Shiki: Volumen 01: Capítulo seis: parte 1


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


Cuando sonó el teléfono en la casa de Kaori, fue un poco después de la cena, justo después del comienzo de un programa de televisión a las nueve en punto. 

Su madre, que había cogido el teléfono, habló con la persona del otro lado y luego llamó a Kaori, que había estado mirando la televisión en la sala de estar con voz severa.

“Kaori, ¿viste a Megumi-chan hoy?”

Kaori asintió con la cabeza. “Cuando paseaba con Love, la vi”

“Ella dice que Megumi-chan no ha vuelto a casa todavía. ¿Escuchaste algo?”

Kaori parpadeó. “En realidad no …”

“En cuanto a eso. Me pregunto si ella podría haber ido a Mizobe.”

Megumi estaba arreglada, pero eso era normal para ella, por lo que no sabía si planeaba salir o no. No, no parecía que se fuera de la aldea.

Kaori asimiló la atmósfera. “Estábamos en Monzen cuando nos vimos, pero …”

Y luego ella subió la colina. Kaori dudó en agregar eso. Kaori era la única en saber que esa colina era el secreto de Megumi. Si bajaras la cuesta a mitad de camino hacia la aldea, saldrías a una casa en Naka-Sotoba cuyo patio trasero era una cadena montañosa. Desde que comenzó el año, Megumi había visitado incesantemente cierta casa en Naka-Sotoba. Con el fin de vigilar en silencio una sola ventana desde el patio trasero. 

Kaori se tragó sus palabras. No había forma de que ella pudiera decirle eso a su madre. —A cualquiera.

“Ya veo” fue todo lo que dijo su madre, volviéndose hacia el teléfono. Su hermano pequeño que estaba mirando televisión se volvió hacia Kaori.

“¿Qué? ¿Ahora Megumi está desaparecida?”

Su hermano pequeño, Akira, era solo un estudiante de primer año de secundaria y, sin embargo, habló no solo de Kaori sino de Megumi sin ningún honorífico.

“No digas estupideces. Estoy segura de que se le hizo tarde”

“¿Incluso a esta hora?” 

Ante las palabras de Akira, volvió la vista hacia el reloj de la sala. 9:17. 

Incluso si iba a mirar la casa de Natsuno Yuuki como siempre, era tarde. Cuando vio a Megumi eran poco más de las cinco, y no podía imaginarse pasando cuatro horas a partir de entonces, sin siquiera cenar, en los arbustos picada por los mosquitos mientras miraba a esa ventana. 

“¿No crees que pasó algo?” 

Las implicaciones en el tono de Akira la hicieron levantar la cabeza, con creciente inquietud. La tragedia en Yamairi, donde se encontraron los cadáveres, fue hace solo unos días. Mientras ella había escuchado que no había nada más que los ancianos en mal estado que murieron —

la voz de Kaori se escuchó. 

“Mamá, … Megumi-chan estaba subiendo la colina que sube debajo de Kanemasa”

Su madre volteó fugazmente su mirada hacia ella, asintió y transmitió lo mismo por teléfono. 


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s