Stop, Friendly Fire! Capítulo 32 – 2


<Capítulo 32: El Orgullo de los Titanes – 2>

 

EZ: 1/3


[Has aniquilado a una cuarta parte del ejército enemigo con un número limitado de tropas, mientras comandas simultáneamente a los Gigantes, que odian a los forasteros. Al comprender al enemigo y utilizar eficazmente tu entorno, se puede lograr el mejor resultado posible. Tienes derecho a ser llamado el Gobernante del Campo de Batalla.]

 

[Ha adquirido el título ‘Comandante del Terror’. Las habilidades de todas las fuerzas bajo tu control son pulidas en un 10%! Siempre que consigas un resultado excepcional en la batalla, este título evolucionará.]

 

[Todas las estadísticas han aumentado en 10 como resultado del título. La habilidad Comando Rango Superior se ha convertido en Lv2 y todas las estadísticas se han incrementado en 5.]

 

Lee Shin Woo logro una victoria de forma tan perfecta que obtuvo un título, y por la noche usó los huesos que sus tropas trajeron de vuelta para reforzarlos. Debido a que la mayoría de los huesos pertenecían a soldados normales, sus tropas no crecieron mucho, pero los huesos de bajo nivel eran mejores para curar lesiones.

 

[¡Paul Zero me hizo un nivel 5!]

 

Y aquellos que regresaron con huesos de nivel 5, nivel 6 o élites se hicieron notablemente más fuertes. Recogió todos los huesos de los enemigos que los Gigantes habían matado (los Gigantes no se dieron cuenta del valor de los huesos ni del Perium) y reforzó a los Pauls con ellos, permitiéndoles crecer mucho más de lo que él esperaba inicialmente.

 

[Ooh, Paul Zero está expandiendo nuestras limitaciones originales…!]

 

“Este es el resultado de todo tu arduo trabajo. No piensen en sus limitaciones de ahora en adelante. Siempre puedes seguir creciendo”.

 

[¡Paul Zero!]

 

[¡Paul Zero! ¡Paul Zero!]

 

“¡Son fanáticos…! Son realmente fanáticos…!”

 

“No es nada nuevo.”

 

Planeaba usar todos los huesos de sus subordinados, pero considerando cómo algunos de los Pauls subieron al nivel 5, sabía que tomó la decisión correcta. Y….

 

[Nos esforzaremos aún más. No te arrepentirás de darnos esta oportunidad.]

 

“Por supuesto que no lo haré. Confío en su potencial”.

 

El papel de Shino Rendu en la batalla había sido considerable, así que si seguía así, podría llegar al nivel 7. Contrariamente a cuando era un héroe, como no-muerto vengador, Shino Rendu atravesó el fuego y el agua para cazar y absorber huesos, lo que le permitió crecer a un ritmo abrumadoramente rápido.

 

“Bien. Todos, buen trabajo. Descansa hasta que les dé sus nuevas órdenes. Ah, reúnan el Perium por aquí.”

 

[¡Entiendo!]

 

[Para el Comandante Paul Zero!]

 

“…Hay una montaña de karma reuniéndose a tu lado, Paul Zero.”

 

A cambio de reforzar sus tropas con todos los huesos, Lee Shin Woo se llevó todo el Perium. Como aplastaron a 13.000 soldados enemigos, ganó una cantidad sorprendente de Perium 170 millones. Aparentemente, el precio de la medicina de nivel 7 era de 1 millón de perium, el perium era equivalente al karma, lo que incrementó sus estadísticas en un total de 170.

 

“Haber conseguido esto después de aplastar un cuarto de ese enorme ejército. Ahora empiezo a entender lo duro que nuestros Sumbaes tienen que trabajar para mejorar sus estadísticas”.

 

“Hombre, estos tipos son muy baratos* comparados con los monstruos de las mazmorras.” (EZ: *que no dan tanto drop de cosas y perium)

 

“Lo son, ¿verdad? Si quieres subir de nivel de esta manera, entonces incluso destruir un ejército entero perteneciente a uno de los 12 generales no sería suficiente”.

 

“Estás diciendo algo raro otra vez. Hay que mejorar las estadísticas entrenando tus habilidades, no usando la medicina. ¡La medicina es sólo un bono!”

 

Para ser honestos, Lee Shin Woo estaba ligeramente preocupado. Aunque siempre les quitaba el Perium a sus subordinados, esta vez también se los quitó a los Gigantes.

 

Pero parecía como si comandarlo y guiarlos a la batalla salvara sus vidas y los fortaleciera en el proceso. Adquirir los huesos y el perium de ellos no era un problema en absoluto.

 

Lo que es peor, un gigante mató a un élite nivel 6, que poseía un artefacto de nivel 4, pero lo acababan de regalar.

 

“¿Así que esto es lo que significa comandar una bridada? Les quité todo esto, pero está permitido, ya que soy su comandante. ¡Esto es lo mejor!”

 

“Ah, Paul Zero está en un camino sin retorno…”

 

Por ahora, Lee Shin Woo acaba de recoger todo el Perium. Como no ha comprado ningún hueso de la tienda secreta últimamente, sólo ha estado acumulando perium. Con esta nueva adición, su total se acercaba a los 400 millones de Perium, pero cada vez más sentía que debía guardar sus permisos y su Perium.

 

“Ah, ahora que lo pienso, tampoco he vendido mi vino.”

 

“¿Cómo va eso últimamente?”

 

“Expandí el almacén, y los golems crean y maduran el vino continuamente.”

 

“…siento un poco de lástima por las Dríadas.”

 

Una vez que Lee Shin Woo volvió a revisar sus fuerzas, creó unas cuantas unidades de guerrillas compuestas de élites, aunque todas sus tropas parecían estar preparadas para la batalla. Eran los responsables de sembrar el caos entre las tropas enemigas para que no encontraran el dominio de los Gigantes.

 

[Podemos hacerlo si nos das la orden.]

 

“Está bien.”

 

Lee Shin Woo asignó el Lobo Vengador nivel 7, Bisher Moon como el líder de las unidades de guerrilla, ya que poseía mucha magia y podía ver desde muy lejos. Además, los que lo seguían poseían resistencia al hielo, así como habilidades para el ácido y el veneno. Como era de esperarse, las herramientas más efectivas para matar a un gran número de tropas enemigas con sólo un puñado de soldados eran el veneno y el ácido.

 

“Enviaré un escuadrón a recoger el botín más tarde, concéntrense en sembrar el caos. Tienen este extraño instinto de reunirse alrededor del Comandante de su Brigada, así que hagan lo mejor que puedan para detenerlos. Si creen no poder, retírense de inmediato”.

 

[¡Entendido!]

 

Lee Shin Woo creó un escuadrón de reconocimiento compuesto por individuos que podían moverse rápidamente. Esta cordillera era demasiado extensa y el entorno natural era demasiado peligroso para que él pudiera depender únicamente de la visión de Rem. Debido a que los vientos fríos eran tan intensos, nunca supo cuándo cambiaría la topografía.

 

Ya se había dado cuenta de esto, así que si quería planear una estrategia adecuada para el día siguiente, entonces crear una unidad de reconocimiento era lo más importante.

 

“Kratia, cuento contigo para que vigiles.”

 

“¿Adónde vas?”

 

“Con los Gigantes. Iré a ver cómo están y luego volveré. Probablemente aún estén emocionados porque ha pasado mucho tiempo desde que pelearon”.

 

“Ah.”

 

Incluso si Kratia tuviera la capacidad de comandar varias tropas, estaba segura de que no podría hacer lo que hizo Lee Shin Woo. Comprobar el estado de los Gigantes, inspirar a sus tropas, vigilar, sembrar el caos entre las tropas enemigas y estar preparado para lo que el enemigo les arrojara a continuación; no había sólo una o dos cosas que él tuviera que hacer.

 

Ella sintió curiosidad por saber de dónde venía Lee Shin Woo y qué hacía ahí, ya que hacía todas estas difíciles tareas sin problemas. Había tantas cosas que ella quería preguntarle, pero al final, Kratia  encogió sus hombros.

 

“Déjamelo a mí. Aunque venga el mismo Metafel, podré detenerlo por un tiempo”.

 

“Bien. Entonces, cuento contigo”.

 

Lee Shin Woo dejó sus tropas con Kratia y se dirigió a los dominios de los Gigantes. Se lo esperaba, pero los Gigantes parecían dispuestos a abandonar su territorio en cualquier momento.

 

[Todavía hay… enemigos… en esta cordillera.]

 

[No puedo olvidar el placer de romperles el cráneo y pisotearles las piernas. ¡Aún puedo aplastar a muchos más enemigos!]

 

[Todavía estoy… ¡En buenas condiciones! ¿Por qué sigo aquí…?]

 

[Paul Zero. ¡Paul Zero está aquí!]

 

Mientras estaban ocupados levantando su moral, Lee Shin Woo vino a visitarlos. Los cientos de Gigantes corrieron simultáneamente hacia Lee Shin Woo y gritaron.

 

[Dijiste que nos ayudarías en nuestra lucha… no es que… te interpongas en nuestro camino!]

 

[¡Voy a….! Te respeto, así que esperé pacientemente, pero… ¡No puedo esperar más!]

 

[Kuhaaaaaaaaaaah! El Titán nos está vigilando. ¡Somos tan invencibles como siempre, y siempre seremos invencibles!]

 

“Todos ustedes, cálmense.”

 

[Ugh….!]

 

Lee Shin Woo vio una diferencia inmediata ahora que su Comando Rango Superior se convirtió en el nivel 2. En comparación con ayer, Lee Shin Woo parecía haberse vuelto aún más digno que antes, así que los Gigantes se tornaron un poco más silenciosos. Usó esa oportunidad para desenvainar su espada.

 

“Miren.”

 

[¿Qué tratas de mostrarnos con tu espada…?]

 

No le preocupaba que los Gigantes se estremecieran y rápidamente hizo un dibujo sobre el suelo helado. Su foto retrataba el número y la ubicación de las tropas basándose en los últimos hallazgos de Rem.

 

“Nuestra batalla de hoy fue casi perfecta. Pero no siempre será tan fácil. ¿Lo ven? Están concentrando sus fuerzas alrededor del Comandante de las Fuerzas. Tuvimos éxito porque los dividimos y  vencimos, pero si no lo hubiéramos hecho, habríamos perdido muchos camaradas”.

 

[Si ese es el caso, ¿no deberíamos estar atacando? ¡Matar más, evitamos que se reagrupen!]

 

“Salimos victoriosos porque sólo luchamos hasta que no pudimos más. Si fuéramos más codiciosos, se habrían lastimado”.

 

Ahora estaba seguro de que Metafel poseía una habilidad que hacía que sus tropas se reunieran a su alrededor o un artefacto con un efecto similar.

 

A pesar de que Kratia utilizó magia a gran escala para derrumbar una montaña, las tropas de Metafel empezaron a reunirse a su alrededor de forma creciente, en lugar de que deambularan y se perdieran. No sería una exageración decir que la habilidad era sobrenatural. Ahora estaba seguro de que el Archimago no había enviado las fuerzas de Metafel aquí sin ningún motivo.

 

‘Incluso si algo sale mal con el artefacto, confiaba en que la habilidad de Metafel se encargaría del resto. Es frustrante, pero eligió bien. Como se esperaba de los 12 generales….’

 

[Si ese es el caso, entonces…]

 

“¿Huh?”

 

Lee Shin Woo terminó de pensar y levantó la cabeza. El gigante de nivel 7, que a diferencia de los gigantes de cabeza vacía, había ‘seguido sus órdenes y crecido considerablemente’, lo miró seriamente (aunque sus ojos estaban podridos).

 

[Entonces eso significa que tenemos que averiguar cómo movernos ahora. ¿No es por eso que viniste? ¿Para decirnos eso? Los humanos son débiles, pero soy consciente de lo fuertes que se vuelven cuando se agrupan. Nos estás diciendo que no carguemos de frente contra ellos.]

 

“Exactamente. He venido a contarles mi estrategia.”

 

Lee Shin Woo se conmovió profundamente. Se hizo mucho más fácil de explicar ya que había alguien que realmente entendía de lo que estaba hablando. Una vez que el gigante nivel 7 habló, los Gigantes hostiles de nivel 5 y nivel 6 se calmaron.

 

“Ya se los dije antes, pero la razón por la que pudimos luchar tan bien fue porque impedimos que los enemigos se agruparan y sólo luchamos contra las tropas que estaban divididas de la fuerza principal. Entonces, ¿qué hacemos contra ellos, ahora que se han reunido en una sola fuerza principal?”

 

Lee Shin Woo trazó una línea entre los 37.000 no-muertos de su mapa. Cortó la cola del grupo.

 

Luego, dibujó otra línea, y luego otra después de eso. Dibujó docenas de líneas hasta que solo quedaba un pequeño grupo de enemigos.

 

“Es fundamentalmente lo mismo. Nos dividimos y venceremos. Hasta ahora, hemos hecho todo lo posible para evitar que se agrupen, pero a partir de ahora, reduciremos esa fuerza principal y disminuiremos su tamaño”.

 

[¿Cómo?]

 

“Con la madre naturaleza.”

 

Si esto fuera una llanura, entonces esta estrategia no funcionaría. Y si no fueran gigantes, sería imposible. Pero en esta cordillera glacial, los ‘Titanes’ eran capaces de controlar la madre naturaleza con facilidad.

 

“Si no tenemos una pared, entonces romperemos una colina y hacer una. Si el suelo sobre el que caminan es estable, hágalo inestable. Conviértanse en la furia de la naturaleza y engatusen a sus enemigos. Cuando caigan en el caos, los reduciremos poco a poco. Es hora de mostrarles lo impresionante que son”.

 

[Qué impresionantes somos…]

 

[La furia de la naturaleza…]

 

¿Las palabras de Lee Shin Woo les llegaron? Una vez que los Gigantes lo escucharon, los Gigantes sonrieron débilmente con sus labios podridos. La mandíbula de Lee Shin Woo se estremeció, ya que había logrado usarlos para “tender trampas”.  (EZ: XD)

 

[Siento que ahora eres digno.]

 

Y entonces, uno de los Gigantes de nivel 7 dijo abruptamente.

 

[Supongo que está bien mostrarte el Corazón del Titán, ya que eres un humano que entiende la fuerza de un Gigante y es reconocido por los Gigantes.]

 

“Oh…!?”

 

Y ahora, inesperadamente, tuvo la oportunidad de avanzar en sus objetivos.


AnteriorIndice | Siguiente

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s