Estrella Tragada: Volumen 6, Capítulo 7


 

-No está permitido retirarse-

 

La sala originalmente ruidosa inmediatamente se calmó. Todos voltearon la cabeza y vieron a un hombre de mediana edad un poco flaco con traje, cuyos ojos eran como un rayo. Actualmente estaba sonriendo un poco mientras miraba a su alrededor. Él gritó: “LUO FENG, EXAMINADOR LUO, ¿DÓNDE ESTÁS? ¿DÓNDE? ¡SIEMPRE HE QUERIDO RECIBIR AL EXAMINADOR LUO Y VER QUÉ TIPO DE JOVEN HÉROE LEGENDARIO ES! ”

“Papá.” Lei Yu Feng caminó al lado de su padre.

Este hombre–– 

¡Es el examinador del Dōjō del Trueno de la ciudad Jiang-Nan––  Lei Meng! Para poder asumir el puesto de examinador de una gran Ciudad Sede, Lei Meng también es un famoso Dios de la Guerra nivel avanzado. En términos de poder, es incluso un poco más fuerte que Vulture Li Yao. Por supuesto, es un poco más débil que Catalán Demonio Fantasma.

El nivel de condición física de Catalán Demonio Fantasma ha alcanzado la cima del nivel Dios de la Guerra, y tiene fuerza espiritual.

Y Lei Meng simplemente tiene su nivel de condición física en la cima.

“Lei Meng está aquí, ahora las cosas van a ser interesantes.”

“Quién sabe cómo se desarrollarán las cosas.”

Varias personas famosas de todas partes estaban interesadas mientras se preparaban para ver el espectáculo. ¡Algunas veces mirarían a Lei Meng, y otras mirarían a Luo Feng!

En todo el mundo, ¿quién no sabe que el Dōjō del Trueno y el Dōjō de Límites siempre están compitiendo entre sí? ¡Otras personas tienen demasiado miedo de meterse con el Dōjō de Límites, pero el Dōjō del Trueno no ! Y ‘Hong’ y ‘Dios del Trueno’ permanecen en silencio cuando ven a su gente competir entre sí.

…..

Luo Feng se encontraba actualmente frente al Representante del sector de fuerzas especiales más poderoso de China. Después de escuchar las palabras del examinador Lei Meng, Luo Feng ni siquiera miró. En cambio, sonrió al Representante del sector de las fuerzas especiales de los militares y extendió su mano: “Hola, soy Luo Feng. Hace mucho que escuché sobre el gran nombre del Representante Jia y siempre lo he admirado. Me alegra poder conocer al estudiante del Representante Jia.”

“Jiang Long, también me alegra conocer a una persona talentosa como el examinador Luo.” Los sentimientos de Jiang Long hacia Luo Feng, WHOOOOSH, ¡se dispararon enormemente!

¡Hay que saber que la persona que estaba más frustrada con la repentina entrada de Lei Meng fue Jiang Long!

Porque Luo Feng estaba a punto de hablar con él. Con la repentina aparición de Lei Meng, si Luo Feng volteaba la cabeza e iba a hablar con Lei Meng mientras trataba a Jiang Long como aire… ¿no sería bastante embarazoso? Y ahora, el curso de acción de Luo Feng es: tratar a Lei Meng como aire y fingir que ni siquiera lo vio. Después de eso, siguió sonriendo y conversando con Jiang Long.

¡Por supuesto que Jiang Long se sentiría genial! Sin embargo, al otro lado del pasillo, Lei Meng no se sentía bien.

“Examinador, el líder del escuadrón Jiang es uno de los estudiantes más poderosos del Representante Jia.” El Director Zhou Zheng Yong se despertó y también sonrió cuando presentó: “Ahora mismo, es un Dios de Guerra nivel avanzado y es una de las personas más poderosas en ‘Hua Shan’.”

“En comparación con el examinador Luo, todavía hay una diferencia.” Sonrió Jiang Long.

“En términos de experiencia, el líder del escuadrón Jiang tiene mucho más que yo.” Luo Feng también sonrió.

Si Luo Feng es respetuoso con Jiang Long, Jiang Long también será respetuoso con Luo Feng.

“Disculpe.” Dijo Luo Feng.

“Por favor, adelante, examinador Luo.” Sonrió Jiang Long. “Hablaremos más tarde.”

Solo después de conversar con el líder del escuadrón Jiang del sector de fuerzas especiales más poderoso de China, ‘Hua Shan’, Luo Feng trajo a Xu Xin con él mientras sonreía y se dirigía hacia el examinador Lei, Lei Meng.

“Examinador Luo, mi padre corrió hasta aquí solo para felicitarte y felizmente quería conversar con el examinador Luo. Sin embargo, el examinador Luo fingió que ni siquiera vio a mi padre.” Lei Yu Feng, de pelo largo, frunció el ceño y dijo con insatisfacción: “Esto es en serio…”

“Yu Feng.”

Lei Meng agitó la mano para evitar que su hijo continuara.

Luo Feng se rió en su corazón al ver esta escena. Si este Lei Meng quisiera evitar que su hijo hablara, lo habría detenido hace un tiempo… cuando recibió la carta que hablaba sobre las responsabilidades de un examinador del Cuartel General Mundial, se mencionaba: Proteger el honor del Dōjō de Límites. ¡Especialmente cuando compites con el Dōjō del Trueno, tienes que derrotarlos!

¡Competir con el Dōjō del Trueno ya se ha convertido en una especie de tradición! Desde que Luo Feng asumió el cargo, por supuesto tiene que mostrar algo de fuerza mental.

“Lo siento mucho. Estaba hablando con el Sr. Jiang Long justo ahora. La entrada del Sr. Lei Meng fue un poco repentina, así que no pude sacudir al Sr. Jiang Long a un lado. Examinador Lei, ¿estoy en lo cierto?” Sonrió Luo Feng.

Lei Meng frunció el ceño y no dijo nada.

“Estoy realmente feliz de que el Sr. Lei Meng haya podido venir.” Habían sonrisas en la cara de Luo Feng. “Hablaremos más más tarde.” Mientras decía eso, Luo Feng miró al Director Zhou Zheng Yong.

Zhou Zheng Yong asintió y se dirigió hacia la plataforma frente al pasillo.

… ..

En la plataforma.

Zhou Zheng Yong estaba en la cima y miró hacia las figuras importantes mientras sonreía: “¡En este día, primero de septiembre, el Dōjō de Límites de nuestra Ciudad Sede de Jiang-Nan le da la bienvenida a un nuevo examinador! ¿Quién es él?”

“Derrotó a Catalán Demonio Fantasma, Gran Oso Keita, Sombra de Sangre Ethan y Vulture Li Yao, los cuatro Dioses de la Guerra de nivel avanzado, completamente solo.” Estas frases hicieron que la cara de Lei Meng, el examinador Lei, cambiara para peor, porque aunque Lei Meng es poderoso, todavía no está al nivel de Catalán Demonio Fantasma.

Y Luo Feng luchó contra los cuatro. Si Luo Feng realmente luchó contra Lei Meng uno a uno, ¡Lei Meng ciertamente perderá!

“Tres de los cuatro tenían ‘conjuntos de Dios Negro’. Pero aun así, cuando lo encontraron, perdieron. Además, incluso recibió el título más alto de nuestro Dōjō de Límites, ‘Dios de la Guerra invencible’. Y también es extremadamente joven.”

“¡Incluso si no lo nombro, todos sabemos quién es!”

“Demos la bienvenida——

“Al nuevo examinador del Dōjō de Límites de la ciudad de Jiang-Nan–”

“Dios de la Guerra invencible–”

“¡¡¡LUO FENG!!!”

La gran voz del Director Zhou Zheng Yong resonó por todo el pasillo. Los invitados de abajo también sonrieron mientras aplaudían. Al mismo tiempo, la música sonó adecuadamente. Mientras se escuchaba la música, Luo Feng le dijo a Xu Xin que iba y luego sonrió mientras caminaba solo hacia la plataforma.

Zhou Zheng Yong bajó y Luo Feng subió.

En la plataforma.

Luo Feng miró hacia los invitados. Al mirar más allá de Lei Meng, el examinador Lei, su expresión no cambió en absoluto; él permaneció sonriendo.

“Todo el mundo.”

Luo Feng miró hacia todos. “¡La Ciudad Sede de Jiang-Nan, aquí, es mi hogar! ¡Poder convertirme en el examinador del Dōjō de Límites de la ciudad de Jiang-Nan después de crecer me hace sentir extremadamente honrado! No diré demasiado, pero, como examinador, ¡definitivamente cumpliré bien mis deberes y responsabilidades! ¡No rebajaré el prestigio de nuestro Dōjō de Límites!”

Estas palabras causaron una ronda de aplausos. La gente del Dōjō de Límites aplaudió especialmente fuerte.

Pero Lei Meng y los demás observaron en silencio.

“China es mi país natal. Si mi país natal está en problemas, no solo miraré. Y la guerra entre los monstruos y la humanidad no me permitirá retirarme. Anteriormente, acepté la invitación del general Li Da Wei.” Luo Feng miró hacia el comandante Li Da Wei a continuación, y el comandante Li Da Wei sonrió y asintió.

“Muy bien, eso será todo. Lo más importante esta noche es que todos sean felices. Director Zhou, prepare el banquete.” Sonrió Luo Feng.

…..

Los diversos invitados cenaron juntos. Bueno, ¡fingiendo comer y principalmente charlando! Dado que las personas que asistieron a este banquete son figuras importantes, rara vez tienen la oportunidad de reunirse. Por ejemplo, ¿quién puede encontrarse con los miembros importantes de las fuerzas especiales del país cuando lo deseen?

Después del banquete, los diversos invitados comieron frutas mientras charlaban en grupos.

La música suave reverberó por el pasillo y el ambiente era bastante cómodo.

Luo Feng también estaba conversando con el líder del escuadrón Jiang y Liu De Kai. Justo cuando todos estaban charlando en el pasillo.

“¡QUÉ!” Una fuerte exclamación resonó en el pasillo, lo que hizo que todos dejaran de discutir y miraran. El que gritó fue en realidad el comandante del sector sureste, general de las fuerzas terrestres… Li Da Wei. Li Da Wei estaba recibiendo una llamada actualmente.

“¡VOLVERÉ INMEDIATAMENTE!”

La expresión de Li Da Wei fue seria cuando colgó.

“Comandante Li, ¿qué pasa?” Se acercó el alcalde de la Ciudad Sede, Ye Zhong.

“Gran problema. Las hordas de monstruos del mar ya han entrado en conflicto con las líneas del frente del sector sureste.” La expresión de Li Da Wei era seria. Después de decir esto, todo el salón entró en alboroto.

¿Los monstruos marinos han formado hordas y están invadiendo?

“¿Qué grado?” Preguntó el alcalde Ye.

“Marea de Monstruo Grado Uno.” Dijo Li Da Wei.

Todos en el pasillo estaban atónitos. Incluso Luo Feng estaba aturdido. ¡Hay que tener en cuenta que el ‘Dios de la guerra Lu Gang’ perdió la vida por una marea de ratas de grado tres! Esa marea ya tenía un número infinito de monstruos de tipo rata. Por encima de la marea de monstruos de grado tres está la marea de monstruos de grado dos, la marea de monstruos de grado uno… ¡y, por supuesto, la legendaria marea de monstruos de grado desastre!

Sin embargo, una marea de grado desastre rara vez ha ocurrido en la tierra. ¡La etiqueta para un grado de desastre es… cuando se incluye un monstruo de nivel Emperador! ¡Lo que lleva a resultados desastrosos!

Una marea de monstruos de primer grado ya representa una ola interminable de monstruos.

“Ahora que hay una marea de monstruos de grado uno, necesito regresar de inmediato. ¡Espero que los Dioses de la Guerra aquí puedan ayudar cuando más lo necesitamos!” Li Da Wei miró hacia los invitados, ya que había bastantes Dioses de la Guerra aquí.

“¿Cómo podemos retirarnos en un momento como esté.” Dijo en voz alta el examinador del Dōjō del Trueno ‘Lei Meng’. Al mismo tiempo, miró a propósito a Luo Feng.

“Comandante Li, no hay tiempo que perder. Vámonos de inmediato.” Luo Feng se dirigió directamente hacia el comandante Li.

Para casos como este, ¡especialmente en tiempos como estos!

Lei Meng y Luo Feng están compitiendo, entonces, ¿cómo pueden retirarse los dos examinadores de una marea de monstruos de primer grado? ¿Retirar no dañaría el honor de su Dōjō? Como han asumido el puesto de examinador, naturalmente tienen que asumir las responsabilidades que conlleva el puesto. Tienen que traer honor a sus respectivos Dōjōs.

“Luo Feng, ten cuidado.” Dijo Xu Xin mientras se acercaba.

“No te preocupes.” Luo Feng sonrió mientras apretaba la nariz de Xu Xin.

Después de esto–– 

Luo Feng se subió a su jet automático. Lei Meng también se subió a su avión de combate en forma de disco. Otros Dioses de la Guerra que querían ayudar también se subieron a sus aviones de combate. Todos salieron disparados y se dirigieron rápidamente hacia el sureste.

…..

En el avión de combate Li Da Wei estaba encendido.

El comandante Li Da Wei y los jóvenes de antes estaban sentados en una silla.

“Comandante, algunas personas podrían haber adivinado este movimiento.” Se rió el joven a su lado.

La expresión de Li Da Wei era seria: “¿Y qué si lo saben? Los monstruos marinos se han estado reuniendo. La cantidad de monstruos marinos en la región del río Huangpu está empezando a asustarnos. Si no luchamos hoy, ¡las hordas de monstruos probablemente atacarán después de uno o dos meses! No podemos esperar siempre a que las hordas de monstruos inicien el ataque, ¿verdad? ¡También podríamos comenzar la batalla antes!”

“Podemos atacar antes de que los monstruos marinos hagan suficientes preparativos.”

“Y usando este banquete, podemos conseguir que algunos Dioses de la Guerra nos ayuden.” Sonrió Li Da Wei. “Especialmente Luo Feng y Lei Meng. Uno de ellos es un Dios de la Guerra invencible, mientras que uno de ellos tiene un conjunto de Dios Negro. Si los dos cooperan con nuestro ejército, ¡no serán menos efectivos que un enorme ejército de 200,000 personas!”

El joven asintió.

“Dime, ¿quién podrá matar a más Líderes de Horda más tarde: ¿Luo Feng o Lei Meng?” Sonrió Li Da Wei.

NTI: Olvidé mencionar el último capítulo que el apellido de Lei Meng y Lei Yu Feng es el carácter chino para “Trueno” (el mismo que se usa para Dōjō del Trueno)

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n**


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s