Shiki: Volumen 01: Capítulo nueve: parte 6


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


En la mañana del 21 de agosto, Toshio fue despertado por el teléfono. Ante el sonido de la campana que lo despertó, por desagradable que fuera, se despertó para tomar el auricular con la sensación de que era su día libre, maldita sea. Cuando levantó el auricular, se dio cuenta de su sensación de deja vu.

— Una vez, sucedió lo mismo. Seguramente, la llamada fue para transmitir malas noticias.

“Sí, este es Ozaki” En el otro extremo del teléfono había una voz de mujer. La urgencia de esa voz también era algo que recordaba, como se esperaba. “¿Quién es?”

“Es Tamo. Tamo de Kami-Sotoba” la voz de la mujer era clara.

“Ah — ¿qué es?”

Toshio se sentó en la cama y extendió la mano para buscar los cigarrillos junto a la almohada. Había muchos Tamo en la aldea, y no había solo una casa Tamo en Kami-Sotoba, sino que solo había una casa que se llamaría “Tamo de Kami-Sotoba” Esos eran los Tamo del supermercado Kami-Sotoba. Por la voz, no estaba hablando con Tamo Satomi sino con su hija Yuuko muy probablemente.

“Fuki de Gotouda ha muerto. Creo que se ha ido”

Toshio se detuvo en seco para encender su cigarrillo. “—- ¿Fuki-san?”

“Temprano esta mañana llegó Tae-san de Chigusa, diciendo que Fuki-san se veía mal. Cuando intenté ir allí, estaba fría. No parece que esté respirando, y cuando intenté poner mi oído en su pecho, No pude escuchar ningún latido de su corazón. ¿Podría venir?”

“Estaré ahí.” Toshio abandonó su cigarrillo apagado en el cenicero. “Por favor espera en la casa de Fuki-san. Trata de no manipular nada en las cercanías. — ¿Puedes hacer eso?”

“Sí” escuchó de Yuuko cuando Toshio colgó el auricular. De nuevo, pensó. Tenía la sensación de que lo mismo ocurría ante él nuevamente. Sí, de hecho, había experimentado esto antes. Cuando había sido Gotouda Shuuji, era exactamente este mismo patrón.

Cuando Toshio se apresuró a la casa Gotouda, en el porche delantero estaban Tamo Yuuko, el padre de Yuuko, Tamo Sadaji, y Yano Tae, de Chigusa. Un lado de la puerta corredera se dejó abierta, Tae sentada en ese pequeño espacio con Yuuko y Tamo Sadaji de pie a cada lado de ella.

“Doctor.” Cuando Toshio llegó al estacionamiento y salió de su auto, Sadaji corrió hacia él. “—Perdón por esto.”

No, dijo Toshio mirando a Tae con el rabillo del ojo. “¿Tae-san fue quien la encontró? ¿Dónde está Fuki-san?”

Tae señaló dentro desde el balcón. “Dentro … en la sala de estar”

Toshio asintió e hizo que Tae se pusiera de pie. “Llévame allí, por favor. ¿La puerta está abierta? ¿Tae-san la abrió?”

“No, estaba abierto, pero. Cuando llamé no hubo respuesta, así que entré”

Toshio le dio unas palmaditas en el hombro a Tae y asintió de nuevo. — Era verano, ella pudo haber dejado una puerta corredera abierta para dejar entrar la brisa. Era natural hacer eso en esta aldea.

Tae permaneció nerviosa, atravesando la sala de estar hasta la entrada. Más allá de la entrada estaba el corredor interior, y allí estaba el altar familiar. Alrededor del altar familiar había un montón de ofrendas. Eran ofrendas para Shuuji que acababa de morir antes. Al final del pasillo, aparte de eso, estaba el dormitorio de Fuki. En esa habitación había un futón, con el cuerpo de Fuki extendido dentro.

No había nada particularmente fuera del futón, el puño de su ropa de dormir de algodón estaba hacia arriba pero nada parecía particularmente perturbado. Su delgada manta de verano estaba sobre su estómago como si estuviera doblada cuidadosamente allí. Sin muchas señales de que su sueño hubiera sido perturbado, en un instante Toshio dedujo que no era un suicidio. En verdad, cuando se dirigía a la casa de Gotouda, lo había predicho, pero al mirar cerca del futón no había taza ni señal de ningún medicamento o droga.

Sentado al lado del futón y abriendo su bolsa médica, Toshio le indicó a Tae que se sentara también.

“Tae-san, ¿a qué hora viniste?”

“Uhm, hace aproximadamente una hora. Cuando salí de la casa, eran alrededor de las nueve y media, alrededor de esa hora”

“Llamaste desde el porche y entraste, ¿verdad? — ¿Y luego?”

“Pensé que no estaba bien … Es decir, el miércoles, parecía enferma. Lenta. Estaba preocupada por eso y vine ayer para ver cómo estaba, pero cuando lo hice, estaba dormida”

“Miércoles — ¿el dieciocho?” Sacando su estetoscopio, Toshio preguntó de nuevo. “Parecía enferma, dijiste, ¿qué quieres decir?”

Tae sacudió su cabeza, pareciendo preocupada. “Como dije, parecía lenta. Tampoco tenía apetito. ¿Puedo decir que estaba increíblemente deprimida, me pregunto?”

“¿Ayer?”

“Estaba dormida. Vine, llamé y no tuve respuesta, y cuando entré estaba dormida. Hoy, de la misma manera, la puerta corrediza se abrió así …”

Toshio asintió y la instó a seguir. Desde el interior del cuerpo de Fuki, todos los sonidos habían cesado.

“Fui a su cama y la llamé, no sé cuántas veces hasta que abrió los ojos. Parecía mucho peor que el miércoles, así que le dije, deberíamos llamar al doctor, pero Fuki-san dijo que no, después de todo. Si lo pienso ahora, ella lo dijo como si estuviera en un delirio; le pregunté por su futón, si estaba sucio y eso, pero no obtuve ninguna respuesta. Pero, muy claramente, dijo que no llamara al doctor. Esa parte fue muy clara”

“Ya veo.”

“Creo que era sábado por la noche. El hospital estaba cerrado en ese momento, y Fuki-san dijo que no, pero pensé que tal vez debería hacerle venir de todos modos, incluso si ella no estaba contenta con eso, pero pensé que debería ver cómo le iba hasta la noche. Tenía fiebre, pero bebió unos sorbos de agua un par de veces, pero no probó la papilla que preparé, solo durmió, y le dije que vendría otra vez y me fui por la noche. Luego, cuando volví esta mañana, estaba así …”

“¿Qué tan alta era su fiebre?” Toshio le preguntó a Tae, ligeramente irritado.

“Era 38.5 o más, ¿no?”

“Esta mañana, ¿tocaste algo por aquí?”

No, Tae sacudió la cabeza. “Llamé y no hubo respuesta, y ella estaba un poco fría. No parecía que estuviera respirando, así que pensé, en lo que se ha convertido esto. ¡No sabía qué hacer! Fui a la sala de estar y pensé en llamar a una ambulancia. Pero, dicen que una ambulancia no se llevará a una persona muerta, ¿verdad? Si los llamo y ella estaba muerta, no habría nada que pudieran hacer, así que pensé que debería llamarlo a usted, doctor, pero luego pensé que parecía muerta, ¡pero es posible que en realidad no esté muerta! Quería que alguien la viera, pero parecía que la casa de al lado todavía estaba durmiendo, y pasar por la molestia de despertarlos es, bueno, ¿sí? Entonces, cuando estaba pensando en preguntarle a mi hija, me puse delante de Tamo y allí estaba Yuuko-san”

Toshio dejó escapar un suspiro. ¿Por qué no me dijiste que la mirara ayer, por qué no llamaste a una ambulancia de inmediato, o por qué al menos no me llamaste tu misma? Había muchas cosas que quería decir, pero decir cualquiera de ellas ahora después del hecho no tendría sentido.

“Uhm … ¿Fuki-san?”

“Sí, está muerta” terminó diciendo con un toque con frialdad. — Era lo mismo cuando era Shuuji. No pudo reprimir su irritación; ¿Por qué las personas mayores en estos días tienen un juicio tan sencillo respecto a ellos mismos? Si no se ven bien, ¿por qué no llamar a un médico para que los vea? Haciendo sus propias suposiciones basadas en la experiencia, sin querer molestar al médico, las cosas van mal a su alrededor y lo manejan todo mal, todo eso en sí mismo solo empeoró todo. Sí — Murasako Mieko había sido así.

“Ayer, ¿tuvo tos?”

“No … No es que me haya dado cuenta”

“¿Ella usó el baño?”

“Mientras estuve aquí, ella estaba postrada en cama”

“Mencionó algún dolor, ¿dijo algo de un dolor en particular?”

Por supuesto que no, dijo Tae sacudiendo la cabeza. “¡Si hubiera dicho algo así, le habría llamado, doctor! Tenía fiebre, pero parecía querer dormir. Dijo algunas cosas como si estuviera delirando, pero su fiebre no era lo suficientemente alta como para delirar, ¿no es así? Entonces, realmente debe estar tan cansada, pensé”

“Ya veo” murmuró Toshio. La respiración se detuvo, el corazón se detuvo, la presión arterial cero. Sus pupilas estaban dilatadas y no se contrajeron cuando una luz brilló en ellas. El rigor mortis ya se estaba poniendo rígido todo su cuerpo.

“Murió en algún momento de anoche. Y tampoco demasiado tarde”

Ella murió hace unas doce horas. Anoche, alrededor de las diez de la noche, pensó.

“Oh eso es…”

Toshio acercó su rostro a la boca de Fuki. Sin olor particular. Hasta donde podía ver, en lo que era visible de su cara y extremidades no había heridas externas o contusiones particulares. Había manchas de la edad aquí y allá, y algunas picaduras de insectos llamaron su atención, algunas de ellas supuradas. Pero ella tenía varios edemas. Por si acaso le puso las manos en el pelo, pero no sentía nada como una herida o un bulto. Su córnea aún no estaba opaca. Su brazo doblado sobre sí misma ya estaba completamente rígido y no podía ser estirado. Despegando la parte superior del futón, levantó la parte inferior de su ropa de dormir. Fuki llevaba ropa interior de verano, pero también miró debajo de eso. La piel debajo de la ropa interior era tan blanca que era azul, y la lividez postmortem era leve pero no cedía al tacto. Así que habían pasado unas doce horas desde que ella murió. No había rastros de incontinencia en su futón o su ropa de cama.

No se pudo encontrar nada particularmente extraño o inusual. Al menos, estaba claro que no murió por una causa externa, por lo que la respuesta a por qué murió estaba dentro de ella. En este momento, todo lo que podía hacer era adivinar, pero anoche, el hecho de que ella no había ido al baño mientras Tae estaba allí y, sin embargo, no había signos de incontinencia significaba algo vital, pensó.

Con ella en la condición indicada cuando le había preguntado a Tae sobre la última vez que se habían visto, y sin signos de incontinencia, era una oliguria extrema o, alternativamente, anuria. Pensando lo que eso significaba con el edema, posiblemente era insuficiencia renal. Adivinando por su estado mental confuso, tenía fuertes sospechas de que era uremia o hipercalemia. (NTE: La oliguria es una disminución de la producción de orina. La anuria es un agravamiento de la oliguria. La uremia o síndrome urémico, es un conjunto de alteraciones bioquímicas y fisiológicas que usualmente aparece en las personas con Enfermedad Renal Crónica etapa 5. La hipercalemia es un trastorno hidroelectrolítico que se define como un nivel elevado de potasio plasmático, por encima de 5.5 mmol/L. Sus causas pueden ser debido a un aumento del aporte, redistribución o disminución de la excreción renal.)

Uhm, intervino Tamo Yuuko. “¿Qué pasó con Fuki-san?”

“Probablemente insuficiencia renal aguda … Si hacemos una autopsia, lo sabremos con seguridad”

“¿Está bien?”

Yuuko hizo una expresión complicada. Parecía que no sabía si sonreír o hacer una mueca. Sadaji se veía igual. Lo más probable es que todos estuvieran pensando lo mismo. Fuki acababa de perder a su hijo y a su hermano y cuñada. Ella misma estaba envejecida, y después de tantas penas sucesivas, parecía bastante perdida consigo misma. Había una posibilidad de suicidio que no podían descartar y, en realidad, si ella hubiera muerto colgada no habría sido mucho más inquietante.

“Fuki-san era una mujer mayor. Y cada día hacía tanto calor … El corazón roto debe haberla afectado, eh”

Habló como si se convenciera a sí mismo. La edad, el calor y la depresión no tenían nada que ver con eso; si se tratara de insuficiencia renal y un médico la hubiera visto de inmediato, podría no haber muerto así, pensó Toshio, pero al final no lo expresó.

Gotouda Shuuji, Murasako Hidemasa. Gotouda Fuki. — Todo en aproximadamente medio mes.

Toshio dejó la comunidad de Kami-Sotoba y se secó el ligero sudor que se había formado.

El pueblo está rodeado de muerte …
“….Eso es estúpido.”

¿Qué pensaba él que estaba pasando? Japón tenía innumerables de ellos aquí y allá, pueblos de montaña que estaban en decadencia y desapareciendo, y este pueblo no tenía una sola diferencia con ellos. No era una ciudad a la vanguardia del cambio. Todo lo que estaba aquí era igual de inofensivo que inútil. Aquí — no había absolutamente nada en ningún lugar que hiciera necesario que algo sucediera aquí.

Pero, se dijo Toshio. “…. Al grupo de ellos los saca exactamente por lo mismo”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s