Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 05 – Capítulo 06


Capítulo 06 – Algo retorcido

 

Sentada en la silla con una expresión terriblemente malhumorada estaba la mujer en luto con maquillaje llamativo – la hija supuestamente muerta de Uryuu.

Había algo de miedo/ansiedad en su comportamiento, pero más allá de eso, actuaba como si no hubiera hecho nada malo.

 

Con su funeral ya terminado, se movieron a la finca de Jinshi para que nadie los encontrara. Maomao les miró de reojo desde la esquina de la habitación.

 

Los hombres a su alrededor parecían querer escapar. Eran Uryuu y su hijo. Jinshi y Basen los miraban, parecían aturdidos y movían las cejas respectivamente.

 

“En otras palabras, ¿no me equivoco al decir que intentaron tramar un encubrimiento?” Dijo Jinshi.

 

La razón por la que Jinshi formuló su declaración como una pregunta fue porque recordaba adecuadamente el rostro de la hija de Uryuu. Uryuu tenía tres hijos. Sólo tenía a esta desagradable mujer y a la consorte Riishu como sus hijas. Se trataba de quién fue la chica muerta.

 

Por esa parte, por los cadáveres y demás, pueden recoger tantos como quieran. Al ir a los barrios bajos, habrá chicas jóvenes y demás que se hayan derrumbado y todo eso. Para esa parte, Maomao no quería pensar que prepararon una a propósito.

 

Podrían haber destrozado el cuerpo y quemarlo para encubrirlo, por lo que lo habían colgado en un lugar tan notable para que la gente lo viera.

 

“¿Están trabajando juntos?”, preguntó.

 

 

Uryuu había determinado que el cadáver era su hija. Así fue como resultó.

 

Pero fue su hijo, que estaba a su lado, el que protestó. Maomao no recordaba su nombre; era U algo. “¿De qué diablos se trata esto? Nosotros vimos el ahorcamiento cuando fue descubierto con ustedes. ¿Cómo podemos siquiera planear un encubrimiento?”, respondió el hijo.

 

En otras palabras, estaba diciendo que era imposible que colgaran el cuerpo en la torre y lo quemaran para que no pudiera ser identificado. No es que no estuvieran mostrando un poco de arrogancia ante el hermano imperial, pero deben estar muy impacientes.

 

Ciertamente, si no explican eso, las conversaciones no se llevarán a cabo. Para las personas con mano alzada, esta sería la parte en la que blandirían su autoridad, pero desafortunadamente, la personalidad de Jinshi no era así.

 

Por supuesto, Maomao ya se lo había explicado a Jinshi.

 

Jinshi sacó una caja de papeles joss. Luego la puso junto a otra caja que un mensajero trajo del distrito del placer. Era el papel de alta calidad que consiguió del pueblo natal del Médico charlatán. “El papel parece ser bastante bueno para ser papel joss, pero también tienen esto en sus manos, ¿verdad?” preguntó.

 

Era un papel delgado y suave. El tamaño de una hoja era bastante grande – tres shaku en cada lado.

 

“Cuando lo comparan con la ropa, se puede hacer un muñeco simple con él”, dijo Jinshi.

 

Eso era lo que fue colgado de la torre. Se había hecho para que se pareciera a un cadáver.

 

“Incluso si era un muñeco, ¿cómo desapareció, dígame? Con eso, ¿qué pasa si alguien lo ve? Estaba en un lugar muy visible, sabe”, dijo el hijo.

 

“Eso, sería esto”. Jinshi lo retorció hasta convertirlo en papel en un hilo. Es bastante resistente cuando lo tiras; no se rasgará. No obstante, si una gota de agua cae sobre él, se desgarrará fácilmente.

 

La parte en la que hicieron que la gente investigara la torre de nuevo – había trozos de papel rasgado en la parte superior del pilar. Había manchas de agua en él.

 

“El muñeco de papel fue colgado por dos hilos. Si se hace un hilo delgado, es fácil de remojar. Si estuviera hecho de una manera en la que se hubiera cortado de antemano, sería cuestión de tiempo. Y hablando de cómo se moja, se puede usar sólo hielo”, explicó Jinshi.

 

Cuando el hielo se derrita, el hilo de papel se romperá. Se había planeado que cuando el segundo hilo se rompa, el muñeco cayera de la torre.

 

Al oír eso, el hijo de Uryuu exhaló. “Entonces, ¿dónde podría haber caído ese muñeco? Si lo buscan y lo encuentran, todavía lo descubrirán, pero–”

 

“El muñeco no ha sido encontrada. Ya que ya fue desechado.”

 

Los sirvientes dijeron que el muñeco parecía estar flotando cuando cayó. Y luego, que no la encontraron cuando registraron el lugar donde cayó.

 

Cuando Maomao trató de preguntar detalles de ese lugar, le dijeron que estaba al lado del estanque.

 

“Me dijeron que el sirviente dijo que los peces koi se volvieron locos.”

 

El pez koi de fondo aparece cuando sólo una hoja cae al agua, confundiéndose con el alimento.

Si es así, ¿qué pasaría si el muñeco de papel se cayera?

 

Un gran número de peces koi lo picotearán. El muñeco probablemente se desintegró en el agua.

 

Y entonces, descubrieron el cuerpo quemado en un lugar completamente diferente.

 

“Había muchos carruajes de invitados alrededor de la finca. No podrían sacar a su hija aunque lo intentaran. Por eso reunieron a las mujeres de luto para el funeral”, dijo Jinshi.

 

Al igual que Maomao se había cubierto la cara con un velo para no ser reconocida, la hija se había vestido de blanco y también se cubrió la cara con un velo. Por eso había habido una pésima persona de luto al azar.

 

Y entonces, Maomao la sorprendió para saber si realmente era la hija de Uryuu o no.

 

Mientras se movían, Maomao pisó a esa mujer con su pésima voz de llantos y las faldas de otras mujeres y las hizo caer. Y luego, se acercaba a la peor y le mostró la etiqueta de madera que llevaba y le dijo:

 

“¿Se le ha caído esto? Si lo pierde, no podrás salir de la finca”.

 

Si se equivocaba, iba a ir a la otra persona que cayó. Sin embargo, esa mujer no dijo nada y tomó la etiqueta de madera de Maomao.

 

La hija de Uryuu bajo la mirada. Estaba haciendo pucheros.

 

No parecía que Uryuu y su hijo fueran a decir nada más. Se quedaron en silencio. Y mientras Maomao pensaba que eso era todo lo que harían, Uryuu dio un paso adelante.

 

“Todo es culpa mía”, dijo, y bajó lentamente la cabeza.

 

Al ver eso, el hijo se adelantó. “Padre no hizo nada. Yo lo hice. Identificar erróneamente el cuerpo también, me había molestado”.

 

“¡No, fui yo!”

 

(Está bien de cualquier manera.)

 

Puede que sea bonito que padre e hijo la defiendan mutuamente, pero el asunto principal, la hija, estaba enviando miradas amorosas hacia Jinshi. Aunque no cayera en esos encantos.

 

En medio de eso, había una persona que estaba temblando.

 

“….” Esta persona dio un paso al frente sin decir nada.

Jinshi llegó demasiado tarde como para estirar su mano para detenerlo.

 

Hubo un sonido sordo. Algo cayó a su lado.

Eso continuó dos veces.

 

Basen levantó los puños. Uryuu y su hijo estaban en el suelo, sus caras se retorcieron. Las caras retorcidas eran literales, no, sería más correcto decir que Basen las había retorcido.

La sangre salpicó y varias muelas cayeron al suelo.

 

“Realmente no me importa su muestra de amor familiar. Pero la Consorte Riishu no está incluida en esto”, dijo Basen, lleno de cinismo.

 

“¡Basen!” Jinshi tiró de la manga de Basen. Por un instante, la cara de Basen estuvo llena de amargura, pero de alguna manera volvió a la normalidad.

 

“Mis sinceras disculpas”, se disculpó Basen.

 

La hija de Uryuu, que hasta ahora había estado disgustada, se había puesto pálida. Temblaba.

 

Parece que Basen también tenía la sensatez de no llegar a levantar una mano contra las mujeres.

 

“Mis disculpas. Continuemos la conversación después de que reciban tratamiento”, dijo Jinshi, e invocó a otro asistente.

 

 

 

 

 

 

 

(Se equivocaron.)

 

Mientras Maomao pensaba eso, inclinó ligeramente la cabeza.

 

No era la cuestión de si lo había hecho Uryuu o su hijo. En cualquier caso, llegaron hasta el punto de ayudar a su hija, hermana menor, cueste lo que cueste.

 

Pero la forma en que lo hicieron fue demasiado extrema.

 

Pensó en el ejemplo del Clan Shi, viéndolo como una reacción exagerada, pero también podía opinar lo contrario. Dejando a un lado la era de la Emperatriz, el actual Emperador no tenía el carácter para tirar a más sirvientes uno tras otro, ¿verdad?

 

(¿Podría tener planes para algo?)

 

Hm, Maomao, en un rincón de la habitación, se rascó la cabeza.

 

Miró al suelo; todavía estaban los dientes.

 

(Aunque es malo golpearlos aquí.)

 

No pensemos mucho en por qué Basen se enfadó. Pospóngamoslo, pospóngamoslo.

 

La hija seguía temblando en la silla, asustada.

 

Incluso si este tipo de mujer es expulsada, no hay manera de que pueda vivir decentemente por su cuenta, huh, pensó Maomao.

 

En ese caso, tenía que haber alguien fuera que la cuidara.

Tenemos que preguntar sobre eso también – fue el momento en que ella pensó eso.

 

El guardia estaba fuera de la habitación. Las únicas personas en esta habitación eran Maomao, que estaba escondida, y la hija de Uryuu.

La hija debe haber pensado que ella era la única persona aquí.

 

“¿Cómo sucedió esto? Lo hice como el Hada-sama me dijo,” dijo ella.

 

“!?” No se podía evitar que Maomao se levantara enérgicamente.

 

Sorprendida, la hija miró a Maomao que estaba en un rincón de la habitación.

 

“¿Podría ser esta hada, Lady Pai?” Maomao se había acercado antes de darse cuenta.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s