Shiki: Volumen 01: Capítulo seis: parte 6


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


Manchas de luz salpicaban la montaña occidental. Las voces se mezclaron gritando ‘¡Ooi!’

“Hombre, ella no está en ninguna de las carreteras”, dijo Tashiro mientras Yuuki se limpiaba el sudor. Las noches de montaña eran frescas, pero como era de esperar al subir y bajar la cuesta, hacía calor. 

Había límites para buscar con una luz de mano dentro del pueblo. Seguir los senderos del bosque, empujar a través de los alrededores y regresar conduce a muchas repeticiones, pero había una inquietud de que no habían buscado lo suficiente. 

‘Ooi’, llegó una voz desde muy cerca en la montaña, y por un momento, Yuuki anticipó buenas noticias, pero la voz que respondió fue teñida de decepción.

“Esto no va a funcionar a menos que hagamos una búsqueda en la montañas en toda regla. Reagrupemos alrededor del aserradero de Maruyasu”

Hirosawa suspiró y volvió a subir al sendero del bosque, Yuuki hizo lo mismo. Era solo un bloque de montañas que rodeaban un pequeño pueblo y, sin embargo, tratar de encontrar a una sola persona entre ellas hizo que uno se diera cuenta de que las montañas eran realmente amplias. 

Fatigados como estaban, mientras caminaban por el sendero del bosque, Tashiro y el joven que caminaban con él se detuvieron. Era un monje del templo. Se llamaba Ikebe, si recordaba. Se estaba acercando a la casa de Kanemasa. 

“¿Qué pasa, Ikebe-kun?” Hirosawa preguntó, Ikebe volteándose para mirarlo con una expresión complicada.

“Me pregunto si alguien en esta casa ha visto a Megumi-chan. ¿No sería mejor preguntarles?”

Hirosawa parpadeó. “¿A esta hora?”

“Sí” sonrió Ikebe, avergonzado. “La señora en el templo estaba hablando de eso con Takami-san. Tal vez hay una posibilidad de que conociera a la gente de esta casa, y perdió la noción del tiempo, tal vez”

“Pero”

“¿Y no podemos simplemente decir ‘a esta hora’ podemos hacerlo, ya que a Megumi-chan la vieron escalar la colina? En ese caso, es posible que la hayan visto a ella”

Eso es cierto, dijo Hirosawa haciendo una expresión complicada mientras miraba hacia la casa oscura. Yuuki entendió el desconcierto de Hirosawa. Desde que se mudaron, los habitantes no se habían mostrado. Parecía que aquellos que vivían allí no tenían la intención de mezclarse proactivamente con los aldeanos. Con una valla alta que no permitía ver, junto con una casa tan cerrada, se pensó que los nuevos habitantes querían trazar una línea entre ellos y los aldeanos. Llamar a esas personas a esta hora para preguntar sobre el paradero de una chica, por apropiado que fuera, era motivo de indecisión. 

“¿Lo intentamos?” El que dijo esto fue Hasegawa. “Tienes toda la razón. Puede que la hayan visto, al menos. Si ese es el caso, pueden saber en qué dirección se había ido, o algo por el estilo. Si Megumi-chan está herida y varada, lo importante es encontrarla lo antes posible”

Eso es cierto, Hirosawa asintió. Yuuki y los demás se acercaron a las puertas bien cerradas. En el lado de un pilar de la puerta de entrada había una puerta lateral, y en el lado de ese estaba visible un intercomunicador. — Sí, incluso si estaban molestando y despertando a alguien, todo lo que necesitaban era hablar por el intercomunicador, por lo que hacer esto, en caso de emergencia, sería perdonable. 

Como su representante, Hirosawa colocó su dedo sobre el botón. Mientras miraba las caras a su alrededor, presionó tímidamente el timbre de llamada. Dos veces, tres veces, y la cuarta vez hubo una respuesta.

“Sí.”

“Uhm — lamento molestarle tarde por la noche. Hay algo que nos gustaría preguntarle” Hirosawa transmitió brevemente que una chica de preparatoria había desaparecido y que se preguntaban si la habían visto.

“Un momento por favor.” 

La voz al otro lado del intercomunicador sonó joven. Varias personas en el pueblo habían dicho que habían visto a un joven de unos veintitantos años, así que se dijo que debía ser él, pensó Hirosawa. 

Después de un momento, la puerta lateral se abrió, Hirosawa vaciló. El que apareció con una linterna en la mano fue el hombre de los rumores.

“Gracias por esperar.”

“Lo siento de nuevo. A esta hora”

“No, no. Es solo que le pregunté a todos los miembros de la casa, pero parece que nadie ha visto a la joven”

Es cierto, Hirosawa suspiró. 

“¿Es seguro que ella había subido hacia acá?”

“Sí. Parece que la última vez que la vieron fue cuando estaba escalando esta colina”

Es cierto, dijo él saliendo y cerrando la puerta, sonriendo al parpadeante Hirosawa. “El maestro me dijo que ayudara. Deben estar preocupados” dijo.

“No, eso es” dijo Hirosawa, consternado. “Hacer que hagas tanto por nosotros sería…”

“No. Este es el tipo de cosas que debemos hacer juntos. ¡Ah, me llamo Tatsumi!”

“Soy Hirosawa. Lamento las molestias. Muchas gracias”

Tatsumi sonrió. “Pero es posible que solo me interponga en el camino. No estoy muy familiarizado con la disposición de la tierra por aquí, así que por favor dígame qué hacer”

El grupo se separó para dividir su cobertura de las montañas. Yuuki simplemente había estado siguiendo a Hirosawa y los demás. En algún momento terminó junta a Tatsumi e Ikebe, porque estaba claro que eran los únicos que no estaban familiarizados con las montañas. 

“Ah, ¿ese es el camino al templo?” Tatsumi le dijo a Ikebe, iluminando los alrededores. “El otro día, conocí al tipo llamado Muroi-san. Acababa de salir de la clínica Ozaki”

“¿El Joven Monje? ¿Eh?”

“¿No te enteraste de eso?”

“Sí. El Joven Monje es el tipo de persona que no cotillearía sobre cosas así en absoluto.”

Tatsumi sonrió. “Era un hombre amable”

“Eso es correcto. Si fuera yo, lo extendería de inmediato. Al final del día, soy un Hachigoro de corazón.” (NTE: explicación más detallada de Hachigoro al final, pero básicamente es un nombre usado en un tipo de entretenimiento japonés (rakugo) basado en monólogos humorísticos)

“¿Hay algún valor informativo para difundir eso?”

“Oh, definitivamente. ¡Todos en el pueblo están extremadamente interesados, debes saberlo! Quiero decir, tu hermosa casa es bastante extraña, y desde que se mudaron hasta aquí no han salido ni una sola vez, ¿verdad? Entonces, con eso, qué tipo de personas son, y cosas así, están en todas partes”

“No es que no salgamos para nada, pero. Ya veo, a eso es a lo que se ha llegado, ¿eh?”

“Para decirlo sin rodeos, se cree que están evitando a los aldeanos. Quiero decir, ¡estaba completamente sorprendido cuando Tatsumi-san salió así!”

“¿Evitando? ¿Por qué es eso?”

“Sí, bueno, desde que se mudaron, no han salido en absoluto. Ahí está esa valla alta, y la puerta siempre está bien cerrada”

“¿De Verdad?” Tatsumi parpadeó mientras murmuraba. “Tal vez en ese caso, no fue bueno mudarse sin saludar a nadie. No habíamos tenido la costumbre de socializar mucho con nuestros vecinos, así que realmente nunca se nos pasó por la mente”

“Oh. Bueno, así que es eso” Ante la respuesta de Ikebe, Yuuki se echó a reír.

“Así es como vives en la ciudad. A menos que haya un aviso circulando por el vecindario, normalmente ni siquiera conoces las caras de tus vecinos, y si vives en un departamento, ni siquiera tienes tantos. Dejas las puertas cerradas e incluso durante el día se cierran las puertas. Sin embargo, aquí afuera, incluso en medio de la noche, todo se deja abierto y desbloqueado. Al principio, incluso yo era un poco reacio a acostumbrarme a ello.”

“¿Yuuki-san también se mudó de la ciudad?”

“Así es. Por eso, incluso si sabía desde el principio que así era, era reacio. De alguna manera, simplemente no podía mantener la calma al respecto, así que terminaría cerrando la entrada principal. Aunque para empezar nuestra casa nunca tuvo una cerradura en la puerta de atrás”

“¿Heh?”

“Fue como … como si hubiera dejado el horno de gas abierto, se sintió así. Me tomó cerca de medio año acostumbrarme a eso”

“Así que así es, ¿eh?” Tatsumi asintió con la cabeza. “Tendré que informar eso cuando regrese. No creo que nadie haya pensado en eso en absoluto”

“Aunque no creo que sea algo que tengan que forzarse a sí mismos. Pero, ¿no es aburrido? Aburrido en la casa todo el tiempo así”

Yuuki asintió también. “Finalmente te has mudado hasta aquí después de todo. Puedes salir de la casa sin cerrar las puertas, conocer a todos en el vecindario, ir y venir ayudando mutuamente. Eso es lo mejor de todo en sociedades pequeñas como esta”

“¿No es así?” Tatsumi asintió con una sonrisa, y Yuuki se dedicó a la búsqueda. Le incomodaba verse atrapado en una pequeña conversación, y al hacerlo, se había distanciado entre Hirosawa y los demás que habían comenzado a avanzar. Mientras apresuraba sus pies, pensó para sí mismo que incluso con una mudanza tan difícil, la familia no era tan extraña. 
— Todo es lo que es, como solía ser el caso.

Tal vez porque habían cerrado la boca y se apresuraban a seguir, pudieron escuchar la conversación de otro grupo de búsqueda cercano. 

“Hombre, esto realmente está consumiendo todo tipo de tiempo”

“Será genial si la encontramos, pero. No creo que pueda lidiar con encontrarla ya en camino a Buda”

Sin pensar, Yuuki miró hacia el bosque. A través de los tramos de matorral y matorral, no se podían ver las linternas. Parecía que había dos o tres, pero no podía decir qué personas eran exactamente. 

“Claro que espero que no sea el caso. De todos modos, ¿no es probable que ella simplemente esté jugando en alguna parte? Vengamos mañana, ella regresará con una mirada suave en su rostro”

“Ese podría ser el caso. Es la chica Shimizu, ¿no es así? A esa chica le gusta presumir. Hace que te preguntes si no se está metiendo con un tipo”

“Sin embargo, si ella solo esta temblando, eso sería lo mejor. Quiero decir, están diciendo que recientemente las personas mayores en Yamairi fueron asesinadas, ¿no? Solo espero que ese monstruo todavía no esté dando vueltas en alguna parte”

“Esas fueron muertes naturales, ¿no?”

“Tengo que preguntarme sobre eso. Justo antes de eso estaba esa cosa: el niño de la casa Maeda, ¿no? Hubo un tipo que lo atropelló y escapó, ¿no? Las cosas no son tan pacíficas como solían ser, incluso en este pueblo”

“No quiero decir esto demasiado alto, pero personalmente creo que podríamos terminar esto más rápido si en lugar de buscar en las montañas atrapamos al chico de Ohkawa y le preguntamos dónde está”

“Más como Kanemasa. Después de todo, hay un chico joven con ellos, ¿no? ¿No podría haberla arrastrado a los arbustos aquí?”

Yuuki se detuvo de inmediato, volviéndose hacia Tatsumi. Tatsumi se señaló a sí mismo con su dedo índice, una expresión cómica y atónita en su rostro. 

“¡Sí, sí! Se habla de que el auto que golpeó y se estrelló contra el niño de Maeda fue el auto de Kanemasa, ¿sabes?”

“Ahora, oye, ¿no habló el Joven Monje del templo con ellos?”

“No importa qué más esté pasando, no creo que eso sea verdad”

“Me pregunto. En primer lugar, todas las personas en el pueblo siempre tratan el templo un poco demasiado especial. Incluso con la hija de Shimizu, no podemos estar muy seguros. Quiero decir, que el Joven Monje ya tiene treinta años y todavía está soltero, ya sabes.”

“El templo también tiene otro monje en el lado más joven. ¿No podría haber sido él?”

Yuuki de alguna manera estaba demasiado avergonzado para seguir caminando. Esperó a que las voces avanzaran mucho más adelante. Tatsumi e Ikebe se detuvieron, como si esperaran a Yuuki. Los sonidos de los demás que se abrían paso entre la maleza se volvieron distantes, hasta que Yuuki dejó escapar un suspiro secreto de alivio. 

“… Por favor, no pienses que todos somos así”

“No es nada acorde a Yuuki-san hacer tal cara. Un extraño es solo eso” dijo Tatsumi con una sonrisa forzada. “Tanto más por permanecer tan extrañamente en el interior. Realmente hubiera sido lo mejor si hubiéramos estado dando saludos”

“Incluso si ibas a presentarte, todavía serías visto como forastero …” Ikebe suspiró. “Para empezar, los aldeanos son básicamente familiares, después de todo”

“Así es como va.” Hablando con un tono intencionalmente frívolo hacia los dos, inclinó la cabeza. La tendencia de la aldea a excluir sustancias extrañas como algo natural era algo con lo que Yuuki estaba muy familiarizado.

Ikebe se echó a reír. “Una vez que encontremos a Megumi-chan, sus padres se relajarán y tendremos pruebas para limpiar nuestros nombres. ¡Vamos!” 

Las voces enojadas gritando ‘¡Ooi!’ Siguieron hasta las tres de la madrugada. Al escuchar ‘¡La encontré!’ Yuuki y los demás se abrieron paso a través del matorral. Mientras miraban a su alrededor buscando la fuente de la voz, Hirosawa y los demás regresaron apresuradamente desde una pendiente cercana. 

“¡Fue de esa dirección!”

Yuuki y los demás se dirigieron en la dirección indicada. Yuuki mismo había perdido por completo su sentido de dónde estaba, pero según Hirosawa, Yuuki y los demás aparentemente estaban bastante al norte de las montañas occidentales. 

“Lejos de aquí hay un estrecho arroyo de montaña, y al otro lado está la montaña del norte. La del templo”

Así que estaban justo donde se cruzaban las montañas del norte y el oeste. Al descender la cuesta, parecía salir a un área similar a un arroyo donde el aserradero Maruyasu aisló los campos en terrazas. 

Las luces del interior del pueblo se mezclaron, junto con las voces de la gente. De aquí y de allá y de allá y de aquí se escucharon los sonidos de la maleza sacudiéndose, la gente que venía a reunirse. Apresurándose después de Hirosawa y Tashiro en el frente, por fin se podía ver el lugar donde se reunían las luces. Hubo una diferencia en el nivel de la altura de una persona, y debajo de eso en un lugar vacío, la gente se reunió. 

“¿La encontraste?”

Cuando Hirosawa llegó corriendo, un hombre que llevaba un abrigo happi de la brigada de bomberos se volvió para mirarlo. “Ella está aquí. — Aquí mismo” (NTE: el happi es una vestimenta tradicional japonesa similar a un abrigo)

“¿Está herida?” Preguntó Hirosawa, el hombre ladeó la cabeza.

“Al menos no parece que ella lo esté”

Yuuki que había venido corriendo también pudo ver a la chica siendo ayudada por tanta gente. No parecía estar herida, pero estaba completamente flácida.

“Oye, eres Megumi-chan, ¿no? ¿Estás bien?” Un hombre de mediana edad que la ayudó a levantarse sacudió a la chica. La voz de alguien gritó: “¡Sería mejor no sacudirla demasiado!”

“¿No sería mejor llamar al Doctor Ozaki? Ella podría haberse golpeado la cabeza”

“Ah … eso es cierto”

Justo cuando el hombre de mediana edad habló, los ojos de Megumi se abrieron. Las luces reunidas alrededor eran deslumbrantes, así que levantó la mano para cubrirse los ojos.

“¿Estás consciente? ¿Estás bien?”

A las preguntas circundantes, Megumi asintió. Parecía estar fuera de sí de algún modo, pero no parecía tener ninguna herida.

“¿Cómo te sientes? ¿Puedes pararte?”

Cuando se le habló, ella le dio una respuesta vaga, lenta. Agarrando las manos ofrecidas de derecha a izquierda, de alguna manera, ella pudo ponerse de pie. 

“Gracias a Dios” llegó una voz aliviada. Con el apoyo de los hombres, Megumi comenzó asombrosamente a bajar la cuesta.

“Si puede caminar sola, supongo que no hay nada de qué preocuparse” dijo Hasegawa, Yuuki dejó escapar un profundo suspiro. Por lo menos, era bueno que ella estuviera a salvo. 

“Debe haberse caído de la cornisa, ¿eh? Simplemente me alegro de que la hayamos encontrado, sinceramente” Tashiro dio una amplia sonrisa y Yuuki asintió. Suspirantes de alivio bullicioso y voces sonrientes volvieron a la aldea, la gente bajaba de las montañas en grupos de dos y tres.

Cuando Ikebe regresó al templo, eran más de las cuatro, y la luz de la oficina al lado de las viviendas del templo todavía estaba encendida. Abrió silenciosamente la puerta de entrada, de pie sobre el piso de tierra mientras trataba de sacudirse el barro y los restos de hierba que se aferraban a sus jeans cuando, tal vez habiéndolo escuchado, llegó Seishin.

“Bienvenido a casa. Lamento haberte metido en problemas”

Llamado por el asistente del monje principal, el joven Ikebe inclinó la cabeza. Ikebe no podía odiar esa naturaleza de Seishin. Si bien siempre fue consciente de tener modales reservados, sin importar cuánto tiempo había conocido a alguien, lo que podría hacer que se le considerara reservado, era mucho mejor que tratar a las personas de manera dominante. 

“¿Cómo les fue?” Preguntó Seishin, preocupado. El asistente del monje principal se quedaba despierto hasta tarde, pero hoy tal vez estuvo despierto esperando a Ikebe.

“La encontramos”

“Ah, eso es bueno. ¿En las montañas después de todo?”

“Sí. Justo en la cornisa en el patio trasero de Maruyasu. Parece que se cayó de la ladera o algo por el estilo; estaba inconsciente cuando la encontramos”

“¿Ella está bien?” 

“Parece que sí” dijo Ikebe, sentado en el borde de la entrada. Habló mientras se quitaba las botas de cuero. “Cuando la llamaron, abrió los ojos. Parecía un poco sin vida, pero en cuanto a las lesiones, parece que no tenía ninguna, y con un poco de apoyo pudo caminar por la montaña”

“Ah… eso es bueno.”

Pensar si ‘bueno’ podría decirse o no hizo que Ikebe recordara el estado de Megumi. Megumi parecía distraída. Con una mirada aparentemente sin fijar, su andar mientras caminaba, incluso apoyada, no era natural. El shock de haber tenido una experiencia aterradora, como si el corazón no se hubiera calmado ante la experiencia, era lo que parecía. 

“Me pregunto si sucedió algo” Mientras escuchaba la pregunta de Seishin con una voz desde el fondo de su corazón, Ikebe pensó en cosas complicadas, quitándose el barro de los zapatos.

“Eso es algo de lo que no podemos estar seguros, ya que la propia Megumi-chan no dijo nada. Incluso si le hablabas, ella parecía distraída, o como si estuviera en otro lugar. Una vez que llegue en casa, duerma y se calme, podrían intentar preguntar de nuevo”

Ikebe se detuvo en seco en su respuesta.

El pueblo era pequeño. En algún momento, esa conversación se convertiría en un rumor, uno que probablemente volvería a través del templo. Ikebe, quien entró en Sotoba desde la ciudad, estaba desagradablemente familiarizado con la estrechez de la “sociedad” de la aldea.

(Aunque es una buena persona …)

Ikebe pensó. Hacia el asistente del monje principal, Ikebe tenía buena voluntad incondicional. Sin embargo, había personas que decían cosas extrañas. Al igual que antes cuando el niño fue golpeado, no pudo evitar preguntarse por qué.

Honestamente, pensó Ikebe, recordando de repente un rumor que había escuchado. Echó una leve mirada al perfil de Seishin. 

Era un rumor sobre el que ciertamente nunca podría preguntarle a Mitsuo o Tsurumi. ¿Era realmente cierto? Tal vez la razón por la que los aldeanos lo miraban tan extrañamente era … ¿podría ser por eso?


  • Hachigoro

Era un nombre usado con frecuencia en Rakugo, que son actos de narración de historias (de corte humoristico) realizados por una sola persona haciendo todas las voces, y generalmente con una narración mínima o nula. Si bien el nombre se usaba a menudo, nunca era necesariamente el mismo personaje, por mucho que fuera un nombre común, el Hachigoro tenía algunas tendencias recurrentes específicas, tales como pretender ser más elegante o inteligente de lo que era y (tratar de) hablar y actuar en una mansión con clase, quizás imitando a otro que había visto usar tales habilidades sociales para su beneficio, mientras que en ultima instancia era un bufón. Hachigoro se consideraba un nombre de samurai y, por lo tanto, era irónico que alguien asociado con las clases nobles fuera el blanco de tantos chistes, pero por otro lado, el personaje a menudo se considera muy fácil de relacionar debido a su naturaleza simple,y por lo general no tenía (o al menos no con honestidad) un alto estatus o posición, con frecuencia era un jornalero o un empleado a sueldo. Esto ha hecho que el nombre sea asociado con los tipos de hombre bastante corteses y Joe Blow (un nombre para un hombre promedio hipotético.)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s