó ahora la atención de Han Sen, y brillaban de color púrpura mientras serpenteaban por el lecho marino.

“¿Qué son esas pequeñas criaturas?” Han Sen miraba a los bichos marinos del tamaño de un balón de fútbol a través de las ventanas del Palacio de Cristal con gran curiosidad.

Se parecían bastante a los erizos de mar. Tenían cuerpos circulares que tenían numerosas espinas que emitían luz. Era muy hermoso verlos brillar tanto.

Pero después de lo que ocurrió con la medusa Demonio Rojo, Han Sen no estaba dispuesto a subestimar a ninguna criatura que viviera bajo del mar. Había muchos miles de esos bichos marinos, y hasta que no aprendiera más sobre los poderes que cada uno poseía, no estaba dispuesto a aventurarse ciegamente a salir y empezar a atacar.

Convocó al Rey Gusano de Roca Dorado y lo equipó con una armadura. Las defensas del Rey Gusano de Roca Dorado estaban ahora casi al nivel de una criatura divina procedente de la segunda zona de El Santuario de Dios. Esta era la oportunidad perfecta para probar sus habilidades y resiliencia.

Si se encontraran con una criatura divina ahí fuera, el Rey Gusano de Roca Dorado era definitivamente lo suficientemente fuerte como para no morir demasiado rápido. Han Sen podía hacer que el Rey Gusano de Roca Dorado se retirara cuando quisiera.

El Rey Gusano de Roca Dorado inició su modo de batalla, y se lanzó a las oscuras aguas.

Antes de que pudiera acercarse a los bichos marinos, el objetivo de su aventura ya había prestado atención a su aproximación. Las púas que brillaban en púrpura ahora descargaban una solución violeta de algún tipo. De repente, el agua de la zona se convirtió en un púrpura espeso y turbio.

Cuando el Rey Gusano de Roca Dorado tocó esa emulsión púrpura, la súper armadura de la mascota se corroyó instantáneamente. Entendiendo lo que ha pasado, Han Sen rápidamente desconvocó al Rey Gusano de Roca Dorado.

“¡Guau, esos son unos poderosos bichos marinos!” Han Sen invocó su propia armadura y glifo, y luego extendió la mano para tocar el líquido púrpura él mismo. Afortunadamente, los líquidos púrpuras no podían corroer su propia armadura.

Han Sen no dudó. Saltó al agua y nadó directamente a través del agua turbia. Era casi como un tiburón, buscando a los bichos marinos con aspecto de erizos.

Los bichos marinos parecían sentirse aún más amenazados, por lo que expulsaron más de su corrosiva toxina púrpura. El agua comenzó a ponerse negra y Han Sen luchó por ver algo.

Afortunadamente, podía anticiparse a los bichos marinos tras los que iba. Se lanzó delante de uno y rápidamente atacó con sus garras fantasmales para matarlo.

«Cazada Bestia Mutante Bicho Marino de Púas Venenosas. No se ha obtenido ningún Espíritu de la Bestia. Consumiendo la carne de Bestia Mutante Bicho Marino de Púas Venenosas hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos mutantes.»

Han Sen se sorprendió. Si los bichos marinos eran criaturas mutantes, eso significaba que había muchos miles de ellos delante de él.

Era raro ver tantas criaturas mutantes juntas en tierra. El valor de lo que había encontrado era difícil de comprender.

Consumido por la excitación, Han Sen estaba abrumado por el número de criaturas mutantes que ahora podía cazar libremente. La probabilidad de obtener el espíritu de la bestia de un bicho marino estaba casi garantizada, ya que algún espíritu de la bestia seguramente caería de las miles de criaturas mutantes que se extendían ante él.

Han Sen inmediatamente salió nadando para matar tantos bichos marinos como pudiese. Como un enjambre de avispas furiosas, todas trataron de rociar su líquido tóxico para disuadir a su atacante. Cuando se acercó, también intentaron clavarle sus espinas directamente.

Bajo la mejora proporcionada por los dos espíritus divinos de la bestia berserker, los bichos marinos mutantes no tenían ninguna posibilidad de perforar su armadura dorada. Su veneno era inútil contra él. Han Sen atacó casualmente y mató un buen número de bichos marinos.

Pero los bichos venenosas tenían su propia forma de inteligencia. Después de que Han Sen matara a una docena de ellos, se dieron cuenta de su incapacidad para competir contra su cazador, y todas trataron de escapar. En pánico, trataron de nadar lo más lejos posible de Han Sen.

Han Sen aún no había adquirido el espíritu de la bestia que buscaba, por lo que no planeaba dejarles escapar tan fácilmente. Les persiguió fervientemente, y fieramente movió sus garras fantasmales. Con cada movimiento, el satisfactorio sonido de una nueva muerte golpeaba sus tímpanos.

«Cazada Bestia Mutante Bicho Marino de Púas Venenosas. Se ha obtenido el Espíritu Mutante de la Bestia Bicho Marino de Púas Venenosas. Consumiendo la carne de Bestia Mutante Bicho Marino de Púas Venenosas hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos mutantes.»

El corazón de Han Sen estaba encantado de obtener un nuevo espíritu de la bestia. Intentó tentar su suerte y matar a unos cuantos más para conseguir otra, pero en la esquina de su visión vio un gigantesco bicho marino venenoso que se dirigía hacia él.

Ese bicho marino era como un globo aerostático, y brillaba en la oscuridad del mar como una estrella de neutrones renegada. Su brillo hacía imposible que Han Sen abriera los ojos.

 

 


Nota del Traductor:

1: Yaksha o Iaksha, en el ámbito de las mitologías hinduista, budista y jaina, es el nombre de una amplia clase de espíritus de la naturaleza, por lo general benévolos, tutores de los tesoros naturales escondidos en la tierra y entre las raíces de los árboles.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .