Stop, Friendly Fire! Capítulo 32 – 5[Fin del Volumen 7]


<Capítulo 32: El Orgullo de los Titanes – 5[Fin del Volumen 7]>

 

EZ: 1/3


[¡La fuerza del Titán está siendo restaurada!]

 

[¡El que posee la voluntad de Fenno, Paul Zero, ha revivido al Titán!]

 

Los Gigantes estaban de buen humor. Una vez que Lee Shin Woo salió con el Corazón del Titán, o el Núcleo Óseo del Titán, las habilidades de todos los Gigantes esparcidos por sus dominios aumentaron. Por supuesto, no había manera de obtener un número exacto, pero parece que se habían vuelto un 20% más fuertes que antes.

 

‘Y si consigo instalar el núcleo en un golem… Al final, serán más fuertes de lo que son ahora.’

 

Si él agregara el cuerpo del golem, que amplificaba y refinaba la energía del núcleo, entonces los Gigantes deberían ser fortalecidos aún más. Pero sólo lamentó una cosa: el golem tendría una debilidad natural.

 

‘No liberará calor sin cesar. No obstante, condensará el calor casi hasta su límite y luego lo liberará durante un tiempo limitado….’

 

Por supuesto, debido a que fue establecido de esa manera, el núcleo era nivel 8, pero no pudo deshacerse de la sensación de que este golem era un arma de destrucción masiva. No podía funcionar durante mucho tiempo y también tenía un largo tiempo de recarga, así que…

 

[¡Seguiremos las órdenes de Paul Zero! Conviértanse en una tormenta de hielo salvaje y empujen al enemigo hacia atrás!]

 

[¡El Orgullo del Titán regresado! ¡Mostrémosles la fuerza de los Titanes!]

 

[Uoooooooh!]

 

“Bien. ¡Entonces, todos hagan lo que se les ha dicho! …Esto es todo lo que sé por ahora, y te dejaré el resto a ti.”

 

“Ah.”

 

Una vez que ordenó a los Gigantes que se fueran, Lee Shin Woo se dio la vuelta y le pasó el núcleo a Kratia. Aunque el núcleo fue restaurado completamente, todavía había mucho que necesitaban saber sobre él antes de poder usarlo para fabricar un golem. Y Lee Shin Woo no pudo averiguar todo lo que había que saber por sí mismo.

 

“¿De verdad puedes dejármelo a mí?”

 

“Voy a estar ocupado comandándolos, así que no tengo tiempo para hacer un análisis exhaustivo. Además, eres la única que puede protegerlo y analizarlo al mismo tiempo”.

 

“…Déjamelo a mí. Haremos un golem increíble juntos”.

 

Kratia, que momentáneamente miró vacía las palabras de Lee Shin Woo, pronto resopló, asintió con firmeza, y aceptó el núcleo de Lee Shin Woo, junto con su confianza.

 

Ella dijo que ‘ella podía hacerlo’ y él la puso a cargo de ello, pero su misión era realmente importante. No estaría sentada en un solo lugar, analizando tranquilamente el núcleo; en cambio, se estaría moviendo junto con Lee Shin Woo, analizándolo y protegiéndolo simultáneamente para que finalmente fortaleciera aún más a los Gigantes.

 

Además, si tuviera tiempo, también tendría que usar su magia. Para cualquier otra persona, sería imposible, pero para ella, que podía usar Magia Catalizadora a través del uso de su orbe, se hizo posible.

 

“¿Crees que seremos capaces de hacer un golem antes de enfrentarnos a Metafel?”

 

“Ese sería el mejor resultado, pero recuerda, vinimos aquí listos para ganar sin esto.”

 

Lee Shin Woo le dio a Kratia el núcleo para que lo analizara “por si acaso”. Si Metafel no hubiera tenido esa extraña habilidad que le permitió llamar a sus tropas, Lee Shin Woo no habría tenido que prepararse para el peor de los casos.

 

Pero como se dice ‘aunque esté podrido, sigue siendo un arenque’. Como Metafel demostró lo que podía hacer, Lee Shin Woo tenía que hacer lo que pudo, e incluso un poco de lo que no podía.

 

“Pero es un alivio que hayamos podido obtener el núcleo desde el principio. Ya que también ganamos algunos grandes refuerzos en el proceso.”

 

“Eso es…. Sí, tienes razón”.

 

Una vez que Lee Shin Woo y Kratia se pusieron sobre su espalda, Jin corrió por encima de la colina y asintió, viendo a los dos gigantes saltando desde el acantilado hasta la cola de las fuerzas enemigas. Esos dos Gigantes eran nada menos que los dos Titán Zombis Sellados élites nivel 7 que una vez fueron héroes, Ellata y Arogan.

 

“¡Recuerden, golpeen y huyan!”

 

[Por supuesto. ¡Golpear…!]

 

[¡Golpear!]

 

Su habilidad Comando Rango Superior les permitió escucharlo, incluso desde lejos, y los dos Gigantes asintieron con entusiasmo ante las órdenes de Lee Shin Woo.

 

Aunque eran gigantes elite de nivel 7, si Metafel se presentaba personalmente con sus subordinados, no tendrían ninguna posibilidad contra él. Por lo tanto, les ordenó que adoptaran tácticas de ataque y fuga, y parecían obedecer su orden sin lugar a dudas, como corresponde a Gigantes que eran tan leales al Corazón del Titán…. es lo que él pensaba, pero pronto traicionaron sus expectativas.

 

[Golpeaaaaaar!]

 

Los dos “héroes” pusieron sus manos en el suelo y lo voltearon para aplastar a cientos de soldados. Luego, tomaron la tierra desenterrada y la arrojaron, matando a la otra sección del ejército. Inmediatamente aniquilaron el escuadrón.

 

[¡Como has ordenado, Sir Paul Zero, nos retiraremos ahora!]

 

[¡Victoria para el gran Titán!]

 

Ya ni siquiera se trataba ‘golpear y correr’. Con un solo ‘golpe’ demasiado poderoso, los Gigantes destruyeron a todo el escuadrón sin dejar más enemigos que matar, ¡así que tuvieron que ir a otro lugar!

 

Debía haber unos cuantos caballeros de nivel 5 mezclados, pero murieron sin oponer resistencia, haciendo reír a Lee Shin Woo.

 

“Son bastante confiables.”

 

Bien. Si seguían haciendo eso, entonces podrían reducir el número de fuerzas enemigas más rápido de lo que había previsto. Aún así, Lee Shin Woo ordenó que no fueran descuidados. Luego dio sus órdenes a sus otras tropas.

 

“¡Rompan ese lado!”

 

[¡Entiendo!]

 

Había otros gigantes que luchaban en la vanguardia aparte de Ellata y Arogan, pero la mayoría de ellos rompían el peligroso terreno montañoso o agitaban los caminos de montaña para sembrar el caos entre las filas enemigas.

 

Con su tamaño, los Gigantes podrían fácilmente romper una sola colina y aplastar a las fuerzas enemigas bajo los escombros o aislar a la unidad de la fuerza principal!

 

[Hey…. una roca viene hacia ti…!]

 

[¿Una roca? Espera, es una roca…. ¡Esa roca!]

 

[¡Son los Gigantes! ¡Los Gigantes nos han tendido una emboscada y nos están lanzando piedras!]

 

[¿De qué demonios estás hablando… Kuhahk!?]

 

[¡General!]

 

Rem seguía los movimientos del enemigo, y una vez que Lee Shin Woo recibió su informe, dio órdenes a los gigantes apropiados. Estaban alterando el ejército en el lugar y momento adecuados, por lo que ni siquiera la capacidad de Metafel sería capaz de reunir a todas sus tropas.

 

[Kuhaa. ¿A quién están buscando tan desesperadamente?]

 

[Keok!?]

 

[¡Es un monstruo!]

 

Y no fueron los Gigantes los primeros en llegar, sino la Brigada de Pauls, ya que Lee Shin Woo podía transmitirles su intención mucho más rápidamente.

 

Especialmente Shino Rendu. Quizás fue por su karma de vengador, pero todas las habilidades de Shino Rendu aumentaron exponencialmente al enfrentarse no sólo a Metafel sino también a sus subordinados.

 

[Kuaaaaaaaaaaah!]

 

[Kahk!]

 

[Kii…!]

 

Shino Rendu balanceó su brazo derecho, en gran parte reforzado (con la habilidad que Dios le otorgó), y creó un milagro muy parecido al de los dos Gigantes. Cada vez que su gigantesco y enrojecido brazo creaba una onda expansiva, las tropas del Imperio se desgarraban y dispersaban.

 

Gracias a él, las tropas del Imperio vacilaron, y los Pauls a los que dirigía solo tenían que atacar a los soldados y derribarlos. En realidad, alrededor de la mitad de ellos ya habían muerto y se habían convertido en botín.

 

[Paul Zero ha dado la orden. Cuanto mayor sea nuestra resolución, más rápido será la resurrección del Titán!]

 

[Uooooooooooh! El orgullo del Titán!]

 

[¡El orgullo del Titán!]

 

“¿Dijiste algo así?”

 

“Sí, mentí.”

 

“Eres tan genial.”

 

Los Gigantes de toda la cordillera gritaron, y Lee Shin Woo continuó dando órdenes.

 

Tiraban rocas, rompían acantilados, rompían carreteras, e incluso rompían bancos de nieve que se habían acumulado durante años y los soltaban sobre el Ejército Imperial. Era una sensación de escalofrío, ya que se parecía mucho a la furia de la madre naturaleza.

 

[¡Ahora es el momento! Mientras se mueven, ¡démosles con una lanza en la cara.]

 

[¡Por Paul Zero!]

 

[Cumpliendo la orden del Maestro.]

 

No era sólo Shino Rendu atacando al confundido Ejército Imperial, sino también Bisher Moon, los Chi Paul e incluso los Erems lanzando un ataque sorpresa, por lo que Lee Shin Woo fue capaz de ver cómo disminuía el número de fuerzas enemigas.

 

Era como si estuvieran comiendo queso, empezando por fuera poco a poco. Al dividir y aislar repetidamente a sus tropas, las tropas de Lee Shin Woo pudieron reducir rápidamente su número. Tal vez incluso los estaban cortando más rápido que el primer día. Además, la capacidad de lucha de los Gigantes había aumentado significativamente y sus actitudes también habían cambiado.

 

[¡Te mataré…. por el Orgullo del Titán!]

 

[¡Por Paul Zero!]

 

[¡Querido Titán, por favor, vigílame!]

 

Era diferente a ayer, donde tenían que luchar por necesidad. Confiaban y tenían la esperanza de que el Titán regresaría, así que lucharon como si algo les esperara más allá de la muerte. No había forma de que no se hubieran hecho más fuertes.

 

[Metafel…. ¡Te mataré yo mismo!]

 

[Estas abominables huellas del Imperio… Enterrémoslos en la fría tierra!]

 

[Uooooooooooh!]

 

Por supuesto, las fuerzas de Paul Zero absorbieron 13.000 huesos en un solo día, por lo que se habían fortalecido significativamente. Además, el hueso de élite nivel 7 que Chi Paul había absorbido tuvo un efecto mayor de lo que él esperaba, por lo que las fuerzas de Paul Zero estaban decididas a fortalecerse y estaban siendo más activas en el combate de lo que lo habían sido antes.

 

“Bien. Han matado a unos 10.000”.

 

Lee Shin Woo descubrió a cuántos han matado a través de Rem, asintió y murmuró eso. Jin estaba asombrada y gritó.

 

“¿¡Ya!? ¡Ni siquiera han pasado dos horas desde que empezó la batalla…!”

 

“Tenemos que derribarlos aún más rápido. Después de todo, no sé cuánto tiempo podremos mantener nuestra ventaja”.

 

“¿Pero no podías tomar a tus élites y luchar contra Metafel directamente? Si derribas al líder, se desmoronarán y huirán. ¿No es ese tu plan habitual?”

 

“De ninguna manera. No podemos”.

 

Lee Shin Woo respondió con firmeza a la pregunta de Jin. Por supuesto, si tuviera una habilidad que le permitiera disparar al líder y sembrar el caos entre las filas enemigas, todo en uno, entonces lo haría, pero…

 

“Para este tipo, tenemos que eliminar a todos los que lo rodean primero.”

 

“Estoy de acuerdo….ya que nuestro oponente es un Ghoul.”

 

Aunque constantemente daba órdenes a sus subordinados, Lee Shin Woo no apartaba los ojos de Metafel Rerdan, que estaba en el centro mismo de sus tropas. Juzgó a Metafel como una gran amenaza.

 

A pesar de que sus soldados morían a su alrededor, Metafel no se dio prisa y sus ojos brillaban, observando el campo de batalla que lo rodeaba. Entonces, como se le ordenó, Setoin (se parecía a su ayudante de campo) disparó una flecha a alguien que estaba en la retaguardia, matándolo.

 

“…me está buscando.”

 

“Hay dos colinas entre nosotros, ¿crees que podrá encontrarnos?”

 

“Nunca podrá encontrarnos. No saben nada de Rem, así que todavía están tratando de encontrarnos. Si tan sólo supieran… Qué lástima”.

 

Pero justo cuando Lee Shin Woo terminó, Setoin inmediatamente disparó una flecha al cielo. Metafel y Setoin, que habían sentido que era extraño que Lee Shin Woo fuera capaz de comandar sus tropas y seguir sus movimientos desde lejos, pronto llegaron a la conclusión correcta. Además, rápidamente se dieron cuenta de dónde estaba Rem y hasta le dieron. Setoin definitivamente tenía algún tipo de habilidad de francotirador.

 

[Maestro, he sufrido daños.]

 

“Regresa. Ese tipo es un grano en el culo”.

 

[Lo entiendo.]

 

Sabía que eventualmente se vería expuesto a medida que avanzara la batalla, pero era demasiado pronto. Lee Shin Woo llamó a Rem, que fue golpeado por la flecha de Setoin, la sanó, y chasqueó su lengua.

 

“La situación ha cambiado. No está claro si podemos tratar con Metafel más rápido o no”.

 

“¿Qué tal si les lanzamos un gran hechizo y luego volvemos a poner a Rem en el aire?”

 

“No podemos usar más a Rem. No obstante, disparar un hechizo enorme; eso suena como una buena idea. …Parece que Setoin se está moviendo para derribar a los Gigantes. Rompe ese acantilado de ahí. Con eso, podremos retenerlo. …creo que deberíamos empezar a atacar su mando ahora.”

 

“Ok.”

 

Kratia pasó brevemente el núcleo a Lee Shin Woo y comenzó a lanzar su hechizo. Pero cuando Rem, que estaba ya totalmente curado, iba a saltar sobre el hombro de Lee Shin Woo, se detuvo y se concentró en el núcleo.

 

[¿Puedo ayudar con el análisis en curso también?]

 

“Ahora que lo pienso, los golems son tu especialidad. ¿Puedo dejártelo a ti?”

 

[Por supuesto.]

 

Pensar que sería tan útil, sin importar si estaba en el cielo o en el suelo. Qué golem tan adorable. Lee Shin Woo pensó en lo que debería recompensar a Rem una vez terminada esta batalla, y continuó ordenando a sus no-muertos. Pero entonces…

 

“¡Shin Woo!”

 

Kratia llamó bruscamente a Lee Shin Woo. Lee Shin Woo levantó la cabeza, fue testigo del hechizo de Kratia que causó una enorme explosión y la vio usar el acantilado para atacar Metafel y Setoin en particular. Usando su Magia Catalizadora, ella transformó la desmoronada colina helada en cientos de miles de lanzas de hielo, lo cual fue especialmente memorable.

 

“¿Qué pasa? Es perfecto.”

 

“¡Ese no es el problema aquí! ¡Ese tipo! ¡En el momento en que lancé el hechizo, descubrió dónde estamos!”

 

“…es bastante bueno. ¿Era Hansen el único tonto de los 12 generales?”

 

¿Fue porque la magia de Kratia era a tan grande en escala? Pudo ver a Metafel desde más allá del acantilado roto. El problema era que Metafel los encontró cuando Kratia activó el hechizo….

 

[Keuk, Kuhaaaaaaaa!]

 

Justo después de determinar su ubicación, gritó de forma extraña. Si Lee Shin Woo todavía tenía tímpanos, entonces sentía como si estos hubieran estallado. Fue como si ese grito les advirtiera que los encontraría, y Lee Shin Woo decidió enfrentarlo, emparejándolo con su Instigar.

 

[Kuhaaaaaaaa… Kuwaaaaaaaaaaaaah!]

 

Metafel, que estaba gritando, de pronto abrió la boca completamente.

 

Y se comió al caballero más cercano.


AnteriorIndice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s