Súper Gen Divino – Capítulo 538: Sutra de la Escarcha


Séptimo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

El evento de intercambio tenía lugar en un gran auditorio. A su llegada, muchos jóvenes ya habían entrado con sus grupos propios.

No se prestó demasiada atención a la llegada de Han Sen y Ji Yanran. Ji Yanran no era la único miembro de la familia Ji, después de todo, ni tampoco era una persona de particular renombre.

Sin embargo, algunas personas de la familia Ji se fijaron en ella y se acercaron a saludarla. Mientras lo hacían, se aseguraron de observar a Han Sen.

Ji Yanran entonces presentó a Han Sen, y aunque ella no lo dijo explícitamente, su familia reconoció quién era él para ella, y por qué había elegido traerlo.

Han Sen había pensado que sería simplemente un evento de intercambio entre las familias Ji, Lin, Wang, y Xue, y que la asistencia no podría ser mayor que unos pocos cientos de personas. No hacía falta decir que sus expectativas se desvanecieron cuando vio que habían aparecido varios miles.

“Ji, Lin y Wang son las familias más grandes de los últimos tiempos. Se puede encontrar un rastro de ellos en cada rincón de la Alianza, incluso si son simplemente jóvenes que tienen menos de cuarenta años. No estoy seguro de que este auditorio pueda albergar a más de diez mil.” Ji Yanran se dio cuenta de la confusión de Han Sen, y se preparó para explicar más.

“¿No se considera a los Xue como una gran familia?” El corazón de Han Sen saltó cuando hizo esta pregunta.

“La familia Xue es muy reservada, y no hay muchos de ellos. Es cierto que el Qi Gong que poseen los Xue supera al de otras familias, incluida la mía.”

Han Sen tenía curiosidad, y quería saber más sobre la familia Xue. Sin embargo, antes de que pudiera preguntar nada, alguien se acercó a hablar con Ji Yanran y la interrumpió.

Han Sen miró a su alrededor y vio una mesa junto a un podio en el escenario, donde ya se habían reunido varias personas. Una de las personas allí era Lin Feng.

“Yanran, este debe ser tu novio.” Una mujer de edad similar a Ji Yanran se acercó. Miró a Han Sen mientras hablaba.

Los genes de la familia Ji eran fuertes. Era justo decir que todos y cada uno de los miembros de la familia eran guapos, y esa mujer no era una excepción. De hecho, se veía muy hermosa. Dicho esto, no se veía tan reluciente e impecable como Ji Yanran.

Esa mujer era similar a Ji Yanran, en la forma en que sostenía el brazo de otro joven que parecía tener una relación cercana con ella.

“Sí, Qingqiu.” Ji Yanran lo afirmo. Si ella había traído a Han Sen allí, eso significaba que no tenía intención de ocultar su identidad.

Ji Qingqiu sólo había querido hacer una conversación cortés, no tenía ningún interés real en Han Sen. Antes de que Ji Yanran pudiera siquiera presentarlo, Ji Qingqiu ya había comenzado a presentar al hombre que estaba a su lado. “Yanran, este es mi novio, Xue Yiyang. Hoy está aquí como representante de la familia Xue, que ha venido a hablar del Sutra del Corazón de Jade.”

Mientras Ji Qingqiu decía esto, sus cejas se levantaban bulliciosamente.

Ji Yanran saludó educadamente a Xue Yiyang, mientras que el corazón de Han Sen sintió un ligero temblor. Viendo a Xue Yiyang delante de él, Han Sen hizo todo lo posible por observar el decoro y trazó una comparación con Xue Longyan.

Rápidamente, Han Sen se sintió decepcionado. Aunque fueran de la misma familia, no era como si todos tuvieran que parecerse. Con el tiempo, Han Sen también había olvidado cómo era Xue Longyan. Después de todo, habían pasado unos cuantos años.

Ji Yanran habló entonces con Ji Qingqiu por un rato, quien continuó derramando alabanzas sobre lo encantador y asombroso que era Xue Yiyang mientras no prestaba atención a Han Sen. Ji Yanran se sintió disgustada por su comportamiento, y pensó en una excusa para dejarlos.

“El impulso de mi prima de competir conmigo nunca ha sido sofocado. Ahora que tiene un novio de la familia Xue, está tan orgullosa de sí misma.” Explicó Ji Yanran en voz baja a Han Sen.

“¿Es eso algo de lo que estar orgulloso?” Han Sen fingió sorpresa al preguntar eso.

Ji Yanran frunció los labios y dijo, “Supongo que no es algo de lo que estar particularmente orgullosa, pero si puede subir al escenario y hablar del sutra, debe ser una figura de cierta importancia en las cuatro familias.”

Después de eso, Ji Yanran comenzó a decir cosas desfavorables sobre la gente en el escenario. Luego dijo en voz baja, “Cada vez que hay un evento de intercambio, cada familia selecciona a algunas personas específicas para que den un discurso allí arriba. Si te seleccionan para ir allí, debes ser el mejor de los mejores de los que esa familia puede proporcionar.”

“Entonces deberías ir allí.” Se rió Han Sen.

Ji Yanran puso los ojos en blanco y respondió, “Cuando mi padre era joven, siempre estaba allí discutiendo sutras. Desafortunadamente, yo no llevo la llama de su talento. Mis calificaciones no son particularmente sobresalientes, por lo que carezco de las cualidades requeridas para ser elegida para ir allí arriba.”

“¿Quién dijo eso? Si yo tuviera algo que decir, le estaría diciendo a todo el mundo que tú eres la más calificada para ir allí. Una vez que estuvieras allí arriba, no tendrías que hablar y hablar. Podrías simplemente sentarte allí, y la gente que te viera vería el verdadero significado de la belleza. Entonces sabrían la respuesta a todo. Eso sería mejor que hacer un discurso aburrido, ¿no?” El coqueteo de Han Sen era increíble.

Las manos de Ji Yanran apretaban la cintura de Han Sen, mientras su rostro se iluminaba con la luz de mil sonrisas.

Ji Qingqiu y Xue Yiyang caminaron un rato, pero luego se acercaron a Ji Yanran una vez más. Ji Qingqiu se rió y dijo, “Yanran, vamos a subir a tomar asiento. ¿Te gustaría acompañarnos?”

“Ustedes dos vayan sin nosotros, Han Sen y yo estaremos bien aquí abajo.” Sonrió Ji Yanran.

“Supongo que es bueno estar aquí abajo, al menos tienes la libertad de moverte. Allí arriba, estás encerrado en ese lugar por las miradas de mil personas. Todo se siente bastante incómodo. Si no fuera por Yiyang, que tiene que dar un discurso importante ahí arriba, yo tampoco habría ido.” El rostro engreído y arrogante de Ji Qingqiu empañó sus aparentemente agradables palabras.

Después de eso, Ji Qingqiu miró a Han Sen y le preguntó, “Oh sí, olvidé preguntar, ¿de qué familia proviene tu novio?”

“Han Sen no viene de una familia Qi Gong.” Respondió Ji Yanran.

“Oh.” Ji Qingqiu rápidamente miró hacia otro lado e ignoró a Han Sen otra vez. Habló con Ji Yanran por un rato más sobre otras preocupaciones, y luego felizmente tomó el brazo de Xue Yiyang mientras la llevaba al escenario.

“No puedes juzgar a alguien por su aspecto. Esa Ji Qingqiu es una mujer hermosa, pero su personalidad no es tan agradable.” Comento Han Sen.

Ji Yanran se rió y dijo, “No puedes culparla. Desde que éramos niñas, todo lo que ella ha querido es competir conmigo. Es difícil encontrar un hombre adecuado. Sería una tonta si creyera que ella no querría mostrarme a su novio y su estatus.”

“Al decir eso, ¿estás sugiriendo que no soy una persona adecuada?” Han Sen bromeó.

“En mi corazón, no sólo eres un experto, sino que eres el mejor. Sin embargo, para las familias aquí presentes, ser seleccionados para dar un discurso ante todos los presentes es todo un honor. Es algo glorioso para ellos.” Ji Yanran se rió y continuó, “Además, la familia Xue siempre tiene una buena opinión de sí misma. Se creen a sí mismos mejor que cualquier otra familia. ¿No viste que los ojos de Xue Yiyang se elevaron para romper la estratosfera?”

“Debido a que las cuatro familias provienen del mismo linaje, a la familia Xue le gusta presentarse como el linaje principal. También poseen un montón de secretos y enigmas que los extraños a su sangre nunca pueden conocer.” Explicó Ji Yanran.

“¿Qué secretos?” El corazón de Han Sen empezó a dar saltos.

“El Sutra de la Escarcha.” Respondió Ji Yanran.

Han Sen suspiró aliviado, preocupada de que pudiera decir Músculo de Hielo y Hueso de Jade.

Ji Yanran añadió rápidamente, “Pero el Sutra de la Escarcha no es fácil de aprender. Sólo unas pocas personas en toda la historia registrada han sido capaces de practicar lo que enseña. Sin embargo, la familia Xue ha intentado recientemente convertir el Sutra de la Escarcha en un arte hipergénico, para que toda la familia pueda aprenderlo. Escuché que han estado viendo resultados en los últimos años, y que ha sido modificado en un arte hipergénico llamado Músculo de Hielo y Hueso de Jade. Pero dicho esto, nadie ha visto a nadie de la familia Xue usarlo.”

El corazón de Han Sen saltó, y pensó, “Así que es verdad, Xue Longyan pertenece a esta familia.”

 

 


3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s