Dragón Egg: Capítulo 255


Anterior |Índice| Siguiente


Dos opciones

 

 

— ¡Colgaré una cuerda para que suban! ¡Dense prisa! (Tatarc)

 

…Estoy perplejo, no sé qué hacer ahora. Si escapamos de esta manera, entonces mi plan de pretender ser un sacrificio habrá sido por nada.

 

No sé cómo reaccionará la Mantícora cuando descubra que su almacén de comida este vacío, y también, no sé cómo responderá a esto la aldea anti-Ryujin. En el peor escenario, la Mantícora enloquecerá por el hambre y atacará a la aldea anti-Ryuijn en desesperación.

 

— ¡¿Q-qué bien hará que escapemos?! ¡Esto no cambiará nada! ¡La Mantícora solo demandara más niños para ser sacrificados en su lugar!

 

La chica-senpai le dice a Tatarc. En respuesta, Tatarc sacudió su cabeza.

 

—Esta aldea ya se acabó. La Mantícora continúa demandando más sacrificios de los que la aldea puede manejar. Si esto continua así, no pasaran 2 años antes de que todas la mujeres y niños en esta aldea se hayan ido. (Tatarc)

 

—P-pero, eso es… incluso así… no podemos solo irnos de este modo… (Chica senpai)

 

—Nagrom-sama les ordenó a todos que se mantuvieran callados sobre esto. Pero, él está planeando librar una guerra contra la aldea Ryujin y robar a todas sus mujeres y niños para la Mantícora. (Tatarc)

 

¡Ese anciano, era malas noticias después de todo! Incluso si no tienes otra opción, llegar tan bajo es solo…

 

—…De cualquier manera, el regreso del Dios Dragón es la razón de por qué la Mantícora se movió a esta aldea. Mientras el Dios Dragón permanezca ahí, ustedes definitivamente estarán a salvo. ¡Ese es el por qué esta aldea está acabada! (Tatarc)

 

—… (Chica senpai)

 

Las niñas se quedan en silencio.

 

Bueno, por supuesto que estarán sorprendidas. Si ellas hacen lo que él les dijo, entonces estarían dejando su aldea, sus familias, y su hogar en ruinas.

 

Hasta ahora, la Mantícora solo ha estado apuntando a los niños, quien sabe que hará si comienza a ignorar sus preferencias y empieza a devorar a los otros aldeanos también.

¿Deberían escapar y dejar su aldea en devastación? O, ¿quedarse atrás y esperar hasta que su aldea se quede sin niños y mujeres? Cualquier opción dejará un mal sabor de boca.

 

—…T-Tatarc-san, ¿vendrás con nosotras a la aldea Ryujin también? —Una de las niñas preguntó.

 

Tatarc estuvo en silencio por unos segundos, mordiéndose los labios, pero al final sacudió su cabeza.

 

—El otro día, abandoné esa aldea y elegí asentarme aquí. Ellos me aceptaron y me dieron esta posición de proteger los sacrificios a cambio de decirles todo sobre el estado de la aldea Ryuijn, desde el diseño de la aldea hasta las fortalezas y la condición de las personas… —Tatarc dijo con un tono pesado. —El Dios Dragón es un ser que, incluso, requeriría un juicio despiadado si es por el bien de la aldea. Estoy seguro… que, si voy a su aldea ahora, después de abandonarla, definitivamente seré quemado vivo directamente por el aliento del dragón para hacer un ejemplo. (Tatarc)

 

…Quemado por el aliento de dragón, no esperaba que su Dios Dragón tuviera un lado tan despiadado.

 

Entonces, una vez más, se disparan miradas desagradables hacia Compañera. Algunas de ellas parecieran que están a punto de llorar y había otras que sus rostros mostraban desesperación. Y, unas pocas entre ellas, palidecieron. Se podía ver un poco de crítica y decepción.

 

¡E-esperen un minuto! ¡Nunca haría tal cosa! ¡Soy un dragón diferente! ¡Incluso había un camello de tres cabezas en el desierto, así que seguramente hay otros dragones de dos cabezas por ahí! ¡Y, solo me he mirado a mí mismo en el reflejo del agua!

 

“Ga, ga~a……” (Compañera)

 

Compañera se estremece y da un paso atrás. Hey, cuídate, estas mostrando tus rasgos de dragón.

 

—Permaneceré aquí e intentare razonar con Nagrom-sama para que llegue a un acuerdo con la aldea Ryujin. En la reunión, probablemente mencionaran un poco de eso. Cuando descubran que los sacrificios han escapado, las opciones de Nagrom-sama disminuirán. (Tatarc)

 

Un acuerdo… huh.

 

Si haces eso y ellos te escuchan, entonces estará bien, pero la enemistad entre las dos aldeas me parecía bastante profunda, ¿hay alguna posibilidad de una conversación de paz?

 

—…Sin embargo, incluso si persuado exitosamente a Nagrom-sama, él todavía puede fácilmente matarme si repentinamente cambia de idea. Y, si la aldea Ryujin rechaza la conversación de paz completamente, ellos destruirán esta aldea antes que la Mantícora lo haga. (Tatarc)

 

Si te rechazan, ¡¿todos serán masacrados?! ¡¿Por qué molestarse a tomar tal riesgo?! En cualquier caso, ¡¿no morirá Tatarc al final?!

 

Aunque viniste aquí a salvar a estas niñas, no hagas ese rostro “estaré bien”.

 

¿Estas chicas se quedarán y extenderán la duración de su aldea? O, ¿escaparan y la acortan en cambio?

 

Siguen siendo bombardeadas con esas desagradables decisiones. Sin mencionar que, Tatarc también hizo todo lo posible para salvar a todas, incluso si eso significa su propia muerte, así que, cualquier opción que esas chicas elijan, aun así, no les gustará el resultado.

 

…… ¿Hm? Espera un minuto, ¿hay una oportunidad aquí?

 

Ya que técnicamente estoy parado como su Dios Dragón, ¿no significa eso que tal vez pueda convencer a la aldea Ryujin?

 

El Dios Dragón también fue quien le ordenó a la doncella del santuario hacer un trato con la Mantícora, e incluso Tatarc piensa que el Dios Dragón lo quemará vivo si regresa. Si creen que la voluntad del Dios Dragón es lo correcto, entonces yo, a quien ellos ven como su Dios Dragón por el momento, tengo un absoluto domino sobre ellos.

 

En otras palabras, si les instruyo, no con mi voz humana, sino que, como su Dios dragón, puedo impulsar el plan de reconciliación y, de hecho, ellos no dudaran en obedecerme sin desafiarlo. Con la Mantícora fuera, incluso podremos llegar a un acuerdo con Nagrom.

 

…Pero, el riesgo es demasiado alto. Incluso si logro mover a la aldea Ryujin para una conversación de paz con la aldea anti-Ryujin, si el propio Nagrom se niega, no habrá una conversación de paz. En el peor caso, la Mantícora volverá a escapar, y la guerra estallará en ambas aldeas.

 

Tal vez, no debería… ¿pensar en eso tan negativamente? Si voy a la ruta de las conversaciones de paz ahora, un solo error terminara con esta aldea.

 

Estará bien, mientras siga siendo su Dios dragón, definitivamente habrá otra oportunidad para una conversación de paz. No convertiré esta situación en otra situación que amenacé la vida.

 

Además… noté algo mientras pretendía ser su Dios dragón. Siento que siempre soy atrapado en algún complot, o algo así……

 

—…Hey, anciano. Cierra el agujero y regresa a tu deber de guardia. (Compañera)

 

Compañera finalmente dijo algo.

 

— ¿H-huh? Hey, espera… ¡Tu cuerda…! (Tatarc)

 

—Esta noche, el sacrificio seré yo. No viste nada aquí y pon esa roca otra vez en ese agujero. Y, en cuanto a ese monstruo devorador de niños… lo destruiré por ti. (Compañera)

 

Compañera dijo con un pulgar hacia arriba.

 

Un profundo suspiro salió de las chicas. Al parecer, lentamente están comenzando a entender por qué vine aquí.

 

—N-no hay manera de que tú puedas hacer eso… solo lo dices porque nunca has visto a la Mantícora, ¡así que no actúes tan duro! ¡Esa cosa está en un nivel que nosotros los humanos nunca podremos alcanzar! ¡Date prisa y comienza a subir! ¡Sube y sálvate! ¡La intuición de la doncella del santuario es terroríficamente precisa! ¡Si no escapan pronto, ellas descubrirán este plan de escape en cualquier minuto! (Tatarc)

 

Pasaron unos pocos segundos y Tatarc no sintió que algo se moviera por la cuerda. Sin conocer la situación, Tatarc inmediatamente vio alrededor de la cueva y vio que las chicas no se han movido ni una pulgada.

 

—Cualquiera…… por favor… si no escapan ahora, la Mantícora llegara pronto, y Nagrom terminara de prepararse para la guerra. Pero, mientras ese implacable Dios dragón permanezca ahí, esta aldea no tiene oportunidad de ganar. Solo provocara muertes innecesarias. Así que, por favor, esto no solo es por su bien, sino que también para la aldea… (Tatarc)

 

La chica-senpai se levanta y se voltea hacia todas las chicas. Todas las demás parecían confundidas al principio, pero luego, asintieron la una a la otra.

 

Eventualmente, todas emitieron una mirada determinada en su rostro y miraron a Compañera.

Compañera sonrió levemente y también asintió.

 

—No huiremos. Nos quedaremos aquí. (Chica senpai)

 

—P-pero, por que… a este ritmo, quedaran atrapadas en la guerra y-… (Tatarc)

 

—Es porque creo en el Dio-… no… ¡Creo en onee-san! ¡Es por eso que me quedare aquí! (Chica senpai)

 

La chica-senpai dijo eso con una seria cara. Tatarc no podía creer lo que acaba de escuchar y retrocedió incrédulo.


Rachidor: Un regalo post navidad para todos usted, 6 capítulos seguidos, mas les vale disfrutarlos.

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .