Stop, Friendly Fire! Capítulo 33 – 1


<Capítulo 33: Titan – 1>

 

EZ: 2/3


Si había algo que Lee Shin Woo no tuvo en cuenta, era Metafel, o lo que una vez fue aclamado como el “orgullo” del Rey Mercenario.

 

[Kik, así que no había nadie detrás de mí…. No, puede que todavía estén ahí, pero ese tipo es el líder. ¡K-kiiik! ¡Qué gracioso! Kuheeeeehk!]

 

Metafel debe haber pensado que era un espía desconocido, pero ¿qué pensaría si supiera que Lee Shin Woo es el cerebro detrás de todo esto?

 

No sólo perdió el artefacto que el Archimago le dio, sino que también fue usado en su contra para dividir a sus tropas. ¿Y si estos gigantes y los no-muertos, que habían reducido gradualmente sus tropas a la mitad, estuvieran en el mismo bando?

 

[Kiiiiiiiik! El Rey Mercenario, Metafel se ha ido. ¡Completamente Ido! Sí, ha pasado mucho tiempo desde que mi cerebro podrido fue devorado, así que ¿cómo podría ser el mismo que antes?]

 

En el momento en que Metafel pudo ver al hombre que hábilmente lo condujo hasta aquí, usó su orgullo en su contra para que no pidiera refuerzos, que comandaba a los no-muertos, humanos, gigantes, incluso golems y otras razas también, que atraparon a sus fuerzas dentro de la cadena montañosa, y que los engatusaron….

 

[Kukeuk. Kuheuk… Kuaaaaaaaaaaaah!]

 

Corrió hacia delante como si fuera a hacerlo desde el principio. Cuando pensó en sus orgullosas 50.000 tropas siendo derribadas por ese hombre, supo que no podía quedarse sentado como un idiota y no hacer nada.

 

[Ya no necesitas una brigada.]

 

[¿Quieres que ocupe el lugar del general Sombra Relámpago? Archimago, soy el Rey Mercenario. Soy más fuerte cuando lidero.]

 

[No, todavía no lo entiendes, ¿verdad? Todo eso fue en el pasado. Ahora eres diferente.]

 

Esa fue una parte de la conversación que tuvieron después de la muerte del general Sombra Relámpago.

 

En ese momento, Metafel no entendía lo que el Archimago le estaba diciendo, y por eso, el Archimago le dio una misión. Esa misión era invadir los dominios del Gigante.

 

[Kik…]

 

En ese entonces, pensó que matando a todos los Gigantes y devorando toda su carne y sangre podrida sería capaz de subir de nivel. Pero eso no ocurrió realmente.

 

Los números no tenían sentido debido al peligroso terreno, y sus oponentes eran más fuertes de lo que había previsto. Sus escuadrones chocarían con un pequeño puñado de tropas y repetidamente eran destrozados una y otra vez. Metafel entendió lo que el Archimago trataba de decirle.

 

[¡Débiles… son innecesarios!  ¡Kuaaaaaah!]

 

Un ser absoluto no tiene debilidades. Metafel tenía una forma de convertirse en el “más fuerte”, y todo lo que debía hacer era decidirse. Era demasiado inútil usar su habilidad para curar sus heridas. La habilidad que vino con su ‘renacimiento’ no era algo tan trivial como una habilidad de sanación.

 

[General…!]

 

[¡Delicioso! ¡Como pensé, es delicioso!]

 

Se volvería más fuerte y crecería comiendo y, en último lugar, evolucionaría. Metafel se estremeció. Se sintió como si la una vez irrompible pared se agrietara poco a poco y la luz brillara a través de ella. Cuanto más extendía la mano, más amplio abría la boca, más intensa se hacía la luz.

 

[Todos ustedes… ¡vengan a mí! ¡Voy a…. comerlos a todos!]

 

Y así comenzó el banquete de Metafel con sus tropas.

 

“Ese loco bastardo esta…”

 

Al ver eso, Lee Shin Woo se estremeció por una razón diferente.

 

Los soldados de Metafel disminuían rápidamente. Gracias a los esfuerzos de los Gigantes y los Pauls, alrededor de la mitad de los soldados de Metafel fueron derrotados, y Metafel comenzó a comerse la otra mitad.

 

[General, ¿por qué…!?]

 

[Geureu….! No hay razón para que vivas cuando ni siquiera puedes derrotar a un enemigo. Agradece que al menos puedes convertirte en una fuente de nutrientes para mí!]

 

[Guaaaaahk!?]

 

El enloquecido Metafel comenzó a comer sin tener en cuenta a los soldados que lo rodeaban. Aunque al principio Metafel se veía exactamente como un humano, cuando abrió la boca y estiró la mandíbula, sus mejillas se abrieron, revelando en su interior dientes afilados como los de una bestia.

 

“¡Ese loco Ghoul bastardo!”

 

“T., tengo miedo. Se está haciendo más fuerte”.

 

“Shin Woo, ¿qué vas a hacer?”

 

Lee Shin Woo pensó brevemente en la situación imprevista que tenía por delante. ¿Deberíamos derribarlo de inmediato, o debería proceder con su estrategia original? Pero en realidad ni siquiera necesitaba pensarlo.

 

[Kuhaaaaaaaaaaah!]

 

“¿Keuk?”

 

En el momento en que Metafel rugió, un aura roja rodeó a los soldados que una vez estuvieron bajo su mando. Lee Shin Woo pensó que era una especie de habilidad especial que Metafel sólo podía usar comiéndose a algunos de sus soldados, así que se sintió realmente incómodo y recordó sus fuerzas, pero….

 

[Kuaaaaaaah!]

 

[Kik, Kihiiiiiii!]

 

“…¿Qué demonios?”

 

En realidad no era un buff; en realidad era una habilidad que obligaba a sus subordinados a hacer algo… correr hacia su comandante, Metafel.

 

[¡N-, no quiero!]

 

[¡Sir Metafel, por favor, no!]

 

[Es mejor si me dan sus vidas a mí que a esos insectos! ¡Los comeré a todos!]

 

Lee Shin Woo se dio cuenta de pronto al ver a Metafel abrir bien la boca y seguir comiendo. Esa era la habilidad tramposa que le permitió ignorar la inferencia espacial del mana y reunir a sus tropas con él como centro. Una habilidad que le permitía tener un suministro de alimentos de emergencia cerca en todo momento!

 

“¿Entonces por qué está haciendo eso ahora?”

 

[¡Maestro, no podrás ganar una vez que haya empezado a comer de verdad! ¡Cuando termine de comerse a todas esos élites, podría…!]

 

“Sí. Ya que casi ha crecido lo más que pudo como un nivel 7.”

 

Shino Rendu le envió un informe urgente, pero Lee Shin Woo ya estaba al tanto de la situación. Lee Shin Woo no sabía por qué ese loco bastardo empezó a comerse a sus propios soldados una vez que lo vio, pero el número de soldados no importaría si se volviera de nivel 8.

 

Aún así, incluso si atacaban, todas sus heridas se curarían porque estaba comiendo continuamente. Y a pesar del hechizo de Kratia, Setoin sobrevivió y casi como si esperara que esto sucediera, ¡estaba al lado de Metafel para protegerlo!

 

“Sobre todo, es imposible derribarlo, ya que las tropas del Imperio lo están abarrotando por todas partes. Entonces, en cambio…. ¡le impediremos que coma! ¡Todas las fuerzas, ataquen! No son más que prácticas de tiro ahora mismo!”

 

La voz resonante de Lee Shin Woo resonó por toda la cadena montañosa. Si no podían detener a Metafel de comer, entonces le quitarían su suministro de alimentos. Eso era lo único que Lee Shin Woo podía hacer en estos momentos.

 

Debido a su habilidad, los subordinados de Metafel no podían hacer otra cosa que correr hacia él. Por lo tanto, no tendría que preocuparse por ninguna baja y sus fuerzas podrían derribarlos con facilidad!

 

[Guoooooooooooooh!]

 

[Kyahaaaaaaah!]

 

[Por el Orgullo del Titán!]

 

Todos los que oyeron su llamado descartaron sus operaciones encubiertas y salieron corriendo de los cañones, de las colinas y de entre los peñascos.

 

Metafel siguió comiéndose sus propias tropas, y esas tropas se vieron obligadas a concentrarse en Metafel. La Fuerzas de Pauls y los Gigantes atacaron a las tropas enemigas… y fue un caos.

 

“¿Cómo se llegó a esto?”

 

“No me preguntes a mí.”

 

Tenía un sabor amargo. Por supuesto, no se esperaba que le saliera bien de principio a fin, pero ¿quién iba a imaginar que Metafel tendría ese truco bajo la manga?

 

Además, Metafel estaba situada en una ubicación desfavorable. Al romper todo el acantilado con su magia arcana, Kratia consiguió infligir una cantidad significativa de daño a la fuerza principal, pero al mismo tiempo convirtió el paisaje en una llanura nevada abierta, lo que dificultó que lo atacaran más.

 

“Así que es una guerra total”.

 

“No puedes llamar a esto una guerra total. …Si realmente tienes que llamarlo de alguna manera, entonces llámalo restaurante/comedor…”

 

“Es el restaurante/comedor más intenso que he visto en mi vida…”

 

“¡Detengan a todos los que puedan! ¡Nosotros también vamos!”

 

El enloquecido Metafel no discriminaba entre amigo y enemigo y sólo seguía comiendo para llegar al nivel 8. Por otro lado, la Brigada de Pauls atacó a las tropas que gritaban, que estaban pegadas al general, permitiéndoles descansar en paz. Una batalla no debería haber cambiado tanto en tan poco tiempo.

 

‘Pero, si excluimos el hecho de que Metafel se está fortaleciendo continuamente, entonces la situación no es mala.’

 

Lee Shin Woo empuñó espadas con ambas manos, señaló a Jin a las fuerzas enemigas, y Jin empezó a correr. La razón por la que Lee Shin Woo decidió tan categóricamente usar a los Gigantes para romper los acantilados y esparcir veneno fue por la absoluta desventaja numérica.

 

Pero ahora mismo, Metafel estaba acabando con sus propias tropas. Además, las tropas de Metafel no podían luchar adecuadamente debido a su habilidad, así que si él se aprovechaba de esta situación, entonces debería ser capaz de matar a Metafel con bastante facilidad.

 

‘Esa es la clave.’

 

“Si Metafel alcanza el nivel 8 o no.”

 

Lee Shin Woo murmuró eso mientras invocaba en el aire una gigantificada Hacha de Hueso Doble de Derretimiento, la hizo explotar, y esparció el Ácido Venenoso entre miles de tropas enemigas. Escuchando eso, Jin tembló levemente.

 

“¿Qué hacemos si realmente se convierte en nivel 8? ¿Hacemos lo que hicimos contra Feotane Von Seldin…?”

 

“No. No será tan fuerte. Ya que ese tipo parecía muy poderoso, incluso para un nivel 8. …pero definitivamente será fuerte. Además, si tenemos en cuenta su habilidad innata como ghoul, entonces enfrentarlo con números es una mala idea”.

 

Para ser honestos, ni siquiera quería imaginar a un enemigo como un Ghoul de nivel 8. Si Metafel se comiera a una de sus tropas mientras luchaba, no sólo se curarían sus heridas, sino que también se haría más fuerte, así que no importaba cuántos élites de nivel 7 tuviera, Lee Shin Woo no podía evitar sentirse reacio a ello.

 

“Además, pensé que no se comería los esqueletos, pero en realidad sí. Espero que se rompa los dientes por masticar huesos”.

 

“Shin Woo, contrólate. Si pierdes la concentración, todos moriremos… Tch!”

 

Jin llamó a Lee Shin Woo, que actuaba como un niño pequeño ante el general y de repente saltó al aire. Apenas evitó la flecha negra que pasaba por sus pies; fue disparada nada menos que por Setoin Miletus. En algún momento, se puso frente a ellos, bloqueando su camino.

 

[Sentí que me tomaría demasiado tiempo derribar a los Gigantes o a los Golems.]

 

Contrariamente a las tropas del Imperio, que continuamente se amontonaban sobre Metafel, Setoin fue sorprendentemente capaz de retener su intelecto. Por supuesto, él también estaba vestido con un aura roja, pero su indomable voluntad de proteger a Metafel le permitió resistir sus efectos.

 

Era un súbdito verdaderamente fiel…. También era un verdadero grano en el culo para Lee Shin Woo.

 

[Ven. No estarás planeando huir de nuevo, ¿verdad?]

 

“Por supuesto que no. Si podemos derribarte, entonces definitivamente lo debilitará”.

 

Lee Shin Woo miró a Setoin, quien con confianza le apuntó con su arco y le contestó tranquilamente, pero en realidad estaba bastante frustrado. Era por Kratia, que estaba sentada detrás de él.

 

Inmediatamente después de haber usado su magia arcana, Kratia se convirtió en un peso muerto. Además, su oponente usaba un arco. Sería muy difícil enfrentarse a él mientras se protege a Kratia.

 

“¡Porque tengo cosas que hacer, no podré jugar contigo por mucho tiempo!”

 

[Keuk!]

 

Si ese es el caso, entonces no tenía otra opción que matar a su oponente lo más rápido posible! Lee Shin Woo unió su mente con la de Jin y de repente atacaron a Setoin.

 

Setoin, como si lo hubiera esperado, lanzó docenas de flechas (debe haber sido una habilidad), pero de pronto apareció un escudo justo ante él que bloqueó las flechas y explotó, infligiéndole daño.

 

[Kuhahk!?]

 

“¡Conoce tu lugar!”

 

Para ser honestos, a Lee Shin Woo no le agradaba Setoin desde el principio. Setoin siempre custodiaba a Metafel a su lado y lo acompañaba cuidadosamente. Lee Shin Woo robó el dispositivo mágico y a pesar de ser sólo un ayudante de campo, Setoin tuvo la osadía de despreciar a Lee Shin Woo.

 

“¡Gracias por venir aquí tú mismo!”

 

[Keook!]

 

En el cuello de Setoin había un Aliento del Dios Relámpago, quien rodó por el suelo e intentó ponerse de pie. Lee Shin Woo empujó la espada hasta el suelo, impidiendo que Setoin se moviera. Jin pateó con fuerza con sus piernas delanteras y rompió su arco en pedazos.

 

“Eres muy rápido…”

 

Aunque Setoin era un nivel 7 como Lee Shin Woo, así como un élite, su combate concluyó instantáneamente. Kratia, que adoptó una postura defensiva, se maravilló de Lee Shin Woo, ya que había dominado a Setoin en un instante, mientras que ella ni siquiera había sido capaz de reaccionar. Si es así de poderoso, entonces debería ser capaz de luchar contra Metafel de frente….

 

“¡Jin!”

 

“¡Keuk!”

 

Jin retrocedió de nuevo. Una ola de maná rojo y lúgubre golpeó el suelo donde antes estaban. Sólo había una cosa que haría que Lee Shin Woo y Jin evadieran: Metafel en persona.

 

[¿También intentas robarme a Setoin? No podemos permitirlo.]

 

“¡Ha!”

 

En el momento en que Metafel tocó el Aliento del Dios Relámpago, Lee Shin Woo lo hizo explotar con fuerza.

 

Lee Shin Woo planeaba lesionar a Metafel o acabar con Setoin, pero… Desgraciadamente, Metafel extendió los brazos y una lengua espantosa se aferró a la aliento del Dios Relámpago que estallaba y se lo comió.

 

Inmediatamente después, el Aliento del Dios del Relámpago explotó con un ‘boom’, haciendo explotar sus brazos, pero él regeneró los brazos de inmediato con sus abrumadoras habilidades regenerativas.

 

“…¿Qué?”

 

[¡General!]

 

[Setoin, buen trabajo.]

 

[Sí, General…]

 

Lee Shin Woo gimió ante la durabilidad de Metafel, ya que fue capaz de soportar una explosión de un Aliento del Dios Relámpago sin sufrir daños. Metafel agarró Setoin derribado y se lo comió.

 

Se lo tragó y el maná rojo explotó desde su cuerpo.

 

[Creo…. que ya casi estoy ahí.]

 

Metafel, que había terminado de comerse a Setoin, se volteó hacia Lee Shin Woo y sonrió.

 

Su cuerpo estaba recubierto de grietas, pero entonces, su cuerpo se hinchó como si estuviera explotando.

 

[Espera ahí. ¡Te comeré en un momento!]

 

Lee Shin Woo ya ni siquiera podía reconocer a Metafel, y Metafel gritó mientras su cuerpo emitía ondas de maná.

 

Tenía una corazonada. Metafel había empezado a subir de nivel.


AnteriorIndice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s