Stop, Friendly Fire! Capítulo 31 – 6


<Capítulo 31: El Dominio de los Gigantes – 6>

 

EZ: 1/3


Lee Shin Woo se abrió paso entre las tropas de Metafel, y una vez que rompió el carruaje, se dio cuenta de que el Archimago había establecido algunas medidas de seguridad en la brújula.

 

Bueno, tiene sentido. Después de todo, ¿quién regalaría algo tan precioso? Había decenas de hechizos de seguridad, y los otros hechizos le dificultaban incluso analizar el dispositivo mágico. No obstante, estaba acostumbrado a ello.

 

“¡Rem!”

 

[¡Ya voy!]

 

Lee Shin Woo llamó a Rem, y al mismo tiempo, puso su mano en la brújula y liberó con fuerza su magia oscura.

 

Había conseguido robar un artefacto nivel 8 del Archimago antes, un artefacto que había cuidado personalmente. Mientras que el rendimiento de este dispositivo mágico era tan limitado que sólo se trataba de un artefacto nivel 6. Si no pudiera hacer lo que le plazca con este objeto, sería una vergüenza para el nombre del Joker.

 

“Bien. ¡Es como si hubiera aprendido de Kratia…! Hackear es bastante fácil”.

 

“¿Cuándo aprendiste eso?”

 

[¡He llegado, maestro!]

 

“Bien. Te lo dejo a ti”.

 

Lee Shin Woo vio la magia de Rem rodear completamente la brújula gigante y supo que el primer paso estaba completo.

 

Ese primer paso fue liberar la función de rastreo de localización (el artefacto poseía algunas funciones de rastreo, pero era de varias capas, por lo que era realmente un dolor en el culo) y transferirle la propiedad del objeto.

 

“Hemos terminado con el primer paso, ¡así que pasemos al siguiente! ¡Deja el resto a Kratia!”

 

[¡Entiendo!]

 

[¡Idiotas, contrólense!]

 

Justo cuando Lee Shin Woo adquirió la brújula y la puso en su inventario, escuchó a Metafel, que antes estaba completamente rodeado de sus hombres, gritar, como si les estuviera dando una paliza.

 

Al oír eso, Lee Shin Woo sintió inmediatamente que los ojos podridos de los no-muertos que lo rodeaban empezaban a iluminarse, lo que significaba que Metafel poseía una habilidad que actuaba a la inversa de Instigar: una habilidad que despejaba las mentes de los No-muertos.

 

[Ugh…. ¿Cómo entró el intruso?]

 

“Hoo… ¡Nos vamos!”

 

Rem, que había terminado su misión, voló hacia el cielo una vez más y comenzó a transmitirle información sobre los alrededores de Lee Shin Woo. Después de que Lee Shin Woo confirmara que el Gigante, que le había asegurado una ruta de aproximación, llegó a salvo a la ruta de retirada, él también se retiró.

 

[¡No puedes tomar eso!]

 

Pero alguien lo seguía. No era otro que el élite nivel 7 que normalmente se quedaba al lado de Metafel y lo protegía.

 

Era un caballero que podía usar tanto espadas como arcos, pero tan pronto como vio a Lee Shin Woo huyendo con el dispositivo mágico, levantó su arco, tomo la cuerda del arco y empezó a dispararle flechas.

 

“¡Qué dolor!”

 

[Keuk!?]

 

Lee Shin Woo no tuvo tiempo de enfrentarlo de frente, así que disparó un Aliento del Dios Relámpago y lo hizo explotar para ganar tiempo. Pero entonces, Metafel le lanzó un hacha gigante, ya que pudo volver a moverse.

 

[¡Cómo te atreves a tomar el tesoro de nuestra brigada!]

 

“¡Heup!”

 

No había forma de que Jin, que poseía una agilidad que superaba con creces a la mayoría de los nivel 7, no tuviera algún tipo de habilidad de evasión. Con sus sorprendentes reflejos, Jin consiguió esquivar el hacha, y saltó al aire. Transformó sus patas traseras en resortes, ¡obteniendo una capacidad de salto y carga abrumadora!

 

“E-, el caballo es…”

 

“¡El caballo está volando en el cielo!”

 

Saltaron brevemente sobre las cabezas de cientos de no-muertos, y luego llegaron a la ruta de escape. Ahí, los gigantes más formidables estaban destrozando  no-muertos.

 

“¡Regresemos ahora!”

 

[Kuhaaaaah! ¿Has demostrado tu orgullo!?]

 

“Te lo contaré todo cuando volvamos, ¡así que abran paso!”

 

Estos malditos gigantes buscaban su ‘orgullo’ cada 5 minutos! En cualquier caso, habían asegurado su retirada, lo que fue un gran alivio.

 

Intentó arrastrar a los Gigantes con él y retirarse. El plan era regresar a casa a salvo de su excursión!

 

[¡Cómo se atreve a despreciar al general Metafel! ¡No pararé hasta que los mate a todos!]

 

[Kuhahk!?]

 

Pero cuando pensó que finalmente lo estaban escuchando y siguiéndolo, una de las innumerables flechas que volaban hacia ellos (fueron disparadas por el élite nivel 7, así que debería haber dolido bastante) golpearon el antebrazo de un Gigante; las cejas del Gigante temblaron y se dio la vuelta.

 

[¡Antes de que nos retiremos, tengo que pagarle por esta lesión!]

 

“¡Como te decía, te dije que no hicieras eso, idiota!”

 

[¿¡Vas a huir como un cobarde!? ¿Cómo puedes llamarte a ti mismo Gigante?]

 

¿¡Por qué tuvieron que provocarlo ahora!? El élite nivel 7 intentaba ganar tiempo hasta que Metafel pudiera volver al frente, pero resultó ser súper efectivo contra los Gigantes.

 

[Los gigantes no se retiran… Kuhahk!]

 

“¡Nos vamos ahora! Pero la próxima vez, no será tan fácil”.

 

[B-, bastardos! Todo lo que hiciste fue engañar a mis tropas de principio a fin, así que, ¿qué tienes bajo la manga ahora?]

 

Las palabras mágicas, que les permitirían retirarse con seguridad de cualquier situación, estaban en la punta de su lengua, y el Lee Shin Woo tiró del brazo del Gigante y corrió (el Gigante había abierto el camino de retirada, pero estaba preparado para atacar las líneas enemigas).

 

Aunque el mana de todo su cuerpo se usaba para fortalecer un brazo, no podía compararse con el tamaño del brazo de un gigante; arrastrar su brazo y correr sobre un caballo era todo un espectáculo.

 

[¡E-, el orgullo de los Titanes…!]

 

“¡Es demasiado pesado! ¡No puedo correr así!”

 

“¿Me oyes? Aparentemente, eres muy pesado. Así que… umph!”

 

Lee Shin Woo levantó al Gigante con un solo brazo, y lo lanzó con fuerza. Los Gigantes nivel 7, que se habían retirado a salvo delante de ellos, atraparon al Gigante.

 

[¡¿Cómo te atreves?!]

 

Por supuesto, el Gigante estaba muy enojado y quería discutir con él, pero Lee Shin Woo no era de los que se tomaban a la ligera.

 

“Acabo de salvar sus vidas. ¿Cuántas veces tengo que decirles que tuvimos que retirarnos para ganar? Idiotas. ¿Cómo pueden decir que son descendientes de los Titanes? ¿Realmente crees que puedes convertirte en un Titán con esos músculos podridos suyos?”

 

[Keuk, l-, lo entiendo. Lo siento…]

 

Los Gigantes, que brevemente experimentaron la ira de Lee Shin Woo, se encogieron, a pesar de sus niveles. Lee Shin Woo chasqueó su lengua cuando miró hacia atrás para ver a los no-muertos persiguiéndolos, especialmente a Metafel y a los élites de nivel 7 en el frente.

 

“Si lo sientes, ¡corran! ¡Sigue corriendo hasta que lleguemos al lugar del que hablamos!”

 

¿Terminó la operación con ellos rompiendo las líneas enemigas y adquiriendo el artefacto? Obviamente no. Acababan de robar el artefacto a las fuerzas enemigas delante de sus narices, así que no se quedarían sentados en sus traseros y no harían nada.

 

Desde el principio se esperaba la persecución de Metafel. No importaba lo bien que progresara el plan, no podían evitar ser perseguidos. …Por eso, Lee Shin Woo preparó una trampa de antemano con la ayuda de los Gigantes de nivel 5 y 6.

 

A pesar de lo bajos que eran sus niveles, esto no cambió el hecho de que los Gigantes poseían cuerpos suficientemente grandes y poderosos para cambiar la tierra montañosa!

 

“¡Supérenlo! ¡Salten por encima!”

 

[Huaaaah!]

 

Hubo una gran ruptura en el medio del camino. Por supuesto, una abertura de una docena de metros de ancho no era nada para los Gigantes de nivel 7, y Jin pudo saltarla sin siquiera usar sus resortes.

 

“Corran hacia adelante. ¡Corran aún más rápido!”

 

[Keuk. Los Gigantes somos…]

 

[P-, Por los Titanes!]

 

Estos gigantes hicieron de la vida de Lee Shin Woo un infierno el día de hoy; siempre que su orgullo se dañaba, murmuraban habitualmente ‘Titán(es)’.

 

Si tuvieran que memorizar esa palabra para superar el peligro, entonces él la escucharía tanto como quisieran! Lee Shin Woo miró para ver si los Gigantes pasaron el acantilado y luego miró detrás de él también.

 

[Ha, ¿eso es todo?]

 

[General, nos reuniremos con usted de inmediato!]

 

[Ustedes sí que nos han dado problemas…]

 

Se podían cruzar varios cientos de metros en 0,01 segundos con la fuerza de un nivel 7, y Metafel y las otros dos élites de nivel 7 (uno de los Comandantes de la Brigada, en algún momento, se había unido a ellos) lo estaban observando.

 

[¿Creíste que podrías evitar que te siguiéramos usando este acantilado? Me preguntaba qué clase de hombre habría causado tanto caos entre mis tropas y robado el dispositivo mágico, pero esto era todo lo que era?]

 

“Si eres tan confiado, ¿por qué no vienes?”

 

Lee Shin Woo se paró al otro lado del acantilado sin moverse ni un centímetro. Como si hubiera resuelto luchar contra ellos de frente! Sin embargo, Metafel no atacó con prisas, y le hizo algunas preguntas primero. Su cara de bandido, áspera, estaba marcada por la ira.

 

[¿De quién son las órdenes que sigues? ¿Cómo lograste que esos Gigantes actuaran? ¿Y cómo sabías que teníamos un dispositivo mágico?]

 

“Ha….”

 

Lee Shin Woo se rió perversamente, como si estuviera esperando a que hiciera esa misma pregunta. Eso es correcto. La mayoría de las veces, así es como era. Los 12 generales tenían demasiado orgullo como para pensar que Lee Shin Woo hacía todo esto por su cuenta!

 

Y si lograba desviar parte de la hostilidad de Metafel hacia otro grupo, entonces estaba dispuesto a decir cualquier cosa.

 

“¿Quién más? ¿Ni siquiera puedes averiguarlo por ti mismo?”

 

[Ugh…. Debe ser… ese bastardo, Seagald…!]

 

Lee Shin Woo ni siquiera dijo nada, pero Metafel abrió bien los ojos y gritó enfurecido. En ese momento, sus pies temblaron. El lado de Lee Shin Woo no temblaba en absoluto, pero el lado en el que se encontraba Metafel sí lo hizo.

 

[Tú…!?]

 

Metafel se dio cuenta de que Lee Shin Woo había hecho algo, y saltó desde el acantilado hacia Lee Shin Woo, pero antes de que pudiera llegar a él, cinco escudos gigantes bloquearon su camino. El casco y los escudos de Metafel chocaron entre sí.

 

[Kuhahk!?]

 

Los cinco gruesos y robustos escudos bloquearon el avance de Metafel, así como su visión y la de sus subordinados. ‘¡O-, otro truco!’ pensó Metafel. Metafel se aferró a los escudos y golpeó su hacha con ira. Con un solo golpe, los escudos se rompieron.

 

[Kuaaaaaaah!]

 

‘No hay manera de que te alejes de mí!’ Pensó, pero en ese momento los cinco escudos estallaron simultáneamente.

 

[Kahat!?]

 

Metafel era el que fue alcanzado por la explosión, pero los que gritaban eran las dos élites nivel 7 que lo siguieron. La estrecha colina que estaba temblando comenzó a desmoronarse debido a la presión de la explosión!

 

[Kuaahk!]

 

[¡General, por favor, espere! ¡Todo el acantilado se derrumba…!]

 

No había manera de que resultara herido por esta explosión o este terremoto, pero tampoco podía volar en el aire, ya que ya no tenía un punto de apoyo.

 

Metafel, sus élites, así como sus soldados que lo siguieron a toda prisa en su persecución de Lee Shin Woo cayeron. Por supuesto, todo esto fue por el trabajo de los Gigantes.

 

[¡Keuk, qué vergüenza…!]

 

[General, ¿está bien?]

 

[¿Dónde está él?]

 

A pesar de que cayó varios kilómetros hacia abajo, los élites nivel 7 de Metafel salieron ilesos. Por supuesto, había algunos élites que murieron, pero eran sólo consumibles que podían ser repuestos en cualquier momento.

 

[¡General, no lo encuentro…!]

 

[¿¡Lo perdiste!?]

 

[¡L-, lo siento mucho!]

 

Les sería imposible volver a encontrar a Lee Shin Woo, ya que perdieron el tiempo de la explosión y cayeron varios kilómetros bajo el acantilado.

 

Además, cayeron entre los fríos y helados acantilados y se quedaron atascados, así que no importaba lo alto que levantaran la cabeza, no podían ni siquiera empezar a averiguar en qué dirección huyeron los Giants y Lee Shin Woo.

 

[En un solo instante…. es definitivamente un movimiento organizado. Anti-Skull…. pensar que esos malditos bastardos y los Gigantes se aliaron! ¡Quizás incluso el corazón congelado del Titán…!]

 

[No tiene que preocuparse tanto, General.]

 

Sin embargo, su leal soldado, Setoin Miletus, que siempre podía superar cualquier adversidad con el arco y estaba siempre a su lado, lo calmó. Setoin era el único de las tropas de Metafel que no fue engañado por la habilidad Instigar de Lee Shin Woo e intentó detenerlo.

 

[Hay una función de rastreo en el dispositivo mágico. El Archimago realmente planeó esto, y nos dio un dispositivo separado que nos permitiría rastrear su ubicación. En comparación con la brújula, que nos orientará en la dirección correcta, ésta nos dirá su ubicación exacta!]

 

[Ha…. como se esperaba del Archimago. Él lo hace para que yo no tenga que sentirme avergonzado por mi error!]

 

Originalmente, Metafel no sentía nada por el Archimago, Feotane Von Seldin, pero de pronto llegó a respetarlo. Si se llevaban el dispositivo mágico con ellos y regresaban a su ubicación original, entonces podrían usar esta oportunidad para atraparlos a todos de un solo golpe.

 

[Muy bien. Entonces, volvamos. Comenzaremos la persecución de inmediato, después de reorganizar las tropas. ¡Mostrémosles a esos bastardos descuidados lo que significa enfadar al Imperio!]

 

[¡Entiendo, General!]

 

Metafel rechinó los dientes, al sentir la dirección general en la que los Gigantes y Lee Shin Woo habían huido. Antes de convertirse en uno de los 12 generales, Metafel luchó en innumerables batallas, pero ésta sería una de sus experiencias más humillantes.

 

[¿Cómo se atreve? ¿Cómo se atreve a joderme así? ¡Te mostraré el error que fue enojarme a mí, el Rey Mercenario…!]

 

Los mataría a todos: al que le había robado el aparato mágico, ¡así como a esos gigantes! Usando el dispositivo mágico que el Archimago le había dado a Setoin para rastrearlos!

 

…Y así comenzó el arduo viaje de los 50.000 soldados bajo el mando de Metafel. (EZ: y así es como ustedes son movidos al escenario del Joker)


AnteriorIndice | Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s