Stop, Friendly Fire! Capítulo 32 – 3


<Capítulo 32: El Orgullo de los Titanes – 3>

 

EZ: 2/3


Lee Shin Woo estaba caminando en la parte interior del dominio de los Gigantes con uno de los Gigantes de nivel 7. Desde una vista exterior, parecía nada más que un campo cubierto de nieve, pero sintió que estaba bloqueado por una barrera de mana a mitad de camino.

 

Aunque sabía que esta barrera no le impedía físicamente entrar, era una barrera que llevaría a uno por mal camino y lo obligaría a ir en otra dirección. En otras palabras, era similar a la barrera espacial que impedía el acceso a la cordillera.

 

[Está aquí. Deberías poder seguirnos.]

 

“Por supuesto.”

 

Debido al Gigante líder, la barrera fue removida temporalmente, y apareció el camino correcto. Por supuesto, a una persona normal le resultaría difícil seguirlo, pero a Lee Shin Woo, que había encontrado el camino correcto para entrar en la cordillera, no le resultó muy difícil. No, incluso si el Gigante no hubiera estado aquí, habría sido capaz de averiguarlo.

 

“La divergencia espacial es severa, incluso dentro del dominio de los Gigantes….”

 

[Es una barrera creada por el mismo Corazón del Titán. Sólo a nosotros los Gigantes se nos permite entrar.]

 

“Como pensé. Esto es lo que significa ser descendientes de los Titanes…”

 

[Ciertamente.]

 

Mientras seguía al Gigante, Lee Shin Woo se compadeció de Kratia, ya que la había dejado atrás e iría a ver el Corazón del Titán sin ella. Sin embargo…. no se pudo evitar, ya que no había manera de que los Gigantes, que aún no habían superado completamente sus instintos, la aceptaran.

 

“¿Tenemos que caminar un tiempo?”

 

[Estaremos ahí pronto.]

 

El Gigante se detuvo muy pronto. El campo nevado se había convertido en una gigantesca colina helada ante sus ojos. Lee Shin Woo sintió una ridícula cantidad de aire frío y su cuerpo tembló.

 

“Como era de esperarse…”

 

[¿Oíste todo de Fennos?]

 

“No, no todo.”

 

[Ya veo…]

 

El Gigante murmuró con tristeza y señaló hacia la colina. Parecía absurdo, pero parece que la causa principal del aire frío que congeló toda la cordillera era esta colina.

 

[El Corazón del Titán está aquí dentro. Originalmente, el Titán controlaba el calor abrumador más que el frío, pero ha pasado tanto tiempo desde que el Titán murió que el último rastro que queda de ese individuo es, como se puede ver…. expulsar aire frío, en lugar de caliente.]

 

“Hmm, que interesante…”

 

Lee Shin Woo no sabía mucho sobre artefactos relacionados con el frío, aparte del orbe de Kratia. ¿Pero por qué era así? Sintió una energía familiar que venía del centro de la colina.

 

Intentó acercarse y estudiar el Corazón del Titán enterrado en su interior con mayor profundidad. Pero en ese momento…

 

[¿Quién ha venido?]

 

[¿A quién trajiste?]

 

Dos gigantes bajaron repentinamente de la cima de la colina, proyectando una sombra oscura sobre la cabeza de Lee Shin Woo. Cuando levantó la cabeza, los Gigantes que estaban ante sus ojos eran los más poderosos y grandes de todos los Gigantes que ha visto hasta ahora.

 

Por supuesto, Lee Shin Woo no se sorprendió, ya que sabía quiénes eran mejores que los demás.

 

[Titán Zombie Sellado Lv7 – Ellata]

 

[Titán Zombie Sellado Lv7 – Arogan]

 

Ambos fueron héroes anteriormente, y probablemente se convirtieron en héroes incluso antes que Lee Man Bok…. como héroes que nacieron en este planeta.

 

Sobrevivieron al desastre del Imperio, y fueron elegidos por Dios y cumplieron sus órdenes, pero… no pudieron vencer a los 12 generales y a pesar de que fueron traicionados por sus aliados y se convirtieron en cadáveres, recuperaron sus voluntades y regresaron aquí. Permanecieron como Gigantes, no como no-muertos normales.

 

[Es alguien que puede entendernos, madre y padre.]

 

[Alguien que pueda entendernos…]

 

“Soy Paul Zero.”

 

Lee Shin Woo se presentó con confianza a sus dos héroes Sumbaes, mientras que los dos héroes no-muertos sólo observaban la colina donde estaba enterrado el Corazón del Titán. No podía dormir hasta que no supiera cuál era ese sentimiento familiar. No es que pudiera dormir.

 

“He heredado la voluntad de Fennos, y he venido aquí para recuperar el orgullo de los Titanes.”

 

[Pensar que dirías el nombre del Titán.]

 

[Fennos? Qué nombre tan nostálgico. Así que lo conociste.]

 

“Así es.”

 

Sorprendentemente, los dos Gigantes no sospechaban de él, ni lo rechazaron. Eran los más fuertes de los Gigantes, los que despreciaban a los seres humanos, así que no hubiera sido extraño en absoluto que lo hubieran atacado tan pronto como lo vieron.

 

Lee Shin Woo lo pensó brevemente y se dio cuenta. Probablemente fueron ayudados por Lee Man Bok. Si ese era su último contacto con un ser humano, entonces podría entender por qué estaban actuando de esta manera.

 

[Aunque conocías a Fennos…]

 

Parece que eres muy cercano a este humano, para que le sugieras que vea el Corazón del Titán. Pero, el Corazón del Titán es el símbolo de los Gigantes, así que traerlo aquí fue desconsiderado por tu parte.]

 

[Ese no es el problema ahora mismo, madre, padre.]

 

[…¿Qué?]

 

Ah, ¿tal vez este tipo es…? Al oír eso, Lee Shin Woo miró asombrado al Gigante nivel 7. Pensar que él diría que el Corazón del Titán, que todos los Gigantes atesoraban, ‘no era el problema ahora mismo?’

 

Fue en ese momento cuando Lee Shin Woo se dio cuenta de algo. Que este gigante no lo había traído hasta aquí para mostrarle el Corazón del Titán. Más bien, el Corazón del Titán era probablemente sólo una excusa para pedirle algo.

 

[¿De qué estás hablando? Explícate en detalles.]

 

[No soy muy buen orador, así que dejaré que este humano lo explique. Este humano sabe cómo honrar nuestra voluntad, así que por favor escúchenlo.]

 

Los Gigantes nivel 7 inclinaron su cabeza hacia los héroes anteriores. Lee Shin Woo pensó “como se esperaba” y asintió. El gigante nivel 7 lo trajo aquí para persuadir a estos dos gigantes de que lucharan contra el ejército imperial con ellos. Pensar que el Gigante que lo había ignorado al principio estaba haciendo tanto por él ahora.

 

[…pensé que habían degenerado completamente en no-muertos, pero has recuperado tu intelecto.]

 

[Qué sorpresa. ¿Esto también es un cambio que tú has hecho?]

 

“Sí.”

 

Por supuesto, Lee Shin Woo no tenía intención de hacer exactamente lo que el Gigante quería. Les dio respuestas adecuadas mientras analizaba rápidamente el Corazón del Titán.

 

Por fin se estaba dando cuenta de ello. Si el Corazón del Titán era realmente lo que Lee Shin Woo piensa que es, entonces sería un desperdicio sentarse a hacer esto….!

 

[No sólo un humano ha entrado en un área prohibida, sino que también estamos escuchando lo que tiene que decir….]

 

[Estoy seguro de que algo está pasando. Es bueno que el mensajero haya recuperado un poco de su intelecto, pero probablemente también vino con noticias graves.]

 

“Dijiste que esta es un área prohibida, ¿verdad?”

 

[Así es, humano. Estamos pensando si deberíamos castigar a este por permitirle a ti, un humano, entrar en el área prohibida, o si deberíamos considerarlo lo suficientemente amigable como para permitirle entrar en esta área.]

 

[¿Qué hiciste exactamente para recuperar su intelecto? Aunque están mejor que los no-muertos que abundan en el Imperio, al final siguen siendo no-muertos.]

 

“…Hoo.”

 

En ese momento, Lee Shin Woo levantó la cabeza.

 

Su análisis del Corazón del Titán estaba completo. Fue exactamente como Lee Shin Woo había pensado. Se dio cuenta de cómo verdaderamente ‘despertar’ a los Gigantes.

 

“Hay quienes están tratando de invadir esta área prohibida. Están apuntando al Corazón del Titán”.

 

Era el segundo acto de su obra.

 

[¿Y ese no eres tú?]

 

Una respuesta lógica. Además, en realidad era correcto. Pero Lee Shin Woo se olvidó de ello y continuó.

 

“Vine aquí para proteger eso, o más específicamente, a los Gigantes mismos. Si están listos para escucharme, entonces seguiré adelante”.

 

[…]

 

[Escuchémoslo. Siento una energía familiar de este tipo. Es similar al a Man Bok. La energía similar a la de nuestro amigo, que nos rescató y nos ayudó a recuperar nuestro intelecto.]

 

[Ugh… Muy bien, escuchemoslo.]

 

Se enfadarían si descubrieran que Lee Shin Woo mató a Lee Man Bok. Lee Shin Woo sonrió internamente y continuó.

 

“Es el Ejército Imperial. Uno de los 12 generales está con ellos, el Rey Mercenario, Metafel. Vienen 50.000 soldados hacia aquí. Han atravesado la cordillera con un dispositivo mágico que anula la inferencia espacial. Les robé eso, pero se están agrupando a través de una habilidad innata”.

 

[Metafel Rerdan…!]

 

[Grr…. ¡Él es el tipo que mató a Meljoo…!][1]

 

“Estoy ayudando a los Gigantes a detenerlos con mis propias fuerzas, pero habrá varias bajas entre los Gigantes en las batallas siguientes. Si tienen mala suerte, pueden ser aniquilados por completo. Necesitamos su ayuda para detenerlos”.

 

[Metafel…. ¡Cómo se atreve…!]

 

[Aún así, tenemos que proteger el corazón del Titán.]

 

[….En efecto. Es aún más importante que nos quedemos aquí, sabiendo que Metafel apunta al Corazón del Titán.]

 

A pesar de su odio a Metafel, priorizaron permanecer junto al Corazón del Titán y protegerlo, en lugar de la venganza.

 

No era como si le tuvieran miedo a Metafel. Así de importante era para ellos el Corazón del Titán. Lee Shin Woo se dio cuenta de lo importante que era el Corazón del Titán para ellos. Si ese es el caso, entonces… Lee Shin Woo los provocaría ligeramente.

 

“Por supuesto, no tienen que preocuparte demasiado por ello. Ya que mataré a Metafel antes de que tengas la oportunidad de verlo”.

 

[…Si ese es el caso, entonces no hay razón para que tengamos esta discusión.]

 

Lee Shin Woo mataría a Metafel, no a los Gigantes. Entendieron lo que dijo y les dejó una impresión, pero no les bastaría con que respondieran: ‘¡Voy a matar a Metafel yo mismo!’ Así que Lee Shin Woo frunció el ceño, asintió y habló.

 

“Así es. Los Gigantes pueden perecer, pero ustedes podrán proteger el Corazón del Titán”.

 

[Esa es nuestra misión (de los Gigantes) que se ha transmitido de generación en generación. Los que mueren no deben tener ninguna queja.]

 

[¡Pero aún así, padre, madre…!]

 

El gigante de nivel 7 que estaba escuchando a su lado parecía como si estuviera ardiendo. Ahora que lo piensa, el que había sido golpeado por la flecha de la élite nivel 7 y se había estado quejando todo el tiempo era este tipo.

 

Como era de esperarse, en ese momento estaba lleno de rabia, pero con el paso del tiempo se dio cuenta de que el élite nivel 7 era más fuerte que él.

 

“Sí, no hay nada de qué preocuparse. Hasta que el siguiente bateador esté listo”.

 

[¿El siguiente bateador?]

 

Al oír eso, los Gigantes se estremecieron. ¿Realmente no se lo esperaban? Lee Shin Woo resopló y continuó. No había planeado decirles esto, pero la situación era diferente ahora.

 

“¿No es obvio? ¿Realmente el Imperio se rendirá con este lugar con la pérdida de Metafel? Más bien, la próxima vez vendrán de manera aún más agresiva, ya que habrán perdido a uno de los 12 generales. Como mínimo, Feotane Von Seldin sería incluido en la próxima fuerza punitiva”.

 

[…]

 

Si eso sucediera, los Gigantes serían exterminados. No importa cuánto utilizaron el terreno a su favor, o lo bien que lo planearan, no serían capaces de bloquear ese único ser absoluto, a pesar de sus mejores esfuerzos.

 

“He venido aquí para persuadirlos (a los Gigantes) y recuperar el Orgullo de los Titanes. Pero no he venido aquí a morir. Voy a correr antes de eso. Además, ahora que los miro… parece que se han vuelto demasiado codiciosos. Ustedes dos, los líderes de los Gigantes, no parecen saber lo que es realmente importante aquí”.

 

[Es el Corazón del Titán. Lo más importante para nosotros es el Corazón del Titán.]

 

Sí, ese Corazón del Titán. Por fin llegaron a la clave del problema. Lee Shin Woo extendió su mano, señaló a la helada colina, y sonrió con frialdad.

 

“Por supuesto, este es un gran tesoro. Pero ahora mismo, no es nada más que un objeto que emite aire frío y aumenta ligeramente su energía”.

 

[¡Cómo te atreves!]

 

El Gigante del lado izquierdo, Ellata no pudo contenerse más y blandió su espada a Lee Shin Woo. El arma gigante parecía contener suficiente fuerza para atravesar una montaña, pero…. Lee Shin Woo la bloqueó con el Orgullo del Titán.

 

[Ese escudo…!?]

 

Lee Shin Woo ni siquiera parpadeó ante la asombrosa reacción del Gigante.

 

“A este ritmo, ustedes serán aniquilados, y el Corazón del Titán que tanto aprecian les será arrebatado. Dicen que lo más importante para ustedes es el Corazón del Titán, ¿verdad? Lo que estás haciendo es dárselo al Imperio en bandeja de plata”.

 

[Keuk!]

 

¡Kwang! La fuerza detrás de la gran espada del Gigante finalmente rompió el Orgullo del Titán. Antes de que la gran espada pudiera continuar su curso y derribar también a Lee Shin Woo, invocó un segundo escudo y bloqueó su golpe una vez más. Lee Shin Woo vio al gigante sin palabras y con la boca abierta, y sonrió amargamente.

 

“Si es tan valioso para ustedes, y si realmente quieren protegerlo tanto, entonces no pueden estar aquí sentados sin hacer nada. El Imperio ya sabe dónde está. También tienen una manera de encontrarlo. Entonces, ¿creen que serán capaces de proteger el corazón del Titán por su cuenta?”

 

[Pode….!]

 

“No pueden”.

 

[Keuk…!]

 

Lee Shin Woo los cortó sin piedad. Un gigante intentó refutar sus afirmaciones, pero cuando vio sus ardientes fuegos fatuos, no pudo seguir adelante.

 

¿Cómo podían impedir que el Archimago de nivel 8 se llevara el Corazón del Titán cuando ni siquiera podían vencer a un esqueleto débil? El intelecto que apenas había sido capaz de preservar le decía. Que el no-muertos frente a él estaban diciendo la verdad. Todo estaba acabado, siempre y cuando el Imperio tuviera una forma de localizar el Corazón del Titán.

 

“Así que nuestro trabajo no es quedarnos aquí y proteger esta cosa.”

 

[¿Nuestra?]

 

“Sí, ‘nuestro’.”

 

Lee Shin Woo sonrió. En algún momento, un gigantificado Aliento del Dios Relámpago flotaba en el aire. El consumo de maná era tremendo, ya que había sido gigantificado, pero su dignidad era innegable.

 

“Nuestro trabajo es…”

 

Lee Shin Woo dejó caer su mano suavemente. En ese momento, el Aliento del Dios Relámpago salió disparado como una flecha y se adentró en la colina helada. Viendo eso, los Gigantes se sorprendieron y se movieron para detenerlo, pero ya era demasiado tarde.

 

El duro hielo en el que se hundió comenzó a agrietarse, y una vez que el Aliento del Dios Relámpago comenzó a emitir relámpagos, las grietas se extendieron por toda la colina.

 

[¿¡Estás tratando de romper el corazón del Titán!?]

 

“No.”

 

La colina, que se jactaba de una dureza increíble por los muchos años de congelamiento repetido, se rompió en un instante. Ese hielo estaba saturado de maná, lo que no era muy importante.

 

Lo que importaba era lo que aparecía dentro.

 

[Lv8 Nucleo Dañado del Titan Golem]

 

“Nuestro trabajo es…”

 

Lee Shin Woo miró al ‘Corazón del Titán’, que fue despojado de su recubrimiento exterior e incluso ahora estaba liberando aire frío…. No, en realidad era un núcleo de golem que succionaba todo el calor de su entorno, y dijo.

 

“Revivir al Titán”.

 

 

 

[1] T/N: Más que un ‘Grr’ (un gruñido), se parece más al sonido cuando se rechinan los dientes, pero no conozco una onomatopeya adecuada para eso.


AnteriorIndice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s