Alaben al Rey: Capítulo 119


 

-El Viento Hizo Volar la Falda de una Chica-

 

“¡Mueran!”

Las manos de Fei se alzaron en el aire y un par de espadas moradas y verdes aparecieron en sus manos. Aunque no había llamas de energía sofisticadas, la fuerza física pura de un bárbaro de nivel 21 explotó y sacudió a todos en la cima de la Montaña Este. Las espadas dobles se convirtieron en dos sombras brillantes y golpearon con precisión las dos hojas amarillas.

¡Tink, tink!

Dos grupos de chispas aparecieron en el aire como magníficos fuegos artificiales.

En términos de fuerza, el Bárbaro de nivel 21 era mucho más fuerte que sus oponentes. El impulso de la colisión de las armas envió las hojas amarillas de vuelta con sus dueños. Los dos asesinos estaban realmente sorprendidos. Nunca habrían imaginado la cantidad de fuerza que tenía el pequeño rey; no sintieron ninguna energía en el rey después de todo.

Después de que Fei bloqueó el ataque, pisoteó el suelo e inició el【Salto】del Bárbaro y persiguió rápidamente a Hilton-Paris. En este momento, a Fei ya no le importaba proteger a la princesa; su propia novia estaba bajo gran peligro.

Esa maldita mujer era muy rápida. Llegó a Angela en segundos.

“¡Vete a la mierda!”

Una llama de energía azul y roja brilló cuando Lampard y el Alcaide Oleg se pararon frente a Angela y la protegieron. Lampard era un guerrero de Tres Estrellas. Bajo todo su poder, las llamas azules crecieron y ardieron a su alrededor salvajemente. Incluso cubrió a Angela y Oleg dentro de él. La espada negra en la espalda de Lampard comenzó a temblar. Agarró la empuñadura y la sacó con fuerza. ¡Splash! En un fuerte sonido de salpicaduras de agua, la energía azul salió de su espada y golpeó hacia París como un enorme maremoto.

Oleg era más débil. Sin embargo, aún soportó el dolor y golpeó su espada con toda la energía dentro de él. La energía roja era como una cuerda y azotaba a París.

París tenía una sonrisa fría en su rostro. Presionó el aire ya que todavía estaba en el aire.

¡Boom! ¡Boom!

El maremoto de energía azul y el látigo de energía de llama roja desaparecieron instantáneamente. Lampard y Oleg fueron golpeados severamente por algo invisible. Ambos tosieron una bocanada de sangre cuando fueron expulsados ​​del Altar del Rey.

Ambos no pudieron defenderse contra el único golpe de París.

No ganaron ningún tiempo valioso para Fei.

Una sombra blanca brilló junto a ellos y apareció detrás de Angela.

Una mano suave y delgada estranguló ligeramente el cuello de cisne de Ángela, tal como sostenía la rosa. Paris golpeó a Emma, ​​que estaba tratando de saltar y ayudar a Angela con facilidad, y le sonrió a Fei, que estaba cargando contra ella. Ella no ocultó su mirada juguetona en absoluto. Eso hizo que el corazón de Fei se hundiera en su estómago.

Esta mujer capturó a Angela en segundos.

“¡Déjala ir!”

Fei tuvo que detenerse a cinco metros de ella. Guardó el juego de espadas moradas y verdes y miró a París bruscamente, como si su mirada fuera una flecha de escarcha letal. No podía esperar para perforar a esta perra por la cabeza.

“Jejeje, ¿estás nervioso?”

La sonrisa de Paris seguía siendo muy coqueta, y su rostro era muy seductor. No le importaba la frialdad en los ojos de Fei en absoluto. Una de sus manos todavía estaba en el cuello de Angela, y la otra mano peinaba lentamente el cabello negro como la seda de Angela. Su movimiento era muy íntimo, como si estuviera ayudando a su novia a prepararse para una gran noche.

“Pequeño rey, ¿todavía recuerdas mis palabras? Jejeje, tu mujer será arruinada por el mendigo más bajo y vendida a un burdel más sucio y será una prostituta por el resto de su vida… ¿Qué piensas? ¿Tienes miedo? ¿Con el corazón roto? ¿Enojado? Jajaja, pequeño rey, arrodíllate como un mendigo. Bésame los pies y suplica. ¡Tal vez te perdone!”

El corazón de Fei se hundió aún más.

Esta mujer estaba loca.

Ella le devolvió lo que Fei le dijo, palabra por palabra.

Obviamente, la razón por la cual Paris atacó a Angela, que no representaba ninguna amenaza para ella, fue por lo que dijo Fei antes… Esta mujer era hermosa, incomparable y única. Uno pensaría que ella tendría un temperamento elegante, como una diosa. Sin embargo, ella también era terca y loca al máximo. La gente normal ni siquiera podía imaginarlo ni entenderlo. Ella quería ojo por ojo, y era aún más cruel que un demonio. Tenía una expresión burlona en su rostro. Lentamente aplicó más fuerza sobre el cuello de Angela y causó que la niña en sus brazos sufriera dolor y falta de oxígeno mientras disfrutaba de los ansiosos movimientos de Fei.

En este momento, la cima de la Montaña Este se había convertido en un infierno viviente.

El asesino que usó una espada no consiguió demasiado con su golpe mortal; fue bloqueado por la chica vestida de púrpura. Parecía que tenían un nivel de poder similar. Lucharon mientras las diferentes energías atribuidas se mezclaban entre sí y sus cuerpos no se veían por ningún lado. Todo lo que se podía escuchar eran los sonidos de las armas chocando.

Por otro lado, el asesino de blanco que estaba usando garras de hierro estaba luchando con el Capitán Caballero Romain. Los movimientos del asesino eran muy difíciles e impredecibles. Se sentía como si sus garras fueran capaces de romper el espacio y atacar desde cualquier lugar. El Caballero Capitán Romain que tenía cara de bebé y siempre tenía una sonrisa en su rostro, usaba una amplia espada de caballero de dos manos. Su estilo era muy diferente al del asesino. Solo usó ataques fundamentales simples y directos, como la cuchillada, tajo, barrido y corte. Aunque eran simples, eran extremadamente efectivos. Bloqueó todos los ataques e incluso pudo mantener al asesino a tres pasos de la princesa.

Los asesinos duales que usaron las cuchillas amarillas no persiguieron a Fei; Se dieron la vuelta y atacaron a la princesa.

En este punto, no había más magos clasificados como Estrellas ni guerreros para protegerla. Sin embargo, los doscientos caballeros de Zenit demostraron su voluntad y carácter de hierro. Ninguno de ellos retrocedió. Gritaron mientras cargaban frente a la princesa, la rodearon y la protegieron en el medio. Literalmente construyeron una gran muralla con su carne y huesos. Incluso si fueran a morir, morirían frente a la princesa para protegerla. La escena era muy trágica.

Los dos asesinos se enfurecieron. Aunque eran mucho más fuertes y poderosos que los caballeros, cada ataque de ellos solo decapitó a unos pocos soldados… Cuando se enfrentaron con un ejército de hierro de guerreros intrépidos, no pudieron acercarse a la princesa en poco tiempo……

El Altar del Rey hecho de enormes piedras blancas fue dañado desde la base por el guerrero Estrella de atributo Tierra. Comenzó a agrietarse y romperse. Grandes pedazos de piedra comenzaron a volar y las grietas en forma de telaraña en el suelo se hicieron cada vez más anchas. Muchas caballeros cayeron en la grieta y murieron instantáneamente después de que las piedras los golpearan en el aire.

¡Whoosh! ¡Whoosh! ¡Whoosh! ¡Whoosh!

Flechas afiladas fueron disparadas en silencio. Con el polvo y el caos como su camuflaje, perforaron la frente, los ojos, la garganta y el corazón de la caballería… El asesino que aún se escondía en la oscuridad se llevó una vida con cada flecha, como si fuera el verdadero ángel de la muerte.

Una escena esperada apareció alrededor del Altar del Rey.

Los príncipes y emisarios de otros reinos también comenzaron a luchar.

Personas como el Príncipe Layo del Reino Shanui, el Príncipe Boyou del Reino Luna, el Emisario Yaley del Reino Chata y representantes de una docena de otros reinos, todos hicieron una cosa cuando París gritó la palabra “maten”. Todos ataron una cinta roja a sus brazos, luego sacaron su arma y atacaron a las personas a su alrededor que no usaban la cinta.

“¡Mata a la princesa, Su Alteza Domínguez te recompensará mucho!”

“¡Bastardos…… mueran!”

“Maten a Tanasha, no dejen que nadie viva. ¡No dejen que nadie de la Legión de Coronación Real se vaya de aquí con vida! “

“¡Jajaja, mata, mata a todos estos tontos emisarios y guardias!”

La dorada luz del sol tenía dificultades para atravesar todo el polvo en el suelo. La cima de la Montaña Este realmente se había convertido en un infierno vivo sangriento. Las armas se golpearon entre sí cuando las extremidades rotas volaron por todas partes. La sangre se derramó en el suelo como una lluvia, y gritos y llantos resonaron en la cima y resonaron en el cielo.

Las doscientas personas se dividieron en dos grupos.

Los que tenían una cinta roja en sus brazos definitivamente sabían que esto sucedería. Estaban preparados y reaccionaron rápidamente. Atacaron furtivamente, se organizaron estrechamente y obtuvieron la ventaja en cuestión de minutos.

Los que estaban aquí simplemente para felicitar a Fei por su ceremonia de coronación fueron sorprendidos y sufrieron graves bajas. Más de la mitad de ellos resultaron heridos o muertos en unos momentos. Se reunieron fuertemente y lucharon para defenderse. Sin embargo, se enfrentaban a enemigos duros; eran como un pequeño bote en el océano y podían ahogarse en cualquier momento.

Fei miró a su alrededor y rápidamente supo lo que estaba pasando.

La ceremonia de coronación se había convertido en un campo de batalla para dos superpotencias. Esta era la fuente de peligro y conspiración que su intuición percibía antes. Aunque Chambord no tuvo nada que ver con esta pelea, fue elegido como el anfitrión desafortunado y su extinción se decidió hace mucho tiempo.

“¿Por qué dudas, pequeño rey?”

Paris le sonrió a Fei, como si toda la sangre y los gritos no estuvieran relacionados con ella. “Ven aquí y suplica, arrastrate aquí… arrodíllate. Jejejeje, realmente podría dejarte ir.”

Fei miró a Angela.

La hermosa niña era como un lirio solitario parado en el polvo que sopla. Estaba un poco pálida, pero su expresión era firme y valiente, y no se veía ni una sola señal de miedo en su rostro. Su vestido azul cielo estaba manchado con gotas de sangre que el viento soplaba, y el vestido pronto perdió su color azul cielo por el polvo gris parduzco.

Este vestido fue diseñado por Fei antes de la ceremonia. Fue hecho especialmente para Angela. Era majestuoso y único, y destacaba y sobresaltaba la belleza intrigante de la niña.

Fei se frotó las manos.

Y en ese momento, un fuerte viento sopló y explotó los bordes del vestido de la niña. Expuso una parte de sus piernas blancas, lisas y de jade, y eso cautivó y calmó a Fei al mismo tiempo.

 

 

** Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICE| CAPÍTULO SIGUIENTE

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s