Súper Gen Divino – Capítulo 496: Test de Fuerza


Décimo Sexto Capítulo Pack Cuesta de Enero

¡Disfrútenlo!

“Hermano, ¿de qué departamento eres?” En el área de calentamiento de la competición militar, un joven soldado le preguntó a Han Sen, quien estaba sentado a su lado.

“Soy de una nave de combate, un soldado de cocina.” Contestó Han Sen.

Cuando el joven soldado oyó a Han Sen decir que era de una nave de combate, pensó que era un élite. Quién imaginaría que Han Sen diría entonces que era un soldado de la cocina, lo que hizo que el joven soldado cambiara su impresión.

No se trataba de asegurar que los soldados de cocina fueran definitivamente débiles, pero normalmente hablando, en el ejército, los soldados de cocina estaban menos entrenados que otros. Por lo tanto, era comprensible que fueran relativamente débiles.

“Ja ja, ja, tu nave de combate debe ser muy buena, enviando a los soldados de la cocina a participar en la competición.” Bromeó casualmente el joven soldado, lo que no significa nada malicioso.

“El resto de departamentos están muy ocupados, y nosotros somos los únicos que tenemos tiempo. Por eso me enviaron.” Dijo Han Sen con una sonrisa.

“En realidad, sólo estamos aquí para ser espectadores. Todos contamos con Zheng Yuze. Espero que pueda vencer al Tigre de la Unidad Especial SangreAzul y hacer que la Galaxia del Suroeste se sienta orgullosa.” Comento el joven soldado.

“¿Zheng Yuze?” Han Sen pensó en ello y parecía que había oído hablar de este nombre. Zheng Yuze parecía ser uno de los otros dos candidatos que competían por el puesto de uno de los guardaespaldas de Ji Yanran.

Después de charlar un rato con el joven soldado, la zona de calentamiento se quedó en silencio. Todos miraron en la misma dirección, y también lo hizo Han Sen. Un tipo corpulento caminó a grandes pasos, dando a todos los presentes una fuerte presión. Al mirarlo, uno incluso querría huir.

“Tigre de SangreAzul, Tie Yi…” Susurraron los soldados de la Galaxia del Suroeste.

Mirando a los soldados en la zona de calentamiento con sus ojos morados, Tie Yi finalmente observó a un veterano de cuarenta años y preguntó seriamente, “¿Eres Zheng Yuze?”

“Lo soy.” Respondió Zheng Yuze asintiendo.

“Genial.” Contestó Tie Yi y luego se sentó sin decir nada más.

Después de todo, no era de esta galaxia y no tenía amigos allí, así que simplemente estaba descansando.

Viendo cómo actuó Tie Yi, Han Sen supo que no le importaba nada Han Sen y el otro competidor y creyó que Zheng Yuze era el único digno de su atención.

A Han Sen no le importaba mucho. Después de todo, todo se trataba de fuerza al final. No le beneficiaría aunque Zheng Yuze le diera más crédito.

Muy pronto, la competición comenzó. Los participantes entraron en fila en el lugar, viendo un mar de soldados y oficiales que eran la audiencia. Era magnífico verlo.

La Galaxia del Suroeste incluía dos galaxias principales: la Galaxia Xigeli y la Galaxia Nansanxuan, y dieciséis Galaxias más pequeñas. Sólo la Galaxia Xigeli y la Galaxia Nansanxuan tenían un gran número de planetas habitables. Sólo una o dos de las dieciséis galaxias más pequeñas tenían bases militares. Otros planetas eran habitables o se utilizaban sólo para la minería.

Entre todas las zonas militares, la Galaxia del Suroeste era la más pequeña. Aún así, tenía cientos de millones de tropas. Los que pudieron asistir a la competición fueron sólo una pequeña parte de los representantes, pero ya era bastante sorprendente verlos.

La razón por la que los humanos dominaban el universo era su número además de su inteligencia.

Después de todo, esto no era una lucha en privado. Así que la competición incluía muchos elementos además de los duelos.

La primera prueba era probar la fuerza. Se colocó un medidor de fuerza en el lugar, que parecía un tambor gigante.

Los participantes podían golpear el tambor usando el método que quisieran. Y entonces la pantalla del tambor mostraba la puntuación del último éxito. Cuanto más alto fuera el puntaje, mejor.

Aunque nadie sería eliminado por una mala puntuación, la puntuación final era la suma de las puntuaciones de todos las pruebas. Si al final, la puntuación final de uno no estaba entre los cuatro primeros, uno no podría entrar en los combates por el título de Soldado Rey.

Poco después, entre el estruendo de los gritos de los soldados, comenzó la primera ronda de la prueba de fuerza. El soldado al que llamaron subió al escenario para dar el golpe en el tambor.

Ya que todos los participantes eran élites de sus respectivas unidades, todos ellos eran evolucionados con una aptitud de más de cien. Después de un rato de observación, Han Sen se dio cuenta de que la puntuación estaba normalmente entre cien y ciento cinco, y no hubo ninguna actuación destacada.

Aunque se trataba de una competición que abarcaba toda la galaxia, había un límite de edad para los participantes. Y algunas fuerzas especiales no estaban permitidas en la competición.

Muy pronto, fue el turno de Tie Yi. Todos los ojos de los participantes estaban fijos en él. Incluso el público dejó de animar, esperando a ver la actuación de Tie Yi en silencio.

Bajo toda la atención, Tie Yi no estaba nervioso en absoluto. Simplemente se acercó al tambor y lo golpeó sin ningún movimiento adicional.

¡Boom!

Un sonido fuerte hizo que a la gente le dolieran los oídos. El número en la pantalla del tambor cambió rápidamente y terminó en el número 113,7584.

Casi nadie pudo evitar suspirar. Este tipo de fuerza era un rompecabezas entre los evolucionados.

Un evolucionado divino sólo tenía un índice de aptitud alrededor de treinta al empezar en la segunda zona de El Santuario de Dios. Con los puntos de genéticos ordinario, primitivo y mutante al máximo, un evolucionado divino sólo podía alcanzar alrededor de noventa.

Para tener un índice de aptitud física de ciento diez, uno tendría que ganar por lo menos de cuarenta a cincuenta puntos genéticos divinos. Todos los participantes cambiaron su expresión. Zheng Yuze parecía sombrío. Este tipo de fuerza era una gran presión sobre todos ellos.

Desde la perspectiva de Han Sen, esto no debería ser lo mejor que podía hacer Tie Yi. Si usara todo lo que tenía, debería ser capaz de hacer la puntuación un poco más alta.

“Parece que Tie Yi es aún más fuerte de lo que pensaba. Espero poder romper su defensa de forma efectiva, de lo contrario sería un problema.” Han Sen pensó para sí mismo.

Si los dos oponentes tuvieran una diferencia de más de treinta puntos en sus índices de aptitud física, se produciría un efecto de dominación. Por ejemplo, cuando Han Sen lo intentó por primera vez, ni siquiera pudo romper los ojos del Rugidor Dorado bebé, debido a que había demasiada diferencia en el índice de aptitud física.

Sin embargo, el estado físico de Han Sen había alcanzado el centenar. Con el Mantra de la Herejía y Sobrecarga, podía hacer lo mismo con el tambor que Tie Yi. No había nada abrumador.

La principal preocupación de Han Sen seguía siendo el Súper Cuerpo de Diamante de Tie Yi. Después de todo, era un arte hipergénico entre los diez mejores.

Más tarde, fue el turno de Zheng Yuze. Zheng Yuze se acercó al tambor, respiró hondo, dio un fuerte rugido y luego golpeó el tambor con fiereza.

¡Boom!

La pantalla mostraba el número 114.2584, lo que provocó un fuerte aplauso del público. Ese número era incluso mejor que el de Tie Yi, lo que elevó la moral de los soldados de la Galaxia del Suroeste.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .