Bursters!! Capítulo 72


Gif: Nos volvemos a ver de nuevo~~   para celebrar que es navidad y estas fechas es de regalos el autor lancelot vuelve recargado con 3 caps  para que los disfruten

PD: No olviden comentar ya que esta es una novela en construcción y esta sujeta a cambios  🙂

(Pack: 1/3)

Edición y Corrección: Gif

Llegada y Farsa

 

Una vez llegando al avión, el director estaba cerca de la plataforma para que los pasajeros entraran a la aeronave, junto a una persona más.

—… ¿Qué haces aquí? — pregunto Yashiro con una mirada fría.

— Solamente vengo a darte unas ultimas instrucciones, eso es todo.

— ¿Instrucciones? Je, ¿y que te hace pensar que las obedeceré? — dijo Yashiro burlándose de Shuryo.

—…Créete el rey de la montaña mientras puedas chico, el mundo es mas grande de lo que imaginas.

—…

— En fin, esta persona de aquí será su supervisor durante su estadía en la academia Shi Huang. Otagawa Shohei.

El director levanto levemente la mano hacia la persona que lo acompañaba, su apariencia era de la una persona que no superaba los 30 años, cerca de los 175cm, de cabello y ojos castaños con lentes. Vestido con un traje de color azul oscuro.

Parecía ser una persona tranquila dada su mirada serena y la falta de temor hacia Yashiro, considerando que debía conocer la infamia que este chico tenia dentro de la escuela.

Todos los alumnos lo examinaron bastante, puesto que jamás lo habían visto.

— ¿Exactamente quien eres? No recuerdo haberte visto antes… — dijo Momoka.

— No me extraña que no me conozcan, soy nuevo dentro de la academia, me llamo Otagawa Shohei, mucho gusto. Por cierto, estoy al tanto de tu fama, Shirazaki Yashiro.

—… «Este tipo no puede ser trigo limpio, estoy seguro de ello.» — pensó Yashiro.

— No me digas… ¿Lo pensaste tu solito? — dijo Sora mientras se hurgaba el oído.

Todos estaban extrañados al ver al nuevo profesor y sobre todo, que le encargaran cuidar a un grupo como este. Todos, salvo una persona que se la veía bastante inquieta y nerviosa, Enju.

—¿…? Enju, ¿te sientes mal? — pregunto Momoka al verla.

— ¡…!

Enju reacciona de repente ante la pregunta de Momo. Claramente se la ve inquieta, sobre todo al mirar al profesor. Sin embargo, ella opto simplemente por ignorar la preocupación de su amiga y decirle que solo se siente mareada.

—…

Yashiro no tardo en distinguir que ese sujeto también miraba a Enju de forma sospechosa. Vivir siendo observado y tratado como basura le hizo desarrollar un “talento” por así decirlo para ver ese tipo de cosas.

Una vez acabada la introducción del coordinador del grupo, Shuryo paso a darle las indicaciones a Yashiro.

— Bien, ahora, con respecto a ti. Necesito que actúes como cuando fingías ser un “buen chico”.

— ¿…?

Yashiro arqueo una ceja en claro desentendimiento. No tenía idea de qué demonios quería Shuryo con una actuación. No obstante, el muchacho opto por seguir escuchando.

— Me interesa verles la cara de idiotas a los chinos, pero… ¿de qué te serviría a ti? ¿Cuál es el truco? — pregunto Yashiro muy desconfiado.

— No necesitas saber eso. Solo te diré que aun estas registrado como Rango C.

— ¿Clase C?… ¿Entonces para que demonios me seleccionaste?

— Eres el Burster más poderoso dentro de Bastille, pero no eres el más fuerte de Japón mocoso. Es mejor guardar nuestra mejor arma para un ataque sorpresa, ¿no crees?

—…

Mientras Yashiro continuaba hablando con Shuryo, los demás fueron arrastrados hacia el avión por parte de Shohei, quien trataba de que ellos no escucharan demasiado.

— ¡No me toques! — grito Enju mientras le sacaba la mano de un bofetón.

— ¡…!

Todos miraron sorprendidos ante la reacción de Enju, con una clara expresión no de disgusto o molestia, sino literalmente asco. Como si ya conociera a Otagawa y no de buena manera.

— L-Lo siento… no me siento bien, no me toque… — dijo Enju tratando de calmarse.

Incluso Yashiro comenzaba a mirar con rabia al nuevo profesor, esa reacción no era normal. Y sinceramente ya le importaba un comino lo que el director le podría llegar a decir, al punto que solo escuchaba blah blah blah por su parte.

— Bien, me hare el idiota «Otra vez, para variar» pero… ¿para que era? — dijo Yashiro por su falta de atención.

— Solo hazte el idiota y buen chico hasta que debas luchar. De momento, solo no registre tus aumentos para evitar filtraciones. Fuudo es actualmente el Burster más fuerte en los papeles legales. Además… creo que encontraras cosas muy interesantes allá.

—… «Tiene algo entre manos…»

— Dime algo que no sepa, genio… — respondió Sora. — En fin, creo que podemos sacarle provecho a esto…

— «Te escucho…»

— Escucha, el hecho de hacernos pasar por ineptos en lugar de ser como somos realmente nos ayudara a juntar información. Tener contactos en el exterior nos serviría bastante.

— «¿Entiendo, pero no sería mejor simplemente aplastarlos y hacer que obedezcan?»

— No eres muy bueno socializando ¿verdad? No necesitamos gente que busque apuñalarnos por la espalda. Este viejo claramente busca evitar que demos información sobre nosotros. Pero de ser así, ¿Por qué no envía? — dijo Sora.

—«… Bien, le seguiré el juego por el momento.»

— No arruines esto…

Una vez Yashiro acabo la conversación, el simplemente agarro subió al avión, cruzando miradas con el nuevo profesor, quien no quitaba esa sonrisa serena casi antinatural. El equipaje de todos ya se encontraba en el avión, por lo que solo quedaba sentarse y esperar el despegue.

Enju y Momoka se sentaron juntas, al igual que Ryuji y Misora, eso dejaba solo una pareja posible, ya que el profesor se sentaba en otro asiento.

— Llegas a pasar el apoyabrazos y te corto lo dedos…— Dijo Akira.

— Deberías lavarte los dientes más seguido… Tu aliento apesta…— dijo Yashiro.

— ¡¡…!!

Efectivamente, los archienemigos acabaron sentados juntos. El comentario del chico hizo que Akira resoplara su aliento en su mano y comprobar si realmente tenía mal aliento.

— ¡…! ¡¿Por qué demonios reviso si realmente es así?! ¿Desde cuando me importa tu opinión? — reclamo Akira.

— Apestas…— respondió Yashiro apretándose la nariz.

— ¡Grrrr…! ¡Humpf! Como si realmente fuera así…

De la nada, Yashiro saca a saber de dónde, una especie de desodorante en aerosol y lo rocía sobre Akira sin ningún tipo de reparo o contención.

— ¡Cof! ¡Cof! ¡HEY ¿Cuál es la gran idea de rociarme con un aerosol como si fuera un perro!?

— Puaj… el hedor a perra no se quita… — dijo Yashiro aun apretándose la nariz.

Todos en el avión escucharon una estridente bofetada, a lo cual los integrantes el equipo simplemente se rieron por lo bajo, puesto que sabían de donde provino.

— Me debes 2000 yenes Ryuji, Nyshishi~.

— Si, si… Pensé que al menos se soportarían unos 10 minutos…

Luego de dejar su mano marcada en el rostro del chico, el cual a estas alturas ni siquiera sentía un golpe como ese, Akira opto por ir al baño para bajarle los nervios. No soportaría estar tan cerca de esa cosa por las 2 horas que tardaría el vuelo en llegar.

— De todos los malditos lugares tenia que tocarme junto a esa rata… — dijo Akira sentada en el baño.

— Por fin un poco de paz… Dios, el hedor a perra de esa cosa realmente me espanta… — dijo Yashiro recostándose sobre su asiento.

— Nuevo récord, Yashiro.

— Ummm, Oh, Enju. ¿Qué sucede?

— Momoka se quedó dormida… siempre le sucede con los transportes.

Yashiro miro por sobre su asiento y efectivamente pudo ver como Momoka dormía en su asiento. El solo cerro los ojos un poco aliviado y lo dejo estar.

— Entiendo, ¿te sientas? — dijo Yashiro.

— ¿No es el asiento de la rubia? — dijo Enju sonriendo.

— ¿Acaso importa? Solo siéntate.

Enju solo se encogió de brazos y decidió sentarse. A lo cual Yashiro presto especial atención al profesor. Curiosamente, debido a que Enju se sentaba del lado del pasillo del avión y el profesor también, pero del otro lado. Este podía verla casi sin necesidad de disimular. No obstante, desde su nuevo lugar, este no podía verla con facilidad.

—… ¿Te preocupa ese tipo raro? — pregunto Yashiro.

— ¡…! N-No…Q-que idioteces dices eje, je, je…

— Enju, he visto mucha gente podrida en mi corta vida, ¿Qué demonios pasa con ese tipo?

—…Te lo contare… en su momento, ¿sí?… no es agradable… — dijo Enju bastante disgustada.

—…Bien… Por cierto, necesito que ustedes sepan algo. Es sobre lo que hable con el bastardo ese en el aeropuerto antes de subir.

Yashiro estaba dispuesto a que las chicas le siguieran el juego también a modo de hacer mas creíble la actuación. De no ser porque cierto ser indeseable decidió volver de su confinamiento solitario.

— ¡AHEM!… Creo que este no es tu asiento Kasai… — Dijo Akira.

— Ya decía yo que el hedor se fortalecía… — dijo Yashiro.

Ambos, tanto Akira como Yashiro se clavaban cuchillos con las miradas mientras que Enju quedo en medio del fuego cruzado.

A modo de evitar que estas dos bombas destruyeran toda la aeronave en un altercado, la chica le propone cambiar de lugares con ella. Para así evitar tanto la mirada indeseada del profesor y ellos permanecer a menos de 2 metros durante 2 horas.

— ¿Ummmm? ¿Qué cambie de asientos contigo dices? — dijo Akira.

— Prefiero estar junto a ella que una rubia con hedor a perro mojado… — Dijo Yashiro en voz baja. — ¡…! —

De la nada, este siente como Enju le da un puntapié en la pierna, a modo de decir que no complique las cosas. Afortunadamente, Akira parece no haberlo escuchado y esta acepta.

A la final Akira acepto y fue a sentarse donde antes se encontraba Enju. Esto hace que la pelirroja suspire de alivio al ver como la tormenta era evitada.

— Ufff… Oye, ¿no puedes pasar 5 minutos sin hacer cortocircuito con alguien? — pregunto Enju.

— Je, miren quien lo dice…

— Eres el único que me hace enojar tan rápido, créeme.

—Pffff, pues de nada, que puedo decir. — dijo Yashiro sonriendo.

Luego de que la perra se fuera y se acomodara en el lugar de Enju y el aquel sospechoso tipo decidiera dejar de insistir sobre vigilar a la pelirroja. Yashiro decide ir al baño. No sin antes dejarle un mensaje a Enju antes de ir.

— Ve a la parte de atrás en 5 minutos. — dijo Yashiro en voz baja.

La chica no entendió para nada que quería decir eso. Faltaba cerca de media hora para que llegaran a Beijing. Por lo que tras unos minutos la chica decidió hacer lo que Yashiro le había pedido.

— Haaaa… ¿Por qué me habrá llamado aquí? Lo que sea me lo podría haber dicho en el asiento… — dijo Enju algo intrigada.

De la nada, la chica siente como la jalan hacia dentro del baño y antes de siquiera poder reaccionar se da cuenta de que Yashiro le tapa la boca con la mano. Quedando dentro del baño junto con él. Cabe decir que, dado el poco espacio dentro del mismo, ambos se encuentran demasiado cerca uno del otro.

—¡Mhmhmh! — Balbuceaba Enju con la mano de Yashiro en su boca.

— Perdón por la brusquedad, pero necesitaba ser rápido y dudo que hubieras entrado por las buenas.

— ¡Puah! ¿Y qué esperabas? Oh si, entrare al baño junto con un chico~ ¡Y una mierda! — reclamo Enju.

Ante la subida de tono de Enju, Yashiro vuelva a callarla, quedando peligrosamente cerca.

— Baja el volumen, pelirroja idiota… ¿Quieres que todo el avión descubra que estamos ambos en el baño?

— ¡Mhhghgghh! (¡Esa fue tu idea, idiota!)

— Bien, escucha… es sobre lo que dije antes que la perra nos interrumpiera. Cuando lleguemos a China me hare pasar como un inútil rango C. Necesito que Momoka y tu sean mandonas conmigo, para hacerlo más convincente.

— …

— Parece que te has calmado. Quitare mi mano, ¿okey?

Enju cerró los ojos aun denotándose molesta y asintió con la cabeza.

Al momento en que Yashiro quito su mano de la boca de Enju, sin recibir advertencia de algún tipo, recibió un cabezazo directamente en la nariz.

— ¡Gugh!… Bien, creo que me lo merecía… — dijo Yashiro apretándose la nariz.

— No lo creas…TE lo merecías. En fin, de acuerdo, te seguiré el juego. Se lo diré a Momoka cuando busquemos el equipaje. Ahora… ¿ME PUEDES DEJAR SALIR DE AQUÍ?… — dijo Enju con una vena hinchada en su frente.

— Je, ¿tienes prisa por irte? — dijo Yashiro burlándose.

— ¿Quieres otro cabezazo o prefieres un rodillazo ya sabes dónde? — respondió Enju.

— Bien, bien, relájate… — respondió Yashiro riéndose.

Una vez terminaron de discutir el plan, decidieron salir del baño. Pero hubo un problema. No fueron ellos quienes abrieron la puerta. Sino que Momoka había despertado y necesitaba el baño.

— …

— Mo-Momoka…Ca-Calmante, podemos explicarlo… — dijo Enju muy palida.

— No una… sino dos veces, ¿Enju? — dijo Momoka aterradoramente tranquila.

— Haaaa… no tengo tiempo para tu modo de asesina pasional Momo, te dejare sentarte a mi lado y hare lo que me pidas en China. Solo deja pasar esto, ¿Sí? — dijo Yashiro rascándose la cabeza.

— ¿Huh? Como si eso fuera a- — dijo Enju.

— ¡Muy bien! — dijo Momoka accediendo al trato.

—… «¿y Para que rayos me molesto…?»

El viaje siguió sin mayores altercados y milagrosamente nadie noto aquel accidente del baño. Enju tuvo que soportar a la engreída niña rica a modo de evitar una hecatombe en un ambiente cerrado. Mientras que su amiga aprovecho para usar el hombro del chico como almohada por el resto del viaje.

Finalmente, el grupo llego a Beijing. Los Bursters japoneses llegan a tierras chinas.

— ¡UUUUUGHH!!! — resoplo Momoka estirándose.

— Muy bien chicos, llegamos a Beijing, debemos buscar a nuestro chofer que nos llevara a la academia Shi Huang. — dijo el profesor Shohei.

— ¿Este tipo usara Botox, Ryuji? No ha parado de sonreír en todo el viaje, me da escalofríos.

El grupo fue a buscar su equipaje en la línea transportadora, a lo cual, Enju aprovechó para decirle lo necesario a Momoka. No obstante, la oscura sonrisa en la chica peli morada puso un poco nerviosa a Enju.

— Ehhhh… pues creo que le sacare provecho a mi trato con Yashiro.

— ¡…!

Yashiro por primera vez sintió escalofríos y una mirada un tanto peligrosa detrás de él.

— Hiciste un trato con el demonio, compañero. Espero estés preparado. — Dijo Sora disfrutando de la situación.

Finalmente, encontraron a su chófer y fueron en varios vehículos hacia la academia china. Con Momoka siendo especialmente pegajosa con Yashiro. Lo cual llamo un poco la atención de todos menos de Enju, quien sabia el verdadero motivo.

Todos ya están en China, en camino hacia la academia Burster Shi Huang, donde los esperan las mayores promesas del país oriental.

 

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .