Súper Gen Divino – Capítulo 508: Caja del Tesoro de Cristal


Vigésimo Octavo Capítulo Pack Cuesta de Enero

¡Disfrútenlo!

Han Sen temía que el cangrejo pudiera arrebatarse su parte después de que terminara la suya propia, así que convocó al Ángel y le dio de comer la anguila plateada que quedaba.

El Arcángel era la fuerza principal para ayudarle a cazar súper criaturas, por lo que era esencial para Han Sen que ella se transformara de nuevo. La carne divina no era un desperdicio para ella.

Además, esta anguila plateada era tan gruesa como un cubo y medía más de treinta pies de largo. La parte de Han Sen medía unos dieciocho pies de largo. Era demasiada comida para él, mientras el Arcángel comía con facilidad. Su boca se movía sin parar, no se veía afectada por las toxinas en absoluto. La anguila plateada desapareció rápidamente.

Han Sen entonces tuvo tiempo de inspeccionar el espíritu de la bestia Anguila Plateada. Han Sen creyó que recientemente había tenido demasiada suerte. Siempre que cazaba a una criatura divina, ganaba un espíritu de la bestia, lo que incluso asustaba un poco al propio Han Sen. Tenía miedo de estar agotado su suerte y de que se volviera desafortunado.

«Tipo de Espíritu de la Bestia Divina Anguila Plateada: Montura Acuática.»

“¡Montura Acuática!” Han Sen se puso muy contento. Se preguntaba cómo podría volver a este lugar otra vez. Después de todo, los humanos no podían permanecer en el agua durante mucho tiempo y este lugar estaba tan profundo en el agua. Han Sen no estaba seguro de poder bucear tan profundo. Con la montura Anguila Plateada, sería fácil para él bajar.

El único defecto del espíritu de la bestia era que no podía ser usado en la tierra. Sin embargo, eso no molestaba en absoluto a Han Sen. Tenía el Rugidor Dorado para tierra y no necesitaba nada más.

Mientras el Arcángel disfrutaba de las entrañas de la anguila plateada, Han Sen revisó el velero de cristal y subió a la cubierta.

El velero era tan grande y tallado en cristal. Sin embargo, no se veía nada en el interior del barco, lo que le hacía sentir muy raro.

El cangrejo dorado había desaparecido bajo cubierta, así que Han Sen quería ver si había otras cosas bajo cubierta. Sin embargo, antes de llegar a la entrada, el cangrejo dorado de repente salió corriendo, agitando con fiereza la tenaza contra Han Sen.

“Amigo, no estés tan nervioso. Sólo miro a mi alrededor y no quiero hacerte daño.” Dijo Han Sen con una sonrisa, viendo que el cangrejo dorado sólo estaba vigilando la entrada y no lo persiguió.

Sin embargo, el cangrejo dorado no sabía de lo que estaba hablando, amenazándole con no acercarse con su pinza.

Cuanto más reacio era el cangrejo dorado, más quería Han Sen ver lo que había debajo de la cubierta. Sin embargo, miró todo el velero de cristal y encontró que esa entrada era la única. Como estaba custodiada por el cangrejo dorado, no había forma de que Han Sen pudiera entrar.

“¿Cómo es que no estás envenenado?” Han Sen se enfadó, ya que no pudo ver lo que había dentro del barco, y trató de levantar la cabeza y mirar.

Han Sen no era rival para el cangrejo dorado, así que tuvo que retirarse temporalmente para pensar en otra forma. Actualmente, Han Sen estaba muy curioso sobre los objetos dentro del barco de cristal y no tenía prisa por irse.

Además, se preguntaba si esas personas del Refugio DiosOscuro seguían vigilando el exterior, por lo que no era necesario que saliera del agua.

“Cuando salga, definitivamente intentaré eliminar el Refugio DiosOscuro.” Han Sen decidió que mientras el Refugio DiosOscuro siguiera allí, su rencor nunca desaparecería. Además, el Refugio de la Diosa estaba rodeado por el océano en tres direcciones. Para desarrollarse, debía expandirse a la planicie helada, lo que significaba que debía tener su propio lugar allí.

Ahora que Blackgod le hizo un servicio convirtiéndose en su enemigo, Han Sen no sería educado con él. Estaba calculando cómo podría matar al grupo de personas y ocupar su lugar por sí mismo.

Han Sen había oído de Li Xinglun que Blackgod era la más fuerte de las tres fuerzas en el planicie helada con más recursos. Li Xinglun y la otra fuerza sólo podían ser su rival cuando se unían, manteniendo el equilibrio entre los tres.

Anteriormente, cuando Refugio Rueda Estelar estaba bajo el ataque de los espíritus y el otro refugio estaba distraído, el Refugio DiosOscuro no intentó ayudar. Probablemente querían unir toda la planicie helada después de que el Refugio Rueda Estelar fuera eliminado.

No sería fácil conquistar el Refugio DiosOscuro, obviamente. El mismo Blackgod era más fuerte que Han Sen, así que era muy probable que fuera alguien que casi había llegado al límite de los puntos genéticos divinos. Su índice de aptitud física debería ser de más de ciento veinte.

Además, Han Sen se vio disuadido por las habilidades con el cuchillo de Blackgod. Hasta ese momento, Han Sen seguía sin entender cómo desapareció el golpe, y si no lo entendía, volvería a sufrir cuando se enfrentara a Blackgod.

“Si no pudiera vencerlo, le robare. El Refugio DiosOscuro tiene un territorio tan grande que no creo que puedan vigilar todos los lugares si ataco uno por uno.” Han Sen decidió ocuparse del territorio de Blackgod cuando saliese.

Cuando regresó al nivel inferior de la barca, vio que el Arcángel casi había terminado el cuerpo de la anguila plateada, a falta sólo de la cabeza. Han Sen tuvo un pensamiento y detuvo al Arcángel de su festín, desconvocándola a su océano espiritual.

Han Sen miró a su alrededor y colgó la cabeza de la anguila plateada de una cuerda delante del barco y se escondió en el flanco derecho del mismo.

Después de esperar varias horas, vio al cangrejo dorado saliendo a hurtadillas. Sin embargo, como sólo había una cuerda, el cangrejo no podía trepar con sus garras. Tuvo que saltar para llegar a la cabeza de la anguila con su pinza. Viendo que el cangrejo dorado había dejado el barco de cristal Han Sen subió secretamente a la cubierta y se coló en bajo cubierta.

Mientras el cangrejo dorado estaba bajo la anguila plateada, saltó dos veces pero no atrapó la cabeza de la anguila plateada. Han Sen estaba satisfecho internamente. Había calculado la altura del salto del cangrejo, y deliberadamente le hizo difícil alcanzarla. Sin embargo, el cangrejo tampoco se rendiría. De esa manera, tendría tiempo suficiente.

De pie frente a la entrada, Han Sen miró dentro de la bodega. Había una sala dentro. Todo estaba tallado en cristal, con un aspecto muy delicado y hermoso.

En el centro de la sala, estaba colocada una mesa de cristal. Han Sen originalmente pensó que era una mesa, pero cuando entró, encontró que no era una mesa, sino una caja de tesoros de cristal, con el candado de cristal en el exterior.

Sin embargo, la cerradura no estaba bloqueada, por lo que no era realmente efectiva.

“¿Hay algún tipo de tesoro del pirata o maldición del barco fantasma?” De repente, Han Sen quedó indeciso, sin estar seguro de si debía abrir esta gigantesca caja. Era tan extraño que podría haber algo peligroso dentro.

La codicia y la curiosidad finalmente superaron su lógica. Han Sen oyó el ruido de la cabeza de la anguila plateada que caía y sabía que el cangrejo dorado volvería muy pronto. Apretó los dientes, convoco a Cautivadora Nívea, se detuvo junto a la puerta de la bodega y le pidió a Cautivadora Nívea que abriera la caja de cristal.

La espíritu era absolutamente leal a su señor. Después de escuchar la orden, abrió la cerradura y levantó la tapa de la caja.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .