Súper Gen Divino – Capítulo 536: Shura


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“¿Qué demonios es esto?” Han Sen se sorprendió… literal y figuradamente. Se preparó para soportar la electricidad que le recorrió, y luego convocó a las garras fantasmales para que atacar salvajemente a la medusa.

Pero las garras fantasmales atravesaron la piel gelatinosa y se atascaron en el interior de la criatura.

Han Sen se sorprendió, esa medusa era como un montón de jarabe viscoso. Todos los cortes y golpes eran inútiles contra ella, ya que no tendían ningún efecto y su enemigo mantenía su agarre sobre él sin importar lo que pasara.

Han Sen estaba conteniendo los calambres causados por la creciente electricidad y deseaba desesperadamente volver al Palacio de Cristal tan pronto como pudiera. Pero la medusa continuó atacando, adhiriéndose por todo el cuerpo de Han Sen. Ya la mitad del cuerpo de Han Sen había sido rodeado por la medusa y el resto seguramente lo seguiría.

Era la primera vez que Han Sen se encontraba con una criatura tan aterradora, y su corazón estaba aterrorizado. Su mente se aceleró, tratando de pensar en una manera de escapar de su terrible situación. De repente, con el rabillo del ojo, vio una sombra que nadaba hacia él desde el Palacio de Cristal.

Han Sen echó otro vistazo y vio a Zero nadando hacia él. En su sorpresa, quiso gritar y decirle a Zero que se quedara atrás, pero el hecho de estar en el agua lo hacía imposible.

Zero nadaba rápidamente hacia Han Sen y se acercó a su lado. Alargó la mano de nuevo, intentando alejar la medusa de él.

“¡No!” Han Sen gritó en su corazón, pero fue inútil. Zero fue atrapado por la medusa, al igual que Han Sen.

Más corrientes eléctricas entraron en su cuerpo y su cuerpo continuó convulsionando con espasmos. Parecía que se convertiría en carbón en cualquier momento.

Han Sen resistió el dolor y desesperadamente trató de pensar en una manera de salvarse a sí mismo y a Zero. Pero entonces notó que los ojos de Zero parpadeaban con una extraña luz púrpura.

Sus pupilas negras ahora brillaban de color púrpura, y el color se extendió para cambiar también su pelo negro. Pequeños cuernos púrpuras aparecieron en la parte superior de su cabeza. De repente, se convirtió en una shura de la realeza que Han Sen había visto una vez durante su primer encuentro.

¡Ching!

Zero, que había tomado la apariencia de una shura, usó sus manos para destrozar a la medusa. La criatura, que era como el barro, parecía haber perdido su poder bajo la contraofensiva de Zero. Como si hubiese sido golpeado por el cuchillo de goliat, el monstruo fue dividido en dos mitades.

Han Sen se sorprendió por lo que vio. Cuando Zero estaba en esa forma, era bastante difícil creer cuánto poder poseía. Ni siquiera la monstruosa medusa podía soportar el poder que provenía de sus pequeñas y delicadas manos.

Los ojos de Zero continuaron brillando con una luz púrpura, y sus manos temblaban. En un momento, limpió el cuerpo de Han Sen de los tentáculos en forma de vid que lo habían aprisionado. Luego lo llevó rápidamente de vuelta al Palacio de Cristal.

¡Splash!

Ambos salieron apresuradamente del agua. Zero rápidamente volvió a subir a bordo y se acostó en el suelo; el color de su pelo, ahora morado, comenzó a desvanecerse y a volver a ser negro, mientras que los cuernos que habían aparecido en su cabeza se encogieron y desaparecieron. De repente, volvió a parecerse a una típica hembra humana.

Han Sen fue rápidamente a ver cómo estaba. Notó que se había desmayado pero que no tenía ninguna herida grave. Una vez que terminó su inspección, dio un largo suspiro de alivio.

Zero permaneció desmayada por más de dos días. Cuando finalmente se despertó, su cuerpo estaba débil y no pudo reunir las ganas de comer durante los siguientes días.

“¿Es una humana o una shura?” Han Sen reflexionó en su corazón, y las dudas que tenía sobre su herencia aumentaron.

Pero ahora mismo, estaba preocupado sobre todo por su bienestar. No sabía si el hecho de que Zero se convirtiera en un shura la perjudicaría, porque ahora mismo estaba en un estado extremadamente débil. Parecía una paciente que se había sometido a una larga e intensiva cirugía; la tez de su cara estaba desprovista de color.

Afortunadamente, sin embargo, no estaba en una condición crítica. Han Sen le dio una solución nutritiva para beber, junto con líquidos que estaban diseñados para reparar cuerpos cansados. Esta última medicina venía directamente de la Alianza. Por la gracia de la buena fortuna, su condición mejoró a ritmo constante.

Después del incidente con la medusa, Han Sen no se atrevió a ir a cazar en las profundidades del mar él solo. Rescató el cadáver de la medusa y lo cocinó para poder entender de dónde venía.

Resultó que se trataba de una medusa divina de la clase Medusa Demonio Rojo, y aumentó los puntos genéticos divinos de Han Sen en ocho puntos.

Al regresar a la Alianza, Han Sen investigó mucho ese rompecabezas, pero no pudo averiguar nada que le diera una mayor comprensión del estado de Zero.

Los humanos son humanos, los shuras son shura. Aunque compartían atributos similares en términos de apariencia, eran dos especies separadas. Era imposible que alguien fuera a la vez un shura y un humano.

Han Sen incluso investigó la información con un biólogo. El biólogo le demostró que los genes que separaban a los shuras de los humanos eran demasiado diferentes para ser compatibles, o incluso para que naciera un híbrido.

Incluso si se trataba de una inseminación artificial, era imposible que surgiera un mestizaje entre un humano y un shura.

“Entonces, ¿como se podría definir mejor a Zero y las peculiaridades de su situación?” Han Sen lo pensó profundamente pero no pudo llegar a ninguna remota conclusión. Han Sen también tenía curiosidad por el tatuaje del gato de nueve vidas en la espalda de Zero.

“Sen, ¿puedes venir conmigo por favor?” Han Sen había estado buscando información cuando Ji Yanran llamó a la puerta y entró en la habitación.

“Por supuesto, ¿a dónde vamos?” Han Sen se sorprendió cuando miró a Ji Yanran. Esto se debió a que Ji Yanran rara vez venía a la habitación de Han Sen, y usualmente recurría a contactarlo sólo a través del comunicador.

Si Ji Yanran estaba dispuesta a ir directamente a su habitación, tenía que ser un asunto de cierta importancia. Por lo tanto, Han Sen no cuestionó su motivo para ir y rápidamente aceptó ir con ella.

Ji Yanran abrió la boca como si quisiera decir algo, pero se detuvo.

“¿Hay ciertos asuntos que no podemos discutir entre nosotros?” Han Sen parpadeó mientras preguntaba.

Ji Yanran se sintió abatida, y suspiró. “Mañana iré a un evento de intercambio. Esperaba que pudieras acompañarme.”

“¿Qué evento de intercambio?” Han Sen miró a Ji Yanran con algo de confusión, ya que se había preguntado si ella había acudido a él por algo que tuviera que ver con su familia. No esperaba que ella lo quisiera para un evento de intercambio.

“¿Cómo puedo explicar mejor esto…? Es un evento de intercambio semiprivado. La gente que participa en este evento es joven, como yo.” Ji Yanran habló lentamente, detallando su explicación con mucho cuidado.

“No es un evento de citas, ¿verdad?” Han Sen guiño un ojo.

Ji Yanran se ofendió y dijo, “¡Usa tu mente! ¡Esto no tiene nada que ver! Realmente es sólo un evento de intercambio. Pero verás, la gente que está allí será ‘especial’. Y también lo serán los bienes que se ofrezcan. Espero que puedas acompañarme, ya que estoy segura de que te ayudará en el futuro.”

“¿Podrías decirme qué tipo de evento de intercambio es?” Preguntó Han Sen, ahora con curiosidad.

Ji Yanran dudó pero luego decidió decírselo. “Debes ser consciente de que la humanidad tiene sus transcendidos, y que ese es el verdadero comienzo de nuestra evolución.”

Han Sen asintió y dijo, “Me enseñaron sobre eso cuando fui a la escuela. Un transcendido puede superar los límites de lo que cualquier humano ordinario puede lograr, y su existencia significa el comienzo de la evolución genética de la humanidad.”

“El evento de intercambio discutirá nuestra evolución genética.” Ji Yanran comento.

Han Sen miró a Ji Yanran, pero no estaba del todo seguro de lo que quería decir. Si los transcendidos eran el comienzo del siguiente paso de la humanidad, entonces las personas que se unieran a tal evento deberían ser sólo transcendidos. Ji Yanran era simplemente una evolucionada, ¿entonces qué iba a hacer allí?

Ji Yanran parecía saber lo que Han Sen estaba pensando. Empezó a explicarlo con más detalle, “En teoría, los humanos necesitan alcanzar el nivel de transcendido para evolucionar sus genes por sí mismos. Pero ha habido ciertos casos en los que aquellos con talento superiores han podido evolucionar por sí mismos. El evento de intercambio tiene como objetivo discutir sobre ese asunto.”

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s