Dragón Egg: Capítulo 256


Anterior |Índice| Siguiente


Partida

 

 

Después de que Tatarc se fue, deshicimos nuestra humanización y regresamos a nuestra forma de dragón. No quiero desperdiciar más MP antes de que la Mantica llegue.

 

Nos acostamos en el suelo, cerramos nuestros ojos, y decidimos descansar antes de la próxima gran pelea.

 

—… ¿Realmente eres la misma onee-san? ¿Por qué… por qué ahora… solo donde… has estado todo este tiempo…?

 

De alguna manera, el miedo ha sido aliviado debido a la conversación anterior, y una chica que nos miró con miedo antes, nos preguntó nerviosamente. Lo siento, pero no soy realmente su Dios Dragón, no tengo ni idea en dónde está y que está haciendo tu Dios Dragón en este momento.

 

Ligeramente abro mis ojos y miro a Compañera.

 

Compañera abre sus ojos y también me mira.

 

Entonces, miramos a la chica y sacudimos nuestras cabezas.

 

Lo siento, pero no tenemos nada para responder tus preguntas. Soy un dragón diferente al Dios Dragón que conoces, sin embargo, habiendo dicho eso, tampoco puedo descartar mi posición como Dios Dragón en este momento.

 

Sé que no es bueno pretender ser alguien más y mantenerlo en silencio de todas ustedes. Pero, mientras me sigas viendo como tu Dios Dragón, me asegurare de arreglar todos tus problemas. Después de todo, si te dejo ahora, quien sabe cuántos morirán.

 

—Ryujin…-sama.

 

La chica-senpai nos llama.

 

—…Para ser honesta, todavía hay muchas cosas que no entiendo. Así que, lo que diré podría ser egoísta, pero…… H-…… ¡Haz tu mejor esfuerzo! (Chica senpai)

 

Hombre, esta niña es tan adulta. Mientras estaba impresionado por sus palabras, Compañera asintió con su cabeza.

 

“Gru~uo”

 

—…Así que, tú eres… nuestra onee-san.

 

M-me sorprende que lo haya descubierto.

¿Esta es la intuición femenina?

 

“Gru~u~u……”

 

Compañera hizo un gruñido de satisfacción.

 

La luz roja que estaba entrando por los huecos en la entrada de la cueva, se desvanece lentamente con el tiempo. Luego, la oscuridad una vez más cubrió la cueva. Solo una pequeña parte de la cueva contienen la luz de la luna.

 

Todas las noches, estas niñas han experimentado esta oscuridad, no es de extrañar que fueran tan sensibles antes.

 

Mientras pensaba eso, escuché la voz de Yarg.

 

—Es tiempo. Mueve las rocas. (Yarg)

 

—…S-sí. (Tatarc)

 

Tatarc respondió a la orden de Yarg, y la entrada de la cueva lentamente se abrió. Por lo que, finalmente es momento de que elijan un sacrificio.

 

El momento ha llegado.

 

Usé [Transformación Humana] otra vez, empujé mi cabeza dentro del hombro de Compañera, y le transfiero el control. Nuestra transformación se ha vuelto bastante suave últimamente.

 

Después de que Compañera se humanizó, ella agarró la ropa sucia y harapienta de antes y se la puso con asco.

 

Oh, sí, olvidé que la desgarramos antes.

 

Espera, ¡¿no encontraran extraño que repentinamente ya no estemos atados con su cuerda?! Una vez que Yarg descubra que estamos desatados, ¿no escapara inmediatamente? Después de todo, él todavía podría estar traumatizado por lo que Compañera les hizo a sus dedos.

 

D-de cualquier manera, apurémonos y atemos nuestras manos ahora.

 

—La cuerda… átala, detrás de mis manos. (Compañera)

 

— ¿Eh? Ah, cierto…

 

Las otras niñas se reunieron detrás de Compañera rápidamente. De alguna manera, lograron atarla antes de que la entrada de la cueva estuviera abierta.

…El nudo es menos ajustado del que hizo Yarg, pero todavía creo que podemos engañarlos con esto.

 

Puedo escuchar a Yarg y Tatarc hablando arriba.

 

—Tatarc, te ves bastante pálido. Tal vez este trabajo no es el adecuado para ti. (Yarg)

 

—A-acerca de la reunión… ¿Cómo fue? Te estoy preguntando por el bien de esta aldea, para que sepas. (Tatarc)

 

—Eso todavía no es algo que un forastero como tu necesite saber. (Yarg)

 

—P-pero… (Tatarc)

 

Entonces, Tatarc repentinamente gruño de dolor.

 

— ¡A, arg! (Tatarc)

 

Luego escuché a Tatarc gruñir bajo, como si estuviera de rodillas. Yarg probablemente golpeó a Tatarc debajo de su barbilla con la parte de atrás de su lanza.

 

—O, ¿qué? Si descubres que esta aldea es una amenaza para ti, ¿vas a ir a bajar tu cabeza a la otra aldea? ¿Tu miserable vida es tan importante para ti? Tú, que ni siquiera tienes una onza de orgullo en ti. Si lo tuvieras, ya habrías huido al desierto. (Yarg)

 

—N-no… tú estas… equivocado… yo… (Tatarc)

 

Al escuchar las palabras de Yarg, sentí que la ceja de Compañera se retorcía ligeramente en molestia. Ese anciano, Tatarc, priorizó el dejar escapar a los sacrificios en lugar de su propia seguridad, e incluso planeo persuadir a las dos aldeas para que se reconciliaran. Él tiene más orgullo de que lo puedes imaginar, puedo entender la frustración de Compañera.

 

—Supongo que tendremos que seleccionar un nuevo guardia mañana. Bajo las ordenes de Nagrom-sama, no tengo permitido asesinarte, pero… todavía no confió en ti. Podrías estar planeando traicionarnos algún día. No podemos tener a alguien como tú, protegiendo a los valiosos sacrificios, fuera de la vista de la aldea. (Yarg)

 

—… (Tatarc)

 

—Descenderé y cargare a uno de los sacrificios. Espera ahí. (Yarg)

 

Después de las frías palabras de Yarg, tiró una cuerda desde la entrada de la cueva. Tan pronto como Compañera vio la cuerda, ella corrió hacia la salida.

 

¡E-espera un segundo! ¡¿Qué estás haciendo?!

 

Compañera entonces saltó muy alto en el aire, saltó de muro a muro, y salió del agujero sin usar la cuerda.

 

— ¡¿Q-qué demon-…?! (Yarg)

 

Yarg, quien estaba a punto de bajar, se sorprendió al ver a Compañera saltar del agujero y retrocedió. Entonces, Compañera dio un salto mortal y le dio un rodillazo a Yarg en la cara.

 

— ¡Bu~! (Yarg)

 

Yarg se tambaleó y cayó de rodillas. Mientras sujetaba su sangrante nariz, el miró a Compañera con incredibilidad.

 

Qué demonios, Compañera…

 

— ¿Huuh? Me aseguré de contenerme, así que deja de quejarte. Y, este tipo es parte del grupo que nos envenenó, sabes. (Compañera)

 

Si sigues moviéndote como quieras, ¡el plan será en vano! ¡Sé cómo te sientes, pero calmante! Yarg no sabe lo que Tatarc está hablando, ¡así que no tienes que preocuparte por él!

 

— ¿C-cómo te… liberaste…? (Yarg)

 

— ¿Hah? ¿Qué importa? ¿Pensé que querías ofrecerme como sacrificio? (Compañera)

 

— ¡P-por qué tu-…! (Yarg)

 

Cuando Yarg intentó levantarse, Compañera pisó el hombro de Yarg y lo empujó hacia abajo. Compañera puso poder en sus piernas por lo que incluso Yarg no pudo resistirse.

 

¡Detente! ¡Detente! ¡Entiendo que lo odies, pero en serio Compañera, cálmate! ¡Si haces un alboroto aquí, esas niñas definitivamente serán asesinadas!

 

—…Tch. (Compañera)

 

Compañera se relaja. Entonces golpeó a Yarg con fuerza en el suelo.

 

—…Huff, Huff. Bien…  te escuchare por ahora… pero, solo porque moverse en este cuerpo es agotador, ¿me oyes? (Compañera)

 

No… creo que todavía tienes más que suficiente energía para enloquecer.

 

— ¿Q-qué hacemos ahora, Yarg-san? (Tatarc)

 

—…Llévala. Su fuerza para retenerme, incluso después de ser envenenada, seguramente satisfacera a la Mantícora con más poder una vez que la coma. Planeaba ofrecerla después de que el veneno la debilitara completamente, pero… ahora que ella se liberó de sus ataduras e incluso logró saltar de la cueva mientras estaba envenenada, me hizo sobreestimarla. Si la dejamos sola, escapara. Aliméntala primero. (Yarg)

 

E-eso estuvo cerca. Así que, planeaban ofrecer a Compañera en una fecha posterío, ¿huh? Supongo que la locura de Compañera nos dio un milagroso resultado. De acuerdo, Compañera, puedes patear a Yarg otra vez si quieres.

 

— ¿Está bien? (Compañera)

 

Lo siento, eso fue una broma. No te lo tomes demasiado en serio, por favor.


Rachidor: Sino fuese por el hecho de que le da sacrificios vivientes a un maldito monstruos, sentiría un poco de pena por Yarg, que es tratado como el saco de boxeo de Compañera.

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .